En este 9 de julio, aniversario de nuestra Independencia, nos complace reproducir este artículo de Matías Gordillo que nos hace pensar en exponenciales prohombres de la patria, rezando por su bien, por sus raíces católicas, pidiendo por la fidelidad al llamado que Dios le dio, ante la Medianera de todas las gracias,  la victoriosa Virgen Generala de la Merced,   frente a la histórica Casa de Tucumán, donde entramos a la  etapa independiente conservando las raíces católicas e hispánicas heredadas de nuestros mayores, en este fenómeno de la gracia que es el Rosario de Varones, o Rosario de Hombres,  que viene moviendo los corazones viriles desde la Cristiandad occidental europea al continente americano de Norte a Sur, y a nuestra Argentina, tan necesitada de oraciones, para que sea fiel a la vocación de heroismo y sacrificio por la Santa Fe católica apostólica romana.

El 1° de este mes hubo no menos de 15 rosarios de varones   en distintas ciudades de nuestro país. Muchos de ellos repetían en sus comunicados la divisa de San Pío X: “Dadme un ejército de  hombres que recen el rosario y conquistaré la tierra”.

SOCIEDAD

Por Matías Gordillo

www.Portaldeprensa.com

Se realizó el segundo Rosario de Hombres en la vía publica y frente a la casa histórica

Momento de la oración

A las 17 hs del Sábado, un grupo de hombres iniciaba el segundo Rosario en la vía pública, ante la sorpresiva mirada de los transeúntes, a quienes el Rosario inspiraba, en unos, las ganas de sumarse dejando sus urgencias, y en otros, murmuraciones, con un dejo de ironía.

También el seleccionado de Hockey Argentino se topó con el ejército de hombres rezando, y muy respetuosos, sacaron fotos del momento y usaron de paisaje, para una selfie, la viril formación de hombres rezando ante la Virgen de la Merced, que no sabemos hasta dónde llegará.
En ésta segunda edición, cercana al día de la independencia, se rezó de rodillas, frente a la casa histórica, en el mismo lugar en donde un grupo de patriotas rezaba, hace más de 200 años.
Hay realidades que se repiten, tanto en aquel 9 de Julio de 1816 donde un país surgía en medio de batallas, y ayer, en un humilde Rosario: Dios, la Virgen, y hombres decididos dispuestos a luchar por la Patria y la familia, en medio de tantas batallas
 Probablemente algunos digan que ésto aún sea algo pequeño, aunque cada vez se suman más, siendo más de trescientos, en un movimiento que se replica en el mundo. Tal vez también algunos habrán juzgado lo sucedido en la casa histórica de hace 200 años, como algo pequeño o sin trascendencia. 
Pero si los varones del Rosario, los caballeros de la inmaculada perseveran, y aún más, se siguen sumando, podríamos estar frente al inicio de un hecho auténtico, donde éstos nuevos “Decididos de Tucumán” podrían volver a hacer historia, si Dios así lo quiere. Aunque propiamente, sabemos que ya la están haciendo, con esperanza y alegría. Una historia natural, y una Historia Sobrenatural.
Después, como en otras ocasiones, la Virgen de la Merced, hará el resto.
¿Acaso Jesús no nació en Belén?

 

Podría ser que éstos nuevos “Decididos de Tucumán” vuelvan a hacer historia.

N. de la R.: agradecemos a nuestro amigo, uno de los “Decididos de Tucumán”, la gentileza de enviarnos la nota que reproducimos aquí

Share

{ 0 comments }

El padre Martín sonríe ante el pecado de  homosexualidad y el Papa Francisco le agradece

Fr. James Martin photo attribution:  Kerry Weber.  Licensed under the Creative Commons Attribution-Share Alike 4.0 International license (CC BY-SA 4.0). Minor adjustments of lighting and sharpness were made.

El Padre James Martin, SJ, con el rostro alegre, una sonrisa en los labios, voz suave y melosa, es quizás el principal “teólogo” y propagandista del movimiento homosexual.

Al referirse a las “personas LGBT” y a la “comunidad LGBT” en sus escritos y presentaciones, no aclara si habla de personas afligidas por la atracción hacia el mismo sexo pero que resisten la tentación con la ayuda de la gracia, o de aquellas que habitualmente caen en la tentación del pecado contra la naturaleza.1

Un premio del Ministerio Pro-homosexual New Ways

Sin embargo, el contexto de sus palabras y actitudes y la forma en que los activistas homosexuales les dan la bienvenida refuerzan fuertemente la idea de que él se refiere a los que caen en el pecado del homosexualismo. El título de su libro sobre el movimiento homosexual es sugestivo: Construyendo un Puente: Cómo la Iglesia Católica y la Comunidad LGBT pueden entrar en una relación de Respeto, Compasión y Sensibilidad .

El acrónimo LGBT se aplica al movimiento homosexual, un grupo de activistas que no sólo practican el vicio contra la naturaleza, sino que buscan imponer en la sociedad la aceptación de sus prácticas y formas de vida antinaturales como normales e incluso virtuosas.

En su libro, el padre Martin propone eliminar del Catecismo de la Iglesia Católica la calificación de la atracción hacia personas del mismo sexo como “objetivamente desordenada” .2

El pensamiento subyacente es que si la atracción por personas del mismo sexo no es desordenada sino normal y conforme a la naturaleza,  las relaciones sexuales entre dos personas del mismo sexo también deben ser normales y naturales. Por lo tanto, uno debe ver el homosexualismo como algo normal y bueno.

El libro del padre Martin es un desarrollo de una conferencia que dio agradeciendo al ministerio pro-homosexual New Ways por otorgarle su “Premio a la construcción de puentes”.3 Es importante recordar que los obispos católicos han condenado el Ministerio New Ways por sus errores doctrinarios.4

 “¿Qué es lo hay de terrible” en besar a tu pareja homosexual en misa?

Que el Padre Martin tiene en mente principalmente a aquellos que se entregan a las relaciones homosexuales cuando habla de “personas LGBT” y “comunidad LGBT” también lo sugieren sus respuestas a un periodista homosexual.

El 29 de agosto de 2017, el periodista Brandon Ambrosino, graduado en Teología en la Universidad de Villanova, entrevistó al p. James Martin en la misma universidad. Durante su conversación, le dijo al padre Martin que era homosexual, iba a misa con su pareja y lamentaba no poder besarlo y abrazarlo en el “signo de la paz”, como lo hacen las parejas heterosexuales.

El padre Martin respondió: “Espero que dentro de diez años puedas besar a tu pareja o pronto ser tu esposo. ¿Por que no? ¿Qué tiene de terrible?”5

“Lo terrible” es que un sacerdote muestre su apoyo a una expresión pública de la homosexualidad en la Iglesia, durante la misa y, para colmo, respalde el “matrimonio” entre personas del mismo sexo.

“Lo terrible” es el pecado, una ofensa contra Dios, una rebelión contra Su Ley, la pérdida de la gracia santificante y el peligro de la condenación eterna.

La “Teología” del Padre Martin y la Hermana Gramick

El padre Martin defiende tales absurdos morales basado ​​en una “teología” extraída de la herejía modernista .

Para los modernistas , “la fe, que es la base y el fundamento de toda religión, consiste en un sentimiento que se origina en una necesidad de lo divino”.6  Por lo tanto, la religión y la fe no se basan en la Revelación divina. Todo depende de la persona. Depende de las personas decidir en qué creer y cómo actuar. El Magisterio no debería decirles esto. En consecuencia, el dogma y las normas morales sólo se vuelven normativos cuando son aceptados por el pueblo.

El padre Martin dio esta explicación en la misma entrevista en la Universidad de Villanova. Por ejemplo, dijo que “las personas LGBT” aceptan el dogma de la Asunción. Sin embargo, la “comunidad LGBT” no acepta el mandato de la Iglesia de que los homosexuales practiquen la castidad y, por tanto, la norma no es vinculante. “Para que una enseñanza sea realmente autorizada, se espera que sea recibida por el pueblo de Dios, por los fieles”, afirma el padre Martin. Continúa diciendo: “Por lo que puedo decir en la comunidad LGBT, la enseñanza de que las personas LGBT deben ser célibes toda su vida, no sólo, ya sabes,antes del matrimonio como lo es para la mayoría de las personas, sino toda su vida no ha sido recibido . . . . La enseñanza, por lo tanto, no ha sido recibida por la comunidad a la que en gran parte estaba dirigida”.7

El padre Martin está diciendo que los homosexuales no necesitan mantener la castidad porque no la han “recibido”, es decir, “no aceptan” este precepto de la Ley de Dios tal como lo enseña el Magisterio de la Iglesia.8

Esa es también la “teología” de la Hna. Jeannine Gramick. Al igual que el padre Martín, está vinculada al movimiento homosexual y es co-fundadora del ministerio herético New Ways. Ella afirma: “La fe debe venir de la gente, y si hay gente dentro de la comunidad católica. . . y teólogos que creen que la ética sexual tradicional necesita cambiar, debemos alzar la voz y decirlo. Necesitamos que otras personas se unan para entender eso. . . . Tenemos que cambiar las actitudes de la gente”.9

Sin embargo, según las Escrituras y la Tradición de la Iglesia, el dogma y la moral no pueden modificarse ni adaptarse a los sentimientos, pasiones e intereses de las personas.

Dios es amor. ¿Eso significa que uno puede pecar?

Como muchos de sus homólogos, el Padre Martin sugiere que, siendo Dios Amor (1 Juan 4:8), Él ama al pecador sin importar si viola los mandamientos de Su Ley Eterna. Pero este argumento conduce a la afirmación absurda y contradictoria de que el amor del Creador puede ir en contra de Su Sabiduría porque, como enseña Santo Tomás , “la ley eterna no es otra cosa que la expresión de la Sabiduría Divina, como directora de todas las acciones y movimientos”.10

Por el contrario, aunque Dios ama al hombre como criatura suya, odia el pecado, ofensa hecha a Su  infinita majestad. El Doctor Angélico cita al Salmista, “Tú aborreces a todos los que hacen la iniquidad” (5:7), y explica que Dios ama el bien existente en Sus criaturas racionales, pero cuando pecan, “bajo este aspecto, son aborrecidos por Él .”11

El modo de vivir de cada uno determina su destino eterno, pues, como dice el mismo Doctor, “según la justicia divina, el premio eterno se debe al mérito temporal: ‘todo el que vea al Hijo y crea en él, tenga vida eterna, y yo lo resucitaré en el último día’ (Juan 6:40). Luego, según la justicia divina, a la culpa temporal corresponde un castigo eterno. ”12

Sin embargo, Santo Tomás afirma que “aún en la condenación del réprobo se ve misericordia, la cual, aunque no remite totalmente, algo alivia, castigando menos de lo que merece”.13

Adoptando una posición basada en principios, no personal

Como católicos practicantes, estamos llenos de compasión y rezamos por aquellos que luchan contra la tentación violenta de pecar, ya sea hacia el pecado homosexual o de otro tipo.

Somos conscientes de la enorme diferencia entre esos individuos que luchan con sus debilidades y se esfuerzan por superarlas y otros que transforman su pecado en motivo de orgullo, y tratan de imponer su estilo de vida a la sociedad en su conjunto, en flagrante oposición a la tradición cristiana. la moral y la ley natural. Sin embargo, rezamos también por ellos .

Según la expresión atribuida a San Agustín, “aborrecemos el pecado pero amamos al pecador”. Y amar al pecador, como explica el mismo Doctor de la Iglesia, es desearle lo mejor que podamos desear para nosotros, a saber, “que ame a Dios con un amor perfecto”. (San Agustín, De la Moral de la Iglesia Católica , No. 49, www.newadvent.org/fathers/1401.htm )

“Los católicos LGBT aportan dones únicos a la Iglesia”

El padre Martín no practica la verdadera caridad hacia los pecadores , que consiste en alertarlos de su maldad y tratar de que vuelvan al camino de la virtud. En cambio, considera que, en su estado de rebelión contra la Ley de Dios, las “personas LGBT” son un regalo para la Iglesia.

En su libro, Construyendo un puente , escribe: “Los católicos LGBT traen dones únicos a la iglesia, tanto como individuos cuanto como comunidad. Estos dones edifican a la iglesia de manera especial, como escribió San Pablo cuando comparó al Pueblo de Dios con un cuerpo humano (1 Cor. 12:12-27)”.14

Supuestamente, los promotores del pecado enriquecerían a la Iglesia. Esa es una afirmación absurda. La verdad es que sólo aquellos en estado de gracia son miembros vivos del Cuerpo Místico de Cristo . Quien está en pecado mortal es un miembro muerto (ver Juan 15:6), y aquellos que se adhieren a las herejías se excluyen de la Iglesia por su propia voluntad (Tito 3:10-11).

La compasión genuina proviene de la caridad

La verdadera compasión surge de la caridad . Ahora bien, el objeto de esa virtud es Dios, cuyo amor se extiende a las criaturas. Por eso la virtud de la compasión busca llevar a Dios al que sufre y hacerlo partícipe del amor infinito de Dios.

San Agustín tiene esta hermosa frase: “ ‘Amarás a tu prójimo como a ti mismo.’ Ahora, te amas adecuadamente cuando amas a Dios más que a ti mismo. Entonces, lo que buscas en ti mismo, debes buscarlo en tu prójimo, a saber, que pueda amar a Dios con un afecto perfecto”.15

Por lo tanto, debemos compadecernos de los sufrimientos de los demás; debemos amar a nuestro prójimo, pero siempre por amor a Dios.

 La película sobre el padre Martin

Abandonando la sabiduría de Dios, el padre Martin ha abrazado la “sabiduría de este mundo”, que “para Dios es locura” (1 Cor. 3:19). “Porque todo lo que hay en el mundo es la concupiscencia de la carne, y la concupiscencia de los ojos, y la soberbia de la vida, la cual no es del Padre, sino del mundo.” (1 Juan 1:16).

Por eso el padre Martin goza del apoyo del mundo y de los que lo aman (cf. Juan 15,19). Acaba de ser objeto de un documental sobre su apoyo al movimiento homosexual. Al igual que su libro, la película se titula Construyendo un puente .16

El productor ejecutivo de la película de propaganda es Martin Scorsese, conocido por sus películas anticatólicas. En 1988, dirigió la película blasfema La última tentación de Cristo , adaptación de la novela anticristiana del mismo nombre de Nikos Kazantzakis.

“La película describe la vida de Jesucristo y su lucha con varias formas de tentación, incluyendo el miedo, la duda, la depresión, el desgano y la lujuria. El libro y la película muestran a Cristo siendo tentado al imaginarse a sí mismo involucrado en actividades sexuales, lo que ha causado indignación entre algunos cristianos”.17

La TFP promovió protestas contra esta abominación cuando fue lanzada por primera vez.

En 2016, con la ayuda del padre Martin, Scorsese también produjo la película Silence , en la que supuestamente un jesuita apostata de la fe.18

El padre Martín sonríe al pecado

En todo momento, el documental muestra al padre Martin sonriendo. Los espectadores lo ven relajado y sonriente incluso frente al trágico estado del pecado. La película incluso podría titularse “Fr. la sonrisa de Martin”.

Por ejemplo, al participar en su ceremonia de premio por parte del movimiento homosexual New Ways Ministry, relató su visita a una familia con tres hijos adolescentes sin mencionar ninguna reserva moral. Un adolescente era homosexual, otro transgénero y el tercero bisexual. Señala que su madre le dijo que amaba a los tres. La película presenta el encuentro del padre Martin con la familia (0:41:00–0:46:00). En otra escena, el jesuita visita a otra familia en la que el niño se declara homosexual (1:07.22–1:11:51).

No tiene una sola palabra sobre la necesidad de alejarse del pecado, volver a Dios y luchar por la propia salvación y santificación con la ayuda de la gracia. Sólo esa sonrisa amistosa y que desarma.

 “Un corazón contrito y humillado, oh Dios, no despreciarás”

No hay pecado que Dios no perdone cuando hay un arrepentimiento serio. El salmista dice: “A un corazón contrito y humillado, oh Dios, no lo despreciarás” (Sal. 50:19).

Ayudado por la gracia de Nuestro Señor Jesucristo , se puede decir con San Pablo: “Todo lo puedo en Aquel que me conforta”. (Filipenses 4:13).

Hacer un apostolado genuino significa mostrarle a alguien el mal del pecado y cómo lo desvía de su verdadero propósito: amar a Dios sobre todas las cosas. Es llevar al pecador a un cambio de corazón, hacer una ferviente confesión sacramental y ayudarlo a perseverar en la virtud.

Eso no es lo que se ve en la película o en los escritos y acciones del Padre Martin.

 El Padre Martin y el Papa Francisco

La película informa que “tres meses después de la Misa del Orgullo [en la que participó], el p. Martin tuvo una audiencia privada con el Papa Francisco” y se sintió alentado por ella (1:32:03).

La película también informa: “En junio de 2021, el Papa Francisco le escribió una carta en la que decía ‘Rezo para que continúes de esta manera siendo cercano, compasivo y con mucha ternura’ (1:34:03).

El 5 de mayo de 2022, el Padre Martin le escribió al Papa Francisco informándole sobre su nuevo sitio web Outreach: An LGBTQ Catholic Resource, y le hizo tres preguntas breves. El Papa Francisco respondió con una carta escrita a mano apenas tres días después, el 8 de mayo. Aquí están las preguntas del Padre Martín y las respuestas del Papa Francisco:

“Outreach: ¿Qué diría que es lo más importante que las personas LGBT deben saber acerca de Dios?

“Papa Francisco: Dios es Padre y no niega a ninguno de sus hijos. Y ‘el estilo’ de Dios es ‘cercanía, misericordia y ternura’. Por este camino encontrarás a Dios.

“Outreach: ¿Qué le gustaría que las personas LGBT supieran sobre la iglesia?

“Papa Francisco: Me gustaría que leyeran el libro de los Hechos de los Apóstoles. Allí encontrarán la imagen de la Iglesia viva.

“Outreach: ¿Qué le dice a un católico LGBT que ha experimentado el rechazo de la iglesia?

“Papa Francisco : Me gustaría que lo reconocieran no como ‘el rechazo de la iglesia’, sino como ‘gente en la Iglesia’. La Iglesia es madre y convoca a todos sus hijos. Tomemos por ejemplo la parábola de los invitados a la fiesta: ‘los justos, los pecadores, los ricos y los pobres, etc.’ [Mateo 22:1-15; Lucas 14:15-24]. Una iglesia ‘selectiva’, de ‘pura sangre’, no es la Santa Madre Iglesia, sino una secta”.

El Papa Francisco termina con cariño:

“Gracias por todo lo que haces. Rezo por ti, hazlo por mí.

Que Jesús te bendiga y que la Santísima Virgen te guarde.

Fraternalmente,

Francisco”19

No se dijo una sola palabra de abandono y arrepentimiento del pecado. . .

 La Santa Iglesia de Dios es Pura

No debemos desanimarnos en medio de la terrible tormenta que azota a la Iglesia y la traición de muchos que deberían ser modelos de virtud. Nuestro Señor Jesucristo está con Ella hasta el fin de los tiempos (ver Mt 28,20).

Tengamos presentes las hermosas palabras de san Pablo : “Cristo amó también a la Iglesia, y se entregó a Sí mismo por Ella, para santificarla, purificándola con el grifo del agua de la palabra de vida, para presentarla a Sí mismo como una iglesia gloriosa, sin mancha ni arruga, ni cosa semejante; sino que sea santa y sin mancha” (Efesios 5:24–27).

NOTAS 

1.Véase James Martin, SJ, Construyendo un puente: Cómo la Iglesia Católica y la comunidad LGBT pueden entrar en una relación de respeto, compasión y sensibilidad (San Francisco: Harper One, 2017), 19, 45.

  1. Martin, Building a Bridge , 46. Ver Catecismo , no. 2358, https://www.vatican.va/archive/ENG0015/__P85.HTM .
  2. Martín, 5.

4.Catholic World News , “Los obispos estadounidenses reafirman: New Ways Ministry no es una organización católica”, CatholicCulture.org, 17 de marzo de 2011, http://www.catholicculture.org/news/headlines/index.cfm?storyid=9636 .

5.“Construyendo puentes con James Martin”, Teología en diálogo (Universidad de Villanova), 15 de septiembre de 2017, https://podcasts.apple.com/us/podcast/building-bridges-with-james-martin/id1213903092?i= 1000424581452 (17:56–18:03 ). Ver Joseph Sciambra, “El nuevo video promocional de James Martin presenta a disidentes católicos homosexuales y una pareja casada del mismo sexo tomados de la mano en la misa”, JosephSciambra . com , 6 de marzo de 2018, https://josephsciambra.com/new-james-martin-promo-video-features-gay-catholic-dissidents-and-same-sex-married- couple-holding-hands-at- masa/ .

6.San Pío X, Encic . Pascendi Dominici Gregis nro. 7 , https://www.vatican.va/content/pius-x/en/encyclicals/documents/hf_p-x_enc_19070908_pasndi-dominici-gregis.html

7.“James Martin: Las enseñanzas de la Iglesia sobre la homosexualidad no son ‘recibidas’, no son ‘autorizadas’” (“Brandon Ambrosino entrevista a James Martin, SJ, Universidad de Villanova, 29 de agosto de 2017”), Joseph Sciambra, YouTube . com , 20 de septiembre de 2017, https://www.youtube.com/watch?v=cuMNEBRncKg , 0:04–0:56.

  1. El canonista Dr. Edward Peters comenta lo siguiente sobre la declaración del padre Martin: “Martin podría estar confundiendo el ‘celibato’ (la elección de no casarse) con la ‘continencia’ (la elección de abstenerse de tener relaciones sexuales) y, asumiendo que acepta las enseñanzas establecidas de la Iglesia que las relaciones sexuales son solo para parejas casadas, Martin podría estar tratando de decir que la enseñanza de la Iglesia sobre la ‘continencia’ a la que están llamadas todas las personas no casadas no ha sido ‘recibida’ por lo menos por algunos de los grupos que Martin tiene en mente y que no se sientan obligados a observarla.” Edward N. Peters, “Eso no está bien,

eso ni siquiera está mal”, A la luz de la ley , 21 de septiembre de 2017, https://canonlawblog.wordpress.com/2017/09/21/thats-not-right-thats-not-even-wrong/ .

  1. Somos Iglesia Irlanda, “Ursula Halligan en conversación con la hermana Jeannine Gramick”, YouTube . com , 26 de abril de 2022, https://www.youtube.com/watch?v=lRVtQX7a6SM , 39:48–40:24.
  2. Santo Tomás de Aquino, Summa Theologica , II–II, q. 93, a. 1 c.
  3. Tomás de Aquino, ST , I, q. 20, obje. 4; una. 2, anuncio 4.
  4. Idem, q. 99, a. 1, sino al contrario.
  5. Idem, I, q. 21, a. 4, a 1.
  6. Martín, Construyendo un puente , 24.
  7. San Agustín, Sobre la moral de la Iglesia católica. 49 , http://www.newadventure.org/fathers/1401.htm
  8. Construyendo un Puente . CC adquirido el 3 de mayo de 2022, https://www.youtube.com/watch?v=_JEL5Zz3Bk8 .
  9. La última tentación de Cristo (película), https://en.wikipedia.org/wiki/The_Last_Temptation_of_Christ_(film) , consultado el 4 de mayo de 2022.
  10. John Horvat II, “ Por qué los católicos no pueden guardar silencio sobre el ‘silencio’ de Scorsese”, TFP.org, 11 de enero de 2017, https://www.tfp.org/catholics-cannot-silent-scorseses-silence/ ; Silencio (película de 2016), Wikipedia, https://en.wikipedia.org/wiki/Silence_(2016_film) .
  11. Padre James Martin, “Una mini entrevista con el Santo Padre”, Outreach.faith, 9 de mayo de 2022, https://outreach.faith/2022/05/pope-francis-speaks-to-lgbtq-catholics/ .

Traducido por nuestra Redacción del original en inglés (“Father Martin smiles at the sin of homosexuality and Pope Francis thanks him”). Agradecemos a la TFP Norteamericana autorizar su publicación

https://www.tfp.org/father-martin-smiles-at-the-sin-of-homosexuality-and-pope-francis-thanks-him/

 

Share

{ 0 comments }

https://www.diarioviraltucuman.com.ar/conmocion-en-vinara-por-las-lagrimas

https://youtu.be/BSOvQKj8NVg

Llamado de atención de Nuestra Señora: por cuarta vez derrama lágrimas milagrosamente en Vinará, Santiago del Estero –  Sorprendente silencio de los medios masivos de comunicación, y más aún de las autoridades eclesiásticas

– ¿Se quiere hacer olvidar el conmovedor y significativo hecho?

-¿Qué relación tendrá con el terrible proceso de autodemolición de la Iglesia al que aludió el Papa Paulo VI en su famoso pronunciamiento sobre “la humareda de Satanás” que habría penetrando en la  Santa Iglesia, luego del Concilio Vaticano II?

– El Prof. Plinio Corrêa de Oliveira analizó y destacó la gravedad de ese proceso  en “Revolución y Contra-Revolución” y en “Nobleza y élites tradicionales análogas” y en numerosos artículos

– Recomendamos a nuestros lectores profundizar estas enseñanzas de importancia vital para el momento presente (buscar *Autodemolición en “search”)  

Transcribimos la noticia del hecho dada en junio pasado por los medios locales santiagueños y omitida por la gran prensa y por quienes por su alta investidura y misión deberían exhortar al pueblo con el ejemplo y el insistente llamado a la conversión por la Ssma. Virgen en Fátima:

Conmoción en Vinará por las lágrimas en el rostro de la Inmaculada Virgen María

Para los vecinos de esa comunidad es un hecho realmente llamativo, en el que algunos también sostuvieron ver a la imagen de María con el rostro pálido y los ojos brillosos.

La histórica localidad santiagueña de Vinará vive horas de fuerte conmoción, luego que este domingo descubrieran lágrimas en el rostro de la Inmaculada Virgen María.

Rápidamente la noticia se propagó por el pueblo, generando una masiva concurrencia en la capilla.

Una colaboradora de las actividades religiosas de Vinará, confirmó la noticia a Los Primeros y detalló que en menos de 5 meses es la cuarta vez que “la virgen llora”, aunque aclaró que esta oportunidad “las lágrimas fueron constantes desde el mediodía del domingo”.

Fotos tomadas de Facebook: Usuarios Victor Gonzalez y Vero Salvatierra.

Antecedentes

En las anteriores oportunidades donde se comprobó una situación similar fueron en diciembre de 2021, marzo y mayo de este año. Pero habría antecedentes de años atrás donde también se vio llorar a la patrona del pueblo.

“Para nosotros fue algo muy emotivo. Muchas personas se acercaron a la capilla. Nosotros organizamos el rezo del Rosario. E incluso, al trascender la noticia, se llegaron turistas que estaban de visita en Las Termas. Fue emocionante ver como algunas personas tocaban con sus manos las lágrimas de la virgen y éstas luego volvían a aparecer en su rostro”, relató.

Para los vecinos de esa comunidad es un hecho realmente llamativo, en el que algunos también sostuvieron ver a la imagen de María con el rostro pálido y los ojos brillosos.

Fuente: Los Primeros TV https://losprimeros.tv/

Share

{ 0 comments }

 

https://polskakatolicka.org/pl/strony-internetowe-petycje/synowska-prosba-polskich-katolikow-do-papieza-franciszka

Polonia católica, Polonia no laica
Petición filial de los católicos polacos al Papa Francisco
Comparta la petición
Santo Padre: ¡Ucrania martirizada tiene derecho a defenderse de la injusta agresión de Putin!

 

Santo Padre,

Como fieles católicos, agradecemos a Va. Santidad con gozo filial que haya cumplido el pedido de Nuestra Señora de Fátima al consagrar Rusia al Inmaculado Corazón de María, en comunión con los obispos de todo el mundo.

Sin embargo, Santidad, debemos confesar que estamos dolorosamente preocupados por la actitud que ha tomado la Santa Sede ante la invasión de Ucrania por parte de Rusia, que ha vuelto a usar ostentosamente las banderas soviéticas con la hoz y el martillo, como si se tratara de un símbolo de gloria.

Santidad: desde el fatídico 24 de febrero, constatamos con tristeza que en sus discursos y entrevistas condena la guerra de manera absoluta como si ambos bandos fueran responsables del terrible derramamiento de sangre de civiles y niños, así como de la destrucción masiva de pueblos y ciudades enteras.

Sin hacer distinción entre agresor y víctima, y afirmando que ninguna guerra es justa hoy en día, Vuestra Santidad condena indirectamente el heroísmo de los defensores de Ucrania y sugiere que, para mantener la paz, deberían haberse dejado oprimir practicando una engañosa “resistencia pasiva”. “

Esto significaría tomar al Mahatma Gandhi como ejemplo para los católicos, y no a Judas Macabeo, que convocó a sus soldados al grito de: “más nos vale morir en el combate, que ver el exterminio de  nuestra nación y del Santuario” (1 Mac 3, 59).

Nuestro dolor y vergüenza aumentaron cuando nos enteramos de las declaraciones, en una entrevista reciente a un periódico italiano, en la que Va. Santidad afirmó que no era el momento adecuado para ir a Kiev, pero que estaba listo para ir a Moscú. Y también que Va. Santidad se preguntó si era correcto entregarle armas a Ucrania.

Va. Santidad también agregó que “los ladridos de la OTAN a las puertas de Rusia” podrían haber llevado al dictador del Kremlin a desencadenar un conflicto, aparentemente dando crédito a sus falsificaciones y pretextos para violar todos los principios morales, el derecho internacional y los tratados firmados por Rusia.

No es de extrañar entonces que los principales medios conectados con el régimen de Putin rápidamente hicieran de la entrevista de Va. Santidad el tema principal de sus portadas”.

Algunos analistas incluso plantearon la hipótesis de que estas palabras fueron dictadas por el deseo de no dañar las relaciones ecuménicas con el Patriarcado de Moscú. Es doloroso preguntarse: ¿sería prudente permitir que sus propios hijos, en este caso los católicos de rito bizantino y latino en Ucrania, sean puestos de lado, ​​para tratar de acercarse a una iglesia tan asociada con el régimen neosoviético al punto de que Va. Santidad  haya declarado que el patriarca Cirilo no puede transformarse en monaguillo de Putin?

De rodillas y con filial devoción, pedimos a Vuestra Santidad que reconsidere su posición, recordando las sabias palabras de la venerable memoria de su predecesor, Pío XII:

“Una nación amenazada por una agresión injusta o ya víctima de ella, si quiere pensar y actuar cristianamente, no puede permanecer pasivamente indiferente; tanto más la solidaridad de la familia de las naciones impide que los demás se comporten como simples espectadores en una actitud de impasible neutralidad. ¿Quién podría estimar el daño que esta indiferencia, tan ajena al sentimiento cristiano, ha provocado en el pasado frente a la guerra de agresión? ¡Cómo ha puesto a prueba la seguridad entre los “grandes” y, especialmente, entre los “pequeños”! ¿Esta indiferencia ha traído algún otro beneficio a cambio? Por el contrario, sólo fortaleció y animó a los perpetradores de la agresión, dejando  sola a cada nación, bajo la presión de un aumento indefinido de armamentos” (Mensaje de Navidad, 1948).

Santidad: Nuestra Señora prometió en Fátima la conversión de Rusia. Va. Santidad dio el primer gran paso al consagrarla a su Inmaculado Corazón. Sin embargo, para completar esta obra providencial, sería necesario que Va. Santidad abandonara su enigmática neutralidad frente al conflicto, y fuera a Kiev a consolar a sus hijos ucranianos.

No sólo los católicos se beneficiarían con tal visita, sino también aquellos que todavía están atrapados en la oscuridad del cisma ortodoxo. Tal gesto paternal, con la ayuda de la gracia de Dios, podría contribuir a la conversión de estos últimos, y de paso acelerar el momento de la conversión del pueblo ruso, predicha por Nuestra Señora en Fátima, abriéndole los ojos a la maldad del dictador que lo oprime.

Postrados sobre nuestros rostros, dirigimos nuestras fervientes oraciones a Nuestra Señora de Fátima para que se haga realidad. ¡Que Va. Santidad acepte esta petición de sus hijos polacos!

 

 

 

Share

{ 0 comments }

La Sagrada Imagen Peregrina Internacional de Ntra. Sra. de Fátima* en su 2da. visita a Sañogasta (* una de las dos imágenes talladas bajo la dirección de la Hna. Lucía, Vidente de Fátima, cuyos trazos fisonómicos corresponden tanto cuanto es posible a aquellos con que apareció la SSma. Virgen a los 3 pastorcitos)

13 DE MAYO: CARAVANA Y ROSARIO EN HONOR DE NTRA. SRA. DE FATIMA

A las 15 hs.:

Concentración y salida: Plaza 26 de Agosto

Recorrido en vehículo por los siguientes barrios: Chucuma – El Alto – El Pozo – La Puntilla – La Quinta – La Calle

+ Llegada: Ermita de la Imagen Peregrina Internacional de Ntra. Sra. de Fátima

16 hs.: breve relato del llanto milagroso de la Imagen (14 veces) en Nva. Orleans (EE.UU.) y de la gracia que significa esta devoción para Sañogasta –

Rezo del Santo Rosario – Cantos marianos tradicionales

17 hs. : Brindis – Sorteo de fotos de la Sda. Imagen

Vea fotos de la inauguración de la Ermita a cargo de Mons. Sigampa, Obispo de La Rioja https:

//nobleza.org/en-la-vispera-evocamos-el-13-de-mayo-en-la-ermita-de-la-milagrosa-sda-imagen-peregrina-de-nuestra-senora-de-fatima-en-sanogasta-la-rioja/

 

Share

{ 0 comments }

He aquí una síntesis de la hermosa historia de la devoción a Nuestra Señora de Genazzano

Plinio Corrêa de Oliveira

En una pequeña localidad italiana, la gracia sustituye un antiguo culto pagano y da lugar a una tierna devoción a la Santísima Virgen bajo la advocación del Buen Consejo.

Siglos más tarde, un reino benemérito se encuentra en triste decadencia. Decadencia política y militar, sin duda, pero también y principalmente decadencia religiosa. Los católicos albaneses ofrecen al islam la resistencia ineficaz de un pueblo que se ha entibiado en la fe. Con ello, la victoria de las huestes de Mahoma se hace inevitable. Dos hombres fieles a la Virgen se sienten perplejos y acuden al santuario nacional de Albania, en Escútari, para implorar a la imagen de María allí venerada un buen consejo: ¿Qué hacer, permanecer en la nación dominada por los turcos, para servir allí a la Virgen, o abandonar la patria rumbo a playas donde puedan vivir sin grave peligro para la fe?

El buen consejo implorado les fue concedido de la forma más estupenda e inesperada. La imagen dejó Escútari, y en pos de ella partieron nuestros dos albaneses.

Confirmando la autenticidad y el acierto de este consejo, la sagrada efigie desciende maravillosamente en el pueblo de Genazzano donde se rendía culto a la Madre del Buen Consejo.

Expansión universal de la devoción a Nuestra Señora del Buen Consejo

Dos fieles devotos de la Santísima Virgen acompañan su imagen en el momento de abandonar Albania

A partir de entonces, la historia de la Madonna trasladada de Escútari no fue sino una sucesión de triunfos. Tanto en Genazzano como en otras ciudades en las que se han expuesto reproducciones del cuadro albanés para la veneración de los fieles, se han multiplicado innumerables gracias de todo tipo. Y entre ellas es frecuente la atención de personas que, deseosas de un buen consejo, acuden a la Virgen, implorando la gracia de una luz para su perplejidad.

Antes de continuar, conviene señalar una peculiaridad de la devoción a Nuestra Señora del Buen Consejo de Genazzano.

En efecto, no es posible hablar de esta advocación mariana sin destacar una de sus peculiaridades más importantes. Muchos de los que recurren a la Virgen ante la imagen de Genazzano o sus réplicas, han afirmado que el semblante de la Señora les “responde” a sus oraciones. No es que lo haga hablando o moviéndose, lo que constituiría un milagro manifiesto. Pero, sin ninguna alteración propiamente milagrosa, algo de la mirada y de la expresión de la Divina Madre adquiere un carácter particularmente vivo e impregnado de alegría maternal cuando el fiel es atendido.

La difusión universal de la devoción a Nuestra Señora del Buen Consejo de Genazzano se debe en gran medida a la multiplicación de este favor.

La humanidad necesita más que nunca de un buen consejo

¿Cuál es la actualidad de esta devoción? Sin duda alguna, en esta época de tanta aflicción y tan conturbada, son incontables las almas que necesitan, a este o a aquel título, de un buen consejo. Nada mejor entonces pueden hacer que implorar el auxilio de aquella que la Santa Iglesia invoca, en las Letanías Lauretanas, como Madre del Buen Consejo.

Ahora bien, es necesario señalar que un consejo es de tanto mayor valor cuanto más importante fuera el asunto sobre el cual versa.

De ahí que sean supremamente importantes para cada uno los consejos necesarios para conocer con respecto a sí mismos —dentro de la tempestad de tinieblas del siglo XX— los designios de María Santísima y los medios aptos para realizarlos.

Es este un primer título para destacar la particular actualidad de la devoción a Nuestra Señora de Genazzano en este siglo que podrá pasar a la historia como el siglo de la confusión.

Pero si ampliamos nuestros horizontes más allá de la esfera individual y consideramos en una perspectiva histórica la crisis por la cual pasa la Iglesia de Dios, no podremos dejar de considerar que también hoy la humanidad necesita como nunca de un buen consejo de la Virgen de las Vírgenes.

En el techo de la iglesia de Nuestra Señora del Buen Consejo en Bockstein (Austria), representación de la traslación de la sagrada imagen

No sucumbir ante los errores esparcidos por el comunismo

Nos encontramos en el ápice de un proceso histórico que se originó en la Edad Media de una explosión de orgullo y sensualidad. De esta explosión nacieron en los siglos XV y XVI el Humanismo, el Renacimiento y la Pseudo-Reforma protestante.

Las convulsiones producidas por esos movimientos se proyectaron de la esfera filosófica, cultural y religiosa a la esfera política y social, ocasionando, en el siglo XVIII, la Revolución Francesa impía e igualitaria. Esta, a su turno, dio origen a lo largo del siglo XIX a movimientos de índole atea, laicista y revolucionaria, que culminaron en el estallido del comunismo, una revolución social y económica que, a su vez, amenaza deglutir al mundo entero.

En el vértice de este proceso, una alternativa se impone: o sucumbimos como otrora Albania al islamismo, o renunciamos totalmente al orgullo y a la sensualidad, extirpando todos sus efectos, tanto de la vida religiosa, como de la vida temporal, entre los cuales el comunismo no es sino la consecuencia supremamente lógica y supremamente maligna. Pero el rechazo efectivo y completo de un inmenso pecado supone una inmensa contrición. Y una inmensa contrición supone un inmenso deseo de perfección en la virtud contra la cual se ha pecado.

Así, la alternativa para el mundo moderno está entre un porvenir tenebroso, compuesto de las últimas capitulaciones ante los extremos del error y del mal, y el abrazo entusiasmado a la plenitud de la verdad y del bien.

¿Cómo mover a la humanidad —tan inmersa en el proceso histórico que la está hundiendo hace tantos siglos— a emprender la trayectoria del hijo pródigo rumbo a la casa paterna?

Sin un poderoso auxilio de la gracia, que hable en el interior de incontables almas, esto no se puede conseguir. ¿Qué mejor modo de obtener ese buen consejo a ser proferido en lo más íntimo de cada corazón para salvación de la humanidad, sino implorándolo a la Madre del Buen Consejo para que, por medio de una gracia nueva, convierta al bárbaro sobrecivilizado del siglo XX? Sólo así éste podrá, como el bárbaro subcivilizado del siglo V, “quemar lo que adoró y adorar lo que quemó”. Y solo así podrá iniciarse una nueva y aún más esplendorosa era de fe.

Este es el buen consejo por excelencia que los devotos de María Santísima deben pedir para sí y para todos los hombres  en los días de hoy.

Errores evidentes y rotundos encuentran libre tránsito en ambientes católicos

Imagen original de Nuestra Señora del Buen Consejo que desde el año 1467 se venera en Genazzano, Italia

Tal vez parezca excesivo a algunos lectores que afirmemos que este es el siglo más confuso de la historia. Sin embargo, entre las múltiples pruebas que tal aseveración comporta, es necesario destacar una que por sí sola justifica nuestra afirmación.

En efecto, sería difícil negar que en alguna otra época la confusión haya sido mayor en los medios católicos que en los nuestros.

Ciertamente hubo épocas en que la Iglesia pareció ser afectada por una confusión más grave. Como las crisis a lo largo de las cuales los antipapas dilaceraban el Cuerpo Místico de Cristo o la lucha de las Investiduras que dividió durante mucho tiempo al Occidente cristiano, lanzando al Sacro Imperio contra el Papado. Pero estas crisis eran más provocadas por rivalidades personales que por principios, o ponían tan sólo en juego algunos de ellos, aunque básicos, de la doctrina católica.

En el momento actual, por el contrario, no existe error, por más evidente y rotundo que sea, que no intente revestirse de un ropaje de prestigiada novedad para obtener libre tránsito en los ambientes católicos. Se puede afirmar que asistimos en nuestro propio medio al desfile de todos los errores, insolentemente disfrazados con piel de oveja, solicitando la adhesión de católicos incautos, superficiales o poco amorosos de nuestra fe.

Cuando la confusión sopla en los ambientes católicos…

Ante esta maniobra, ¡cuántas concesiones, cuánta falsa prudencia, cuánto criminal coqueteo con la heterodoxia! En esta atmósfera, que ya ha sugerido a Paulo VI algunas graves advertencias, la confusión es tan grande que, en no pocos círculos los católicos con celo por la ortodoxia son mal vistos y puestos bajo sospecha, ¡mientras que el tropel de víctimas de los errores disfrazados se comporta con la desenvoltura de quien fuera dueño de casa! Esbozado este panorama, pensamos con afecto y aprehensión en tantas almas modestas a quienes las circunstancias de la vida no permiten mayores estudios religiosos. ¡Cuán necesaria les es el buen consejo de María Santísima  para vencer la confusión! La Iglesia puede decir de sí misma, análogamente, las palabras de Nuestro Señor: “Yo soy el camino y la verdad y la vida” (Jn 14, 6). Si en los ambientes católicos sopla la confusión, es inevitable que ella se extienda a todos los demás ámbitos de la existencia. Y en la Iglesia no puede haber peor confusión que la de los principios.

Es natural, pues, que afirmemos que nuestro siglo es el siglo de la confusión y que de nuestros labios se desprenda una súplica a la Madre de Dios: Nuestra Señora del Buen Consejo, ruega por nosotros y ayúdanos a permanecer fieles al Camino, a la Verdad y a la Vida, en medio de tanto extravío, de tanto embuste y de tanta muerte. 

 

* Este artículo fue publicado originalmente en la revista “Catolicismo”, nº 208, abril de 1968. Para saber más sobre esta extraordinaria devoción mariana, recomendamos leer Nuestra Señora del Buen Consejo de Genazzano“Tesoros de la Fe”, nº 76, abril de 2008 in https://www.fatima.pe/articulo-405-nuestra-senora-del-buen-consejo-de-genazzano.

Agradecemos a “Tesoros de la Fe” www.fatima.pe la publicación del presente artículo

 

Share

{ 0 comments }

El rostro de N.S.J.C. en el Santo Sudario de Turín, de Aquel que invocamos en las Letanías como “Corazón de Jesús, de Majestad infinita”

La Sábana Santa: un evangelio del siglo XXI

Un lector amigo de esta página, al tomar conocimiento de un video sobre la Sábana Santa en que el “cientificismo” pretende poner en duda las pruebas irrefutables de su carácter milagroso, recomendó la publicación del recientemente aparecido estudio de D. Julio Loredo de Izcue, intelectual y hombre de acción de la “familia de almas TFP”, ya conocido por nuestros lectores. Con gusto accedemos al pedido de nuestro amigo.

Agradecemos esta publicación al site 

https://www.tfp.org/

14 de abril de 2022 | Julio Loredo

La Sábana Santa de Turín confirma los terribles castigos infligidos a Nuestro Señor Jesucristo durante la Pasión con una precisión tan extraordinaria que incluso se le ha llamado el “Quinto Evangelio”.

La meditación de la Pasión y Muerte de Nuestro Señor Jesucristo, especialmente durante la Cuaresma, ha sido siempre una ocasión de gran consuelo espiritual y de progreso en la vida interior. Viviendo en el siglo XXI, nos vemos desgraciadamente obligados a vivir en el ajetreo de una sociedad tecnológica. Cada vez nos resulta más difícil “desconectar”, meditar tranquilamente y elevar nuestra mente para considerar las cosas divinas.

Por otra parte, nuestra educación nos enseña a minimizar el papel del razonamiento. Estamos cada vez más inmersos en lo que el Papa Pablo VI llamó la “civilización de la imagen”. Así, debemos ver las cosas con los ojos para creerlas.

Un mensaje para nuestro tiempo

Tal vez la Divina Providencia pensó en nosotros cuando decidió esperar al siglo XX para comenzar a revelar los misterios de la reliquia más preciada del cristianismo: el Sábana Santa de Turín.1

Esta sábana de lino envolvió el cuerpo sin vida de Jesús en el sepulcro. Los cuatro evangelistas narran la colocación de Jesús en la “tumba nueva y cercana que José de Arimatea había excavado en la roca”. Los tres primeros dicen que “después de haberlo bajado [de la Cruz], lo envolvieron en una sábana”.

Tras varias vicisitudes, esta sábana acabó en el tesoro de la Casa de Saboya a mediados del siglo XV, donde se conservó primero en Chambéry (Francia) y luego en Turín (Italia). El Vaticano no lo adquirió hasta 1983, y ahora se encuentra en la Catedral de Turín.

La sábana mide 14 pies de largo por 3,5 pies de ancho. Está tejida en espiga e hilada a mano según las técnicas utilizadas en Palestina en el siglo I. En la parte longitudinal media, se aprecia la doble huella evanescente (anverso y reverso) del cadáver de tamaño natural. El cuerpo representado es un varón de unos treinta años con barba, pelo largo y constitución robusta. Medía 1,75 mt, con rasgos típicamente semíticos. Por la huella, podemos deducir que el Hombre de la Sábana Santa fue torturado, azotado, crucificado y atravesado en el costado por una lanza.

Todo esto es visible a simple vista y se conoce desde la Antigüedad. La tradición cristiana siempre ha considerado esta sábana como una auténtica reliquia y ha sostenido que la imagen del Hombre de la Sábana Santa es un retrato de Nuestro Señor Jesucristo. Prueba de esta tradición, por ejemplo, son varios íconos bizantinos que representan a Cristo como el Hombre de la Sábana Santa. Numerosos documentos que se remontan a tiempos muy remotos hablan de la veneración de la reliquia.

Sin embargo, la reliquia tuvo que esperar hasta 1898 para un extraordinario descubrimiento que marcaría para siempre su destino.

Comienza la saga científica

El 25 de mayo de ese año, el abogado turinés Secondo Pia fotografió por primera vez la Sábana Santa. Quedó asombrado cuando reveló las dos primeras placas: las fotografías revelaron que la imagen de la Sábana Santa funciona naturalmente como un negativo. ¿Por qué? Sin duda, era un misterio.

Así comenzó la “aventura” científica de la Sábana Santa. Pronto fue sometida a un estudio sistemático con tecnologías de vanguardia. Cuanto más la estudiaban los científicos, más se desconcertaban. Cuanto más descubrían sus misterios, más se daban cuenta de que sólo estaban arañando la superficie. En 1959 se fundó en Turín el Centro Internacional de Sindonología. Más tarde, en 1977, se creó el Proyecto de Investigación de la Sábana Santa (STURP), que reunía principalmente a estudiosos estadounidenses.

Este no es el lugar para informar sobre sus investigaciones. Nuestra atención se concentra en un solo aspecto: la sorprendente confirmación de la Sábana Santa de la narración evangélica de la Pasión de Nuestro Señor Jesucristo.

El “quinto evangelio”

Tras décadas de investigación, los científicos pueden afirmar que la Sábana Santa es aún más meticulosa a la hora de relatar, aunque en silencio, los detalles de la Pasión que los Evangelios. El profesor de la STURP John Heller comenta: “Las investigaciones de las últimas décadas no contienen la más mínima información que difiera de la narración de los Evangelios”.2

En consecuencia, algunos comenzaron a llamar a la Sábana Santa el “Quinto Evangelio” o “el Evangelio del siglo XX”.

Este “Evangelio” es tan rico en detalles que el cirujano francés Pierre Barbet, famoso pionero de los estudios médicos sobre la Sábana Santa, llegó a afirmar “Un cirujano que estudia la Sábana Santa para meditar sobre la Pasión recorriendo las diferentes etapas del martirio de Jesús puede seguir sus sufrimientos mejor que si se apoya en un gran predicador o en un santo asceta”.3

La agonía en el huerto

“En su angustia, oraba más tiempo. Y su sudor se convirtió en gotas de sangre que caían al suelo” (Lc 22,44).

San Lucas, médico, es el único evangelista que describe este episodio, lo que hace con precisión clínica. La sudoración de sangre, llamada clínicamente hematohidrosis, se produce raramente. Se observa en condiciones de gran debilidad física acompañada de una fuerte conmoción moral, emoción y miedo, que San Lucas llama “angustia”. Hay una repentina vasodilatación de los capilares subcutáneos, que se rompen bajo las glándulas sudoríparas. La sangre se mezcla con el sudor y se filtra por los poros.

El análisis informático de las imágenes tridimensionales del rostro del Hombre de la Sábana Santa, en particular las realizadas por el profesor Giovanni Tamburelli en 1978, muestra cómo, además de innumerables abrasiones y pequeños coágulos, toda la superficie de su piel parece empapada de sangre. Tal estado sería el resultado de una hematohidrosis.

La bofetada en casa de Anás

“Cuando hubo dicho estas cosas, uno de los criados que estaban allí le dio una bofetada a Jesús, diciendo: ¿Así respondes al sumo sacerdote?” (Jn 18,22).

El rostro del Hombre de la Sábana Santa revela un gran hematoma o masa de sangre coagulada en la mejilla derecha. Su nariz está hinchada, girada hacia la derecha y visiblemente rota.

La sindonóloga de Turín, la profesora Judica Cordiglia, cree que esta herida fue infligida por un palo corto de madera de unos cinco centímetros de diámetro. El golpe provocó una profusa hemorragia nasal. De hecho, el bigote del Hombre de la Sábana Santa está empapado de sangre en el lado derecho, al igual que su barba.

Impresiones de la Sábana Santa

Los lingüistas modernos creen que el término utilizado por San Juan, y normalmente traducido como “bofetada”, puede interpretarse como “paliza”, lo que reflejaría los datos encontrados en la Sábana Santa.

Lesiones y heridas

“Y empezaron a saludarle: ‘¡Salve, rey de los judíos! Le golpearon la cabeza con una caña y le escupieron; y se arrodillaron para rendirle homenaje” (Mc 15,18-19).

El Hombre de la Sábana Santa presenta múltiples signos de traumatismo: hinchazón en la frente, las cejas, los pómulos, las mejillas, los labios y la nariz. Esta última está deformada debido a la rotura del cartílago dorsal cerca de la inserción en el hueso nasal, que, sin embargo, está intacto. De su nariz salen dos chorros de sangre. Tiene moretones en la cara por casi todas partes, especialmente en el lado derecho, que está visiblemente hinchado. Sus cejas están desgarradas, con huesos que han herido la piel desde el interior. El pómulo izquierdo tiene varias incisiones.

Se trata, pues, de un hombre brutalmente golpeado con palos, puñetazos y bofetadas.

La flagelación

“Pilatos hizo entonces que llevaran a Jesús y lo azotaran” (Jn 19,1 )

La Sábana Santa nos ofrece una imagen muy completa, precisa y horrenda de la flagelación. Podemos contar más de 120 golpes en el Hombre de la Sábana Santa. Fueron infligidos por dos hombres fuertes, uno más grande que el otro, a ambos lados de la víctima. Fueron expertos, siendo su pecho la única parte del cuerpo que no muestra signos de flagelación. De hecho, los golpes de un flagelo en la región pericárdica podrían causar la muerte temprana del convicto. No faltan las lesiones en las nalgas, lo que significa que el Hombre de la Sábana Santa fue flagelado desnudo.

Abrazando a Cristo y a la Cruz

Fue una flagelación romana, ya que los judíos no podían superar los 39 golpes por ley. La Sábana Santa también nos permite identificar dos instrumentos diferentes utilizados para esta tortura. Uno, el flagrum taxillatum, consistía en tres tiras, cada una con dos pequeñas bolas de plomo, lo que significaba que cada golpe causaba seis magulladuras. El otro tenía ganchos de metal en los extremos. Uno golpeaba, el otro desgarraba.

Al estudiar las huellas, podemos incluso establecer la posición de Jesús durante la flagelación: Estaba inclinado sobre una columna muy corta.

La coronación con espinas

“Después de esto, los soldados torcieron algunas espinas para hacer una corona y se la pusieron en la cabeza, y lo vistieron con un manto de púrpura” (Jn 19,2).

La cabeza del Hombre de la Sábana Santa muestra al menos cincuenta heridas punzantes, pequeñas pero profundas, consistentes con la aplicación de un “casco” de ramas espinosas en lugar de una “corona”, propiamente dicha. Las manchas de sangre más llamativas corresponden a las venas y arterias de la cabeza.

Dos riachuelos de sangre pueden verse a la derecha de los que miran la imagen. Uno cae por el cabello hacia el hombro; el otro cae casi perpendicularmente en la frente hacia la ceja. Estas sobresalen de una herida punzante que lesionó la rama frontal de la arteria temporal superficial. De hecho, esta sangre tiene un carácter claramente arterial. Hacia la mitad de la frente, vemos un breve flujo de sangre venosa en forma de 3 invertido, resultante de una lesión en la vena frontal.

Las heridas producidas por la corona, o mejor dicho, el casco de espinas, descienden desde la espalda hasta la nuca, donde vemos apariciones hemorrágicas que repiten el mismo patrón que las frontales. Las espinas, profundamente incrustadas, lesionaron algunas ramas de la arteria occipital y venas más profundas del plexo vertebral posterior.

La pasión de Cristo en nuestros días

La cabeza está llena de vasos sanguíneos y terminaciones nerviosas. El dolor causado por la corona de espinas, especialmente durante el traslado de la Cruz, fue sin duda horrible.

El camino del Calvario

“Y cargando su propia cruz, salió hacia el Lugar de la Calavera o, como se llama en hebreo, el Gólgota” (Jn 19,17).

Los hombros del Hombre de la Sábana Santa presentan un gran hematoma a la altura del omóplato izquierdo y una herida en el hombro derecho que puede atribuirse a que llevaba el patibulum, es decir, el travesaño horizontal de la Cruz. Sus hombros aparecen levantados, una posición correlativa al transporte de la viga.

Las impresiones también muestran que la viga se deslizó sobre sus hombros, produciendo graves abrasiones.

Las imágenes revelan una cantidad significativa de material terroso en las plantas del Hombre de la Sábana Santa, lo que revela que caminó descalzo.

Las tres caídas

“Jesús cae por primera vez… Jesús cae por segunda vez… Jesús cae por tercera vez” (Vía Crucis, Estaciones III, VII y IX)

Aunque no lo recoge ningún Evangelio, la piedad católica siempre ha venerado las tres caídas de Nuestro Señor en el camino del Calvario.

Las caídas son muy evidentes en la Sábana Santa. Sus rodillas, especialmente la izquierda, están desolladas. Hay rastros de sangre y material terroso en la rodilla izquierda. La nariz también aparece desollada y con restos de material terroso, lo que demuestra que Nuestro Señor cayó con la cara en el suelo. Esto se explica porque no pudo protegerse con las manos atadas a la horca.

La Crucifixión

“Cuando llegaron al lugar llamado La Calavera, allí lo crucificaron a él y a los dos delincuentes, uno a su derecha y el otro a su izquierda” (Lc 23,33)

Primero, Jesús fue despojado. Todo su cuerpo estaba desgarrado y cubierto de una mezcla de sangre, sudor y polvo, que se había secado, haciendo que sus ropas se pegaran a la piel. Podemos imaginar el dolor insoportable que causó esa acción. En los hospitales modernos, una operación de este tipo se realiza a veces con anestesia general para evitar el riesgo de síncope del paciente. Muchas heridas comenzaron a sangrar de nuevo.

Nuestro Señor fue puesto en la Cruz y clavado en ella. Sus torturadores confundieron la distancia de los agujeros laterales y así tiraron fuertemente de su brazo derecho para encajarlo hasta que sus articulaciones se dislocaron. Esto también es visible en la Sábana Santa.

¿Dónde se clavaron los clavos?

La huella anterior del Hombre de la Sábana Santa muestra una herida punzante, no en la palma de Su mano, como dice la tradición iconográfica, sino en Su muñeca, correspondiente al llamado espacio Destot. Se trata de un pasaje anatómico que permite fácilmente la inserción de un clavo sin romper ningún hueso.

La visión clásica de los clavos en la palma de la mano queda, por tanto, excluida. En primer lugar, la palma no habría soportado el peso del cuerpo. En segundo lugar, porque probablemente se habrían roto algunos huesos metacarpianos, desmintiendo la profecía: “todos sus huesos se conservarán, ninguno se romperá” (Sal 33:21).

Los clavos lesionaron el nervio mediano de las manos, provocando la flexión de los pulgares bajo las palmas, lo que explica su ausencia en la impresión de la Sábana Santa.

En cuanto a los pies, el pie derecho dejó una huella completa en la Sábana Santa, mientras que se puede ver el talón y la cavidad plantar del pie izquierdo. Por lo tanto, los dos pies fueron cruzados; el izquierdo se colocó delante, y su planta se apoyó en el dorso del pie derecho, que se apoyó directamente en el poste de la Cruz. Estaban clavados juntos.

Las manchas de sangre encontradas en la Sábana Santa corresponden perfectamente a los pies atravesados que descansaban sobre la Cruz de la manera descripta anteriormente.

Nótese también que las heridas de las manos y los pies del Hombre de la Sábana Santa se ajustan a la forma cuadrada de los clavos utilizados en las crucifixiones romanas.

La muerte

“Jesús gritó en voz alta diciendo: ‘Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu’. Con estas palabras, expiró” (Lc. 23:46).

Colgaba de la Cruz por los brazos, sin apoyo que lo mantuviera erguido. Contrariamente a la iconografía tradicional, la Sábana Santa no muestra ninguna evidencia que indique el uso de un reposapiés en la Cruz. De hecho, el reposapiés sólo se introdujo en las crucifixiones romanas en la segunda mitad del siglo I. Por lo tanto, Nuestro Señor ya no podía respirar normalmente debido a que colgaba sólo de sus brazos.

En tales circunstancias, comienzan los espasmos, calambres y asfixias, que se agravan hasta que se bloquean los músculos de la ingesta. La muerte se produce por una mezcla de asfixia y shock generalizado, en este caso también provocado por un infarto y un hemopericardio, como explicaremos a continuación.

La imagen de la Sábana Santa muestra los músculos del pecho contraídos de forma espasmódica. El diafragma está elevado y el abdomen se ha colapsado. Estos son signos típicos de la muerte por ansiedad respiratoria, asfixia y shock.

El color rojo brillante de las manchas de sangre se debe a una elevada cantidad de bilirrubina, típica de las personas que han sufrido graves traumas justo antes de derramar la sangre. La pulcritud de las heridas del Hombre de la Sábana Santa, causada por el rápido secado de la sangre, también indica que estaba gravemente deshidratado.

La lanza de Longinos

“Uno de los soldados le atravesó el costado con una lanza, e inmediatamente salió sangre y agua” (Jn 19,34).

En la impresión anterior de la Sábana Santa, vemos un gran flujo de sangre a la izquierda, que corresponde a una brecha en la piel con las características de una herida punzante y cortante. Los márgenes de la herida se mantuvieron amplios y están bien delineados, como los infligidos a un cadáver. Esta herida sería atribuible al empuje de la lanza por parte del soldado romano. Es una herida profunda que perforó la pared torácica, lo que explica la abundancia de sangre. Fue infligida a un cadáver porque la sangre seca mostraba que su parte celular se había separado del componente seroso.

Estas pruebas apoyan una hipótesis muy fiable sobre la causa mortis de Nuestro Señor Jesucristo: un infarto seguido de hemopericardio.

Esta causa de la muerte puede deducirse del estudio de la sangre seca. Es muy densa y muestra grumos separados por un halo de suero. Esta condición es típica de un hombre que muere debido a una gran acumulación de sangre en la zona del pecho, el llamado hemotórax. La acumulación de sangre se explica por la rotura del corazón y el consiguiente derrame de sangre entre éste y la capa exterior del pericardio. Este flujo de sangre provoca un dolor insoportable, que siempre se corresponde con un grito, tras el cual el individuo expira inmediatamente.

Por lo tanto, la herida de la lanza en el crucificado, por entonces un cadáver, habría permitido el derramamiento de la sangre ya separada del suero. Un examen hematológico revela que esta sangre del lado derecho es sangre “muerta”, es decir, vertida post mortem, mientras que la sangre de la frente, de la muñeca, de la nuca y de la planta de los pies es “viva”, es decir, que se derramó cuando el Hombre de la Sábana Santa aún estaba vivo.

Por otra parte, penetrando desde el lado derecho hasta la altura del quinto espacio intercostal, la lanza nunca habría podido alcanzar el corazón, ya que el pillum romano no tenía una hoja suficientemente larga.

La muerte por hemopericardio provoca una rigidez cadavérica inmediata, encontrada precisamente en el Hombre de la Sábana Santa.

La colocación en el sepulcro

“Tomaron el cuerpo de Jesús y lo envolvieron en telas de lino con las especias, siguiendo la costumbre judía de enterrarlo. … Nicodemo trajo una mezcla de mirra y áloe” (Jn. 39:40)

Todo lo anterior demuestra que la Sábana Santa de Turín envolvió el cuerpo sin vida de un crucificado. Se ha identificado en la tela la presencia de áloe y mirra, sustancias utilizadas en Palestina para enterrar los cadáveres en la época de Cristo.

Según los estudios médicos, para obtener las marcas de sangre que se ven en la Sábana Santa, el crucificado debió ser envuelto en la tela en las dos horas y media siguientes a la muerte y no permaneció más de 40 horas, ya que no hay rastros de putrefacción.

La resurrección

“El primer día de la semana, al amanecer, fueron al sepulcro con las especias que habían preparado. Comprobaron que la piedra había sido removida del sepulcro, pero al entrar no encontraron el cuerpo del Señor Jesús. Mientras estaban desconcertadas, aparecieron de repente a su lado dos hombres con ropas brillantes. Aterradas, las mujeres inclinaron la cabeza hacia el suelo. Pero los dos les dijeron: “¿Por qué buscáis entre los muertos al que está vivo? No está aquí; ha resucitado” (Lc 24,1-6).

En la impresión dorsal de la Sábana Santa, los músculos dorsales y deltoides aparecen naturalmente arqueados y no aplanados, como debería haber sucedido con un cuerpo tendido de espaldas sobre una losa de piedra. Por otra parte, los diferentes puntos de la espalda que naturalmente tocarían la superficie no están aplastados. No hay ningún efecto de peso corporal, lo que significa que, al realizar la impresión en la tela, el Hombre de la Sábana Santa flotaba en el aire en estado de levitación sin tocar la piedra.

¿Cómo se hizo la huella de la Sábana Santa? Los científicos responden que “el cadáver se vaporizó por así decirlo, emitiendo una radiación que habría causado la huella. … es muy probable que el cuerpo estuviera en levitación cuando produjo esta radiación”.4 En términos científicos, eso significa que el cadáver se volvió “mecánicamente transparente” para la Sábana Santa.

Escuchemos al profesor de la STURP Aaron Upinsky: “Uno de los mayores misterios de la Sábana Santa es cómo el cadáver nunca tocó la tela mientras se desprendía de ella. Salió volando sin alterar las fibras en lo más mínimo, sin rasgarlas y sin modificar las manchas de sangre ya existentes. Eso es imposible para un cuerpo normal, sujeto a las leyes de la naturaleza. Un cadáver cubierto de llagas nunca podría ser desprendido de una sábana sin alterarla y sin dejar rastros. Ninguna ciencia niega este hecho decisivo. Se explica únicamente por la “desmaterialización” del cuerpo, que sale volando de la sábana sin estar ya sujeto a las leyes de la naturaleza. Eso es precisamente lo que los cristianos llaman la ‘Resurrección'”5.

Conclusión

Para concluir, citemos algunas palabras del célebre pensador católico Prof. Plinio Corrêa de Oliveira:

“La Sábana Santa es un milagro permanente. Al permitir que la fotografía muestre su Rostro Divino, Nuestro Señor hizo un gesto de misericordia, especialmente para nuestros tiempos. La Sábana Santa es una maravilla tan grande, una prueba tan grande de la existencia de Nuestro Señor, de su Resurrección y de todo lo que creemos, que los fieles de todos los ambientes católicos deben hablar continuamente de ella”.6

Notas

  1. Giulio Fanti y Emanuela Marinelli escribieron un excelente libro sobre el tema, Cento prove sulla Sindone [Cien pruebas sobre la Sábana Santa], Padua, Edizioni Messaggero, 2000. Este libro contiene también una completa bibliografía sobre el tema.

  2. John H. Heller, Report on the Shroud of Turin [Informe sobre la Sábana Santa], Boston, Houghton Mifflin, 1983.

  3. Pierre Barbet, La Passione di N. S. Gesù Cristo secondo il chirurgo, LICE, Turín, 1951.

  4. Julio M. Preney, O Sábana Santa de Turim – O Evangelho para o Século XX, Ediçoes Loyola, Sao Paulo, 1992, p. 90-92.

  5. Arnaud-Aaron Upinsky, entrevista para Catolicismo, junio de 1998.

  6. Plinio Corrêa de Oliveria, conferencia a miembros y cooperadores de la TFP brasileña, Sao Paulo, 28 de abril de 1984.

Título original: 

The Holy Shroud: a Twenty-First Century Gospel, publicado en el site de la American Society for the Defense of TRADITION, FAMILY AND PROPERTY   

https://www.tfp.org/

    Traducido del inglés con el traductor DeepL

Share

{ 0 comments }

Llanto milagroso de la Sgda. Imagen Peregrina Internacional de Ntra. Sra. de Fátima – Nva. Orleans, EE.UU. (1972)

VIA CRUCIS CON ANTORCHAS

JUEVES SANTO – 20 hs. – Sañogasta – (Prov. de La Rioja – Argentina)

Salida: 1ra estación del via crucis del B°. Chucuma – (ex “Pimiento Grande”) – Plaza 26 de agosto

Recorrido: por plaza 26 de agosto – pasamos a calle Imagen Peregrina de Ntra. Sra. de Fátima – hasta la Ermita de la Sda. Imagen Peregrina Internacional de Ntra. Sra. de Fátima

+ llevar antorchas +

Intenciones principales:

+Los pedidos de la Virgen en Fátima: la conversión del mundo contra las costumbres y modas inmorales, el crimen del aborto y el comunismo “intrínsecamente perverso” -como enseñan los Papas  

+Por el triunfo del Inmaculado Corazón de María prometido en Fátima   

+Por la Santa Iglesia e Intenciones del Santo Padre

+Por la educación de los niños y jóvenes conforme a la moral cristiana y la Ley de Dios     

+Para que nuestra patria sea un exponente fiel de la civilización cristiana y la Virgen la libre de “los errores de Rusia” contra los cuales alertó en Fátima

+Por las intenciones de cada familia y peregrino

Invitan: Ermita de la Sgda. Imagen Peregrina Internacional de N.S. de Fátima – Revista El Alférez – Barrios Chucuma, El Alto, La Carrera- El Pozo – La Calle – Bastión del Norte 

Share

{ 0 comments }

DIRECTO DE UCRANIA: 50.000 MEDALLAS MILAGROSAS EN EL FRENTE DE BATALLA – INSTITUTO PLINIO CORREA de OLIVEIRA

https://www.youtube.com/watch?v=RvIAxJBuQlc

 

 LAS MONJAS DE LA SOCIEDAD DEL SAGRADO CORAZON, EJEMPLO DE AUTODEMOLICION PROGRESISTA

https://us02web.zoom.us/j/3958660101

https://mail.google.com/mail/u/0?ui=2&ik=c78325586c&attid=0.1&permmsgid=msg-f:1728942298693482419&th=17fe6fdc3ec5b7b3&view=att&disp=safe&realattid=f_l1gxfho80

Share

{ 0 comments }

Cinco millones de Avemarías

En 1990, el profesor y líder católico Dr. Plinio Corrêa de Oliveira, a través de la TFP brasileña y entidades afines en todo el mundo, promovió una petición de más de 5.000.000 de firmas pidiendo la liberación de Lituania del yugo comunista. Fue la petición más grande de la historia, que contribuyó a la conquista, no sólo de la libertad de ese país, sino también del fin de la URSS.

Lituania fue liberada del yugo comunista y también Ucrania.

Oren por Ucrania
El IPCO, junto con entidades afines y cohermanas de todo el mundo, promueve una campaña de oración por nuestros hermanos católicos y por todos los ucranianos que están siendo amenazados nuevamente por las ambiciones de Putin de rehacer la URSS y muchos sacrificando sus propias vidas. .

Vaya a https://www.rezepelaucrania.org.br/es

para marcar los números de Avemarías que ya ha rezado.

Nuestro objetivo es llegar a 5.000.000 de Avemarías rezadas en todo el mundo, pidiendo a Nuestra Señora que libere a Ucrania de la guerra y del yugo de un comunismo metamorfoseado.

***

Es la doctrina del Cuerpo Místico de Cristo la que sufre en los católicos ucranianos atacados sin piedad por Putin.

https://www.rezepelaucrania.org.br/es

 


[click to continue…]

Share

{ 0 comments }

DOCUMENTOS VI – Nobleza y élites tradicionales análogas – Plinio Corrêa de Oliveira – La necesaria armonía entre tradición y progreso auténticos

29.03.2022

Nobleza y élites tradicionales análogas en las alocuciones de Pío XII al Patriciado y a la Nobleza romana – Documentos VI   Bookmark and Share Editorial Femando III, el Santo Lagasca, 127 – 1º dcha. 28006 — Madrid Tel. y Fax: 562 67 45 Primera edición, julio de 1993. Segunda edición, octubre de 1993 © […]

Share
Read the full article

Voz que atemoriza y consuela

28.03.2022

Plinio Corrêa de Oliveira “Catolicismo” Nº 340 – Abril de 1979 [1] El beso de Judas, Giotto di Bondone, 1304-1306 – Capilla de Scrovegni, Padua La Sagrada Pasión de Nuestro Señor Jesucristo es ocasión oportuna para tejer algunas consideraciones sobre la prisión del Divino Maestro en el Huerto de los Olivos. Narran los Evangelios que […]

Share
Read the full article

DOCUMENTOS V – Nobleza y élites tradicionales análogas en las alocuciones de Pío XII al Patriciado y a la Nobleza romana – Plinio Corrêa de Oliveira – – La doctrina de la Iglesia sobre las desigualdades sociales

23.03.2022

Plinio Corrêa de Oliveira Nobleza y élites tradicionales análogas en las alocuciones de Pío XII al Patriciado y a la Nobleza romana – Documentos V   Bookmark and Share Editorial Femando III, el Santo Lagasca, 127 – 1º dcha. 28006 — Madrid Tel. y Fax: 562 67 45 Primera edición, julio de 1993. Segunda edición, […]

Share
Read the full article