Rincón de la Conversación – “Si la finalidad es vencer, ser prudente es avanzar”

11/04/2014

614px-Jesus_de_la_pasionEl Cid dibujo

Rincón de la Conversación

 

 

Veníamos comentando, como recordarás, que si queremos mantener nuestro estilo de vida cristiano, debemos responder al llamado del Papa Pío XII a las élites tradicionales,  a los dirigentes auténticos que hay en todos los ambientes y camadas, ponernos firmes y, como verdaderos soldados de Cristo que debemos ser los católicos, oponer en nuestras casas un dique a la inmoralidad y la degradación que van amenazando de caos y derrumbe a la sociedad.

¡Qué tema para una Semana Santa digna de ese nombre, para una prédica fogosa como las de San Luis María Grignion de Montfort, que hicieron surgir la Chouannerie, flor caballeresca y santa nacida de su apostolado! ¡Cómo se ha cubierto con un manto de olvido ese llamado! Si no fuese por “Nobleza y élites tradicionales análogas – en las alocuciones de Pío XII al Patriciado y a la Nobleza romana”, ¿cuántos se acordarían de él?

Me parece que uno de los obstáculos psicológicos a que esa reacción tenga la fuerza necesaria se relaciona con una falsa noción de prudencia que se ha difundido largamente…con efecto anestesiante.

¿Qué es la prudencia? Es la virtud que nos lleva a elegir los medios adecuados para lograr un fin. Si la finalidad, como queremos, es vencer, en el noventa por ciento de los casos lo más prudente es avanzar, no retroceder. Así, los actos de heroísmo, propios de los verdaderos nobles y los verdaderos dirigentes, pueden ser tan prudentes como los retrocesos estratégicos. Esa es, y no otra, la virtud evangélica de la prudencia.

Sin embargo se da a entender que prudencia es sólo el “arte” de retroceder. Hoy en día fuerzas arrolladoras como las de los países de Occidente y la Nato retroceden ante el ex jefe de la KGB, Putin, que pisoteando las normas jurídicas más elementales despoja a Ucrania de toda una región. ¿Eso es prudencia, o es alentar nuevos despojos y aventuras, que ya están comenzando?

Se retrocede ante los musulmanes; ante el “lobby” pro homosexualidad; ante los criminales y drogadictos; ante los gobernantes despóticos que tachan cualquier oposición, aunque sea ordenada y dentro la ley, de “ataque a la democracia”. Así como Luis XIV, de acuerdo a una leyenda, habría dicho: “l’état c’est moi”, la democracia, la nación, la salvación general ¡“son ellos”!

007 le atrae elnoble placer de la conversaMe dirás que me aparto de la Semana Santa y me voy a la política local o internacional. Pero la Iglesia, fundada por Nuestro Señor en la cruz, tiene una doctrina político-social. El Padrenuestro que El nos enseñó, pide: “hágase tu voluntad así en la tierra como en el Cielo”. Lo que pasa en la sociedad, lo que pasa en el mundo, nada escapa a la  mirada y al juicio de Dios. Hasta los paganos decían, con sabiduría natural: “nada de lo que es humano me es ajeno…”

003_16

La Virgen en Fátima, después de considerar el avance de la inmoralidad y la degradación en la humanidad, y la tremenda ofensa que se hace al Todopoderoso –a Quien hoy parecen no tener en cuenta muchos que deberían estar, como Elías, “llenos de celo por la Casa de Dios”…- anunció que, como castigo, “los errores de Rusia se difundirán por el mundo entero”.

No podemos poner un muro entre la Fe y el ambiente que nos rodea. Por algo Pío XII dedicó tantos documentos a tratar de la misión contemporánea de las élites para la salvación de la civilización contemporánea en lo que tiene de bueno y católico.

Volviendo a la falsa y la verdadera prudencia, muchos dejan de cumplir la obligación de luchar por la civilización cristiana, tan claramente expuesta por San Pío X , como hemos comentado aquí, argumentando razones de “prudencia”.

¿Es duro remar contra la corriente? Seamos ‘prudentes’, dejémonos arrastrar… ¿Es difícil e incómodo juntar gente para oponerse a la Revolución? Seamos ‘prudentes’, quedémonos en casa leyendo un buen libro o viendo videos divertidos. ¿Andamos mal de salud? Seamos ‘prudentes’, que luchen los que gozan de una salud perfecta (¿?) y los jóvenes. Pero no nos perdamos un viaje a Europa o al Caribe, o no dejemos de arriesgar la economía familiar en un ‘negocio brillante’ o en un auto de alta gama que nos dé prestigio –ahí si podemos ser arriesgados e imprudentes!

682px-Cristodepasion2011002

El via crucis que nos sacude buenamente e ilumina cada Viernes de Cuaresma, pregunta a Cristo flagelado y doliente:

“Y vuestra prudencia, ¡oh modelo de todas las virtudes!, ¿cómo fue? ¡¨Cuántos amigos Os hubieran aconsejado renunciar cuando caíste por primera vez! En la segunda caída, serían legión. Y viéndoos caer por tercera vez, ¡cuántos no Os abandonarían escandalizados, diciendo que erais temerario, falto de sentido común, que queríais violar los manifiestos designios de Dios!”

Te propongo asociarnos a su ferviente pedido:

“Que vuestra Pasión nos dé gracias, Señor, para ser de invencible constancia en el bien, conociendo perfectamente el camino del verdadero heroísmo, que puede llegar a sus límites más extremos y sublimes sin jamás confundirse con una vil y presuntuosa temeridad”.

022 Si las élites hispanoamericanas saben ser

¿Nos faltan las fuerzas? Pidámoslas a Jesús por medio de su Madre Dolorosa, la Omnipotencia suplicante. Sigamos sus consejos pues nos dice a cada uno y a todos: “pedid y se os dará”… “vigilad y orad para no caer en tentación”… Luchad conmigo pues: “No he venido a traer la paz sino la espada”.

¡Que tengas una recogida y plena Semana Santa, llena de santas resoluciones, acompañando a Nuestra Reina y Señora firme junto a su Divino Hijo, al pie de la cruz.

Pues:

“La Resurrección vendrá pronto. Felices los que sepan perseverar como Ella y con Ella. De ellos serán las alegrías y en cierta medida las glorias del día de la Resurrección”.

Nota: las citas pertenecen al Via Crucis del Prof. Plinio Corrêa de Oliveira, escrito originariamente para el “Legionario”, 18.IV.1943), órgano oficioso de la Arquidiócesis de San Pablo, antecesor de la revista “Catolicismo”, que la reproduce (nº 520, Abril de 1994).

 

 

 

 

 

Share

Previous post:

Next post: