La nación, el Estado y el bien común de un pueblo

27/09/2017

La nación, el Estado y el bien común de un pueblo –

Return to Order – Regreso al Orden

 

Ingólfr Arnarson, primer poblador de Islandia – Cuadro de Johann Peter Raadsig

La sociedad comienza por grupos informales de individuos, familias y asociaciones informales dedicadas principalmente a perseguir su propio bien individual. Cuando esta constelación de unidades sociales se amalgama en un todo de características firmes, nace una nación. La nación forma una unidad cultural, social, económica y política incapaz de ser incluida o federada en cualquier otra.

El fin de esta nueva unidad social ya no es la prosecución del bien individual de cada miembro sino el bien común de todos. Este bien común asegura la paz de la comunidad, permite la coexistencia virtuosa y favorece el bien espiritual de todos en la comunidad.

La Familia

El Estado es la organización política y el orden de la nación; su papel es salvaguardar el bien común y favorecer la vida virtuosa en común. El Estado, en consecuencia, presupone un pueblo, asociaciones intermedias, territorio y un poder político organizado. El gobierno es el sistema político e instituciones por los cuales se administra y regula el Estado.

El Senado Romano

El fin del Estado –el ordenamiento del bien común- es cualitativamente distinto de la suma de los bienes de los individuos. Es el motivo por el cual el Estado como forma de la vida política tiene “una supremacía de misión, poder, y así de dignidad intrínseca, que se expresa adecuadamente en la palabra majestad”. No hay sociedad natural más perfecta que el Estado, elemento necesario para el correcto funcionamiento de la sociedad.

Return to Order: el best-seller que está repercutiendo a fondo en la opinión conservadora norteamericana enarbolando el ideal de una sociedad plenamente católica

 

Share

Leave a Comment

Previous post:

Next post: