El sol que cruzó el océano e iluminó una nueva Cristiandad – Rincón de la Conversación

02/08/2016

Rincón San Fco Sol ago 16 II

Imaginemos un vitral maravilloso de los bosques iberoamericanos, y, saliendo de su espesura, la figura alta y esbelta, grave y hierática, de un misionero de semblante noble y afable, envuelto en oscuro hábito de burel.

Este vitral imaginario estaría hecho por Angeles como los que dieron acabado perfecto a la Imagen de Nuestra Señora del Buen Suceso. Al terminar su obra,  cuentan las crónicas conventuales, se vio a la Madre de Dios entrar en el Real Monasterio de la Limpia Concepción de Quito, del que es Abadesa,  en cortejo, aclamada con músicas angélicas, acompañada por San Francisco de Asís, Padre  de las Concepcionistas.

N Sra del Buen Suceso Br email

Nuestra Señora, que es Arco iris lleno de alegría,  entró en la talla y entonó el Magnificat,  en el monasterio sumido en el ambiente de la Jerusalén celeste…

Imaginemos a esos Angeles, dotados, como están -y sus obras lo demuestran- de conocimientos profundísimos y de perfecciones artísticas como para poder pintar en una gruta montañosa a Nuestra Señora de las Lajas, a la Inmaculada Virgen de Guadalupe envuelta en las llamas de la zarza ardiente del Sinaí, o el fresco de Mater Boni Consilii a Genazzano, que atravesó el Adriático seguida por fieles perseguidos por la invasión musulmana.

Consta en formal declaración del maestro Francisco del Castillo, que esculpió la talla de N. S. del Buen Suceso, que él la dejara casi terminada,  encontrándola,  al regresar al monasterio, totalmente cambiada y mejorada. No tuvo la gracia de estar  cuando la celestial Abadesa vino al convento pero sí de que entrara en la talla que es obra de sus manos y de los espíritus angélicos.

003 016 correccImaginemos así a los Angeles extrayendo los mejores elementos para nuestro vitral. Agua de las vertientes cristalinas de los Impenetrables más ocultos; pastas de los azules misteriosos de los

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

amaneceres más bellos y noches estrelladas de América, de los diamantes y esmeraldas más rutilantes del Mato Grosso, y rubíes obtenidos tal vez transformando las zarzas más incandescentes del Tepeyac de las rosas invernizas.Spanish_Galleon_Firing_its_Cannon

El verde de los mares más insondables que surcaran aguerridos e imponentes galeones reales o elegantes brigs de míticas Islas Vírgenes, con gracia de gaviotas, u otros bajeles del Mar de las Antillas que recalaran en las aguas transparentes de Santa María de la Antigua, Barbuda o de la Isla de la Tortuga,  teatro de las osadías de los temibles bucaneros que se jugaban el todo por el todo.Joseph_Walter_-_A_Trading_Brig_Entering_the_Bristol_Avon

El vitral prodigioso sería un legítimo heredero de los de Chartres, Notre-Dame, Colonia o León, sublimado más allá de las leyes naturales.

Tendría, por privilegio angélico, la capacidad de que el alma que se extasiara ante él oyera una armonía, una melodía, capaz de transmitir conceptos riquísimos, aliando la belleza del sonido con sublimes panoramas escolásticos. Algo así como el idioma del paraíso terrenal antes de la caída…

Sería un vitral que, como un cantar de gesta visual, iría cambiando suavemente de imagen y de música. Empezaría mostrando a un hijo espiritual de San Francisco de las Llagas y devoto del Seráfico San Buenaventura de las trascendencias –de las que hemos conversado en ocasiones anteriores. Su padre terrenal fue un solemne Regidor montillano cuyos blasones representaban el sol,  y su madre una refinada mujer conocida como “la hidalga”.

El vitral iría mostrando a ese joven tonsurado de rasgos viriles y afilada barba convocando a los transeúntes a encantarse con las glorias de María con un original y sonoro altoparlante: su violín misionero –que en el Norte argentino sería llamado milagrero.San Fco Solano Ctes

…Al mismo joven que, en memorable milagro, devuelve la vida a un muerto para alegría de su familia,  escurriéndose de la multitud azorada!

Tanto le aflige el peligro para su alma de este incómodo prestigio que logra que S.M. Católica Felipe II de Austria, Hispaniarum et Indiarum Rex, lo envíe a un Nuevo Mundo del que nunca más volverá,  donde tendrá la gloria de ser un día el Apóstol de América.

Fue uno de los tres regalos célebres con que el hijo de Carlos V obsequiara a la Gobernación del Tucumán, por él fundada, junto con el escudo que conserva con legítimo orgullo Santiago del Estero, y la milagrosa Sábana Santa. Reliquia poco conocida, silenciada quizás por ser incompatible con las modas litúrgicas desacralizantes y desvíos morales e ideológicos que hoy se infiltran impunemente en el lugar santo…

Escudo Sgo del E folleto ofic jul 04

El vitral continúa prodigándonos escenas vivas de esta Leyenda Dorada. El cruce del océano, el naufragio rumbo al Perú, el hábito, bien más preciado del aventurado franciscano, que el mar le devuelve gentilmente, en la reverencia de una ola con encajes.

La ermita que se construye con restos del naufragio, cerca pero no en medio de los náufragos, a quienes aporta alimento material y espiritual.  Así lo hará más adelante con las carretas varadas y viajeros hambrientos y acosados por nubes de mosquitos en el Río Hondo. Caudal al que, bajándole con imperio sagrado el ímpetu de su creciente, bautiza para siempre diciendo: Ahí tenéis a vuestro río hondo… .

El miedo de sus cofrades ante el peligro de que se cumplan los anhelos del Padre Solano de morir heroicamente a manos de los infieles caribes, para que su sangre sea simiente de cristianos.

Su llegada a Lima. Su disgusto ante los pecados de la sociedad criolla del Perú y el anuncio profético de su voz sonora en la catedral: “¡Perderse tiene Trujillo!”

El saludable temor que estremece desde el Virrey hasta las humildes lavanderas. La consulta de una preocupada familia trujillana a los franciscanos, que les dicen que no se justificaba irse a otra ciudad pues no era para tanto. El castigo de Dios a la ciudad impenitente sacudida por un terremoto en el que muere esa familia y muchos otros infelices, para horror y remordimiento de los que habían desmentido el anuncio salvador del varón de Dios…

cóndor volador sep 011

Su peregrinación en mula y sobre todo a pie, buscando con su violín pueblos para evangelizar por el Tucumán, el Chaco Gualamba, el Paraguay,  Buenos Aires (?) y Córdoba.

Su figura bíblica, hiriendo la tierra con su vara y haciendo brotar el agua pura que dará vida a poblados hispano-indígenas, jalones de patria (Trancas Viejo, Agua Santa, El Galpón, La Rioja…). Para que los naturales puedan vivir de la agricultura sin las penurias del nomadismo y los criollos puedan sustentar la naciente civilización cristiana.

En la jurisdicción de Talavera de Esteco –de bello nombre y trágico final por él profetizado-, funda una Cristiandad de más de 50 pueblos indígenas. Para gloria del Rey de los Cielos y “descargo de conciencia”  -como se sentía y decía en esos tiempos-, de los apostólicos monarcas de España y Portugal, que por ello habían recibido estas tierras del Vicario de Cristo.

▪ Para esa misión de proporciones continentales, el franciscano de humilde grandeza contaba con notables recursos y carismas, tocando no sólo las cuerdas de su violín sino las del alma humana. A un fraile tentado de angustias, como percibió por luces sobrenaturales, con tacto y afecto se le acercó a la celda y le dio una breve serenata que puso en fuga al maligno.

Así, con el carisma del dominio de la naturaleza concedido a San Francisco de Asís por volver al estado de inocencia de Adán y Eva,  el Padre Solano amansaba peligrosos toros bravos para sorpresa del Gobernador Ramírez de Velasco. Y salía a recrearse al frondoso patio del convento para “buscar argumentos” para su sermón en las perfecciones de las criaturas, en los colores, sabores, movimientos, en la armonía del universo. Por eso se hablará de su “apostolado medieval”…

Con  los indios e indias era paternal al extremo, obrando curaciones y aún resurrecciones! Con cristiana vigilancia, guardaba las distancias con las hijas de Eva, cumpliendo sus votos solemnes de castidad,  obediencia y pobreza. ¡Qué falta hacen religiosos así, abrasados por el ideal monástico con sus admirables renunciamientos, y misionero, con sus heroísmos!N Sra del Milagro 517 rec

Nuestro vitral angélico nos mostraría su tierna admiración por la Virgen del Milagro, que le produjo un éxtasis en la procesión por las calles de Salta, haciéndole sacrales honras y reverencias.

Imagen003 Casulla autocorrecc  Comparables a un vitral portátil son las casullas de San Francisco Solano conservadas en los conventos de Tucumán y Santiago, bordadas con hilos de oro y pobladas de cristales y piedras preciosas  que revelan su amor al lujo sagrado para el Santo Sacrificio de la misa –opuesto per diametrum al  desvariado miserabilismo ecologista de la Teología de la Liberación. 

▪Y con el mismo coraje que mostrara ante el San Francisco Solano carbonilla dibujopeligro de los caribes antropófagos, salió al frente, empuñando el crucifijo,  a exhortar a la conversión y obediencia a los indios de guerra que venían a destruir la recientemente fundada Todos-Santos de la Nueva Rioja, evitando la guerra y dándoles por Señor la encantadora Imagen del Niño Alcalde.

Niño AlcEl hecho es justamente conocido como el Pentecostés riojano, ya que, con el don de lenguas de los Apóstoles, les dirigió palabras que todos entendían, que se clavaron hondo en el alma de los sublevados.

El convento de La Rioja Ima 011 S Fco Solano recortada corregida conserva una placa con la escena del Pentecostés riojano, inmortalizado en el Tinkunaco o encuentro entre las dos procesiones, la de San Nicolás, que le rinde honores al Niño Alcalde, y la del Divino Infante con su ropón e imponente gorro capitular, y su vara de plata.

Los versos del  himno también llamado el Tinkunaco,  le cantan al resplandor del amanecer del Año Nuevo, impregnado de absolutos,  al Niño Alcalde y a la Virgen de Copacabana:  tu cabellera es más que el oro, y resplandece, resplandece…index color

En la fiesta, bajo el arco que sostienen sus fieles ayllis, está el Inca, con su atuendo y espejos, su tamboril, entonando el Tinkunaco; y también los Alféreces del images St NichPatrono San Nicolás, que representan a los nobles caballeros de la Cuadrilla de Calchaquí que defendieron las ciudades del Tucumán.  

Reviven las figuras del momento histórico. La images Niño y ayllis vielltradición del antiguo Cabildo, del que el Alcalde era la figura principal, que se renovaba cada 31 de diciembre. En esa fecha se celebra la ceremonia multitudinaria, images la Cat cintasal mediodía, bajo el radiante sol riojano, y aunque llueva a torrentes se lleva a cabo (para sorpresa de algún eclesiástico recién llegado que quiera pasarla para otro día).

Es una explosión de cintas multicolores, de vivos,  estandartes y bandas originadas en el Siglo de Oro, con inscripciones devotas.

La Tradición expresa el alma del verdadero pueblo allí presente,  que no se deja masificar –como enseñaba Pío XII.

images el inca viellEspecialmente solemne es el momento culminante en que el Inca –con sus ayllis y el Niño Alcalde- le entrega a la autoridad –que fuera antaño el Cabildo- el Evangelio, y le dice:

images homenaje al Niño Alc“Por esta ley queremos ser gobernados”.

Cada Tinkunaco contiene un mundo de imponderables, de anhelos, de esa Argentina profunda de las grandes procesiones,  tan viva,  y tan ausente de las mentes pragmáticas y materialistas de tantos que deberían estar a su servicio para hacerla crecer, en el orden espiritual y temporal.

Que San Francisco Solano la haga resurgir, como la catedral sumergida de la leyenda, en estos tiempos en que, ante el avance virulento de la Revolución anticristiana que amenaza destruir la civilización, los pueblos católicos de América  deben ponerse de pie y defender su identidad amenazada.  Y en esta grave crisis, advierte el recordado Pontífice, sólo cabe resistir para lograr victoria o, de lo contrario, merecer el nombre deshonroso de desertor en una hora trágica*. Para lograr que se haga realidad plena el pedido del Inca al entregarle el Evangelio a la autoridad civil, en presencia del Niño Alcalde y San Nicolás, del Obispo y el Clero, de millares de fieles: “Por esta ley queremos ser gobernados…”

  • Festividad de San Francisco Solano, el Apóstol de América: 24 de julio

    (*) Nobleza y élites tradicionales análogas, de Plinio Corrêa de Oliveira, Cap. VI, Cooperación relevante de la Nobleza y élites tradicionales para la solución de la crisis contemporánea. Ver también notas de la Visión de Conjunto.

     

Share

Comments on this entry are closed.

Previous post:

Next post: