El rol de la Iglesia en la sociedad – Regreso al Orden

19/05/2019

 

Aún cuando definimos que el Estado es la estructura a cargo del corazón y del alma de la economía, no dudamos en mencionar el rol esencial de la Iglesia en este orden orgánico. Desde nuestro punto de vista manifiestamente católico es natural que nos refiramos específicamente al rol de la Iglesia Católica.

           Ilustración: Haciendo fardos al lado de un castillo medieval, por Arnold Meermann⇑

Con más razón puesto que la Iglesia fue la primera que abrazó este sistema orgánico e inspiró las estructuras orgánicas. Por lo tanto al describir cómo la Iglesia cumplió de hecho este rol también dejamos claro porqué Ella debe ser parte del corazón y del alma del orden socio-cultural, una afirmación negada por los secularistas radicales de nuestros días.

Ilustración: Una de las muchas maneras en que la sociedad secular trata de destruir el rol de la religión en la sociedad es a través de la “guerra contra la Navidad”. Este aviso muestra el efecto de las protestas. Después de ser acusada de evitar la palabra “Navidad”, la tienda Lowe’s empezó a usar “Arbol de Navidad” en su propaganda

De la misma manera que con la idea de Estado, también encontramos errores sobre el rol de la religión en la sociedad. Están los que querrían exilar completamente a la religión de los asuntos sociales y económicos, convirtiéndola en una cuestión privada de los individuos aislados. Para otros la Iglesia como institución es (o debería ser) una pura comunidad espiritual de amor, llena de misterios sacramentales y de camaradería, pero sin proyección en el mundo diario de la producción económica y consumo. También hay otros que se imaginan a la Iglesia como una institución buscadora de poder que querría absorber al Estado y por lo tanto debe ser contenida dentro de su propia esfera.

Esta confusión sobre cómo resolver los roles de la Iglesia y del Estado está en la raíz de la Guerra Cultural que de tal manera divide a Estados Unidos. Es esencial por lo tanto que nos ocupemos sin más de este asunto, por ser de la mayor importancia en cualquier orden orgánico. 

 

Best-seller de la TFP norteamericana

por John Horvath (h)

Share

Previous post:

Next post: