PRESENTACION DE “PLINIO CORREA de OLIVEIRA – APOSTOL DE FATIMA – PROFETA DEL REINO DE MARIA”, de ROBERTO de MATTEI

Video de presentación de la obra “Plinio Corrêa de Oliveira – Apóstolo di Fátima – Profeta del Regno di Maria”, del Prof. Roberto de Mattei

https://www.youtube.com/watch?v=MXiNGg6kxjQ
ººººººººººººººººººººººººººººº

45 AÑOS DE LA MISTERIOSA LACRIMACION DE LA SAGRADA IMAGEN PEREGRINA INTERNACIONAL DE NUESTRA SEÑORA DE FATIMA

“El misterioso llanto nos muestra a la Virgen de Fátima llorando sobre el mundo contemporáneo como otrora Nuestro Señor lloró sobre Jerusalén. Lágrimas de dolor profundo, en la previsión del castigo que vendrá”

Catolicismo, nº 799

ººººººººººººººººººººººº
FELICITACIONES AL GRAN PILAR DE  CULTURA  Y FE EN BRASIL, “CATOLICISMO”
 Casi todo el acervo de la revista mensual Catolicismo, desde el primer ejemplar de 1951 hasta el más reciente, se encuentra on-line!
Se trata de un Apostolado de primer orden para todo el gran público ávido, en el mundo entero, del pensamiento católico tradicional, del que fuera pionero durante su prolífica vida y es figura exponencial su gran inspirador y principal colaborador, el Dr. Plinio Corrêa de Oliveira.
Lo recomendamos especialmente a quienes participan de las redes sociales de comunicación (facebook, Twitter, G+, Instagran etc.) sugiriéndoles a nuestros lectores difundir el link indicado más abajo.

http://www.google.com/url?q=http%3A%2F%2Fwww.catolicismo.com.br%2Findex.html&sa=D&sntz=1&usg=AFQjCNFKJZKkRBhjcHM31SVswiAVKkhnew

ºººººººººººººººººººººººººººººººº

TRUMP EN VARSOVIA: SU DEFENSA DE LOS VALORES DE LA CIVILIZACION OCCIDENTAL Y CRISTIANA DESCONCIERTA A RUSIA

http://flagelorusso.blogspot.com.br/2017/07/trump-em-varsovia-virada-desconcerta.html

Durante su viaje a Varsovia, Trump habló de temas comunes a su administración y al conservador Gobierno polaco, con reivindicaciones de soberanía nacional y  libertad individual, así como de Dios, tradición y familia, exigiendo de Occidente “voluntad” para sobrevivir ante quien amenaza su existencia…

https://noticias.uol.com.br/ultimas-noticias/efe/2017/07/06/defenderemos-a-civilizacao-crista-diz-polonia-apos-partida-de-trump.htm

ºººººººººººººººººººººººººººººººº

PREOCUPACION POR LA SANTA IGLESIA CATOLICA – ENTREVISTA DEL CARDENAL RAYMOND BURKE para la Revista “Catolicismo”

“Considero ⌊las apariciones de Fátima⌋ más oportunas que nunca, de gran importancia -sobre todo en la presente crisis en la Iglesia, en la que parece haber una confusión y se está estableciendo una división…”

Nº 799, Julio/2017

http://blogdafamiliacatolica.blogspot.com.br/

ºººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººº

TORRE AZTECA DE CRANEOS HUMANOS DESCUBIERTA EN MEJICO
5 de julio de 2017
Descubren en México una torre de cráneos humanos procedentes de sacrificios aztecas
Un equipo de arqueólogos descubre más de 650 cráneos y restos humanos que formarían parte de una torre próxima al antiguo Templo Mayor, uno de los principales lugares de culto al sol de lo que fue la capital de los aztecas, Tenochtitlán

Un equipo de arqueólogos del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) de México ha realizado un hallazgo macabro, que podría arrojar nueva luz sobre la civilización azteca. Se han descubierto más de 650 cráneos y miles de fragmentos humanos que son parte de una edificación próxima al Templo Mayor – sobre el que se edificó la actual Catedral Metropolitana de Ciudad de México- uno de los lugares de culto más importantes de la antigua capital azteca, Tenochtitlan, informa Reuters.
Se cree que esta «torre» sería parte también del Huey Tzompantli o altar en el que se empalaban a la vista del público las cabezas de los cautivos sacrificados en honor a los dioses y que los historiadores relacionan con otras culturas mesoamericanas anteriores a la llegada de los españoles. Lo que impresionó mucho a los españoles que acompañaron a Hernán Cortes en la conquista de México, y dieron testimonio de todo ello.
Las primeras excavaciones, que comenzaron en 2015,  sugieren que todavía quedan datos pendientes: «Nosotros esperábamos que fueran hombres, obviamente jóvenes y también guerreros. La cuestión es que no creíamos que fuera haber mujeres y niños, que no tendrían que ir a la guerra», apunta uno de los responsables de esta investigación el antropólogo y biólogo Rodrigo Bolanos.
Bajo la Catedral Metropolitana
Para el equipo de investigadores no hay duda de que esta  torre erigida con cráneos pertenecía a las edificaciones de las que dio cuenta Andrés de Tapia,  soldado español que acompañaba a Hernán Cortés en 1521.
Tapia apuntó que había contado decenas de cientos de cráneos y sobre lo que se conoce hoy como Huey Tzompantli. Barrera ha llegado a contabilizar hasta 676 cráneos aunque no ha descartado que su número sea mayor según avanzará la excavación.

(Cfr. ABC, 5 de julio de 2017)
ºººººººººººººººººººººººººººººº
MARCHA PRO-LIFE EN IRLANDA – AGRESIONES DE LOS ABORTISTAS

Colaboración de Kenneth Murphy

https://www.irishtimes.com/news/ireland/irish-news/protesters-clash-at-anti-abortion-rally-for-life-in-dublin-1.3140573

ººººººººººººººººººººººººººººººººº

SIN PEDIDO DE PERDON NO HAY CONVERSION

La Hermana Lucía, vidente de Fátima, en su encuentro con Mons. Alvim Pereira, Obispo de Leiria-Fátima

http://www.abim.inf.br/sem-pedido-de-perdao-nao-ha-conversao/#.WWbGV9ThDUI

ººººººººººººººººººººººººººººººººººººº

ROSARIOS Y RIFLES:  CRISTIANOS SIRIOS ENFRENTAN AL “ESTADO ISLAMICO” EN RACCA

Un rosario color marfil se balancea del espejo retrovisor de la pick-up de Aboud Seryan mientras circula velozmente a través de la ciudad siria de Racca, pasando revista a la posición de sus compañeros luchadores cristianos que combaten al Estado Islámico.

Hay acordes musicales marciales en el aire y  saludos efusivos armas en mano en el distrito occidental de Al-Romaniya. El ISIL ha sido expulsado de la ofensiva con apoyo de EE.UU. para derrotar los jihadistas y expulsarlos de su bastión en el norte de Siria. Estos cristianos se han unido a las fuerzas de una alianza numerosa de kurdos y árabes. Estamos participando de la liberación de Racca en nombre de todos los sirios, dice con orgullo Seryan. Los jihadistas han volado las iglesias de Racca y forzado a cristianos a pasarse al Islam. Por eso estamos participando de esta batalla.
Los musulmanes pretendían que los cristianos se quedaran en la ciudad pagando el tributo especial de la “jizya”,  o abandonando la Fe para pasarse a sus filas…
Los combatientes sirios, con ayuda de los bombardeos de la coalición encabezada por EE.UU. , muestran ahora con orgullo sus símbolos religiosos,  como tatuajes de rosarios alrededor de la muñeca y la palabra “JESUS” en sus antebrazos, y consignas como “Nada me detiene”. Para ellos,  poner la otra mejilla no se aplica al campo de batalla, pues sería entregarse y entregar a los hijos de Dios a los fanáticos homicidas y esclavizadores. En lugar de esto, su respuesta es: “Bala en la cabeza del enemigo”.

Cfr. Yousseff Karwashan/AFP/Getty Images
Breitbart Jerusalem, 29.6. 17

ººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººº

INSTITUTO PLINIO CORREA DE OLIVEIRA Y HERALDOS DEL EVANGELIO – ASOCIACIONES COMPLETAMENTE DISTINTAS

Ante la difusión de noticias y videos, muchos católicos se preguntan si existe relación entre ambas entidades. La respuesta es negativa:
http://www.google.com/url?q=http%3A%2F%2Fwww.abim.inf.br%2Fo-instituto-plinio-correa-de-oliveira-e-os-arautos-do-evangelho-sao-associacoes-completamente-distintas%2F&sa=D&sntz=1&usg=AFQjCNE57AJooRGylg4E_ZLoC14F6zz-sA

ººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººº
RECEPCION AL CARDENAL BURKE EN LA SEDE DEL INSTITUTO PLINIO CORREA DE OLIVEIRA Y CONFERENCIA EN EL TEATRO DEL HOTEL RENAISSANCE (SAN PABLO – BRASIL)

 

https://paulorobertocampos.smugmug.com/

ºººººººººººººººººººººººººººººººº

EL CASTILLO DE CHAMBORD RECUPERA SUS ARISTOCRATICOS JARDINES
http://www.google.com/url?q=http%3A%2F%2Fwww.abim.inf.br%2Fchambord-recupera-seus-aristocraticos-jardins%2F&sa=D&sntz=1&usg=AFQjCNGwEgMl17omPA32TlshkbeLe5DOsg
ººººººººººººººººººººººººººººººººº

Share

{ Comments on this entry are closed }

⌈15. La posición de los católicos  ante las formas de gobierno⌉

Completamos el ítem 15 -ya publicado en esta sección junto con el ítem 16- con la importante nota 18 sobre la monarquía moderada como forma de gobierno preferida por numerosos autores:

* ⌈…⌉ Pero, según el recto orden de preferencias, el católico empeñado en mantener una impecable fidelidad a la doctrina de la Iglesia, debe admirar y desear más lo que es excelente que lo que es simplemente bueno; e, ipso facto, deberá sentirse especialmente agradecido a la Providencia cuando las condiciones concretas de su país permitan la mejor forma de gobierno que es, según Santo Tomás, la monarquía, o incluso clamen por ella. [18]

[18] “Casi todos los autores escolásticos antiguos y modernos, junto con un número ingente de otros autores no escolásticos afirman que la monarquía moderada es la forma que debe ser preferida en abstracto; aunque algunos autores de hoy dicen que, en abstracto, ninguna forma debe ser preferida a otra.” (P. Irineo GONZÁLEZ MORAL, S. J., Philosofiae Scholasticae Summa, BAC, Madrid, 1952, v. III, pp. 836-837).

17. Legitimidad de los principios anti-igualitarios
Se ha analizado hasta aquí la oposición entre el igualitarismo radical, que influye en muchos de nuestros contemporáneos a la hora de elegir una forma de gobierno y la doctrina social de la Iglesia sobre ese tema. En realidad el mencionado igualitarismo es el principio que, a manera de un tifón o terremoto, mayores y más sensibles transformaciones ha producido en Occidente.
Cabe ahora decir algo sobre la legitimidad de los principios anti-igualitarios aplicados a las formas de gobierno; principios que son justos cuando, inspirados en la doctrina cristiana, no sólo se oponen al igualitarismo radical, sino que admiten y prefieren tanto las formas políticas como las sociales basadas en una armoniosa y equitativa desigualdad de clases.
En resumen, dichos principios reconocen antes que nada la igualdad entre todos los hombres en lo que atañe a sus derechos como tales; pero afirman también la legitimidad de las desigualdades accidentales que se establecen entre los hombres por las diferencias de virtud, dotes intelectuales, físicas, etc.; desigualdades que no existen únicamente entre individuos, sino también entre familias, en virtud del bello principio enunciado por Pío XII que no hacemos aquí sino recordar: “Las desigualdades sociales, también aquellas que van vinculadas al nacimiento, son inevitables. La benignidad de la naturaleza y la bendición de Dios sobre la humanidad iluminan y protegen las cunas, las besan, pero no las igualan.” [20]
También según dichos principios, las desigualdades tienden a perpetuarse y acendrarse a lo largo de las generaciones y de los siglos —sin caer con ello en la exageración—, dando origen incluso a una severa legislación consuetudinaria o escrita que pune con la exclusión de la Nobleza a quienes se hacen indignos de ella por cualquier título, y abre al mismo tiempo sus puertas para las élites análogas auténticamente tradicionales.
Así pues, siendo legítimas las desigualdades existentes entre las personas, familias y clases sociales, resulta fácil deducir la legitimidad y excelencia de las formas de gobierno en que dichas desigualdades naturales son preservadas y favorecidas de modo equilibrado y orgánico, es decir, la monarquía y la aristocracia, tanto en su forma pura como en la moderada.

⌈20⌉ PNR 1942, p. 347

18. Reflejos de la mentalidad política sobre los cuerpos sociales intermedios
Se ha considerado hasta aquí el complejo aunque bello tema de las formas de gobierno en varios de sus aspectos más importantes y, a manera de complemento, algunos reflejos de la mentalidad inherente a estas formas en la vida social, cultural y económica de las naciones. Cabría considerar también los reflejos de dicha mentalidad sobre los cuerpos sociales intermedios entre el Estado y el individuo, los cuales hacían de las naciones de la Europa pre-revolucionaria conjuntos pujantes de “sociedades orgánicas”; pero lo vasto y rico del tema impide que esto se haga en el presente libro.
Si todos nuestros contemporáneos tuvieran una noción exacta de lo que fueron una región, un feudo, un municipio, una gran entidad corporativa autónoma, etc., en el contexto de la “sociedad orgánica”, eso haría tanto que ganasen en claridad las premisas de muchos raciocinios sobre formas de gobierno como que ganasen en firmeza de rumbos y utilidad práctica las discusiones referentes al tema, a veces apasionadas, a veces somnolientas.
Las “sociedades orgánicas” constituyen, por cierto, un tema que está lejos de carecer de oportunidad, pues las elucubraciones e intentos hechos en el sentido de realizar una Europa aglutinada en un solo todo político-socio-cultural-militar-económico han dado lugar a la eclosión tanto de regionalismos como de centralismos exacerbados, los cuales, en los tumultuosos noticiarios de la prensa contemporánea, parecen otras tantas naves bogando en un verdadero piélago de indecisiones, como si fuesen embarcaciones sin brújula, timón ni lastre. De esta carencia fundamental les viene una lamentable fragilidad de ligazón entre sus varias partes, que amenaza al conjunto de descoyuntamiento y fin.

(Próxima entrada del Apéndice III: C- La Revolución Francesa, modelo prototípico de República revolucionaria)

Share

{ Comments on this entry are closed }

 

CONMEMORACION DE LA BIENAVENTURADA VIRGEN  MARIA DEL MONTE CARMELO

EL MONTE CARMELO

A los que han tenido la dicha de hacer la peregrinación a los Santos Lugares de Palestina, nunca se les borrará de la memoria su paso por el monte Carmelo. Esta montaña que domina desde 170 metros de altura a la ciudad de Caiffa y al Mediterráneo, es una de las más hermosas de toda Palestina. Es, sin duda, una de las más célebres y su paisaje encantador ha excitado el entusiasmo de Oriente, e inspirado numerosas comparaciones poéticas de la Sagrada Escritura.

Cuando el Esposo del Cantar de los Cantares desea poner más de relieve la hermosura de su Esposa, no encuentra expresión más adecuada que comparar su cabeza con el monte Carmelo: “Caput tuum ut Carmelus.” Cuando Isaías nos presenta el esplendor y gloria del futuro Mesías,le pinta coronado con la gloria del Líbano y revestido de todas las bellezas del Carmelo: “Gloria Libani data est ei, decor Carmeli et Saron.”

Y nos muestra la gran estima que debemos tener a este santo monte cuando dice que la justicia habitará en la soledad y la santidad tendrá su lugar sobre el Carmelo: “Habitabit in solitudine iudicium, et iustitia in Carmelo sedebit.”

Finalmente Dios mismo por boca de otro Profeta le colma de elogios, llamando al Carmelo, su tierra, su herencia: “Terram meam et hereditatem meam”, y a Jerusalén le prometió: “En el día de mi amor, te saqué de Egipto a la tierra del Carmelo”, como si este nombre encerrara en si todos los bienes con los que quería enriquecer a su pueblo, es decir a la Iglesia y a cada uno en particular.

LA MONTAÑA MARIANA

Lo que da más realce a este santo monte es, además de la morada de Elías y la victoria que alcanzó sobre los profetas de Baal, es la célebre visión que nos describe el primer libro de los reyes. Hacía tiempo que una gran sequía asolaba la tierra de Israel. Elías, conmovido por los sufrimientos de su pueblo, “subió a la cumbre del Carmelo y postrándose en tierra y poniendo el rostro entre las rodillas, dijo a su siervo: Sube y mira hacia el mar. Subió, miró y dijo: No se ve nada. Elías le dijo: Vuelve hacerlo siete veces. La séptima vez dijo el siervo: Veo una nubecilla como la palma de la mano de un hombre”. Poco después el cielo se oscureció, se levantó fuerte vendaval y cayó agua en abundancia.
Todos los exegetas y místicos ven en esta “nubecilla, nubécula parva”, una imagen profética de la Virgen María, que por la encarnación dió la vida y fecundidad al mundo. El primer Responsorio de la fiesta de los Santos del Carmelo lo dice expresamente; “Elías oraba sobre la cumbre del Carmelo y en el símbolo de una nubecilla vió a la insigne Virgen. A los que Elías se revela así la amarán a causa de todas las maravillas que les manifestará esta visión.” De hecho la Iglesia ha aprobado esta interpretación, añadiendo a los títulos gloriosos de la Santísima Virgen el de Nuestra Señora del Carmen y nos invita ella también a nosotros como el profeta con estas palabras: “Sube y mira.”

LA ORDEN DEL CARMEN

La tradición de la Orden del Carmen sostiene que los solitarios que moraron en esta santa cumbre, aun antes del cristianismo, honraron con verdadero culto a la que debía engendrar al Mesías. Aseguran también que muchos recibieron el Espíritu Santo el día de Pentecostés, teniendo después la dicha de gozar del trato y familiaridad con la Santísima Virgen.

De esta entrevista se llevaron una veneración y amor tan particulares, que tuvieron la alegría de ser los primeros que edificaron una capilla en su honor, en el mismo lugar donde Elías la habla visto en figura de una nubecilla.
Desde sus comienzos el Carmen vuelve sus ojos a la Sma. Virgen y el libro titulado “La Institución de los primeros monjes” nos muestra a través de inexactitudes históricas, a la Orden dominada por las grandes figuras que encarna su ideal, cada una según su rango: Elías y la Virgen María: Siendo María para ellos la plenitud deslumbradora de la vida contemplativa, el modelo del servicio perfecto debido al Señor y la entrega total a su voluntad.

EL ESCAPULARIO

A mediados del siglo XIII San Simón Stock, General de la Orden del Carmen, recibió de manos de la Santísima Virgen, el sagrado escapulario como testimonio de su amor y protección para todos aquellos que lo llevaran.
Aseguró que “todo el que muriera con este hábito no caería en el fuego eterno”. Un siglo después se apareció a Santiago de Euze, futuro Juan XXII, para anunciarle su próxima elevación al Sumo Pontificado mandándole publicar el privilegio de una pronta salida del purgatorio, que había obtenido de su Hijo, para los hijos del Carmen: “Yo, su Madre, le dice, por una gracia especial descenderé a ellos el sábado siguiente a su muerte, y a todos los que hallare en el purgatorio, los libraré y los llevaré a la vida eterna.”
La autoridad de los Soberanos Pontífices, hicieron pronto asequibles estas gracias espirituales a los fieles con la institución de la cofradía del Santo Escapulario, al participar sus miembros de todos los méritos y privilegios de la Orden del Carmen. Hoy son pocos los verdaderos cristianos que no lleven este escapulario o la medalla llamada del “Monte Carmelo” y he aquí por qué la fiesta de hoy, no es sólo la de una ilustre familia religiosa, sino también de toda la Iglesia entera, puesto que toda ella es deudora a la Virgen del Carmen de innumerables beneficios y de una protección constante.

LA NUBE MÍSTICA

Reina del Carmelo, recibe hoy los votos de la Iglesia terrestre. Fuiste la única esperanza del mundo cuando gemía en una angustiosa espera sin fin. Impotente para penetrar aún tus grandezas, quiso a pesar de eso, adornarte con los más preciosos símbolos bajo este mundo de figuras; el reconocimiento anticipado mezclado de admiración, sirvió para crearte como una aureola sobrehumana de todas perfecciones de belleza, de fuerza y gracia que sugiere la vista de los lugares tan encantadores, de campiñas en flor, de cumbres pobladas de árboles, de valles fértiles, de este Carmelo principalmente que significa jardín de Dios. En su cumbre nuestros padres, que sabían que la Sabiduría tiene su trono en la nube adelantaron sus ardientes deseos al signo salvador; y allí, debido a sus plegarias, se les dió lo que la Escritura llama ciencia perfecta y que designa como el conocimiento de los grandes caminos de las nubes. Y cuando Aquel que hace su carroza y su palacio de la oscuridad de la nube, se manifestó por ella en un recuerdo no lejano a la vista penetrante del Padre de los Profetas, se vió unirse a los más altos personajes de la humanidad en un grupo selecto en las soledades de la montaña bendita, como antiguamente Israel en el desierto, para observar los menores movimientos de la nube misteriosa, recibir de ella la única dirección en las veredas de esta vida, su única luz en la larga noche de esperas.
Oh María, que desde entonces presides las velas de los soldados de Cristo y nunca les has faltado un solo día desde que Dios descendió verdaderamente por ti, no sólo cubres la región de Judea sino a toda la tierra con una nube cargada de un sinnúmero de bendiciones. Los hijos de los profetas lo experimentaron cuando la tierra de los profetas se hizo infiel, y tuvieron que llevar un día a otros lugares sus costumbres y tradiciones; comprobaron que el rocío fecundador de la nube del Carmelo llegaría hasta Occidente, que su protección se dejaría sentir en todas partes. Esta fiesta, oh Madre divina, es el momento auténtico de su reconocimiento, acrecentado después con nuevas bendiciones, cuya munificencia acompañó a este otro éxodo de los últimos restos de Israel. Y nosotros los hijos de la vieja Europa con razón transmitimos el eco de su piadosa alegría; porque desde que las tiendas fueron levantadas alrededor de las colinas donde la nueva Sión fué edificada sobre Pedro, se ha esparcido por todas partes su lluvia llena de bendiciones, lanzando al abismo las llamas eternas, y apagando los ardores del lugar de la expiación.

PLEGARIA POR LA ORDEN DEL CARMEN

Oh Madre de la divina gracia, dígnate pagar a esta Orden la deuda de nuestro agradecimiento puesto que estamos unidos en el mutuo agradecimiento hacia ti. Protégela y consérvala en estos desgraciados tiempos. Qué no sólo el viejo tronco mantenga la sabia escondida en sus profundas raíces, sino que también las vetustas ramas vean gozosas el advenimiento de las nuevas que llevan en sí las flores y los frutos como los llevaron sus antecesores. Conserva en sus hijos el espíritu de soledad y contemplación que tuvieron sus padres a la sombra de la nube; haz que sus hijos sean también fieles a las tradiciones de sus predecesores en todos los lugares que el Espíritu Santo les ha esparcido para conjurar al huracán y atraer las bendiciones de la nube misteriosa. Ojalá los austeros perfumes de la montaña santa continúen purificando a su alrededor el aire corrompido por tantas miasmas; y por fin que el Carmelo ofrezca a su Esposo sus almas virginales, sus corazones puros, sus bellas flores que tiene la satisfacción de plantar en el jardín del Señor.

Fuente: Año Litúrgico de Dom Próspero Guéranguer

Nuestra Señora del Monte Carmelo y Fátima

por Plinio Corrêa de Oliveira

¿Cuál es la relación entre Nuestra Señora de Fátima y Nuestra Señora del Monte Carmelo, puesto que Ella se apareció con el hábito carmelita en una de las apariciones? Ustedes saben que en las apariciones de Fátima, nuestra Señora normalmente llevaba un vestido blanco con un borde dorado y un cinturón de oro en la cintura. Pero durante la aparición a los niños cuando ocurrió el milagro del sol, Ella se apareció con el hábito carmelita en la representación de los misterios gloriosos del rosario.

 Nuestra Señora no hace nada sin alguna razón, por lo que la primera pregunta nos lleva a otra: ¿Cuál es la relación entre la Virgen del Carmelo, los Misterios Gloriosos y Nuestra Señora de Fátima?

La invocación de Nuestra Señora del Carmelo tiene su origen en el Monte Carmelo en Tierra Santa, donde solían vivir los ermitaños en la época de la Antigua Alianza orando y esperando a una Virgen-Madre que vendría a traer la salvación a toda la raza humana. Ellos estaban siguiendo el ejemplo de Elías, el profeta, que estuvo en el Monte Carmelo rezando por la salvación de Israel, que estaba pasando por una terrible sequía, cuando él vio una pequeña nube en el horizonte lejano. Él creyó la que esa pequeña nube traería la lluvia tan necesaria a Israel. La pequeña nube creció en tamaño y cubrió todo el cielo, y, finalmente, la tan esperada lluvia vino a salvar al pueblo.

 

En Fátima la Virgen también se apareció como Nuestra Señora del Carmen

Elías entendió que esta nube era un símbolo de la Virgen que vendría, en relación con las profecías de Isaías que hablaban de la Virgen. Los que siguieron su ejemplo también oraron por la venida de la Virgen que sería la Madre del Mesías. En tiempos de la Antigua Alianza, por lo tanto, los ermitaños del Monte Carmelo tuvieron la misión espiritual de prever la venida de la nuestra Señora y rezaron por ello. Ellos fueron perseguidos por gente malvada, y también por los miembros de la decadente Sinagoga; no obstante, los ermitaños del Monte Carmelo se mantuvieron fieles.

Finalmente, Nuestra Señora vino, y Ella recibió la mayor glorificación que cualquier criatura viva haya recibido y recibirá: en ella el Verbo Divino, la Segunda Persona de la Santísima Trinidad, se hizo carne. Ella se convirtió en la esposa del Espíritu Santo. Puesto que no tenía el pecado original, Ella no estaba sujeta a la muerte. Pero ella eligió morir, para imitar a nuestro Señor. Por lo tanto, Ella tuvo una muerte muy serena, que la Iglesia con su sabio lenguaje llamó la dormitio; “La Dormición de Nuestra Señora”. Fue una muerte real que implicó la separación del cuerpo y del alma, pero la más suave posible. Después, ella fue resucitada por nuestro Señor y llevada al cielo por los ángeles. Este conjunto de privilegios constituye la mayor glorificación que una criatura haya tenido. Es por eso que Nuestra Señora de la Asunción también es llamada Nuestra Señora de la Gloria.

Por lo tanto, la historia de la Orden del Carmelo en el Antiguo Testamento se cierra

con una extraordinaria glorificación y el cumplimiento de sus expectativas. A través de siglos de silencio, aislamiento y persecución, los seguidores de Elías avanzaron paso a paso hacia la victoria y la gloria.

 

⇑ Coronación De La Virgen Del Carmen

con San Juan, San Agustín,

El Ángel De La Guarda, San Francisco

y Las Almas Del Purgatorio

La historia de la Orden del Carmelo comienza nuevamente en la Nueva Alianza. San Juan Bautista también fue un seguidor de Elías, al igual que muchos de sus discípulos, San Juan, Santiago y otros. Ellos tuvieron la alegría de conocer a nuestra Señora cuando estuvo viva. Ellos veneraron a la misma Virgen-Madre que había sido anticipada por sus antepasados. Fácilmente se puede imaginar que a veces Ella les hablaría como carmelitas y confirmaría su vocación y serían recompensados por ser sus primeros devotos de la historia.

Podemos también imaginar las piadosas y misteriosas relaciones entre la Virgen y Elías, que todavía está vivo, como ustedes saben. Parece razonable pensar que la devoción de la Santa Esclavitud a la Virgen, desarrollada por San Luis Grignon de Montfort, fue de alguna manera conocida y practicada por los primeros hijos de nuestra Señora, los carmelitas.

La Orden de los Carmelitas siguió existiendo en Tierra Santa, pero la cristiandad de la época no tomó el provecho que debería haber tomado de su presencia. La cristiandad entró en decadencia, y como castigo recibió la invasión de los sarracenos, que la destruyeron. En la época de las Cruzadas, los carmelitas aparecieron en Occidente como una orden religiosa casi desconocida, en extinción y sin seguidores.

 

La Virgen entrega el escapulario a San Simón Stock

Sobre esta rama en extinción, Nuestra Señora hizo florecer una vibrante flor: San Simón Stock. Después que él fue elegido General de la Orden en 1247, le pidió a Ella la que fuera la protectora de la Orden. Ella se le apareció y le dio el escapulario, es decir, la promesa de la vida eterna a los que entraran en la Orden y murieran en ella. La

Orden floreció nuevamente, y vino para ella un nuevo periodo de gloria. Entre las glorias de los carmelitas, la más grande es siempre haber tenido devoción a la Virgen.

También tuvo la gloria de tener una Santa Teresa de Ávila, y más recientemente, la gloria de contar con Santa Teresita del Niño Jesús, que podría haber sido nuestra contemporánea si no hubiera muerto tan joven.

La cristiandad hoy en día está de nuevo en decadencia. Nuestra Señora vino a Fátima para advertir de esta decadencia, del castigo, y la victoria con la famosa frase: “Al final mi Corazón Inmaculado triunfará”. En ese mismo conjunto de apariciones en las que Ella anunció su victoria, Ella deseó aparecerse con el hábito de la Orden Carmelita, como una forma de confirmar su antigua predilección por ella e indicar que esta Orden será parte de su glorioso reinado. Con el hábito, Ella realizó simbólicamente una síntesis del pasado y el futuro, en el mismo momento en que Ella anunció el fin de una era y el comienzo de otra.

El día de la fiesta de Nuestra Señora del Monte Carmelo es una fiesta muy querida para nosotros, seguidores de Elías el profeta, el primer devoto de nuestra Señora en la historia.

Glorifiquémosla y pidámosle que nos prepare, a quienes somos carmelitas en espíritu, para pasar por el castigo y ser piedras vivas en el Reino de María.

 

 Colaboración de Fátima, la gran esperanza

Suscríbase gratuitamente al Santoral diario enviando mail a: fatimalagranesperanza@gmail.com

 

 

 

Share

{ Comments on this entry are closed }

 

DON NICOLAS DAVILA,

HEROE DE LA INDEPENDENCIA

Prof. Elena Beatriz Brizuela y Doria

Acto cívico y patriotico  –  Nonogasta, 27 de mayo de 2017 (en la plaza, frente a la Iglesia de San Vicente Ferrer y ante la magnífica Imagen del Patrono del pueblo.)

El mismo Don Nicolás nos informa sobre su máxima proeza, luego de cruzar la Cordillera de los Andes, cuya publicación hizo su hijo Guillermo Dávila en la “Revista de Buenos Aires” (tomo XXIII, pág. 237/256). Tomamos sólo un pequeño trecho que dice así: “Mi marcha por la Quebrada del Carrizalillo fue feliz; no encontré un solo hombre en la trasnochada que hice para llegar a la ciudad. Con los primeros albores del Domingo de Carnaval, siendo 12 de febrero, llegué a los suburbios de Copiapó.

Inmediatamente, desprendí una partida de veinte infantes al mando del Teniente Don Manuel Larrahona, con la orden de desfilar por la vereda que queda al noroeste, aprovechando la sombra crepuscular y entrar resueltamente en la plaza, tomando a la bayoneta la guardia del cuartel.

El BRAVO Larrahona ejecutó fielmente la orden, sin trepidar, y al tiempo que el centinela disparaba un fusil al oír el grito: ¡Viva la patria! dado con tonante tono por aquel oficial, yo entraba con el resto de la fuerza por la otra bocacalle, los infantes desplegados en guerrilla al paso de trote  y protegidos por la caballería”. “(…) No había más fuerzas reunidas en el cuartel que 40 hombres, (…) la empresa produjo los buenos resultados de inutilizar estas fuerzas y economizar la sangre de nuestros milicianos, facilitando la entrada del grueso de la división sin disparar un solo tiro” (…).

Continúa  su informe Don Nicolás escribiendo:

“Aunque sea duro decirlo, pero no me es posible dejar de consignar aquí, el riesgo que corrió de malograr este feliz suceso, por la desidia e incomprensible demora del coronel Zelada, para seguir los pasos de mi vanguardia”.

Luego informa que el Jefe de la expedición llegó cuatro días después, acción que no califica, pero no comprende tratándose de un veterano soldado.

Y agrega: “El 16 por la mañana entró el coronel Zelada con el resto de la división en medio de los vítores y aclamaciones del pueblo, y al considerar el contingente de estos milicianos, tostados sus rostros por el cierzo helado de los Andes, diríase que no se desdecían de la gloria de sus compañeros, que habían triunfado ya a esa hora en las llanuras de Chacabuco”.

                                         *     *     *

A juzgar por el relato, podemos darnos cuenta de que don Nicolás Dávila era un hombre entero, culto, decidido, con iniciativa, valiente, que tenía don de mando y sabía lo qué tenía que hacer, como también reconocer en los otros sus valores y esfuerzos.

Cuando cruzó los Andes, tenía sólo 30 años. Un ejemplo espléndido para nuestros jóvenes.

Don Francisco Javier de Brizuela y Doria y Doña María Rosa del Moral y Andrada fueron sus padres.. Las anotaciones del año 1786 en el libro de bautismos de la Iglesia Matriz de La Rioja, dice: “(…) Yo, el cura y vicario interino Maestro Don Juan Francisco del Moral puse olio (óleo) y crisma a Nicolás que nació el día catorce de Abril, en cuio (cuyo) día por mí fue vautizado,  hijo de Don Francisco Xavier de Brizuela y de Da (Doña) Rosa del Moral. (…).” (Archivo familiar, gentileza del genealogista riojano Cdor. D. Alfredo Cabral).

Nuestro héroe tuvo la Gracia de recibir el bautismo el mismo día que nació en la ciudad de La Rioja.

Era uno de los once hijos del matrimonio, entre los que se contaban Ramón de Brizuela y Doria y Miguel Gregorio Dávila, que desempeñarían también un importante rol en la historia. Se formaron en el hogar paterno, en Sañogasta –en la casa 14, conforme al censo parroquial de 1810, de la parroquia de Chilecito. (Debo aclarar que su hermano Ramón apellidaba Brizuela y Doria por ser el sucesor en la titularidad del Mayorazgo de San Sebastián de Sañogasta por una cláusula puesta por el fundador de esa institución; apellidaban Dávila  los sucesores -no titulares del Mayorazgo- de doña Petronila de Brizuela y Doria casada con don José María Dávila y Gutiérrez, abuelos de  estos once hermanos;  la familia, que  ininterrumpidamente mantuvo esa cláusula a lo largo de los siglos para todos los Vínculos o Señores de San Sebastián de Sañogasta, residentes en este pueblo, desde 1640 hasta la fecha).

Nicolás se casó con Doña María Vicenta Gordillo y Castro el 25 de junio de 1810. Adquirió tierras en Nonogasta, el pueblo natal de su mujer,  allí construyó su casa, su hacienda, su bodega, y una fundición de metales, y más tarde la Casa de la Moneda.

Levantó la Iglesia y trajeron con doña Vicenta, a lomo de mula cruzando la cordillera desde Copiapó, la sagrada imagen de San Vicente Ferrer. Inició una tradición religiosa que está plenamente vigente, sostenida por los devotos nonogasteños y los descendientes del fundador.

                                     *     *     *

Dice el historiador Zinny que Don Nicolás era “Comandante de Famatina” cuando el Gobernador Martínez, nombrado a fines del año anterior -1816-, le dio la orden de preparar dos escuadrones de milicias para el 15 de enero de 1817. ¡Vaya apuro! ¡Muy poco tiempo le quedaba para semejante empresa!

La entonces Capitanía de Famatina abarcaba los actuales departamentos Famatina y Chilecito, por lo tanto Nonogasta y Sañogasta formaban parte de su territorio; la aclaración es necesaria porque los historiadores dicen que “en Famatina Don Nicolás Dávila y Don Francisco Javier de Brizuela y Doria fundieron los primeros cañones argentinos, para luchar por la libertad”. Y es cierto. Pero no se trata del pueblo que hoy conocemos con ese nombre sino de la citada Capitanía que tenía sede en Anguinán; aquellos cañones fueron hechos en Sañogasta,  en la fundicion del Mayorazgo de San Sebastián.

Don Nicolás puso manos a la obra y estuvo listo para la fecha que le fue fijada. Zinny en su “Historia de los Gobernadores argentinos” dice: “120 hombres, lo más selecto de la juventud riojana, se encontraban el Capitán Miguel Dávila, hermano del Comandante, el Capitán José Benito Villafañe, el Capitán Manuel Gordillo, los Oficiales Mateo Larrahona, Noroña y muchos otros”.

También cuenta este autor que la familia paterna de Don Nicolás hizo grandes aportes de pólvora y mulas, con el mismo fin; lo consignamos porque es ilustrativo del carácter familiar y rural de muchos hechos de la época. Don Francisco Javier envió a Cuyo, al Gobernador San Martín, para el fogueo de los soldados y la preparación del ejército, “20 quintales y medio de pólvora, elaborada en su territorio” (Zinny, op.cit.,  pág. 13). El territorio del donante era Sañogasta; cuando esto ocurrió; Don Francisco Javier ya no era Teniente de Gobernador de la provincia. Más tarde, su hijo Don Ramón de Brizuela y Doria, entonces Gobernador de La Rioja, remitió 30 quintales  más. Si consideramos las dificultades y carencias de aquel momento, podemos medir la importancia de estos y otros muchos aportes para la causa de la emancipación. El General San Martín lo agradeció especialmente en una carta que se conserva en Sañogasta. Si Don Nicolás no tuvo problemas para fabricar más cañones cuando le fue menester, es porque disponía de la pólvora necesaria, de una de las pocas fábricas que había en la Argentina, en el “Bajo de la Iglesia”, aledaña a su casa paterna

La actuación política de nuestro héroe de la Independencia fue rica. En 1811 el gobierno de La Rioja debía ser ejercido por la llamada “Junta Subalterna”, que traía algunas ventajas para nuestra provincia, y don  Nicolás era uno de los tres integrantes (Bravo Tedín, “Efemérides Riojanas, Ed. Canguro, 1992, pag.20).

En 1812 era Alcalde de primer voto. En 1815 conformaba el grupo de propietarios de minas del Cerro Famatina, con familiares y amigos. Por entonces ya era  Comandante de armas en la jurisdicción que comprendía Chilecito y Famatina.

En 1816 organizó y lideró la expedición auxiliar en la campaña libertadora de San Martín a Chile, aunque su cargo fue el de Segundo Comandante. Partió de la antigua Iglesia de Santa Rita luego de oír Misa -según la tradición oral- con sus 120 milicianos locales y otros 200 traídos de Los Llanos por don Fulgencio Peñaloza que era Teniente de ese distrito; pasaron por Nonogasta y Sañogasta recogiendo avíos; cruzaron la Sierra de Sañogasta y los cerros de Aicuña por la senda habitual.

En Guandacol se les unió el Primer Comandante Zelada con doce soldados. Atravesaron campos donde se les facilitó el pastaje en las estancias pertenecientes al Mayorazgo de San Sebastián, como consigna el Cnel. Roque Lanús en la obra citada.  Resultó providencial que Don Nicolás conociera como la palma de su mano estos lugares, puesto que su padre le había responsabilizado de su administración, según lo atestiguan cartas  del archivo familiar.

Luego ocurrió lo ya dicho: la toma de Copiapó y El Huasco con el mayor éxito.

Una de las seis columnas que marcharon en la campaña libertadora a lo largo de ochocientos kilómetros sobre la Cordillera de los Andes se unió al contingente liderado por San Martín, y el día 12 de febrero de 1817 lograron su objetivo. Nicolás Dávila fue, en la misión encomendada a La Rioja, el ejecutor audaz y buen estratega, con generosidad para dar todo lo que pudo a la causa de la Independencia.

 En 1821 fue Gobernador de La Rioja, hasta 1823. Luego vinieron luchas, fracasos y sinsabores, propios de un país que trataba de erigirse como tal. Largo sería contar todas aquellas vicisitudes.

Desde años anteriores trabajaba el mineral del Famatina, en su propia callana –donde se extraía la plata pura separándola del mineral en bruto que tal vez le compraría a algún banco de rescate. Con el valioso metal fabricaba monedas, con diferentes valores e inscripciones.

Nos cuentan estudiosos investigadores de la sección numismática de Monumentos Históricos, que en su colección se encuentran, y llama mucho la atención, la delicadeza y el pulchrum de algunas monedas,  y dicen: “su cuño es excesivamente elaborado, con diseños finos y elegantes y el adorno de una o varias rosetas”. Esto nos habla del espíritu fino y delicado de nuestro héroe, quien dirigía la tarea en la Casa de la Moneda en Nonogasta.

El Dr. Joaquín V. González, su bisnieto, en “Mis montañas”, vuelca sus recuerdos de niño. Dice: “Yo he alcanzado a conocerle…; todos los bisnietos le mirábamos con ese temor que inspiraba una imagen venerada… Allí, en su casa-quinta de largos corredores… le veo todavía sentado por las tardes en su sillón de suela… empuñando un grueso bastón de membrillo… Era el patriarca que gobernaba la grey con el derecho innegable de la sangre, y con el poder temido de un carácter que no doblaron jamás los reyes, ni los déspotas de cuchillo…”. “Fue el nervio del municipio riojano cuando el Cabildo regía la ciudad… fue guerrero cuando se le mandó traspasar los Andes… fue estadista cuando hubo de regirse el pueblo por sí mismo y fue mártir cuando la barbarie criolla levantó lanzas y sables para devastar y ahogar la obra de la independencia…

Muchas veces su cuello estuvo bajo la cuchilla del bárbaro, sus pies encadenados y su hogar invadido por el fuego y el pillaje…”. “Ese patriota ignorado… fue tronco venerable… que veía crecer su prole numerosa… alimentando con su presencia el amor y la ayuda recíprocos…”.

Una espléndida descripción. (A pesar de su concepto sesgado de civilización y barbarie; la generación del gran escritor no supo valorar debidamente los preciosos elementos civilizadores de nuestra tradición cristiana, sostenida por prohombres como Don Nicolás.)

Don Nicolás Dávila, héroe de la Independencia: noventa años de vida plena y fructífera. El 20 de mayo de 1876, en Nonogasta, Dios le llamó a rendir cuentas de los talentos que le dio, de sus actos, sus luchas y sus obras.

A 200 años de su gesta cordillerana, merecidamente lo evocamos.

 NICOLAS DAVILA Y EL IDEAL DE NOBLEZA QUE PRACTICÓ CON CORAJE –  UN EJEMPLO PARA LA JUVENTUD DE HOY…

Prof. L.M. Mesquita Errea

En el solar de su Iglesia de San Vicente Ferrer, en presencia de la imagen del santo Patrono traída de Chile por el Coronel Nicolás Dávila y su esforzada mujer, venimos a honrar una de las gestas más portentosas de la historia patria. Destacamos la iniciativa de la Asociación Sanmartiniana “Capitán Nicolás Dávila”, y la valiosa adhesión de  la Municipalidad de Chilecito, Concejales y autoridades, escuelas, descendientes del prócer, vecinos, tradicional conjunto de danzas criollas y gallardos gauchos que –junto a la marcialidad de la banda del Ejército- nos traen ecos de la Expedición Auxiliadora a Copiapó.

Tales gestas honran la heroica tierra de Todos los Santos, a esta que don Joaquín llamó poéticamente “aldea señorial de Nonogasta”, donde Nicolás fundó su hogar; a Sañogasta, donde se crió en la casa solariega del Mayorazgo de San Sebastián, de tanta gravitación histórica.  Son glorias riojanas, sanmartinianas, que ondean como una divisa en las cumbres nevadas donde señorea el cóndor,  proclamando “tu espíritu noble y tu amor a Dios”.

Nobleza y amor a Dios de hondo arraigo, que  nacieron ya con la fundación de las primeras ciudades, a partir de la más antigua, Santiago del Estero, valiente “Madre de Ciudades” al amparo del Apóstol Caballero.

De allí vino a este suelo, abriendo y surcando sendas y caminos “nunca antes recorridos”, con miles de caballos, mulares y todo tipo de hacienda el ilustre Gobernador del Tucumán (1ª Gobernación de la Argentina fundacional) don Juan Ramírez de Velasco, con su contingente de esperanzados pobladores y fogosos sacerdotes –a los que pronto se sumaría nada menos que San Francisco Solano, el milagroso Apóstol de América, autor del Tinkunaco… Vino a este suelo el fundador de Todos los Santos de la Nueva Rioja, ciudad cuyo nombre es todo un programa y una promesa que da el sentido más profundo a nuestra historia.

Nacimos y continuamos bajo el signo de la Cruz, como lo declara la primera proclama de la I Junta de Gobierno, manifestando que su fin, en el marco de mayo de 1810,  era conservar nuestra Religión Santa y observar las leyes que nos rigen. Siguiendo este rumbo, el pueblo argentino, alcanzando su madurez, fue preparándose para la gran gesta de la Emancipación, que hoy, con firme adhesión a esas bases inconmovibles,  evocamos honrando, agradecidos,  a San Martín, a nuestro héroe Nicolás Dávila,  y a todos los guerreros de la Expedición Auxiliar, y a quienes con generosa dedicación la hicieron posible.

Así, después de evocar las grandes realizaciones del Coronel Dávila, digamos una palabra sobre el grandioso ideal de nobleza y amor a Dios.

Leemos en la Historia de La Rioja de Armando Bazán y en numerosos autores que Nicolás Dávila, su hermano, el valiente General Miguel Dávila, expedicionario a Chile (muerto por soldados de Quiroga después de herirlo a Facundo de un lanzazo en combate mano a mano defendiendo la legitimidad institucional); el hermano mayor, Ramón de Brizuela y Doria (muerto defendiendo la provincia contra la invasión del “fraile” Aldao) –el gobernador de pulso firme de la primera autonomía de esta Provincia nacida orgánicamente en el Cabildo riojano, que mereció por sus aportes una expresiva carta de San Martín; tales hombres formaban un conjunto familiar pujante y de gran influencia. Era encabezado por su padre, Don Francisco Xavier de Brizuela y Doria, Señor del Mayorazgo de San Sebastián de Sañogasta, notable patriota, militar y gobernante en cuyas estancias pastaron los caballos y mulas de la Expedición Auxiliar a Chile, como vimos.

Esta unión familiar digna de un poema épico es algo natural en una sociedad católica como la nuestra, un ejemplo de la misión perenne que le cabe, conforme lo enseña el magisterio pontificio, a las familias históricas fieles a la voluntad de Dios y a la tradición cristiana.

Nos basamos en la documentada obra sobre el tema “Nobleza y élites tradicionales análogas – en las alocuciones de Pío XII al Patriciado y a la Nobleza romana”, del gran pensador y hombre de acción iberoamericano Plinio Corrêa de Oliveira. El renombrado autor católico analiza el papel de las clases dirigentes o élites tradicionales en preservar la tradición y ser así factor de progreso; es  una misión perenne en perfecta compatibilidad con una verdadera democracia. El verdadero concepto de Tradición –demuestra- va mucho más allá que honrar determinados ritos o vestimentas pues, lejos de ser una manifestación de filial nostalgia, es la sabiduría forjada en el pasado que debe guiar el presente; a tal punto que –enseña Pío XII- el progreso sin la tradición se transforma en un peligroso salto a la oscuridad y aún en barbarie organizada.

¿Cómo define el magisterio pontificio a esas élites tradicionales a las que les cabe tan alta misión en pro del bien de toda la sociedad?  “… es la comunidad de las familias que ponen por tradición todas sus energías al servicio del Estado, su Gobierno y su Administración, y con cuya fidelidad puede éste contar en todo momento” (obra cit., Cap. V, Elites, orden natural, familia y tradición).    “Magnífica definición –dice el autor- de la esencia de la Nobleza, que recuerda las grandes estirpes de descubridores, colonizadores y agricultores que construyeron el progreso de las Américas y, manteniéndose fieles a sus tradiciones, constituyen la preciosa riqueza moral de las sociedades en que viven.”

De ahí podemos inferir cómo era esa misión en tiempos del Coronel Dávila y cómo es en cualquier circunstancia semejante. Las siguientes palabras caracterizan esa honrosa y generosa misión del miembro fiel a ese llamado:

Para vencer los gravísimos obstáculos que se oponen al perfecto cumplimiento de su deber, debe ser hombre de valor, espera el Vicario de Cristo:

“Por eso, lo que de vosotros esperamos es, antes que nada, una fortaleza de ánimo que ni las más duras pruebas consigan abatir; una fortaleza de ánimo que no solamente os convierta en perfectos soldados de Cristo para con vosotros mismos, sino también, por así decir, en animadores y sustentadores de quienes se sientan tentados de dudar o ceder.

“Lo que esperamos de vosotros, en segundo lugar, es una prontitud para la acción, que no se atemorice ni desanime en previsión de ninguno de los sacrificios hoy exigidos por el bien común [que]… os preserven de caer en un‘abstencionismo’ apático e inerte, que sería gravemente culpable en una época en la que están en juego los más vitales intereses de la religión y de la patria.

“Lo que esperamos, por fin, de vosotros es una generosa adhesión (…) al precepto fundamental de la doctrina y de la vida cristiana (…)” (cfr. Cap. V, Elites, orden natural, familia y tradición).

Fortaleza de ánimo –prontitud para la acción – generosa adhesión a los preceptos católicos, elementos tan necesarios en todos los tiempos, y no menos en el nuestro… Nicolás Dávila dio sobradas pruebas de tenerlos… Que su ejemplo fructifique en nuestros jóvenes y en toda la sociedad siguiendo los pasos que hoy evocamos con agradecimiento y esperanza.

Oraciones por el alma del Cnel. Nicolás Dávila, los expedicionarios de la gesta de Copiapó y los benefactores que hicieron posible la Expedición Auxiliar y el cruce de los Andes

  • En el mausoleo en que descansan sus restos (Mon. Hist. Nac.), en Nonogasta,

al toque marcial del clarín se leyeron las siguientes palabras:  “Ser romano significa ser fuerte en el obrar, pero también en el soportar.

“Ser cristiano significa ir al encuentro de las penas y de las pruebas, de los deberes y necesidades de los tiempos, con aquel coraje, con aquella fortaleza y serenidad de espíritu de quien bebe en el manantial de las eternas esperanzas el antídoto contra todo humano desaliento. (Pío XII, cfr. “Nobleza y élites tradicionales análogas”, cit.)

Salve Regina – 3 Avemarías

Gloria Patri

ºººººººººººººººººººººººººººººººººººººº

LECCIONES DE ESPIRITU EPICO

En el marco del bicentenario de la gesta cordillerana del Coronel Dávila, tan expresiva del espíritu de sacrificio heroico presente en las mejores páginas de nuestra historia, el conocido jinete y domador Alfredo Gutiérrez -secundado por su hijo Ricardo- reunió a sus hijos y nietos y niños amigos (entre los 5 y los 12 años) para una improvisada representación de la Expedición Auxiliar a Chile. La inocencia de los niños -estimulada por su sentido de lo maravilloso-, su sentido patriótico y la baquía del jinete sañogasteño hicieron que el desfile tuviera toda la compenetración de que los niños son capaces cuando se sienten motivados y bien conducidos. Una historiadora venida de La Rioja, admirada, exclamó: “Si esto se hiciera en otras partes, cómo sería diferente nuestra juventud!” Pidamos a Dios por intermedio de la Ssma. Virgen de la Candelaria y San Sebastián, Patronos de Sañogasta, que esta promisoria señal abra un futuro acorde a nuestras raíces y bendiga esta acción educadora.

 

ºººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººº

BOLETIN “EL ALFEREZ”

Fundado en 1990

Sañogasta – La Rioja

Nº 2/17 –Junio-Julio  de 2017

Facebook “Sañogasta El Alférez”

▪bastiondelnorte@gmail.com

ºººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººº

Share

{ Comments on this entry are closed }

Nuestra Señora de Itatí, Reina de las selvas y los pueblos guaraníes

“…La Virgen se hallaba envuelta por un brillo extraño y una música extremadamente bella sonaba alrededor…”

La belleza de la imagen de Nuestra Señora de Itatí, Patrona y Protectora de las provincias de Corrientes y Misiones, impacta cada vez que podemos apreciarla.
Su tez morena y la dulzura de sus ojos de Madre, que parecieran constantemente estar mirando a quien acude a ella, hacen que su rostro transmita una sensación de inmensa paz y tranquilidad.
Según la tradición, emigrando hacia el sur para escapar de los constantes ataques indígenas, llegaron los franciscanos desde Ciudad Real, provincia del Guayrá (Paraguay), a la reducción de Yaguarí, a cargo de fray Luis Gámez (no Gómez) portando consigo una hermosa imagen de la Inmaculada Concepción que colocaron en un oratorio a orillas del río Tebacué.
Punta de piedra
Un nuevo ataque indio destruyó el lugar y la Virgen desapareció sin dejar rastros. Mucho tiempo después, un grupo de aborígenes que navegaba el Alto Paraná,  muy cerca de la reducción de Santa Ana, encontró la imagen sobre una roca. La Virgen se hallaba envuelta por un brillo extraño y una música extremadamente bella sonaba alrededor.
Enterado fray Luis Gámez de aquel prodigio, mandó que llevasen la imagen a su reducción y así se hizo, pero en dos oportunidades regresó al mismo sitio en la que fue hallada anteriormente.
Comprendiendo los misioneros que aquello era voluntad de la Virgen, decidieron trasladar a ese lugar la reducción, epopeya que llevó a cabo fray Luis de Bolaños, sucesor de fray Luis Gámez, entre 1580 y 1608, quien llamó al nuevo pueblo con el nombre de Pura y Limpia Concepción de Nuestra Señora de Itatí (“punta de piedra” en guaraní). Esta aparición es evocada en la tradición del Litoral como “la leyenda de Ita Huasi”.
Extraordinaria transfiguración
Esta imagen, tallada en madera, mide 1,26 metros de altura y nos muestra a la Virgen María, de cabello negro y piel un tanto morena, de pie sobre una media luna, con las manos juntas sosteniendo un rosario. Viste un manto azul y cubre su cabeza una túnica blanca.
El P. Bolaños, acompañado por fray Alonso de San Buenaventura, realizó proezas de evangelización en la región, edificando el templo y la casa parroquial de la reducción en 1608 y estableciendo la parroquia y el municipio de Itatí el 7 de diciembre de 1615.
Era párroco el asunceno fray Luis de Gamarra, sucesor de Bolaños, cuando tuvo lugar la primera transfiguración de la Virgen, en la Semana Santa de 1624. Dijo al respecto el padre Gamarra: “Se produjo una extraordinaria mudanza del rostro, y estaba tan linda y hermosa que jamás tal la había visto”. La transfiguración duró varios días y se repitió varias veces en los años siguientes, volviendo a escucharse, más de una vez, la misma música que oyeron los indios cuando la encontraron en plena selva.
Un portentoso milagro
A partir de entonces, se sucedieron curaciones y milagros a granel. El más significativo tuvo lugar en 1748 cuando los indios abipones intentaron atacar el pueblo y al llegar a sus puertas se abrió en la tierra
una gigantesca grieta que les impidió seguir avanzando y asolar la reducción. La indiada huyó despavorida mientras los habitantes de Itatí acudían en masa a su iglesia para dar gracias frente a la imagen.
Entre 1825 y 1860 se asentaron en el lugar las primeras familias blancas que compraron la antigua reducción de los franciscanos, levantando allí un pueblo que crecería considerablemente a partir de 1880, con la llegada a nuestras costas del nuevo flujo migratorio.
El Santuario que atrae multitudes
El 16 de julio de 1900 el papa León XIII mandó coronar a la Virgen de Itatí y el 23 de abril de 1918 fue proclamada Patrona y Protectora de las provincias de Corrientes y Misiones, celebrándose su fiesta todos los 9 de julio.

Ya convertida en Santuario, la gran Basílica fue visitada en 1935 por San Luis Orione quien de él tomó posesión el 25 de enero de ese mismo año. Para entonces, ya más de dos millones de peregrinos, oriundos no sólo de la Argentina sino de otros países iberoamericanos, la visitaban anualmente.
El célebre poeta Carlos Guido y Spano compuso un himno en su honor titulado “Señora de las selvas y los pueblos guaraníes”, cuyas más sentidas estrofas rezan así:
Señora de las selvas
Y pueblos guaraníes
¡Que dulce nos sonríes,
Divina aparición!
Escucha aqueste himno,
De férvida alabanza
Con vuelos de esperanza
Nacida en la oración.
Fuente: García, Pablo B., F.M.S. “María, reina y madre de los argentinos”

♦ Colaboración de  Fátima, la gran esperanza. Si desea recibir diariamente las maravillosas vidas de los Santos puede suscribirse gratuitamente enviando mail a fatimalagranesperanza@gmail.com

 

Lea también “Reina de la Civilización en la Cuenca del Plata” y “La espada de plata del Gran Gentilhombre ennobleciendo el Paraná”, poniendo los títulos en el buscador (“search”), a la izquierda de la página o haciendo click en los siguientes links:

http://nobleza.org/rincon-de-la-conversacion-la-espada-de-plata-del-gran-gentilhombre-ennobleciendo-el-parana/

Rincón de la Conversación – La espada de plata del Gran Gentilhombre ennobleciendo el Paraná

Rincón de la Conversación – La Reina de la Civilización en la Cuenca del Plata


 

G

Share

{ Comments on this entry are closed }

Enfrentando el desagrado libertario por el Estado

(Ilustración: La Reina y el Príncipe Philip pasando en procesión por la Galería Real en camino hacia la Cámara de los Lores, durante la Apertura Oficial del Parlamento. 25 de Mayo de 2010. Foto del Parlamento del Reino Unido)

Puede parecer extraño que en una época en que todos hablan de lo aplastante e intrusivo que puede ser el Estado elefantiásico, propongamos al Estado como parte de nuestro remedio orgánico, aunque sea un Estado cristiano. La sabiduría popular ha decretado que “el Estado es el problema, no la solución.” Muchos creen que, en el peor de los casos, debemos tolerar al Estado como un mal necesario, del que debemos esperar pocas cosas buenas.

Estas actitudes hostiles vienen del hecho que la mayoría sólo tienen en mente al Estado actual, hinchado y disfuncional, y en consecuencia han confundido las nociones de qué es una sociedad, una nación, un Estado, un gobierno.

 

Share

{ Comments on this entry are closed }

  

 

Placer inocente y que eleva el alma es contemplar la belleza de lo creado. Aún los pueblos gentiles tenían sentido de lo bello y la trascendencia: los caldeos veían en los toros rosillos un espejo del firmamento estrellado, y en las tumbas reales de Ur se encuentran puñales taraceados con metales preciosos de una categoría que busca  un “plus ultra”, una elevación del hombre que supere lo prosaico y común y honre valores superiores con ricas expresiones artísticas -sin perjuicio de los desvíos, nada pequeños, de las culturas paganas en general.

Otro tanto podemos decir del Tutankamón que deslumbró a los arqueólogos ingleses, Lord Carnarvon y Carter,  todo radiante de oro y lapislázuli. Los tuaregs, esos nobles caballeros del desierto, se engalanan con índigo, tomando prestado de las aguas profundas del mar su azul penetrante, y llevan esas alforjas como escritas en finos bordados que enaltecen su fantasía y sentido de lo maravilloso. Es imponente la carga de caballería Tuareg con sus largas lanzas a todo lo que dan sus ágiles dromedarios.

Generaciones de ancestros de los Reyes Magos subían a sus altos observatorios en el Mons Victorialis, el Monte de las Victorias, a escudriñar el cielo en pos de la ansiada estrella de Belén, esplendorosa oriflama del Rey de Reyes! Oh alegría escalar esbeltas torres y lugares elevados, a interrogar el cielo o la profundidad del mar en busca de lo noble y excelente…, en busca de la aurora marial de Dios en medio de la oscuridad amenazadora. Por eso invocamos a la Virgen como Rutilans aurora…

Son los horizontes trazados por el Eterno Rey para el hombre, hecho a su imagen y en busca de la semejanza que debe lograr, siendo fiel a sus innatas nostalgias del paraíso y anhelos de ese Cielo empíreo del que tan poco se habla y que Dios nos convoca a conquistar: “El cielo padece violencia, y sólo los violentos ⌈los animosos, los varones de deseos⌋ lo conquistan”.

Es la escuela del pulchrum, uno de los trascendentales del Ser, junto al bonum y al verum. Escuela tan amada por los medievales, entre los que brilla el Doctor Seráfico San Buenaventura, cuya fiesta, llena de sedas encarnadas de los promesantes en honor de sus honras cardenalicias, se celebra en este 14 de julio en que escribimos estas notas; quien enseñaba que de los tres es el pulchrum el más dinámico, el que con más pujanza -como el vuelo de un halcón- nos lleva a conquistar la Jerusalén celeste, “el único fin de nuestros trabajos” como enseña Santa Teresita, Doctora de la Iglesia: “marchons en paix en regardant le Ciel, l’unique but de nos travaux”.

El pueblo iberoamericano es profundamente mariano;  en él viven las raíces hispano-portuguesas penetradas de amor a la Inmaculada Concepción, su Patrona de hábito azul y blanco, que nos legaron nuestros mayores. Y, como dice Roberto de Mattei en su “Apología de la Tradición”, es en el pueblo católico donde vive con más vigor el sensus fidei , antídoto de las falsas innovaciones y herejías, ese sentido de la Fe percibido inclusive -en el terreno estético y decorativo-  por aquel conocido Joaozinho Trinta, promotor del carnaval, que dice: “al intelectual le gusta la pobreza; al pueblo lo que le gusta es el lujo”.

Descartando lo censurable que hay en los excesos, lo que este hombre conocedor de la psicología popular observó es la connaturalidad del pueblo con lo atractivo, lo brillante, lo colorido, infaltable en las devociones populares. En cambio el intelectual fallido, semejante a esos falsos sabios del Evangelio, ama la negrura, la falta de esplendor, el miserabilismo teología de la ‘liberación’, o polvoriento de ‘Madre Tierra’, a lo Boff…

Y así queremos admirar en esta conversación contigo,  apreciado lector, el misterioso encanto de algunas escenas que Dios, Autor de la naturaleza -y no la triste ‘Madre Tierra’ subterránea e inerte, nos prodiga para nuestra formación.

Estamos contemplando una escena muy reciente de una tradición católica que data de los primeros siglos del Cristianismo. En medio de la más cerrada oscuridad, una llamarada de claridad la corta en dos como una cascada de plata, con fuerza invencible.

De pronto la hoguera asume un instante la forma de un personaje mitrado y sagrado, que avanza resplandeciente, como un torrente de luz. ¿A dónde va? Parece envuelto en una nube de incienso conduciendo al pueblo fiel a adorar el Santísimo en un Corpus Christi de luz.

Va escoltado por una guardia de populares alféreces con sus estandartes, bordados con imágenes que representan a un mensajero celeste que le pregunta a una Virgen, de parte de su Señor, si acepta ser la Madre virginal del inmaculado Cordero de Dios que enviará a rescatar a una humanidad “sentada a la sombra de la muerte”. Las restantes imágenes muestran el abrazo íntimo y respetuoso entre dos princesas de la Casa de David, dos primas que son como hermanas, una de las cuales exclama que, al escuchar la voz virginal de la más joven -que es la Obra maestra de la Creación-, el niño que lleva en su seno dio saltos de alegría y será llamado “Profeta del Altísimo”.

En el recogimiento de la noche oscura y fría, los devotos de San Juan, con la admiración pintada en sus rostros, están tomados de sereno maravillamiento. ¡Viva San Juan! se oye gritar en la soledad del cerro. ¡Viva la Virgen! ¡Viva la Santa Iglesia Católica!

¿Cuál es el origen de esta tradición y quien es su autor? El culto autor de “Mis Montañas” y de “Los fuegos de San Juan”, lo desconocía; por tanto, nada hay de sorprendente en que nosotros podamos desconocerlo. No obstante, “buscad y hallaréis”, nos dice el Divino Maestro. Y es El quien dijo de su pariente y precursor, humilde y viril (el que, al bautizarlo en el Jordán tuvo la gracia de oír la voz majestuosa de Dios diciendo: “Este es mi hijo muy amado, en quien tengo todas mis complacencias”)…: que ningún hombre nacido de mujer lo sobrepasaría en santidad. Y, luego de su martirio por rechazar de plano el adulterio de Herodes: “Juan era una antorcha que ardía y brillaba”.

Ardía de enlevo* como una hoguera interior; brillaba por la irradiación de su luz.

Viendo arder los fuegos de San Juan, en el contraste entre la fría noche y el calor de la fogata, entre la luz rutilante y la oscuridad impenetrable, la sabiduría popular encontró un medio -inspirado de lo Alto- para sentir al vivo los imponderables del espíritu de San Juan Bautista. …Muy afín a la figura del Profeta Elías, como refieren las Sdas. Escrituras,  cuya fiesta se celebra el 20 de julio, que fuera arrebatado en un carro de fuego y conservado vivo en el Monte de los Profetas hasta los días de sus épicas luchas contra el Anticristo.

ººººººººººººººººººººººººººººººººººººººº

(*) enlevo: movimimiento de  alma de admiración llena de amor, veneración y ternura movido por la Gracia sobrenatural del Espíritu Santo 

 

 

 

 

 

 

 

Share

{ Comments on this entry are closed }

 FATIMA, EN UNA VISION DE CONJUNTO 

Fátima en una visión de conjunto

Plinio Corrêa de Oliveira

Tradición y Acción – Viernes 12 de mayo de 2017

Este articulo de Plino Corrêa de Oliveira fue publicado en mayo de 1967, en el cincuentenario de la primera aparición de la Santísima Virgen en Fátima. Llegados ahora al Centenario del que fue sin duda el mayor acontecimiento del siglo XX, el texto conserva una actualidad en todo correspondiente a la del Mensaje que la Madre de Dios dio a conocer al mundo.

Tal vez les parezca útil a los lectores un análisis sucinto de los múltiples aspectos que las importantes manifestaciones de la Santísima Virgen en Fátima contienen.
Presupuestos y líneas generales de las apariciones

1 – Para entender el conjunto de visiones y comunicaciones con que Lucía, Francisco y Jacinta fueron favorecidos, hay que tener en cuenta, ante todo, la doctrina católica sobre la comunión de los santos. Las oraciones y méritos de una persona pueden beneficiar a otra. De este modo, es lógico que las oraciones, los sacrificios y el holocausto de la propia vida ofrecidos por los tres niños, máxime después de beneficiados espiritualmente por las apariciones de la Reina de todos los Santos, pueden aprovechar a un gran número de almas e incluso a naciones enteras.

Nuestra Señora vino, pues, a solicitar oraciones y sacrificios a los tres. A Jacinta y Francisco les pidió también el holocausto de la vida, ofreciéndose como víctimas expiatorias por los pecados de los hombres. A Lucía le pidió que se quedara en este mundo para el cumplimiento de una misión de la cual hablaremos más adelante.
* La mediación universal de María Santísima

2 – Otra noción preliminar para la comprensión de los acontecimientos de Fátima es la de la mediación universal de María Santísima. Ella actúa como Medianera suprema y necesaria -por libre voluntad de Dios- entre el Redentor ofendido y la humanidad pecadora. Por otro lado, es Medianera siempre oída y, como tal, ejerce una verdadera dirección sobre los acontecimientos. Es Medianera regia, que será glorificada con la victoria de su Corazón maternal, que será la más alta expresión de la victoria del propio Dios.
* En Fátima, Nuestra Señora no habló sólo para Portugal, sino para el mundo entero

Las revelaciones de Fátima van más allá de todo cuanto la Providencia ha dicho a los hombres en la inminencia de las grandes borrascas de la Historia.

3 – Hablando a los pequeños pastores, nuestra Señora quiso hablar al mundo entero, exhortando a todos los hombres a la oración, a la penitencia y a la enmienda de vida. De modo especial habló al Papa y a la Sagrada Jerarquía, pidiéndoles la consagración de Rusia a su Corazón Purísimo.
* La situación altamente calamitosa del mundo en nuestros días

4 – La Madre de Dios hizo estos pedidos en vista de la situación religiosa en que se encontraba el mundo en la época de las apariciones, es decir, en 1917.

Nuestra Señora señaló dicha situación como altamente calamitosa. La impiedad y la impureza habían dominado la tierra a tal punto que para castigar a los hombres había estallado una verdadera hecatombe, que fue la Primera Guerra Mundial. Esa conflagración terminaría en breve y los pecadores tendrían tiempo para corregirse, atendiendo el pedido de Fátima.

Si ese pedido fuese oído, la humanidad conocería la paz. En caso de que no fuese oído, vendría otra guerra aun más terrible.

Y, en caso de que el mundo continuase sordo a la voz de su Reina, una suprema hecatombe de raíz ideológica y de proporción universal, implicando una grave persecución religiosa, afligiría a todos los hombres, trayendo grandes sufrimientos para el Romano Pontífice: Rusia esparcirá sus errores por el mundo, promoviendo guerras y personas contra la Iglesia… El Santo Padre tendrá mucho que sufrir.
* Después de una suprema hecatombe de raíz ideológica y de proporción universal, vendrá el Reino de María

5 – Quebrada así, a lo largo de toda una cadena de calamidades, la dura cerviz de la humanidad contemporánea, habrá una gran conversión de almas. Esa conversión será específicamente una victoria del Corazón Purísimo de la Madre de Dios: «Por fin mi Inmaculado Corazón triunfará…» Será el reinado de María sobre los hombres.
* La meditación de los tormentos eternos es eficaz y adecuada para los hombres de este siglo

6 – Con la intención de incitar más eficazmente a la humanidad a acoger ese mensaje, Nuestra Señora hizo ver a sus tres confidentes las almas condenadas al infierno; cuadro trágico descrito por ellos de modo admirable, y apropiado para reconducir a la virtud a los pecadores endurecidos. Esa visión lúgubre muestra bien como se equivocan profundamente quienes afirman que es inadecuada para los hombres de este siglo la meditación sobre los tormentos eternos.
* Pruebas de la autenticidad del mensaje de Fátima

7 – Con el fin de probar la realidad de las apariciones, y por lo tanto la autenticidad del mensaje, la Virgen dispuso tres tipos de acontecimientos:

a) La afluencia de una gran número de espectadores en el momento en que Ella hablaba a los videntes. Aunque sólo ellos fuesen los destinatarios inmediatos del mensaje, los circunstantes, haciendo uso de la penetración psicológica común, podían cerciorarse de que los tres niños no mentían ni eran objeto de una ilusión al afirmar que estaban en contacto con Nuestra Señora, sino que realmente oían y hablaban con un ser invisible para los demás.


Ciudad devastada en la Segunda Guerra Mundial.

b) El prodigio de las transformaciones cromáticas y de los movimientos del sol. Ese prodigio se hizo ver en una zona mucho mayor que el lugar de las apariciones, a punto de no poder ser explicado por un fenómeno de sugestión colectiva (sumamente difícil de ocurrir, dicho sea de paso, con las 50 a 70 mil personas que se hallaban en Cova da Iría)

c) Se confirmó la profecía de que poco después de las apariciones de Fátima la Primera Guerra Mundial acabaría; como se confirmó también la profecía -de que, no enmendándose la humanidad, otra guerra mundial estallaría. La luz extraordinaria que iluminó los cielos de Europa antes de la segunda conflagración fue un hecho observado en varios países y universalmente conocido. La Señora había prevenido a los videntes de que esa sería la señal del castigo inminente. Y el castigo vino enseguida.

d) La previsión del castigo supremo, que es la difusión del comunismo, comenzó a realizarse poco después de las apariciones. Es importante notar que la Santísima Virgen anunció que Rusia esparciría sus errores por el mundo. Pero cuando esa profecía fue hecha -13 dejulio de 1917-, la expresión era más o menos ininteligible.

En efecto, el zarismo apenas acababa de caer, siendo substituido por el régimen burgués de Kerensky, y no se podía saber cuáles serían esos errores rusos, pues es evidente que no se trataba de la difusión de la religión greco-cismática, momificada y privada de toda fuerza de expansión. De este modo, la ascensión de los marxistas al poder en la infeliz Rusia, en el mes de noviembre de 1917, fue, sin duda alguna, el elocuente comienzo de la confirmación de la profecía.

Enseguida, el Partido Comunista ruso inició la propagación mundial de sus errores, lo que acentuó todavía más la coincidencia entre lo que la Virgen había anunciado y el curso de los acontecimientos.

Después de la Segunda Guerra Mundial, la expansión comunista se acentuó mucho más aún, porque numerosas naciones, subyugadas mediante el fraude y la fuerza, cayeron bajo el dominio soviético. Rusia se convirtió así en un peligro mundial.
Las dos familias de almas del mundo contemporáneo

Ante estas afirmaciones de grandeza apocalíptica cabe hacer una observación. El mundo de hoy se va dividiendo cada vez más en dos familias de almas. Una de ellas considera que la humanidad es presa de una cadena de errores y de iniquidades que comenzaron en la esfera religiosa y cultural con el humanismo, el Renacimiento y la Pseudo-Reforma protestante. Dichos errores se agravaron con el iluminismo y el racionalismo, y culminaron en la esfera política con la Revolución Francesa. Del terreno político pasaron al campo social y económico, en el siglo XIX, con el socialismo utópico y con el socialismo llamado científico. Con el advenimiento del comunismo en Rusia comenzó a verificarse la transposición, incipiente pero maciza de todo ese montón de errores al orden concreto de los hechos, naciendo de ahí el imperio comunista, moloch que iba desde el corazón de Alemania hasta Vietnam. Al mismo tiempo, sobre todo a partir de la Primera Guerra Mundial, la moralidad comenzó a declinar con rapidez espantosa en Occidente, preparándolo para la capitulación ante la más audaz expresión doctrinal e institucional de la amoralidad, que es el comunismo (ya sea bajo la forma de capitalismo de Estado -hoy aparentemente en vías de extinción- ya sea bajo la nueva y ladina versión autogestionaria).


El recuerdo de la devastación causada por la Segunda Guerra Mundial atormenta al hombre moderno ante la perspectiva de un tercer conflicto universal.

Para las incontables almas de todos los estados y condiciones de vida y naciones, que comparten este modo de pensar, el mensaje de Fátima es de lo más coherente que hay con la doctrina católica y con la realidad de los hechos.

Existe también otra familia de almas, para la cual los problemas del mundo contemporáneo tienen poca o ninguna relación con la inmoralidad y la impiedad (considerada como un desvío culpable de la inteligencia). Nacen ellos exclusivamente de equívocos involuntarios que una buena difusión doctrinal y un conocimiento objetivo de la realidad pueden disipar. Esos equívocos resultan, además, de carencias económicas; son hijos del hambre, que desaparecerán cuando en el mundo no haya más hambre, y no antes que eso.

Con el auxilio de la ciencia y de la técnica, la crisis de la humanidad se resolverá. Más aún, no teniendo el factor culpa como fondo de cuadro de las catástrofes y de los peligros en medio de los cuales nos debatimos, la noción de un castigo universal se vuelve incomprensible. Tanto más cuanto que para esta familia de al mas el comunismo no es intrínsecamente malo, y con él son posibles acomodaciones que eviten persecuciones incómodas.

Por amor a la brevedad, esta descripción de las dos familias de almas esquematiza un tanto el panorama. Entre una y otra hay muchas gamas. No es nuestra intención retratarlas aquí. Las corrientes intermedias tendrán mayor o menor facilidad para comprender el mensaje de Fátima, según estén más próximas a un polo o al otro. Fátima es pues, en ese sentido, un verdadero divisor de aguas para las mentalidades contemporáneas.

De todas formas, con excepción de la parte mantenida aún en secreto, los pedidos, las amonestaciones y las profecías de Cova da Iría (todos con mero carácter de revelaciones particulares, es verdad …) están lanzados y se van confirmando ampliamente. A los escépticos les decimos: Qui vivra verra… (Quien viva lo verá …).
No se ha correspondido al Mensaje de Fátima

¿Se cumplirán los acontecimientos previstos en Fátima que aún no se han realizado? Eso es lo que la humanidad contemporánea se pregunta. En principio no hay cómo dudar de ello, pues una parte de las profecías ya se ha realizado con impresionante precisión, lo que prueba su carácter sobrenatural. Y, probado ese carácter, no se puede poner en duda que el mensaje celestial se cumpla hasta el fin.

Pero, alguien podría objetar que las profecías del 13 de julio de 1917 tienen un cariz condicional. Ellas se realizarán en el caso de que el Papa y los Obispos (en unión con él) no hagan la consagración de Rusia y del mundo al Inmaculado Corazón de María.

En Cova da Iría Nuestra Señora formuló dos condiciones, ambas indispensables para que se aparten los castigos con los que Ella nos amenazó.

Una de esas condiciones era la consagración. Digamos que haya sido realizada según el pedido de la Santísima Virgen. Falta la segunda condición: la divulgación de la práctica de la comunión reparadora de los cinco primeros sábados. Nos parece evidente que esa devoción no se ha propagado hasta hoy por todo el orbe católico en la medida deseada por la Madre de Dios.

Y hay aún otra condición, implícita en el mensaje, pero también indispensable: es la victoria del mundo sobre las mil formas de impiedad y de impureza que lo vienen dominando. Todo indica que esa victoria no ha sido alcanzada y que, por el contrario, nos acercamos cada vez más al paroxismo en esa materia. Así, un cambio de rumbo de la humanidad se va haciendo cada vez más improbable; y a medida que caminamos hacia ese paroxismo, más probables se hacen los castigos…

Fotografía de los tres pastorcitos poco despuésde la visión del infierno.

Cabe hacer aquí una observación. Y es que, de no verse las cosas así, el mensaje de Fátima sería absurdo. Pues si Nuestra Señora afirmó en 1917 que los pecados del mundo habían llegado a un tal grado que clamaban por el castigo de Dios, no parece lógico creer en el presente que ese castigo no venga, después que esos pecados han continuado creciendo desde 1917 hasta nuestros días y el mundo se ha rehusado, obstinadamente y hasta el fin, a hacer caso a lo que fue dicho en Fátima. Sería lo mismo que si Nínive no hubiese hecho penitencia y a pesar de eso las amenazas del profeta no se hubiesen realizado.

Más aún, la misma consagración pedida por Nuestra Señora no tendrá el efecto de apartar el castigo, si el género humano sigue aferrándose cada vez más a la impiedad y al pecado, pues mientras eso sea así, la consagración estaría como que incompleta y desprovista de contenido real.

En resumen, puesto que no se operó en el mundo la inmensa transformación espiritual pedida en Cova da Iría, vamos caminando cada vez más hacia el abismo. Y, a medida que caminamos, esa transformación se va haciendo más improbable.
Los resplandores sacrales de la aurora del Reino de María

Al concluir estas reflexiones, conviene que nuestro espíritu se detenga en la consideración de las últimas perspectivas del mensaje de Fátima. Más allá de la tristeza y de los castigos sumamente probables hacia los cuales caminamos, nos esperan los resplandores sacrales de la aurora del Reino de María: Por fin mi Inmaculado Corazón triunfará. Es la perspectiva grandiosa de la victoria universal del corazón regio y materno de la Santísima Virgen. Es una promesa tranquilizante, atrayente y, sobre todo, majestuosa y entusiasta.

Para evitar el castigo en la escasa medida en que es evitable; para obtener la conversión de los hombres en la modesta medida en que, según la economía común de la gracia, ella es aún obtenible antes del castigo; para apresurar cuanto sea posible la aurora bendita del Reino de María; y para ayudamos a caminar en medio de las hecatombes que tan gravemente nos amenazan, ¿qué podemos hacer? Nuestra Señora nos lo indica: que nos enfervoricemos en la devoción a Ella, en la oración y en la penitencia.

Para estimulamos a rezar, en la última aparición Nuestra Señora se revistió sucesivamente de los atributos propios de las advocaciones de Reina del Santo Rosario, de Madre Dolorosa y de Nuestra Señora del Carmen, indicándonos cuán grato le es ser conocida, amada y venerada así.

Igualmente, la Virgen de Fátima insistió de modo muy especial en la devoción a su Inmaculado Corazón. Ella se refirió siete veces a su Corazón en sus mensajes (y Nuestro Señor, nueve).

Así, el valor teológico de la devoción al Inmaculado Corazón de María, por lo demás ya tan comprobado, encuentra en Fátima una impresionante corroboración. Por otro lado, la insistencia de la Santísima Virgen prueba hasta la saciedad que esa devoción es eminentísimamente oportuna.

Por lo tanto, quien toma en serio las revelaciones de Fátima debe hacer de la devoción al Corazón Purísimo de María uno de los más altos objetivos de la verdadera piedad.

*Extraído de “Catolicismo”, nº 197, mayo de 1967.

 

13 DE MAYO DE 2017: CENTENARIO DE LA 1ª APARICION DE LA SSMA. VIRGEN: EXTRAORDINARIA SELECCION DE TEXTOS SOBRE EL MENSAJE DE FATIMA,  DE LA REVISTA “CATOLICISMO”

Revista “Catolicismo” – San Pablo, Brasil – Textos sobre Fátima basados en Plinio Corrêa de Oliveira, el mayor propagador del Mensaje de Fátima de nuestros tiempos

San Pablo, Brasil. Para conocimiento de nuestros lectores les brindamos a continuación los principales titulares y enunciados que presenta esta edición de “Catolicismo” – Acceda a este material invalorable haciendo click en el siguiente link:

http://www.google.com/url?q=http%3A%2F%2Fwww.abim.inf.br%2Fna-cova-da-iria-a-rainha-do-ceu-adverte-a-humanidade-e-anuncia-o-seu-reinado-na-terra%2F&sa=D&sntz=1&usg=AFQjCNH4QHMs_Bekq3svR858P5-0KKRICA

•En Cova da Iría, la Reina del Cielo hace advertencias a la humanidad y anuncia su Reinado en la Tierra

•¿En qué puede consistir el triunfo del Inmaculado Corazón de María?

•Condiciones para la plena y auténtica conversión de la humanidad

•“El acontecimiento más importante y más entusiasmante del Siglo XX”

 •“Era una Señora toda vestida de blanco, más brillante que el sol”

•Algunas profecías de Fátima ya cumplidas y otras que aún no se cumplieron

•Al oir la voz celestial de Fátima no endurezcamos nuestros corazones

•Derrumbe del zarismo, implantación del comunismo en Rusia

•Un factor que “contribuye a darle al Mensaje un peso extraordinario”

•Se cumplió la previsión de la hecatombe mundial peor que la primera

•Errores diseminados por el mundo y “humareda de Satanás” en la Iglesia

•Desaparición de tradiciones, naufragio de la Historia y restauración de la civilización

•“Naciones enteras serán aniquiladas. Por fin, mi Inmaculado Corazón triunfará”

•LUCIA DESCRIBE LA VISION DEL INFIERNO

•FATIMA

Explicación y remedio para la crisis contemporánea

•FATIMA, EN UNA VISION DE CONJUNTO*

* (ver en castellano en esta misma sección) 

CELEBRACION DEL CENTENARIO DE FATIMA Y CANONIZACION DE SANTA JACINTA Y SAN FRANCISCO MARTO EN LA ERMITA DE LA SAGRADA IMAGEN PEREGRINA INTERNACIONAL DE LA VIRGEN DE FATIMA

 San Francisco y Santa Jacinta Marto, elevados a la honra de los altares el pasado 13 de mayo en Fátima por S.S. el Papa Francisco I

Queriendo agradecer a la Sagrada Imagen Peregrina Internacional de Nuestra Señora de Fátima gracias especiales generosamente concedidas por Ella, sus devotos de Sañogasta (La Rioja) se reúnen cada 13 de mayo para rendirle culto. ¡Cuánto más latieron sus corazones en esta ocasión, al cumplirse 100 años de las apariciones de Nuestra Señora a los tres pastorcitos! ¡Qué alegría poder invocarlos ahora a los dos menores como Santa Jacinta y San Francisco Marto, en este lugar bendecido por la presencia y la mirada de la Sagrada Imagen tallada bajo la dirección de la Hna. Lucía que visitó varias veces la Argentina…, y dejó un manantial de gracias en este pueblo riojano de tanta historia, donde hubo grandes pioneros de la Fe y de la Civilización Cristiana, que fundaron la Capilla de San Sebastián y la Virgen de la Candelaria a mediados del 1600, Monumento Histórico Nacional.

Quizás el entonces Obispo de La Rioja, Monseñor Fabriciano Sigampa, y los fieles alborozados cuando, hace 16 años,  bendijo la ermita y la calle que desde hace más de 4 siglos conduce a los devotos promesantes y alféreces de la Candelaria y San Sebastián a la histórica Capilla, no imaginaban que sería la primera calle en el mundo en tener la gracia de llevar su nombre (ver sitio del Pilgrim Virgin Comittee que generosamente providenció y costeó la visita, a solicitud de la American Society for the Defense of Tradition, Family and Property (TFP).

En agradecimiento de tantas gracias concedidas a través de la Sagrada Imagen milagrosa, que lloró en Nva. Orleans, EE.UU., todos los años se reúnen los fieles a renovar su entrega y pedir nuevos favores celestiales a Nuestra Reina y Madre en la Ermita ubicada en la calle que lleva su nombre (“Imagen Peregrina de Nuestra Señora de Fátima”).

El pasado 13, en presencia de estandartes con las imágenes de los santos videntes se leyeron trechos de las Revelaciones y se rezó el Santo Rosario, entonando cánticos tradicionales y dando la vuelta al histórico “Alto de la Iglesia” de San Sebastián y la Virgen de la Candelaria. Se rezó un misterio frente a la antiquísima talla de Nuestra Señora Inmaculada, se rezaron las letanías lauretanas y finalmente se sirvió un chocolate con tradicionales bollos y productos regionales -los típicos “brindis de la Virgen”. Hubo mucho fervor e insistentes pedidos a la Ssma. Virgen para que se cumpla cuanto antes su maravillosa promesa: “POR FIN, MI INMACULADO CORAZON TRIUNFARA”

HOMENAJE AL CORONEL NICOLAS DAVILA Y A LOS HEROES  QUE CRUZARON LA CORDILLERA EN LA EXPEDICION AUXILIAR A CHILE

Coronel Nicolás Dávila, Héroe de Copiapó (†20-V-1876)

La Expedición Auxiliar a Chile fue organizada por Nicolás Dávila, su padre Francisco Javier de Brizuela y Doria, Señor del Mayorazgo de San Sebastián de Sañogasta,  sus hermanos, y otros prohombres riojanos a pedido del General Don José de San Martín

Homenaje al Coronel Don Nicolás Dávila, héroe Jefe de la Expedición Auxiliar a Copiapo. En el marco del ducentésimo aniversario de la epopeya libertadora. 

Organizada por la Asociación Cultural Sanmartiniana y el Municipio del Departamento Chilecito de La Rioja. 

Programa de Actividades conmemorativas

26 de mayo: Chilecito

10,30 hs acto protocolar y cultural en la plazoleta “Santa Rita”, sitial memorable desde donde salió la Expedición. Entonación de himnos patrios, depósito de una ofrenda de laureles frente al busto del eminente prohombre. Palabras alusivas por parte de autoridades, dirigentes de la Asociación, historiadores y descendientes.

27 de mayo: en Nonogasta.

11 hs Descubrimiento de una placa en el mausoleo familiar que guarda los restos del héroe. Rezo de un responso por el alma de los Héroes de Copiapó. 

Traslado a la plaza principal para el pronunciamiento de palabras alusivas por parte de autoridades, dirigentes de la Asociación, historiadores y descendientes.

Retreta de la Banda de Música de la Guarnición Militar de La Rioja. 

 

 

 

 

 

Share

{ Comments on this entry are closed }

Las siguientes notas corresponden a los puntos 15 y 16 del Apéndice III de Nobleza y élites tradicionales análogas, publicados en el boletín anterior e ilustran las enseñanzas de los Santos y Doctores de la Iglesia, hoy silenciadas

[17] Otro Doctor de la Iglesia, San Francisco de Sales, afirma el elevado grado de perfección de la monarquía como forma de gobierno, por ser más conforme con el orden de la Creación: “Entonces, Dios, queriendo hacer buenas y bellas todas las cosas, redujo su multitud y distinción a una perfecta unidad; y, por así decirlo, las dispuso todas en monarquía, haciendo que todas las cosas dependan entre sí y todas de Él, que es el Soberano Monarca. Redujo todos los miembros a un cuerpo, bajo una cabeza; con varias personas forma una familia; con varias familias una ciudad; con varias ciudades una provincia; con varias provincias un reino; y somete todo un reino a un solo rey.” (Traité de l’amour de Dieu, in Oeuvres complètes de Saint Francois de Sales, Librairie de Louis Vivés, París, 1866, 3ª ed., t. I, p. 321).

♣ Acceda a las entradas anteriores del Apéndice III haciendo click más abajo en el vínculo (“tag”) Apéndice III – Las formas de gobierno a la luz de la doctrina social de la Iglesia o bien escribiendo Apéndice III en el casillero de “search” a la izquierda de la página

[18] “Casi todos los autores escolásticos antiguos y modernos, junto con un número ingente de otros autores no escolásticos afirman que la monarquía moderada es la forma que debe ser preferida en abstracto; aunque algunos autores de hoy dicen que, en abstracto, ninguna forma debe ser preferida a otra.” (P. Irineo González Moral, S. J., Philosofiae Scholasticae Summa, BAC, Madrid, 1952, v. III, pp. 836-837).

 

[19] Cfr. Capítulo V, 1, 10.

Share

{ Comments on this entry are closed }

 

En el centenario de las apariciones de la Ssma. Virgen presentamos un tema esencialmente conectado con el Mensaje de Fátima:  las analogías entre el Tratado de la Verdadera Devoción, de San Luis Ma. Grignion de Montfort, y Revolución y Contrarrevolución, de Plinio Corrêa de Oliveira, cuyo punto central -nos parece- reside en el rol de la Ssma. Virgen en la derrota de la Revolución anticristiana y el Reino de María que vendrá. Lo hacemos en estas tres notas:

♦CLARINADA PROFÉTICA DE SAN LUIS MARÍA GRIGNION DE MONTFORT: EL REINO DE MARÍA QUE VENDRÁ

♦♦CON ACENTOS DE FUEGO Y REACCION, LA PREDICA CONTRARREVOLUCIONARIA DE SAN LUIS MARIA

♦♦♦SAN LUIS MARIA DE MONTFORT Y EL ROL DE LA SSMA. VIRGEN EN LA LUCHA CONTRA LA REVOLUCION ANTICRISTIANA

Introducción

El 13 de mayo se cumplieron 100 años de la primera aparición de Nuestra Señora de Fátima a los tres pastorcitos en Cova de Iria, Portugal. A lo largo de sus seis apariciones -a las que debe seguir una 7ª…-, la Ssma. Virgen trazó un cuadro de la crisis contemporánea en el que sobresalen dos hechos trágicos íntimamente conectados: la gravedad de la situación moral familiar y social de la humanidad, y la difusión de los “errores de Rusia”  -que la Revolución bolchevique confirmó trágicamente apenas meses después, con la implantación violenta del régimen comunista, ateo, inmoral, perseguidor de la religión, la familia y la propiedad, y negador de todas las libertades legítimas y mandamientos de la ley de Dios. Realidad que constituye una inmensa ofensa a la Justicia divina ante la cual la Reina del Cielo vino a pedir reparación y conversión

El horizonte de las Profecías de Fátima se relaciona íntimamente con esas dos obras capitales de gran repercusión en los medios católicos serios: el “Tratado de la Verdadera Devoción”, de San Luis María Grignion de Montfort, y “Revolución y Contra-Revolución”, del Prof. Plinio Corrêa de Oliveira.

San Luis María Grignion de Montfort predijo en pleno siglo de Luis XIV el cataclismo que se avecinaba con la Revolución Francesa, antecesora de la Revolución comunista,  mientras combatía sus causas con su apostolado, que florecería más tarde en la reacción católica y monárquica de la Vendée.  Sobre todo profetizó el Reino de María, una era marial que llevará a su auge la Cristiandad en la que surgirán, como frutos escogidos de la esclavitud mariana por él enseñada, los “Apóstoles de los Ultimos Tiempos”, combatientes irreductibles contra el demonio y sus secuaces que sobrepasarán en santidad a la mayoría de los santos anteriores “como los cedros del Líbano exceden a los simples arbustos”.

Comentando a pedido de sus discípulos las analogías entre el “Tratado de la Verdadera Devoción a la Ssma. Virgen”, de San Luis María,  y su magistral ensayo “Revolución y Contra-Revolución”, el Doctor Plinio Corrêa de Oliveira, en su Introducción a la edición argentina de la obra, brinda con clarividencia una visión profunda del fenómeno revolucionario y de cómo combatirlo, de gran provecho para quienes deseen oponerse a la Revolucion  eficazmente.

Y explicitando las verdades  contenidas en las profecías de Ntra. Sra. de Fátima, anticipadas en puntos esenciales por las de San Luis María de Montfort, Plinio Corrêa de Oliveira demuestra cómo la Revolución igualitaria mundial será destruida por la Virgen por medio de una espectacular victoria que abrirá a la humanidad el Reino de María.

En homenaje al hito histórico del centenario de Fátima, que nos acerca a esa victoria total de Nuestra Señora, tan anhelada y necesaria, presentamos los artículos comenzando por el que trata de su rol, según la doctrina católica, en la derrota de los enemigos de la Fe y el triunfo de su Inmaculado Corazón.

CLARINADA PROFÉTICA de SAN LUIS MARÍA GRIGNION de MONTFORT: EL REINO de MARÍA que VENDRÁ

Los grandiosos horizontes  comentados en los artículos que siguen a continuación, llevan a plantear ítems cuya importancia no puede subestimar ninguna persona interesada en el triunfo del bien en estos tiempos:

  • La Realeza de Nuestra Señora

  • El régimen marial de gobierno del universo

  • El rol que la Iglesia le atribuye en la derrota de los enemigos de la Fe

  • Los frutos de la esclavitud mariana en las almas y en la sociedad

  • Cómo será la victoria que inaugurará el Reino de María por él anunciado

En su introducción a Revolución y Contra-Revolución, Plinio Corrêa de Oliveira aborda estas supremas cuestiones(1). Nos valemos de sus comentarios para presentar brevemente algunos trazos recomendando la lectura del original.

“La consideración de este soberano poder de Nuestra Señora nos aproxima a la idea de la Realeza de María”. Aunque sumisa en todo a la voluntad de Dios, implica un auténtico poder de gobierno personal.

En su papel de Reina del Universo, su misericordia maternal llega al extremo.  Dios la puso en ese puesto para gobernarlo teniendo en vista especialmente al pobre género humano decaído y pecador, como regio instrumento del Amor divino.

 “Hay, pues, un régimen verdaderamente marial en el gobierno del Universo.”

Veremos en las notas siguientes que los enormes fautores de la Revolución anticristiana y de la Contra-Revolución –el demonio y la gracia, respectivamente- dependen, por voluntad divina, del imperio y dominio de la Ssma. Virgen. En ese sentido, depende de Ella la duración de la Revolución y la victoria de la Contra-Revolución.

A veces interviene directamente en los acontecimientos,  como lo hizo en Lepanto. ¡Cuán numerosos son los hechos en que quedó clara su intervención! Vemos así hasta qué punto es efectiva su Realeza.

La Iglesia le canta: “Tú sola exterminaste las herejías en el mundo entero”. “Eso equivale a decir que Ella dirige la Historia, porque quien dirige el exterminio de las herejías, dirige el triunfo de la ortodoxia, y al dirigir una y otra, dirige la Historia en lo que tiene de más medular”.

Por el contrario, cuando disminuye la devoción a la Medianera de todas las gracias, los pueblos quedan como un monte seco que cualquier chispa puede incendiar, como ocurrió en la Revolución Francesa.

Estas -y otras- consideraciones sacadas de la enseñanza de la Iglesia abren perspectivas para el Reino de María, una era histórica de Fe y de virtud que será inaugurada con una victoria espectacular de Nuestra Señora sobre la Revolución.

En esa era, el demonio será expulsado y volverá a los antros infernales, y Nuestra Señora reinará sobre la humanidad por medio de las instituciones que para eso escogió.

San Luis Grignion de Montfort es un profeta que anuncia esa venida: “¿Cuándo vendrá ese diluvio de fuego del puro amor que debéis encender sobre toda la tierra de manera tan dulce y tan vehemente que todas las naciones, los turcos, los idólatras, los propios judíos se abrasarán en él y se convertirán?” (cfr. “Oración Abrasada”, in Obras Completas de San Luis María Grignion de Montfort, Ed. BAC, pág. 600).

Ese diluvio que lavará la humanidad inaugurará el Reino del Espíritu Santo, que él identifica con el Reino de María, una era de florecimiento de la Iglesia como hasta entonces nunca hubo. Afirma que “el Altísimo con su Santísima Madre, deben formarse grandes Santos que sobrepujarán en santidad la mayoría de los otros Santos, como los cedros del Líbano exceden a los pequeños arbustos” (cfr. Obras Completas de San Luis María Grignion de Montfort, ibid., pág. 464).

Considerando los grandes Santos que la Iglesia ya produjo, quedamos deslumbrados con la envergadura de los que surgirán al aliento de Nuestra Señora. Nada es más razonable que imaginar un crecimiento enorme de la santidad en una era histórica en la cual la actuación de Nuestra Señora aumente también prodigiosamente.

Podemos, pues, decir que San Luis María Grignion de Montfort, sobre todo con su autoridad de santo canonizado por la Iglesia, da peso y consistencia a las esperanzas que brillan en muchas revelaciones particulares, de que vendrá una época en la cual Nuestra Señora verdaderamente triunfará.

Aunque la Realeza de Nuestra Señora tenga una soberana eficacia en toda la vida de la Iglesia y de la sociedad temporal, se realiza en primer lugar en el interior de las almas; del santuario interior de cada alma, es desde donde se refleja en la vida religiosa y civil de los pueblos considerados como un todo.

El Reino de María será, pues, una época en que la unión de las almas con Nuestra Señora alcanzará una intensidad sin precedentes en la Historia. ¿Cuál es la forma de esa unión en cierto sentido suprema? No conocemos medio más perfecto que la sagrada esclavitud a Nuestra Señora.

Considerando que Ella es el camino por el cual Dios vino a los hombres y éstos van a Dios, y la Realeza universal de María, nuestro Santo recomienda que el devoto de la Virgen se consagre a Ella enteramente como esclavo. Esa consagración es de una radicalidad admirable. Abarca  los bienes materiales del hombre, el mérito de sus buenas obras y oraciones, su vida, su cuerpo y su alma. Es sin límites porque el esclavo por definición nada tiene de propio.

A cambio de esa consagración, Nuestra Señora actúa en el interior de su esclavo de modo maravilloso, estableciendo con él una unión inefable.

Los frutos de esa unión se verán en los Apóstoles de los Ultimos Tiempos, cuyo perfil moral es trazado a fuego por el Santo en su famosa “Oración Abrasada”. Los varones portentosos que lucharán contra el demonio por el Reino de María, conduciendo gloriosamente hasta el fin de los tiempos la lucha contra el demonio, el mundo y la carne, son descriptos por San Luis como magníficos modelos que invitan a la perfecta esclavitud a Nuestra Señora a quienes, en los tenebrosos días de hoy, luchan en las filas de la Contra-Revolución.

Queda así esbozado un camino glorioso para quienes quieran combatir eficazmente por el triunfo de la Ssma. Virgen, la Santa Iglesia y la civilización cristiana.

ºººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººº

NOTA

(1) “Revolución y Contra-Revolución”, edición on line, Introducción a la edición argentina. Tradición, Familia, Propiedad, 1992.

ºººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººº

 CON ACENTOS DE FUEGO Y REACCION, LA PREDICA CONTRARREVOLUCIONARIA DE SAN LUIS MARIA GRIGNION de MONTFORT

Cuando en 1789 la creciente lo arrastraba todo, y los ‘imprevisores’ lloraban, huían o morían, sólo chocó contra un obstáculo. Fue la Chouannerie, flor caballeresca y santa, nacida del apostolado de San Luis María Grignion de Montfort… (Plinio Corrêa de Oliveira)

Comencemos por evocar la prédica de San Luis María de Montfort en las aldeas, ciudades, bosques y valles de la Francia del Antiguo Régimen. Pues fue, esencialmente, un apóstol de poblaciones rurales,  que se levantaron en defensa del Reino Cristianísimo,  amenazadas por la Revolución Francesa, etapa exponencial de la Revolución gnóstica e igualitaria que llega a su auge en nuestros días.

Su palabra no se limitaba a enseñar las verdades de la Fe en términos genéricos sino que estaba adaptada estratégicamente a combatir los males del momento con enseñanzas oportunas. De ahí su repercusión y sorprendente actualidad…, pues los errores que generaron la Revolución Francesa están en la médula de los males actuales.

Su “aggiornamento” –su “puesta al día”- no tenía nada en común con la tendencia progresista a buscar a toda costa un consenso relativista que caiga bien al enemigo. Capaz del diálogo afable y atrayente, San Luis María no perdía de vista el papel de los pecados y la influencia del espíritu de las tinieblas en la inmensa lucha movida por la impiedad contra la Iglesia y la Civilización Cristiana. Su diagnóstico de los problemas nunca olvidaba esos elementos. Lejos de ciertos progresistas, no pensaba que polemizar con los enemigos del orden católico fuese siempre un error y un pecado contra la caridad.

La sociedad francesa estaba gravemente enferma. Dos tipos de psicologías eran las predominantes: los laxos y los rigoristas. Los laxos llevaban una vida de sensualidad y desenfreno que conducía a la disolución,  al escepticismo y a la pérdida de la Fe; y los rigoristas estaban imbuidos de un moralismo jansenista, calvinista y sombrío, contrario también a la Fe, que conducía a la desesperación y a la rebelión.

Mundanismo y jansenismo eran dos polos que ejercían una nefasta atracción, aún en los ambientes y personas considerados mejores. Como suele pasar con los extremos del error, ambos llevaban a un mismo resultado. Nada más normal que la coligación de los errores extremos y contrarios frente al apóstol que predicaba la doctrina católica auténtica, dice Plinio Corrêa de Oliveira(1), y así el odio de las dos corrientes cayó sobre el Apóstol de la Verdad.  Al mismo tiempo, sus sermones sacudían las almas y movían a la contrición y al entusiasmo, y las personas liberadas de esa carga moral y espiritual destruían objetos y libros infames y degradantes en memorables actos de fe públicos.

Su obra de regeneración moral tenía un sentido fundamentalmente sobrenatural y piadoso. Estaba centrada en Jesucristo crucificado, sus llagas sacratísimas, los Dolores de María, y promovió la erección de un gran Calvario en Pont-Château (en la zona de Morbihan, célebre por sus guerreros contra-revolucionarios chouans), que sería el punto de convergencia del movimiento espiritual suscitado por él(2).

Pues en la Cruz veía nuestro Santo la fuente de una superior sabiduría, que enseña al hombre a ver y amar en las cosas creadas manifestaciones y símbolos de Dios; a poner la Fe por encima de la razón orgullosa; la Fe y la lógica por sobre la rebelión de los sentidos;  y la moral sobre la voluntad desordenada. Asimismo, lo espiritual por encima de lo material, lo eterno por sobre lo contingente y transitorio.

Su prédica, ajena a todo calvinismo, era suavizada por una tiernísima devoción a la Ssma. Virgen. Puede decirse que nadie Ilevó más alto que él la devoción a la Madre de Misericordia. Nuestra Señora, Mediadora necesaria -por elección divina- entre Jesucristo y los hombres, fue el objeto de su continua admiración amorosa, el tema que suscitó sus meditaciones más profundas y originales, inspiradamente geniales. En torno de la Mediación Universal de María -hoy verdad de Fe- construyó toda una mariología que es el mayor monumento de todos los siglos a la Virgen Madre de Dios.

En otro artículo veremos la persecución que se levantó contra él y cómo se reveló su espíritu de profecía. Y la reacción surgida en la Vendée al explotar la Revolución Francesa:

“Cuando en 1789 la creciente lo arrastraba todo, y los ‘imprevisores’ lloraban, transigían, huían o morían, sólo chocó contra un obstáculo. Fue la Chouannerie, flor caballeresca y santa, nacida del apostolado de San Luis María Grignion de Montfort. Son los premios de quienes saben prever” (3).

ººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººº

NOTAS

(1) “Revolución y Contra-Revolución”, edición on line, Introducción a la edición argentina. Tradición, Familia, Propiedad, 1992.

(2) Louis Le Crom, Montfortain, “Un Apôtre marial”, Saint Louis-Marie Grignion de Montfort (1673-1716), Calvaire Montfort, Pont-Château, Loire-Inférieure, Francia, 1942

Marie-Claire et François Gousseau, “St Louis-Marie”, Ed. M.A.M.E., Francia, 1963

Marcel Lidove, “Les Vendéens de 93”, Ed. Le temps qui court, Franca, 1971

 (3) Plinio Corrêa de Oliveira, “El Reino de María, realización de un mundo mejor”, Catolicismo nº 55, julio de 1955).

 

ººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººº

SAN LUIS MARIA DE MONTFORT Y EL ROL DE LA SSMA. VIRGEN EN LA LUCHA CONTRA LA REVOLUCION ANTICRISTIANA

Al calor de su prédica vigorosa contra laxos escépticos y amargos rigoristas, San Luis María Grignion de Montfort escribió la Carta Circular a los Amigos de la Cruz, el Tratado de la Divina Sabiduría y el Tratado de la Verdadera Devoción, “trilogía admirable, toda de oro y de fuego, de la cual se destaca, como obra maestra entre las obras maestras, el Tratado de la Verdadera Devoción (1)

Acción de tal envergadura se hizo sentir en el campo enemigo y así nuestro Santo fue un gran perseguido. “Un vendaval furioso, movido por los mundanos, por los escépticos enfurecidos ante tanta Fe y tanta austeridad, y por los jansenistas indignados ante una devoción insigne a Nuestra Señora, de la cual dimanaba una suavidad inefable, se irguió contra su prédica. De ahí se originó un torbellino que levantó contra él, por así decir, a toda Francia” (Plinio Corrêa de Oliveira, Introd a Revolución y Contra-Revolución para la ed. argentina, cfr. nota 1). Autoridades eclesiásticas mandaban interrumpir sus ‘autos de fe’ contra la inmoralidad… El Rey Sol mandaba demoler su Calvario de Pont-Château. Los Obispos le prohibían predicar en sus Diócesis, con sólo dos excepciones…

“Ante ese inmenso poder del mal, nuestro Santo se reveló profeta. Con palabras de fuego, denunció los gérmenes que minaban la Francia de entonces y vaticinó una catastrófica subversión que de ellos habría de derivar”. “El siglo en que San Luis María murió no terminó sin que la Revolución Francesa confirmase de modo siniestro sus previsiones” (ibid.).

Las regiones donde tuvo libertad de predicar, y en las que las masas humildes lo siguieron, fueron aquellas en que los chouans se levantaron, armas en mano, contra la impiedad y la subversión. Descendientes de los campesinos misionados por él, habían sido preservados de los gérmenes de la Revolución anticristiana, como una simiente preciosa de reacción católica (2).

Analizando este episodio exponencial de la lucha plurisecular entre la Revolución anticristiana y la Contra-Revolucion podemos preguntarnos: ¿Cuál es el nexo entre el “Tratado de la Verdadera Devoción a la Ssma. Virgen” y “Revolución y Contra-Revolución”, obra pinacular de Plinio Corrêa de Oliveira sobre el fenómeno supremo de nuestros días? Intentaremos dar una respuesta, forzosamente simplificada, ante todo sintetizando ideas del autor dos veces elogiado por la Santa Sede, recomendando al lector que acuda al texto comentado (cfr. nota 1).

La Revolución es un inmenso proceso de tendencias, doctrinas y transformaciones derivado, en último, casi diríamos “ultimísimo” análisis, de una deterioración moral nacida de dos vicios fundamentales: el orgullo y la impureza.

La constelación de ideas y enseñanzas de la Iglesia y la visión del universo que Dios creó despiertan, en el hombre virtuoso y puro, una amorosa admiración.

En estas fotos vemos exponentes de las primeras tres grandes Revoluciones: el protestantismo (Lutero), la Revolución Francesa (máscara mortuoria de Robespierre) y el “Che” Guevara -el comunismo.

Pero si cede en algo a esos dos vicios se va creando en él una incompatibilidad profunda con esa visión.

Esta puede arrancar con una antipatía por el carácter jerárquico de la Iglesia, que más tarde puede trasladarse a la esfera del orden jerárquico de la sociedad y la familia. Llevado por tal igualitarismo nacido del orgullo, puede llegar a condenar toda y cualquier desigualdad y  jerarquía.

La impureza: la persona impura tiende al liberalismo, la irrita la existencia de un precepto, de un freno que circunscriba el desborde de sus sentidos. Siente aversión al principio de autoridad. El anhelo de un mundo anárquico, sin leyes ni poderes constituidos, es el punto extremo del liberalismo generado por la impureza.

Del orgullo y del liberalismo nace el deseo de igualdad y libertad totales, médula del comunismo.

La gnosis es la doctrina de la Revolución

Se configura así una concepción diametralmente opuesta a la obra de Dios, toda una visión gnóstica y revolucionaria del Universo, ya que la gnosis –íntimamente ligada al comunismo- odia la individuación, que es la fuente de la desigualdad y la jerarquía. (Odia el ser e impulsa el no-ser colectivista y masificante).

Sin el orgullo y la sensualidad, la secular Revolución que viene destruyendo la Cristiandad no sería posible ni existiría como movimiento organizado.

Carácter moral y religioso del fenómeno revolucionario y de la lucha contra-revolucionaria

Dado el carácter moral del orgullo y la sensualidad, todo el problema de la Revolucíón y la Contra-Revolución es principalmente moral. Si es moral, tiene mucho que ver con lo religioso: moral y religión están indisolublemente conectadas. Por tanto, la lucha entre ambas es esencialmente religiosa.

Si es una crisis moral y religiosa lo que da origen al espíritu de la Revolución, sólo puede ser evitada o remediada con el auxilio de la gracia, ayuda sobrenatural concedida por Dios al ser humano debilitado por el pecado original. Pues para cumplir los mandamientos, según la doctrina católica, es necesaria la ayuda de la gracia.

El papel de la Ssma. Virgen, Medianera de todas las gracias

Proviniendo de la gracia toda preservación o toda regeneración moral auténtica, entra por los ojos el papel de la Ssma. Virgen en esta lucha. La gracia depende de Dios pero El, por un acto libre de su voluntad, quiso hacer depender de Ntra. Sra. la distribución de las gracias, pues es el canal, el acueducto, por donde ellas pasan, como enseña San Luis María. Así, su auxilio es indispensable para que no haya Revolución o para que ésta sea vencida por la Contra-Revolución.

Por lo tanto, la devoción a Ella es condición sine qua non para que la Revolución sea aplastada y venza la Contra-Revolución.

Una Nación fiel se estructura con sabiduría

“Si una Nación fuere fiel a las gracias necesarias y suficientes que recibe de Nuestra Señora, y si se generalizara en ella la práctica de los Mandamientos, es inevitable que la sociedad se estructure bien. Porque con la gracia viene la sabiduría, y, con ésta, todas las actividades del hombre entran en sus cauces.”

Contraste con la civilización contemporánea, construida sobre el rechazo de la gracia

Si analizamos el estado en que se encuentra la civilización contemporánea vemos que, construida sobre el rechazo de la gracia, alcanzó algunos resultados estrepitosos que, al mismo tiempo, devoran al hombre. Es nociva para la sociedad en la medida en que tiene por base el laicismo (negación de Dios, sus derechos, su poder y su acción), y viola el Orden Natural enseñado por la Iglesia.

Pero el problema va más allá: “La Revolución no es el fruto de la mera maldad humana. Esta última abre las puertas al demonio, por el cual se deja estimular, exacerbar y dirigir”.

El Papa Pío VI luchó contra los errores de la Revolución Francesa

Una explosión de pasiones desordenadas tan profunda y general como la que originó la Revolución no habría ocurrido sin una acción preternatural, ni los hombres alcanzarían los extremos de crueldad, impiedad y cinismo a los que la Revolución llegó tantas veces.

Y el alcance de este factor de propulsión depende de que Nuestra Señora fulmine con un acto de imperio que descargue sobre el infierno, para que éste desaparezca de la escena humana, como bien muestra San Luis María al tratar del rol de la Virgen “en estos últimos tiempos” y comentar la célebre maldición lanzada por Dios a la serpiente y sus secuaces en el Génesis: “Ella te aplastará…(3)”.

“Por lo tanto, los enormes fautores de la Revolución y de la Contra-Revolución que son respectivamente el demonio y la gracia, dependen de su imperio y su dominio”.

¿Qué es, en esta perspectiva, la Realeza de Nuestra Señora? ¿Existe un régimen marial en el gobierno del universo? ¿Cuál es el papel que la Iglesia le atribuye en la derrota de sus enemigos? ¿En qué consiste la esclavitud mariana enseñada por San Luis María y qué efectos produce en el alma y en la sociedad? El Reino de María: ¿una era de fe y virtud que será inaugurada con una victoria espectacular de la Ssma. Virgen sobre la Revolución?

Nota: hemos abordado estos tópicos en el artículo inicial de esta serie consagrada a San Luis María Grignion de Montfort, cuya fiesta celebra la Santa Iglesia el 28 de abril.

ººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººº

NOTAS

 

 (1) Introducción a la edición argentina de Revolución y Contra-Revolución, versión on line – Una obra clave: Revolución y Contra-Revolución

            http://rcr-una-obra-clave.blogspot.com/

 

2) M. Lidove, “Les Vendéens de 93”, Le temps qui court, pp. 31 y ss.; Louis Le Crom, montfortain, “Un Apôtre marial – Saint Louis-Marie Grignion de Montfort”, cap. XIII – Dans la future Vendée militaire, pp. 252 y ss.,  Libr. Mariale, Calvaire Montfort, Pont-Château

3) San Luis María designaba como “últimos tiempos” a los que van desde los días en que él vivió (Antiguo Régimen pre-Revolución Francesa) hasta los que precederán a la venida del Anticristo. Esperaba, de conformidad con las revelaciones sobrenaturales hechas a incontables santos y almas virtuosas, y el propio mensaje de Fátima –entre otros de la Madre de Dios-, un período de triunfo del Inmaculado Corazón de María, de restauración y auge de la civilización cristiana, que podrá durar muchos siglos; período que terminará con las probaciones y apostasía finales que antecederán inmediatamente el fin del mundo.

 

 

Share

{ Comments on this entry are closed }

Convocando a nuestros héroes – Regreso al Orden – Return to Order

20.05.2017

  Se pueden adoptar algunas medidas simples para que nuestros personajes representativos – algunos que son restos de las elites tradicionales insertados en nuestras propias comunidades y otros que todavía tienen que surgir de las filas de la sociedad- pasen al frente y ayuden a armonizar nuestra nación y a improvisar soluciones orgánicas con los […]

Share
Read the full article

Sendas de plata del ‘chorrito’ – Rincón de la Conversación

20.05.2017

      Llegaba a “La Cortadera”, la añosa casona de piedra bola, con sus arcadas acogedoras y sus puertas rechinantes de madera de árbol (algarrobo). Sólo el Carbón y la Tigra salieron a recibirme con sus ladridos, capaces de helar la sangre de un forastero, contenidos  -con los amigos-  por sus movimientos de cola […]

Share
Read the full article

Clarinadas – Entrevista al Duque Paul von Oldenburg por el site español ‘Adelante la Fe’ – Cómo luchar por la Iglesia y la Civilización Cristiana en la hora actual

25.03.2017

El Duque Paul de Oldenburg analiza la crisis actual en la Iglesia 22/02/17 por Javier Navascués – ADELANTE LA FE                                  El Duque Paul de Oldenburg La Casa de los Oldemburgo es una familia noble originaria del norte de Alemania, que llegó a ser una de las dinastías reales más influyentes de toda Europa. El Duque Paul de Oldenburg es dirigente de […]

Share
Read the full article