esfera y cruz con sombra580 Pepin-2_smallLa esfera y la cruz, insignias del Sacro Imperio que nacería con la coronación de Carlomagno en el 800, símbolo de un orden católico

images san arnulfo de M

 El Beato Pipino de Landen, primero de los Pipinos, Mayordomo de Palacio de Austrasia

Abajo: San Arnulfo de Metz, también Mayordomo de Palacio de Austrasia y luego Obispo. Con Pipino de Landen fueron los dos barones más representativos de la aristocracia austrasiana, dos pilares del reino franco y fundadores de la estirpe carolingia

Héroes y santos fundan la estirpe carolingia – “La hora de la aristocracia”

  L

a épica conversión de Clodoveo y sus francos a la Fe católica fue un “tournant de l’histoire”,  un remolino que hizo girar las ruedas de la historia preludiando el amanecer de un mundo nuevo, impregnado de sacralidad y sentido de lo sobrenatural y lo maravilloso (*).

Si los descendientes del gran guerrero hubiesen sido fieles a su misión, podrían haber encarado, con el auxilio de la Providencia, la inmensa tarea a realizar para que ese nuevo mundo pudiese formarse. Otra estirpe sería convocada entonces para:

* hacer avanzar la civilización cristiana sobre la barbarie;

* sostener el Papado contra sus enemigos;

* frenar la ofensiva mundial del Islam;

* constituir un reino que tuviese como ideal la Ciudad de Dios.

        Los merovingios sucesores de Clodoveo, salvo excepciones, fueron tibios; su reino fue profano y absolutista, de corte romano, en lugar de sacral y orgánico, como correspondía a la “Hija primogénita de la Iglesia”.

Un siglo y medio después de esa gesta se manifiesta el creciente deterioro de la dinastía, atribuída en gran medida al desenfreno de los sentidos, “lo que da a la decadencia merovingia su aspecto sórdido” según Henri Pirenne.  

La contracción de la realeza y la fuerza de una aristocracia pujante, representante genuina de la nación, hacen crecer la figura de los “majores domus”, Mayordomos de Palacio provenientes de las familias nobles.   Su misión principal era garantizar que la realeza no desvirtuara los valores e ideales de los católicos francos: “…pues la aristocracia significaba toda la nación, mientras que la realeza encarnaba todo el Estado; una y otra eran elementos esenciales de la sociedad política…”, afirma Kurth. Ocurre que uno de esos dos pilares no estaba respondiendo y, al decir de Camoens, “el débil rey torna débil a la gente fuerte”.

Reino franco II subdivisiones +Clovis511 y +Clotario561El reino franco en los tiempos merovingios

La Francia merovingia tenía dos polos principales  heterogéneos, en frecuente conflicto entre sí.

Al norte, el germánico reino de Austrasia, con su estilo de vida rural y feudal,  que abarcaba territorios que hoy son alemanes, belgas o franceses; al sur, el reino galo-romano de Neustria, más urbano y comercial,  más ligado al pasado, donde residían casi siempre los reyes por sentirse más identificados con la región -en cuyas proximidades se encontraban Aquitania y Borgoña. Esta última, situada al S.E. de Neustria,  completaba el conjunto del reino franco.

Pero los vientos estaban cambiando. El norte germánico tomará la delantera y será cuna de la dinastía carolingia, cuyas cepas fundadoras provienen de los dos barones más poderosos de Austrasia. Barones amigos, partícipes de una misma lucha, y ambos santos!

San Arnulfo fue Mayordomo de Palacio de Austrasia y luego Obispo –cambios de estado frecuentes entonces-, en la Diócesis de Metz, una de las capitales merovingias. Presta valiosos servicios en el orden temporal y espiritual hasta poder cumplir su anhelo de recogimiento monástico; su retiro a las soledades de los Vosgos fue visto como una calamidad nacional. Era la expresión de un nuevo tipo humano, típicamente medieval, en que se amalgama el señor feudal, el guerrero, el estadista, el hombre de Iglesia, el contemplativo. Surgía ese “nuevo mundo” que esboza Pirenne, que rompía con el antiguo, como un aguilucho que extiende sus alas y levanta vuelo.

Ansegiesel, hijo de San Arnulfo, se casa con Santa Begga, más tarde abadesa y fundadora de conventos;  fueron los padres del gran Pipino [II] de Heristall, abuelo de Pipino el Breve [III] -el padre de Carlomagno.

El amigo y colega en la Grandeza de Austrasia del santo Obispo de Metz es el primero de los tres Pipinos: San Pipino de Landen [I].   Así lo llama Funck Brentano (a diferencia de otros historiadores que lo llaman “Beato”). Fue notable Mayordomo de Palacio luego de San Arnulfo. Señor y santo, estaba casado con Santa Itta (o Ida);  fueron los padres de la mencionada Santa Begga.

Son esos los orígenes resplandecientes de la familia de Carlomagno en esa Alta Edad Media bárbara y cristiana.

A fines del siglo VII, la estirpe era propietaria de inmensos campos, algo característico de las familias terratenientes austrasianas. La importancia de las funciones que desempeñaron sus miembros a lo largo de generaciones, sobre todo la Mayordomía de Palacio, le daban gran preeminencia, acrecentada por los numerosos seguidores firmes que su buen desempeño le atraía. De más está decir que esos seguidores eran guerreros, hombres libres que tenían un sentido de fidelidad caballeresca, tan distinto del hombre-masa llevado de las narices por los demagogos.

“La familia carolingia  brillaba entre todas por la cantidad de santos [y eclesiásticos] que había producido; nueve Obispos, siete santos, entre ellos el fundador, Pipino de Landen [I]; tres santas, de las cuales  una, Tarsilia, había resucitado un muerto. ‘Sancta gens’ (santa familia), le escribirá en 769 el Papa Esteban III a Carlomagno”. dice Frantz Funck-Brentano, destacado historiador francés, protestante…

“Había dioses en el origen de la familia merovingia, pero hubo santos en la cuna de los carolingios, y, a los ojos de los francos convertidos al Evangelio, la santidad era un título más digno de respeto que un vano recuerdo mitológico”, agrega Godofredo Kurth.

La estirpe vio sucederse a su cabeza una serie de hombres del más alto valor:  Arnulfo de Metz y Pipino de Landen [I], Pipino de Heristall [II], Carlos Martel y Pipino el breve [III]. “Sus victorias retumbantes, una de las cuales salvó la Cristiandad, acrecentaron su carácter ilustre” (Funck-Brentano).

Los dos primeros magnates resistieron con firmeza la tiranía de la legendaria Brunequilda, que de bella princesa visigoda cuyas cualidades admira San Gregorio de Tours, se transformó en una de las reinas más poderosas y malvadas del mundo. Su resistencia fue decisiva para la caída de Brunequilda y la liberación de Austrasia. Terminó sus días terriblemente ajusticiada por Clotario II; en castigo por sus crímenes contra los vástagos reales la hizo morir atada a la cola de un potro!

Nieto de ambos grandes barones,  Pipino de Heristall [II], a la muerte de Dagoberto II, se hizo del poder de Austrasia. Era frecuente que los reyes francos dividieran sus dominios entre sus varios hijos. El rey de Neustria, Tierry, y su resentido Mayordomo, Ebroino, marcharon contra Pipino y lo derrotaron. Pero no se desmoralizó. Rehaciéndose con el apoyo de los temibles leudes austrasianos derrotó definitivamente a sus enemigos en Tertry, lo que tuvo consecuencias.

Pues Ebroino representaba la tendencia exactamente opuesta a la de los Pipinos. Pretendió dominar la aristocracia, a la que no pertenecía, impedir la hereditariedad de cargos de las familias palatinas y promover a gente de baja extracción que, al ser hechura de él, le era incondicional. Era un grave trastorno de las esencias del reino…

“Todo el partido aristocrático forma un bloque contra Ebroino y pone ahora sus esperanzas en Pipino”, dice Pirenne. “…Muchos grandes .., tratados cruelmente por Ebroino, pasaron de Neustria a Austrasia y se refugiaron junto a Pipino”. “Así Austrasia…se convertía en protagonista de la aristocracia”.

Durante veintisiete años Pipino gobernó el reino. No bastándole el título de Mayordomo de Palacio, se hacía llamar Duque de los Francos.

 “Así, la familia surgida de Pipino de Landen y de San Arnulfo se encontraba a la cabeza de la aristocracia austrasiana y, por la misma causa, a la cabeza del Estado” (Funck-B.). Eran “anti-antiguos”, eran el verdadero progreso, encarnaban “la hora de la aristocracia” (Kurth), camino a una realeza ápice.

¿Sería capaz una estirpe de salvar la Cristiandad? Abordaremos el tema en la próxima nota.

*     *     *     *     *     *

(*) Ver nota anterior: Un linaje que brotó de la resistencia contra el Islam y el amor ardiente al Papado

http://nobleza.org/wp-admin/post.php?post=2101&action=edit

Principales fuentes consultadas:

Godofredo Kurth, “Los orígenes de la civilización occidental”, Emecé Editores, Buenos Aires

Frantz Funck-Brentano, “Les Origines”, L’histoire de France racontée à tous, 10ª ed., Hachette, Paris

Henri Pirenne, “Mahoma y Carlomagno”, Ed. Claridad, Buenos Aires, 2013

 

 

 

 

 

{ 0 comments }

D Fco de Larrea e hijos Gdor de Oaxaca por Jose PaezD Antonio de Ulloa sabio y Gobdor de LouisianaLa Virgen amparando las clases mejicanas03el_bordo_10_grande_130zMercedes Castellanos de Anchorena ante Pío XIHernán Cortés caballo blanco  DOMREP-s-dom-alcazar-dc-platz-aussen  Duque_de_Alba Casa con reja de Illescas ToledoAm Virrey Toledo

Nobleza y élites tradicionales análogas en América Española: origen, desarrollo, situación presente

Parte II – Siglos XVII y XVIII: renovación y gradual definición de caracteres

B – Trayectoria de la élite rural y urbana en Hispanoamérica: configuración de una “aristocracia de tono menor” (ítems 6 a 9) – Nota 9ª

6. Incorporación de nuevos elementos: la nobleza mercantil y minera

Se incorporan nuevos elementos, de la alta nobleza a la togada, pasando por la burguesía mercantil con categoría de hidalgos –como los vasco-navarros, que dan  impulso al Río de la Plata.

Los nobles de América ejercieron actividades comerciales sin considerarlas un desmedro para su dignidad. La actividad comercial ejercida lícitamente, en concordancia con altos intereses nacionales, como la consolidación en ultramar, se identifica con el bien público. Si además reviste cuño creador y perfeccionador de la nacionalidad, su ejercicio puede convertirse en razón de nobleza, como los “hombres honrados” de Aragón o la burguesía mercantil de Venecia.

En América, el comercio fue el medio rápido de granjear riquezas; los grandes mercaderes “pronto formaron una verdadera aristocracia, que no tardó en vincularse con la de sangre” (Lohmann Villena, p. 88, 3).

7. Milicianos en el estamento nobiliario 

Las milicias existieron durante todo el período virreinal de modo desorganizado e inestable. La defensa fue inicialmente obligación de los encomenderos, quienes tuvieron destacada actuación. Desde el 1600, se instituye el alistamiento progresivo de milicias.

Desde 1762, el alistamiento de los vecinos tiene carácter obligatorio. El Virrey Amat, alarmado por el saqueo inglés a La Habana, crea milicias regulares, convocación que galvaniza a los habitantes. A los notables se les ordena fundar, mantener y comandar cuerpos de milicias, “hacer alarde y revista”. Notables de Lima, patricios serranos, hacendados, mineros y comerciantes del interior completan el mando de las unidades. “El amo era el coronel, los hijos los capitanes, los capataces los sargentos, y los peones y campesinos comuneros la tropa” (Marchena Fernández, p. 89, n. 3). En Lima se forma una compañía de nobles “tan lucida y completa de mozos hidalgos que pudiera lucir entre las mejores de Europa”, se ufanaba el virrey,

La temida invasión de “la Pérfida Albión y sus aliados portugueses” no ocurre, pero las milicias deben sofocar la feroz rebelión de Túpac Amaru. Luego, su importancia disminuye. En 1803 el Virrey Marqués de Avilés reclama que los miembros de la milicia ingresan a ella para vestir uniforme y aspirar a honores, sin cumplir su misión. Sin embargo, durante las invasiones inglesas a Buenos Aires, los oficiales de milicias de esa ciudad y de Montevideo –en su mayoría, de familias patricias- se destacan por insignes actos de valor, mereciendo el cálido elogio del virrey y recompensas reales.

8. Cuerpos militares y colegios para la nobleza hispanoamericana

La creciente importancia de las clases patricias americanas y la conciencia –despertada por la Revolución Francesa- de que era necesario asegurar en sus vástagos la lealtad a la Monarquía , lleva a Carlos IV a crear el Real Colegio de Nobles Americanos (1792). Se admitía a nobles criollos, mestizos e indígenas. Dispone se les den lecciones de urbanidad y “de aquel noble trato que conviene a personas que un día han de ocupar los primeros puestos y dignidades en el estado Eclesiástico, Militar y Civil”. El traje será un uniforme “igual… al que usare la Nobleza en la Corte y su Majestad señalare; … los teólogos usarán el vestido de abate” (Lira Montt, p. 90, n. 3 y 4).

9. Fusión de trazos en el noble hispanoamericano: Patricio urbano y señor territorial, agente civilizador y patrono espiritual

No se verifica separación entre nobleza urbana y rural. El noble americano es polifacético, acumula características ciudadanas y campestres, cortesanas y guerreras, intelectuales y mercantiles.

El estanciero rioplatense cumple una función de intermediario entre el ambiente rural y el urbano. Es “hombre de dos mundos”, dice María Sáenz Quesada, dualismo considerado el “carisma” propio de una clase cuya misión es civilizar el campo desde villas y ciudades (p. 93).

Le cabe también velar por la atención religiosa de sus gentes, erigiendo capillas en sitios faltos de atención espiritual. Lo secunda eficazmente su consorte para catequizar los paisanos, rezar el rosario, promover la venida de un sacerdote para administrar los sacramentos.

Con el benemérito patrocinio de las clases altas a las obras eclesiásticas concurrían para un esfuerzo cristianizador de magnitud continental, inigualado en la Historia: un siglo y medio después de la Conquista, a mediados del s. XVII, se habían levantado en Hispanoamérica más de 70.000 iglesias,  840 conventos de varones, 23 Universidades e incontables colegios y hospitales, según los visitadores reales, juristas Solórzano Pereyra y Gil González Dávila.

No faltaron gestos heroicos como el del Conde de Regla (Méjico, s. XVIII), que hipoteca tierras para sostener las misiones indígenas, mientras un primo es martirizado conduciendo misioneros que envía a los Apaches.

Las élites prosiguieron desempeñando esa misión después de la Independencia, erigiendo o haciendo grandes contribuciones para levantar templos célebres (catedral de Medellín, Santuario del Voto Nacional en Quito, espléndida basílica del Ssmo. Sacramento, Buenos Aires, donada por D. Mercedes Castellanos de Anchorena). La terrible devastación causada por el progresismo postconciliar, sumada a la decadencia religiosa, moral y cultural de las élites, hicieron que ese fundamental apoyo a la Iglesia se retrajese considerablemente.

 

 

{ 0 comments }

 24brabant01 eee

 

Clarinadas

Prince-Augusto-Czartoryski-as-a-babyEl Príncipe Augusto Czartoryski niño

007 Roland recortado

El Príncipe de Don Bosco

El Beato príncipe Augusto Czartoryski nació en París el 2 de agosto de1858, del matrimonio del Príncipe Ladislao de Polonia y de la Princesa María Amparo Muñoz y Borbón -hija del Duque de Riánsares y de la que fuera Reina Regente, María Cristina de Borbón-Dos Sicilias.

La noble familia polaca Czartoryski deseaba que Augusto fuera un “punto de referencia” para restaurar la unidad de su patria.

A los 6 años, su madre muere de tuberculosis. Contagiado por la enfermedad, el niño tendrá una salud frágil de por vida,  que no logran mejorar las “peregrinaciones forzosas” que debe emprender con su padre por varios países, en busca de curación.

Años después, en la capilla familiar de los Czartoryski, en el Palacio Lambert de París, la misa es celebrada por Don Bosco. El joven príncipe descubre allí al “padre de su alma” y al guía para su futuro: ser sacerdote salesiano.

Su padre, entre tanto, tiene otros horizontes y quiere que Augusto sea el continuador de la “noble línea”.

 

czartoryski-18-anosA los 18 años, reflejando gran refinamiento y pureza

No obstante, el joven logra su autorización para visitar a Don Bosco.  Participa de retiros espirituales y se siente a gusto en el ambiente de pobreza del Oratorio salesiano.  No se deja impresionar por la oposición de su padre ni por los rebrotes de la enfermedad, viendo en todo la mano de Dios. Con respecto a su vocación, dice: “Si Dios lo quiere, todo irá bien,  pues El puede remover cualquier obstáculo; y si no lo quiere, tampoco lo he de querer yo”.

El 24 de noviembre de 1887 recibe el hábito de manos de Don Bosco. El santo fundador le dice al oído: “¡Animo, mi príncipe! Hoy hemos hecho una conquista; y puedo también decir con gran alegría que, cuando seas sacerdote, harás mucho por tu país”. Poco antes, Augusto se había negado a volver a su casa y reconocer su nobleza de Príncipe, como su padre pretendía.

Dos meses después moría Don Bosco. La salud de Augusto empeoraba y su padre volvía a la carga, pidiendo “ayuda” al Cardenal Parocchi. Su firmeza en afirmar que su vocación venía de Dios, dio por tierra con los intentos.

Ni su padre ni los suyos estuvieron presentes en su ordenación (2.IV.92). No obstante, el Príncipe Ladislao, acompañado por toda su familia, se reconcilió con la decisión de su hijo, renunciando a sus sueños de prestigio y nobleza para él.

El Beato Padre Augusto Czartoryski vivió un año como sacerdote salesiano. El 8 de abril de 1893 murió en Alassio, donde ocupaba una habitación que daba al patio donde jugaban los niños del Oratorio. Tenía 35 años.

007 Roland recortado

{ 0 comments }

614px-Jesus_de_la_pasionEl Cid dibujo

Rincón de la Conversación

 

 

Veníamos comentando, como recordarás, que si queremos mantener nuestro estilo de vida cristiano, debemos responder al llamado del Papa Pío XII a las élites tradicionales,  a los dirigentes auténticos que hay en todos los ambientes y camadas, ponernos firmes y, como verdaderos soldados de Cristo que debemos ser los católicos, oponer en nuestras casas un dique a la inmoralidad y la degradación que van amenazando de caos y derrumbe a la sociedad.

¡Qué tema para una Semana Santa digna de ese nombre, para una prédica fogosa como las de San Luis María Grignion de Montfort, que hicieron surgir la Chouannerie, flor caballeresca y santa nacida de su apostolado! ¡Cómo se ha cubierto con un manto de olvido ese llamado! Si no fuese por “Nobleza y élites tradicionales análogas – en las alocuciones de Pío XII al Patriciado y a la Nobleza romana”, ¿cuántos se acordarían de él?

Me parece que uno de los obstáculos psicológicos a que esa reacción tenga la fuerza necesaria se relaciona con una falsa noción de prudencia que se ha difundido largamente…con efecto anestesiante.

¿Qué es la prudencia? Es la virtud que nos lleva a elegir los medios adecuados para lograr un fin. Si la finalidad, como queremos, es vencer, en el noventa por ciento de los casos lo más prudente es avanzar, no retroceder. Así, los actos de heroísmo, propios de los verdaderos nobles y los verdaderos dirigentes, pueden ser tan prudentes como los retrocesos estratégicos. Esa es, y no otra, la virtud evangélica de la prudencia.

Sin embargo se da a entender que prudencia es sólo el “arte” de retroceder. Hoy en día fuerzas arrolladoras como las de los países de Occidente y la Nato retroceden ante el ex jefe de la KGB, Putin, que pisoteando las normas jurídicas más elementales despoja a Ucrania de toda una región. ¿Eso es prudencia, o es alentar nuevos despojos y aventuras, que ya están comenzando?

Se retrocede ante los musulmanes; ante el “lobby” pro homosexualidad; ante los criminales y drogadictos; ante los gobernantes despóticos que tachan cualquier oposición, aunque sea ordenada y dentro la ley, de “ataque a la democracia”. Así como Luis XIV, de acuerdo a una leyenda, habría dicho: “l’état c’est moi”, la democracia, la nación, la salvación general ¡“son ellos”!

007 le atrae elnoble placer de la conversaMe dirás que me aparto de la Semana Santa y me voy a la política local o internacional. Pero la Iglesia, fundada por Nuestro Señor en la cruz, tiene una doctrina político-social. El Padrenuestro que El nos enseñó, pide: “hágase tu voluntad así en la tierra como en el Cielo”. Lo que pasa en la sociedad, lo que pasa en el mundo, nada escapa a la  mirada y al juicio de Dios. Hasta los paganos decían, con sabiduría natural: “nada de lo que es humano me es ajeno…”

003_16

La Virgen en Fátima, después de considerar el avance de la inmoralidad y la degradación en la humanidad, y la tremenda ofensa que se hace al Todopoderoso –a Quien hoy parecen no tener en cuenta muchos que deberían estar, como Elías, “llenos de celo por la Casa de Dios”…- anunció que, como castigo, “los errores de Rusia se difundirán por el mundo entero”.

No podemos poner un muro entre la Fe y el ambiente que nos rodea. Por algo Pío XII dedicó tantos documentos a tratar de la misión contemporánea de las élites para la salvación de la civilización contemporánea en lo que tiene de bueno y católico.

Volviendo a la falsa y la verdadera prudencia, muchos dejan de cumplir la obligación de luchar por la civilización cristiana, tan claramente expuesta por San Pío X , como hemos comentado aquí, argumentando razones de “prudencia”.

¿Es duro remar contra la corriente? Seamos ‘prudentes’, dejémonos arrastrar… ¿Es difícil e incómodo juntar gente para oponerse a la Revolución? Seamos ‘prudentes’, quedémonos en casa leyendo un buen libro o viendo videos divertidos. ¿Andamos mal de salud? Seamos ‘prudentes’, que luchen los que gozan de una salud perfecta (¿?) y los jóvenes. Pero no nos perdamos un viaje a Europa o al Caribe, o no dejemos de arriesgar la economía familiar en un ‘negocio brillante’ o en un auto de alta gama que nos dé prestigio –ahí si podemos ser arriesgados e imprudentes!

682px-Cristodepasion2011002

El via crucis que nos sacude buenamente e ilumina cada Viernes de Cuaresma, pregunta a Cristo flagelado y doliente:

“Y vuestra prudencia, ¡oh modelo de todas las virtudes!, ¿cómo fue? ¡¨Cuántos amigos Os hubieran aconsejado renunciar cuando caíste por primera vez! En la segunda caída, serían legión. Y viéndoos caer por tercera vez, ¡cuántos no Os abandonarían escandalizados, diciendo que erais temerario, falto de sentido común, que queríais violar los manifiestos designios de Dios!”

Te propongo asociarnos a su ferviente pedido:

“Que vuestra Pasión nos dé gracias, Señor, para ser de invencible constancia en el bien, conociendo perfectamente el camino del verdadero heroísmo, que puede llegar a sus límites más extremos y sublimes sin jamás confundirse con una vil y presuntuosa temeridad”.

022 Si las élites hispanoamericanas saben ser

¿Nos faltan las fuerzas? Pidámoslas a Jesús por medio de su Madre Dolorosa, la Omnipotencia suplicante. Sigamos sus consejos pues nos dice a cada uno y a todos: “pedid y se os dará”… “vigilad y orad para no caer en tentación”… Luchad conmigo pues: “No he venido a traer la paz sino la espada”.

¡Que tengas una recogida y plena Semana Santa, llena de santas resoluciones, acompañando a Nuestra Reina y Señora firme junto a su Divino Hijo, al pie de la cruz.

Pues:

“La Resurrección vendrá pronto. Felices los que sepan perseverar como Ella y con Ella. De ellos serán las alegrías y en cierta medida las glorias del día de la Resurrección”.

Nota: las citas pertenecen al Via Crucis del Prof. Plinio Corrêa de Oliveira, escrito originariamente para el “Legionario”, 18.IV.1943), órgano oficioso de la Arquidiócesis de San Pablo, antecesor de la revista “Catolicismo”, que la reproduce (nº 520, Abril de 1994).

 

 

 

 

 

{ 0 comments }

El hombre es un ser racional dotado de voluntad libre. Como tal, disfruta naturalmente de una autonomía personal en la que ejerce el control de sí mismo, de su carácter y del mundo que lo rodea inmediatamente.

Los individualistas limitan esta autonomía personal a un mero medio de construir un pequeño mundo separado y que propicie la búsqueda de felicidad; mientras que, en un orden social orgánico, el hombre es un ser social que sólo alcanza su pleno desarrollo en el esfuerzo común con otros.

Gloeden_Wilhelm_von_1856-1931_-_n._0060_-_Pescatori_allIsola_Bella

Pescadores cerca de la Isola Bella, en Taormina

 

Esta autonomía personal permite a los individuos proyectar la marca de sus personalidades y talentos sobre la familia, la profesión y el medio que los rodea próximamente.

Una persona encuentra su realización al asumir la responsabilidad sobre un determinado campo de acción: del padre y la madre, su familia; del propietario rural,  su propiedad; del maestro o profesor, la clase; del artesano, su taller; del sacerdote, su parroquia.

Dentro de ese campo de acción, sea pequeño o grande, cada uno ejerce su gobierno con autonomía de un modo que recuerda marcadamente el de un soberano, con poca interferencia exterior. Cada uno percibe y siente gran alegría en tener un campo de acción propio y ser parte de su tradición.

Albert_Anker_-_Das_Schulexamen

                      

El examen escolar, por Albert Anker

 

De modo semejante, el hombre entra libremente en asociación con otros, formando grupos y unidades sociales que ejercitan la autonomía, y de los cuales surgen estructuras de gobierno y autoridades. En consecuencia, la familia, parroquia, comunidad local, grupo ocupacional o las asociaciones culturales o políticas, todos ellos forman parte del insaciable apetito de expresión social del hombre.

En un orden orgánico, son sostenes indispensables para perfeccionar nuestra naturaleza social, que enriquecen la persona y todo el orden social.

RTO

Fuente: John Horvat II, Return to Order: From a Frenzied Economy to an Organic Christian Society—Where We’ve Been, How We Got Here, and Where We Need To Go (York, Penn.: York Press, 2013), 171-2.

Ver otras notas sobre esta obra vital en:

http://aristocraciacatolica.blogspot.com.ar/2013/05/regreso-al-orden-una-propuesta-catolica.html

 

{ 0 comments }

D José Sarmiento Virrey criollo de Mx Conde de Moct y Tula

El Virrey criollo de Méjico, D. José Sarmiento de Valladares,  Conde de Moctezuma y Tula

Nobleza y élites tradicionales análogas en América Española: origen, desarrollo, situación presente

Parte II – Siglos XVII y XVIII: renovación y gradual definición de caracteres

B – Trayectoria de la élite rural y urbana en Hispanoamérica: configuración de una “aristocracia de tono menor” (ítems 3 a 5) – Nota 8ª

 D Antonio de Mendoza Virrey de MxD Antonio de Ulloa sabio y Gobdor de Louisiana

D Fco de Larrea e hijos Gdor de Oaxaca por Jose Paez

Ilustraciones: (arriba) Don Antonio de Mendoza,  Conde de Tendilla, primer Virrey y Capitán General de Méjico

(abajo, izquierda) Retrato del Gobernador de Oaxaca, D. Francisco de Larrea, y sus hijos, por José Páez (Museo de América, Madrid)

(abajo, derecha) D. Antonio de Ulloa, gran marino y sabio español, Gobernador de Louisiana

B – Trayectoria de la élite rural y urbana en Hispanoamérica:

 Configuración de una “aristocracia de tono menor”

La política del Consejo de Indias fue “establecer una aristocracia de tono menor nutrida por letrados, nobles segundones e hijosdalgo enriquecidos, que alrededor de los virreyes y autoridades significaron un traslado del plano social de España” (Lohmann Villena, p. 78, n. 1).

Se pretendía impedir que la nobleza en Indias se expandiese fuera del control de la Metrópoli y destilase estirpes de gran poder e influencia.

3. De la encomienda a la gran hacienda: se define el señorío rural hispanoamericano

Durante los siglos XVI y XVII, la Corona no otorgaba grandes latifundios para evitar que se forme “una casta” de “propietarios latifundistas” con prestigio como para “constituir una nobleza territorial” (Konetzke, íd., n. 5). Ser grandes propietarios “les colocaba en el umbral del estado Noble” (Lira Montt), lo que estimuló la creación de una clase definidamente señorial de terratenientes.

La extinción de muchas mercedes de encomiendas determina un cambio de fisonomía, que se acentúa en el siglo XVIII. Los antiguos encomenderos, privados de ellas , buscan la forma de escapar al naufragio haciéndose hacendados, uniéndose en matrimonio con familias de nuevos ricos, y organizando la explotación de tierras baldías o “realengas” (V. Roel, p. 80, n. 3).

La transición de la encomienda a la hacienda se dio con naturalidad. Los indios trabajadores de las encomiendas continuaron percibiendo salario. Había trabajadores voluntarios, y medieros. Los antiguos encomendados, buscando protección, se radicaron en las haciendas, recibiendo casa y tierra de labranza a cambio de servicios. Este sistema para-feudal de “allegados” fue el preferido. Una variante fue el “yanaconazgo” de los que se niegan a trabajar en mitas mineras. Se refugian en las haciendas bajo protección del propietario, que los emplea  como aparceros,   prestando algunos servicios domésticos en casa del patrón. Este, en contrapartida, se obliga a defenderlo ante terceros o la burocracia, con marcado carácter paternalista, semejante al feudalismo (V. Roel, íd., n. 2).

4. Señorío “feudalizante” y patriarcal del hacendado

Así se va formando la gran hacienda hispanoamericana. Característica común será el prestigio y virtual señorío que confieren al propietario sus connotaciones patriarcales y feudales. La evolución de las élites análogas hispanoamericanas alcanza con ella su apogeo histórico.

Habitualmente se compone de un conjunto de viviendas alrededor de una plaza, en que se destaca la casa-hacienda o del mayorazgo. Hay además una serie de instalaciones para procesar los productos del campo: molinos, bodegas, ingenios, trapiches, etc.

La hacienda tiende a bastarse a sí misma; recrea, centrada en la figura patriarcal del propietario, la sociedad heril de tiempos feudales. El estilo de vida de la élite rural es “feudalizante” (Phelan, p. 82, n. 2). Esto se expresa de múltiples formas, como la autoconcesión del título de “señores” de sus dominios pese a no existir señorío jurisdiccional. La costumbre se propagó por todo el Imperio. En México, la encomienda de Tecamachalco vinculada al mayorazgo del Valle de Orizaba, se mantuvo en poder de sus sucesores como señorío hereditario; la familia usaba entre sus títulos el de “Señores de Tecamachalco” (Ladd, p. 82, n. 3). En el Tucumán, la familia Brizuela y Doria, detentora del mayorazgo de San Sebastián, continuó usando hasta entrado el siglo XX el título de “Señores de San Sebastián de Sañogasta”; el estanciero Candioti y Cevallos, dueño de inmensas extensiones en el Paraná, era conocido como el “príncipe de los gauchos” (Sáenz Quesada, p. 82, n. 5).

Esos visos de feudalidad se hacen más evidentes al considerar su aspecto militar. En las extensiones americanas, los grandes hacendados debían mantener, como los señores de las marcas fronterizas feudales, hombres de armas propios, para enfrentar incursiones de indios de guerra. En regiones pacificadas, comandan milicias, frecuentemente mantenidas a sus propias expensas.

La conjunción de trazos militares y relacionamiento personal con su  gente es lo que más puede ser considerado “feudalizante”. En las vaquerías, los señores territoriales rioplatenses arman ejércitos particulares para abatir rebaños y defenderse de las incursiones de portugueses y tupíes. El estanciero dirige la faena ganadera y las operaciones militares, surgiendo así un “nuevo tipo de feudalismo” (Morquio Blanco, p. 83, n. 2).

Este tardío vestigio del señorío rural y militar de los nobles medievales, se volverá más expresivo aún en la primera mitad del siglo XIX.

5. Evolución de los municipios hacia una aristocracia urbana

Paralelamente, en las ciudades los cabildos toman una fisonomía cada vez más definidamente aristocrática. Transformación trascendental si se considera que la colonización es esencialmente urbana.

En general, la élite es ciudadana; poblar equivale a urbanizar: la civitas hispanoamericana domina la vida socio-cultural, y al crecer su importancia crece la del cabildo, su institución rectora.

Foros representativos de la aristocracia criolla, reúnen el poder de decisión sobre lo que atañe a la vida pública, espiritual y temporal de la región. Sus cargos se revisten de honras y privilegios nobiliarios, expresión de preeminencia social reforzada por dos características ennoblecedoras: perpetuidad y hereditariedad.  El cargo de cabildante o regidor quedó prácticamente “reservado a la Nobleza de Indias” (Márquez de la Plata y Valero de Bernabé); (p. 84, notas 5; 6).

Análoga evolución sufre el Cabildo Abierto, suerte de asamblea plenaria de vecinos para situaciones excepcionales, tendiente a ser  una “corporación cerrada de notables” (Konetzke, p. 84, n. 7).

El Cabildo de Lima adquiere tal preeminencia  que su procurador es recibido por el Rey con honras de Embajador (Riva-Agüero y Osma, p. 85, n. 1).

La Corona intervino para contrarrestar el creciente poder de esos cuerpos municipales. Se crean los cargos de corregidor y de alcalde mayor, como representantes del poder central -s. XVIII-, y  el del todopoderoso intendente, jefe administrativo regional típico del absolutismo borbónico; el poder de los cabildos declina paulatinamente.

 007 FOTOS Nobleza revista 7 25 marzo 14

Salvador de Madariaga sintetiza la obra colonizadora de España en los reinos de ultramar americanos con el término “ennoblecer”. Lo vemos en esta galería de ilustres gobernantes, oriundos de la Península o de América.

{ 0 comments }

esfera y cruz con sombraLa esfera y la Santa Cruz, insignias del Sacro Imperio, que lentamente se iba delineando por las gracias concedidas por la Providencia a los linajes troncales de los francos

        A fines del siglo V, el último Emperador romano occidental, Rómulo Augústulo, recibía el golpe de gracia institucional de Odoacro, rey de los Hérulos (476).  Así caía definitivamente el Imperio Romano de Occidente iniciado por Augusto y se cerraba una página de la historia.

        En las tierras que otrora le pertenecieran se venían sucediendo oleadas de pueblos bárbaros, pacíficas o violentas, bosquejándose el surgimiento –vacilante e incierto- de nuevas naciones, destinadas a consolidarse o a desaparecer.

        En estos iniciales siglos de hierro de la Alta Edad Media, entre el caos de las invasiones, el pillaje y las guerras, la Iglesia pugnaba por no ser sumergida por la marea de barbarie y cumplir hasta el fin su misión evangelizadora y civilizadora.

En contraste con las imperiales decaídas, las autoridades religiosas resistían a pie firme. Los Obispos –no pocos de ellos santos-, amenazados por todos los flancos, se esforzaban por permanecer al frente de sus patriarcales Diócesis y parroquias (así las describe Ranke), imponiendo respeto a los bárbaros que en su mayoría -salvo algunas “perlas finas”, como Santa Clotilde-, eran herejes arrianos: burgundios, ostrogodos, visigodos…  

Pero, dice Leopold von Ranke la amenaza peor la constituían los árabes,  no sólo conquistadores, como los germanos, sino penetrados de orgullo y fanatismo, propios de su religión radicalmente contraria al Cristianismo, al que movía una guerra a muerte.

The_battle_of_Guadelete

La batalla de Guadalete (cuadro de Martínez Cubillas) inició la dominación de los invasores musulmanes en España. Pretendían llegar hasta Roma, sede del Papado, para proclamar el nombre de Mahoma a los cuatro vientos. ¿Lograrían su propósito?

Musa (prefigura de los presentes fundamentalistas musulmanes), invasor y conquistador en España (711), se jactaba de que atravesaría los Pirineos y los Alpes para gritar el nombre de Mahoma a los cuatro vientos en el Vaticano. ¿Lo lograría?

        No todas las fuerzas invasoras eran enemigas de la Fe. El Catolicismo había prendido en lo mejor de los pueblos germánicos. Los francos fueron la primera nación en convertirse, valiéndole a Francia el privilegio sagrado y la responsabilidad de ser la Hija primogénita de la Iglesia.

     Santa Clotilde Clodoveo bautismo por San Remi

       

Santa Clotilde fue un sol que brilló y suavizó los duros comienzos del reino franco. Para convertirlo, disputaba largamente con su marido, Clodoveo,aún pagano, argumentando con mucha gracia y solidez. Finalmente, en la batalla de Tolbiac, viéndose abandonado por sus “dioses”, pidió ayuda a Nuestro Señor Jesucristo, “el Dios de Clotilde” y obtuvo victoria. La Reina mandó llamar en secreto a San Remigio que bautizó al Rey y a sus guerreros. Nacía el primer reino germánico católico en Francia,  la “Hija primogénita de la Iglesia”.

Esta mentalidad católica fue confirmada por tan grandiosos avances que se renovó y fortaleció. Ranke (pese a ser protestante y célebre por su crítica histórica), evoca el papel de los milagros en las luchas de Clodoveo para recuperar Galia de los herejes godos, salpicadas de hechos maravillosos. Inspirado por su mujer, la Reina Santa Clotilde, y por San Remigio, evangelizador de los francos, se pone en campaña por el triunfo del Cristianismo en la Galia. Encuentra crecido al río Vienne y le pide a Dios que le indique por dónde pasarlo. A la vista de todo el ejército, una perra de gran tamaño se echa al agua y cruza el río por donde, tapado por la corriente, pasaba el vado.

Contemplando la ciudad de Poitiers desde un alto, a la espera de la batalla, ve venir desde la Basílica de San Hilario una columna de fuego, señal de que, ayudado por la luz del santo Obispo, triunfaría sin dificultad sobre esas bandas de herejes contra las que el propio santo había sostenido la fe (cf. Historia de los Francos, de San Gregorio de Tours, cap. 38).

También evoca el historiador prusiano la ocasión en que el Papa San Gregorio Magno (en 573), pasando por el mercado de esclavos de Roma encontró niños anglo-sajones. Exclamó entonces: “non Angli, sed Angeli” (no son anglos sino Angeles); y mandó a San Agustín de Canterbury a evangelizarlos.

    San Gregorio MagnoSan Columbano

 

San Gregorio Magno (izq.) , el gran Papa que vio, con luces del Espíritu Santo, el llamado de los anglo-sajones a servir a la Iglesia. “No son anglos sino ángeles”, dijo, y envió apóstoles para convertirlos. Esa nación sería, en el amanecer de la Edad Media,  semillero de apóstoles que infundirían en francos, galos y alemanes la fidelidad al Papa. A la derecha, el célebre misionero irlandés San Columbano, héroe de la Fe en la Galia, Lombardía y otros puntos.

Fue una de las decisiones más trascendentales tomadas por un Papa en todos los tiempos. Pues despertó en la germánica Bretaña una incomparable veneración por el Papado, que movió a los anglo-sajones a enviar a sus jóvenes a educarse en Roma. Adultos y provectos emprendían peregrinaciones a la Ciudad Eterna y un cierto número se  quedaba allí, esperando ser acogidos en el día de su muerte con más confianza por los santos del cielo. ¡Perfume medieval!

La Cristiandad en las entonces “Islas de los Santos”, creciendo en fervor, empezó a exportar santos y misioneros que transmitieron en tierra firme su especial devoción al Papado.

 

SAn BonifacioSan Bonifacio, Arzobispo de Colonia, fundador de la Iglesia en Alemania, fue uno de los más audaces misioneros anglo-sajones del siglo VII, apostolado que regó con su sangre. Fue uno de los grandes frutos de la inspirada visión y acción evangelizadora de San Gregorio Magno. Le tocaría jugar un rol decisivo en el encumbramiento de los “Pipinos de Heristall”, de los que surgiría Carlomagno.

Entre ellos irradió su influencia San Bonifacio, el gran apóstol fundador de la Iglesia de Alemania, que logra también hacer penetrar en los Obispos galos el espíritu de sujeción amorosa a los sucesores de San Pedro;  en la futura Francia, centro del mundo germano occidental de la época.

Al promediar el siglo VII, el linaje de Clodoveo (los Merovingios) había decaído. Ello no perjudicó al reino franco pues, en su lugar, se elevó una nueva estirpe. Esta personificaba la cumbre de la aristocracia austrasiana: hombres llenos de energía, de potente voluntad y noble fuerza. Mientras los otros reinos caían y el mundo amenazaba convertirse en propiedad de la espada musulmana, era este linaje, la Casa de los Pipinos de Heristall, luego llamados carolingios, el que encabezó la primera y decisiva resistencia (Ranke).

¿Quiénes fueron y qué características tuvieron estos hombres?  ¿Qué logros inscribieron para la Civilización Cristiana en los manuscritos iluminados de la historia universal?  ¿Qué servicios singulares prestaron a la Santa Iglesia Católica?

Lo veremos en la próxima nota.

 

Fuente principal:

Leopold von Ranke, „Die Römischen Päpste in den letzten vier Jahrhunderten“, Gutenberg-Verlag Christensen & Co., Wien, I, El Papado en unión con el Estado Franco, pp. 13 y ss.

Otras fuentes consultadas:

“L’Histoire de France racontée à tous”, “Les Origines”, Frantz Funck-Brentano, 2ª ed., Libr. Hachette, Paris

Kinder & Hilgemann,  „Dtv-Atlas zur Welt-Geschichte“, Deutscher Taschenbuch Verlag, 10ª ed.

Grégoire de Tours (Saint), “Histoire des Francs”, Union Générale d’Éditions, Paris

 

Tag: La acción de estirpes nobles, La Civilización Cristiana al vivo, Carlomagno, Sacro Imperio

 

 

{ 0 comments }

24brabant01 eeeClarinadas

007 Roland recortado Salta, argentina – X JORNADa de cultura hispanoamericana por la civilización cristiana y la familia

X Jornada

Según informa la Comisión Organizadora, el 29 y 30 de agosto próximo se realizará la

X  Jornada de Cultura Hispanoamericana por la Civilización Cristiana y la Familia

Los lectores interesados encontrarán la información en:

http://argentinagrandeza.blogspot.com.ar/2014/03/x-jornada-de-cultura-hispanoamericana.html

Para ver imágenes de las Jornadas anteriores entrar en:

http://argentinagrandeza.blogspot.com.ar/2013/09/una-clarinada-de-resistencia-y.html

 

007 Roland recortado partidarios de la monarquia  convocan a una marcha en rumania

 Prince

La Princesa Margarita de Rumania y su marido, el Príncipe Radu Dada

 5-aprilie-2014-marc899-pentru-monarhie-c3aen-romc3a2nia-c3aen-mai-multe-orac899e-ale-c89bc483rii

 0_mars_timisoara

Según informa el sitio de Internet “The Eponymous Flower”, el sábado 5 de abril venidero los rumanos se reunirán nuevamente con banderas monárquicas y retratos de miembros de la familia real en una marcha que se llevará a cabo en varias ciudades para pedir un Rey.

Esta marcha, que será la segunda, está siendo organizada por la ANRM, Alianza Nacional para la Restauración de la Monarquía, organización que también convocó a la manifestación anterior, que se llevó a cabo el 10 de noviembre pasado.

 

Los manifestantes formularán al Gobierno y al Parlamento los siguientes reclamos:

·        Recuperar el derecho a elegir la forma de gobierno –monarquía o república

·        Restauración de la bandera monárquica de Rumania

 

007 Roland recortado

{ 0 comments }

FotoOficial do Encontro CCEE 2014 2Un hecho muy promisorio: veteranos y jóvenes unidos por el amor a la tradición católica bajo el manto de la Virgen – Simposio de la Asociación de Fundadores – marzo de 2014 – Hacer click para agrandar Foto: gentileza de Diogo Waki

 

Rincón de la Conversación

 

 EN MEDIO DEL CAOS DE LA SOCIEDAD ACTUAL,  UNA PROMISORIA REALIDAD: JOVENES Y ADULTOS SE REUNEN EN UN SIMPOSIO POR LA CIVILIZACION CRISTIANA

Hacía un par de años que no veía a mi amigo Juan Manuel. Médico con buenas condiciones para destacarse en su carrera, que acaba de volver de Estados Unidos y de especializarse en Neonatología, en la Universidad de la Saint Mary’s Foundation. Y me contaba, con imaginable satisfacción, que tenía varias propuestas de incorporarse aquí a prestigiosos equipos médicos comprometidos con la defensa de la vida.

Esperábamos en el luminoso comedor del club, con sus cuadros de carreras cuadreras, de hieráticas teleras y de pujantes señores decimonónicos, la entrada de  rabas que nos recomendara el fiel e inmortal Colina, admirando los reflejos de oro pálido de un “Solera Montillana”, el tradicional jerez de bienvenida.

Comentábamos nuestras más recientes actividades, de cuyas líneas generales estábamos recíprocamente al tanto, pues nunca habíamos perdido el contacto por mail. Mojando los labios en el jerez, me dice Juan Manuel:

-Me gustó, como siempre, tu último “Rincón de la Conversación”, cuando te referías a ese grupo de familias amigas, que me interesa, especialmente por  los chicos. Te confieso que al leer sobre emprender una insigne y santa empresa y oponer un dique a la degradación en las casas y en los ambientes, sentí admiración y un poco de escepticismo. ¿Dónde se encuentra hoy gente así?

-Se encuentra, se encuentra…, le contesté. Y son más, tal vez, de lo que piensas. Y le pasé un programa que me trajeron mis sobrinos, Martín, María del Pilar y Santiago, que van desde los 19 a los 13 años en regular escalera, del que acababan de participar.

¿Dónde? No lejos, diría fray Reginaldo de Lizárraga. En San Pablo, la inmensa urbe brasilera. ¿Cuándo? Los días de carnaval del año de gracia 2014. Hace unos días, por tanto…

¡…! Juan Manuel se quedó sorprendido. –Y por qué en carnaval?, preguntó.

-Pues, le dije, porque es un feriado largo, y porque es una vieja tradición iniciada por el Dr. Plinio Corrêa de Oliveira de reunirse para considerar temas elevados y de responsabilidad mientras la muchedumbre corre tras las escuelas de samba, el frenesí y la agitación.

-¡Interesante! Y leyó en voz casi inaudible, como ensimismado, algunos de los temas de las conferencias: “Si Nuestra Señora está con nosotros, ¿quién estará en contra nuestra?”, por Plinio y Caio Xavier da Silveira. P David dando comunión a niños

-Esos señores son de los “cuatrocentones”, los “paulistas de 400 años”, gente de mucha garra e iniciativa, con destacada actuación dentro y fuera de su país.

El Padre David Francisquini brinda su preciosa asistencia espiritual a los participantes del Simposio  estimulándolos a empeñarse en la difusión de la doctrina católica contra el aborto y la agenda del movimiento pro-homosexualidad

-“Quo vadis Domine?” por el Príncipe Dom Bertrand de Orléans y Braganza. Me acuerdo del Príncipe, dio una conferencia aquí en el Club antes de mi viaje a Estados Unidos. Levantó el ánimo de la gente con su empuje y su llamado a la acción.

-Le escribió al Papa describiendo su perplejidad por la buena acogida al representante de los “sin tierra” de Brasil y a un “cartonero” (que es abogado…) de Argentina. Agitadores causantes de muchos daños y violencia.

-Lo he leído: no le entran balas. Espero que el Papa conteste pues, ¡qué dilema si no lo hace! Y siguió leyendo: -“Reglas de Fe en épocas de crisis de la Iglesia”.

-Las toma del libro del italiano Roberto de Mattei, “Apología de la Tradición”: clarísimo, “ilus-tra-ti-vísimo”, …tampoco le entran balas! Es el complemento de “El Concilio Vaticano II – Una historia jamás contada”.

- “Persecución cultural de Occidente – Martirio de los católicos”, por Luis Dufaur. Lo conozco, es de Buenos Aires, gran analista y observador de la realidad, muy informado.

-“Plinio Corrêa de Oliveira, vocación profética para el Reino de María”

-Hay un libro del chileno Gonzalo Larraín Campbell sobre este tema, te lo recomiendo. Empieza explicando qué es el profetismo en el Nuevo Testamento, un carisma que Dios da a ciertas personas para ser guías, ante todo en épocas de confusión, para bien de la Iglesia y de la sociedad.  Da lo esencial del tema basado en autores indiscutidos y luego transcribe artículos enteros con previsiones hechas por el Dr. Plinio en base a su discernimiento de los hombres y de los acontecimientos. Verdaderamente admirables por haber sido confirmadas por los hechos.Campanha na Higienopolis  36

-“Confesores de la Fe y sembradores de futuro”, por Marcos García, ¡sugestivo título! Y qué sabes del congreso, ¿has participado?

Jóvenes caravanistas alertan al público contra la reforma del Código Civil, grave amenaza para la familia brasileña

-No he podido, por fuerza mayor, pero sí han ido mis sobrinos con sus padres y dos familias más.

-¿Y qué dicen? ¿Les gustó? ¿Lo pasaron bien?

- Quedaron sorprendidos por la cantidad de gente joven, matrimonios con chicos, padres adultos con sus hijos, gente mediana y mayor, bien plantada y accesible. Puedes verlos en la foto.

Pilar quedó fascinada por las charlas que había a la noche, después de comer. Las daba un Dr. Ribeiro Fragelli, de acento carioca, muy expresivo y muy “gentleman”, que vive en Francia. Proyectó imágenes de las fachadas de Notre Dame, explicando lo que significan una infinidad de seres esculpidos en ellas. ¡Es todo un universo!

Le impresionó una figura que representa la Sinagoga, una mujer con un estandarte cuyo astil está roto, y que tiene la vista tapada por una venda. La “venda” es, en realidad, una víbora enroscada en su cabeza! ¡Simbolismo medieval, que va, cortante como un relámpago, hasta el fondo, como un improperio bíblico!

La Iglesia, en cambio, aparece como una mujer llena de vida, con un estandarte que flamea victorioso.

Otra charla del mismo expositor fue sobre la desgracia del Titanic como símbolo de sociedad decadente que, por su ceguera voluntaria, camina al abismo. Contó cosas increíbles: el salón de gimnasia, donde profesores y pasajeros seguían haciendo ejercicio mientras el barco se  hundía, al igual que las parejas de baile y las orquestas, que continuaban su danza como si no pasara nada; los multimillonarios desprejuiciados que, indiferentes al escándalo, viajaban con mujeres que no eran las propias –a quienes dejaban en la casa; el Capitán inglés, viejo lobo de mar, disgustado por los telegramas que lo alertaban: ¡Cuidado! Ud. se ha adentrado en zona de icebergs.

El telegrafista que recibía estos avisos, fastidiado, ocupado en enviar cantidad de saludos de la  compañía, de ilustres pasajeros que ostentaban ante el mundo su privilegiada e imperturbable alegría. Al recibir las alertas, contestaba: -¡Déjenme en paz! ¡Estoy ocupado!435px-Titanic-New_York_Herald_front_page

Este último y gran viaje iba a ser, supuestamente,  la consagración del capitán, con sus imponentes bigotes blancos. Le ocultó al propio dueño del barco que habían penetrado en zona de peligro. Iban a mil, para humillar a la competencia, los transatlánticos alemanes. Ni siquiera hizo mermar la velocidad.

Conmoción mundial por el hundimiento del Titanic, símbolo de una época que dio su espalda a Dios

De mala gana mandó por fin a unos tipos a subirse al puesto de vigía para mirar “a ojo desnudo” porque, embriagados de seguridad y eficiencia, a propósito habían embarcado sin largavistas! ¿No habrían podido pedir uno a los pasajeros?

Tal vez eso hubiera bastado para salvarlos, incluso porque los icebergs dejan una estela luminosa que es captada por el ojo experimentado.

La niebla los envolvía, amenazante. De pronto, se abrió un poco y dejó ver el rostro de hielo, furibundo  e informe, del monstruo blanco! “Clavaron los frenos” haciendo girar los motores en sentido contrario. Parecía que evitaban la torre de hielo, que era posible un “happy end”; pero dieron un brutal golpe contra la masa inexorable que acechaba bajo el agua.

Un experto bajó a ver los daños en los compartimientos estancos que garantizaban la estabilidad del navío contra accidentes. Hasta 4 compartimientos rotos, el Titanic aguantaba. Volvió con expresión patética: los rotos, ¡eran cinco!

Fue el último viaje del Capitán: murió en las aguas heladas, en medio de cientos de ahogados -¡qué responsabilidad!-, estirando el brazo y haciendo gestos incoherentes.

- ¡Qué terrible!

- Muy terrible, pero aleccionador. Cuando se pasa de la raya, cuando se transgreden todas las normas, cuando se ofende a Dios, ignorándolo como si no existiera, la desgracia viene al galope –usando una figura del reverente y filial mensaje de Dom Bertrand al Papa.

- Me imagino que los chicos habrán quedado deprimidos…

- ¡¡Quée!! Para nada. Impresionados, sí, lamentando la pérdida de tantas vidas malogradas, sí, pero edificados viendo que a Dios no se lo puede ofender impunemente, con aquella frase –que al parecer no existió, pero que la leyenda, interpretando el espíritu del “Titanic”, le atribuyó: “Ni Dios lo hunde”.

Del mar helado a la selva y las altas cumbres. Los varones se entusiasmaron con los “sembradores de futuro” rodando tierra en las caravanas en kombi.

Era un audiovisual en que un veterano formador de Brasilia, gran conocedor de la historia, mostraba una campaña juvenil en defensa de la familia y la vida, contra el pseudo-matrimonio “Sodoma” y el aborto. jóvenes en semana de estudios de carnaval

Juventud que sabe apreciar el entretenimiento formativo  y lucha por la civilización cristiana, siguiendo las huellas del Dr. Plinio Corrêa de Oliveira: promisorio signo de los tiempos…

Los patrocinadores, del Instituto Plinio Corrêa de Oliveira, se hicieron eco del pedido de más de 30 jóvenes para recorrer todo el norte del Brasil y seguir por la ruta interoceánica hasta el Perú, difundiendo publicaciones y folletos en campañas callejeras. Venciendo todas las dificultades, contemplaron admirados los Andes nevados y, sumando esfuerzos, se  encontraron en Cuzco para seguir la campaña con los peruanos de “Tradición y Acción”, que asesora Alejandro Ezcurra Naón, de San Isidro.

Al cierre del Simposio, uno de los Directores de la Asociación de Fundadores, el Dr. Eduardo de Barros Brotero, invitó a los congresistas a traer al menos un nuevo amigo para la próxima.

Ya sé a qué amigo voy a llevar yo…

- Pero no vas a llevar a sólo un amigo. Clara y los chicos no me perdonarían el cortarme solo. Ella se indigna cuando le dicen: “esto no tiene arreglo, no hay nada que hacer!” ¡Siempre hay algo que hacer: “no he venido a traer la paz sino la espada!”. ¡Qué palabras para meditar en esta cuaresma! ¿Por qué rara vez se las oye comentar en los sermones? Hay que luchar, hay que hablar, hay que convocar en todos los ambientes!

- Has visto? Ahí está la “insigne y santa empresa” que propone Pío XII. Hoy es una realidad, debemos ser “sembradores de futuro” y muchas cosas más. La clarinada del Dr. Plinio en “Nobleza y élites” está resonando! O respondemos o nos pasa como el Titanic, nos ahogamos en la “compota” y el caos! ¡Dios lo quiere!

 

*     *     *     *     *

index

Un lenguado “de rara perfección”, con sabor de “chouannerie”

Era un viernes de cuaresma, por lo que ambos amigos habían elegido un plato principal simple y refinado al mismo tiempo, que haga bien al cuerpo y al alma: un lenguado a la bretona.

Una propuesta adecuada, que bien pudo haber paliado alguna vez u otra las duras jornadas bélicas de  Charette, La Rochejacqueleine o Stofflet.  Merece ser tenida en cuenta en honor de esos héroes de la Bretaña contrarrevolucionaria, por lo que aquí va la receta:

Ingredientes

Lenguado/s          -        manteca          -        sal

Preparación

Se saca la piel del lenguado. Se abre todo a lo largo del lomo con la punta del cuchillo y bajo esa incisión se introducen numerosos pedacitos de manteca salada.

Se hace cocinar entonces en una sartén donde haya manteca salada caliente.

El lenguado tiene que bañarse bien y es necesario darlo vuelta una vez.

Se pone pimienta y si se quiere jugo de limón. Es de rara perfección, asegura la autora.

Ivonne Bacqué

 

 

De: Hogar Feliz – Selección de Recetas de Cocina Internacional – Realizada por la Comisión de Señoras –

Comisión Pro-Templo Parroquial a la Virgen de Fátima en el Bajo de Martínez – 1957 – 3ª edición, p. 119

 

{ 0 comments }

 1280px-Paris_Saint-Leu-Saint-Gilles_581

Vitral de Saint Leu, París, mostrando en vivos colores la grandiosa predicación de San Antonio de Padua a los peces – Foto: G. Freihalter

ESCENAS VIVAS de la CRISTIANDAD

La noble predicación de San Antonio a los peces:

santa alegría vs. miserabilismo de ayer y de hoy

 

E

l católico que se esfuerza “con todo su corazón” por “amar a Dios sobre todas las cosas”, en el ambiente neo-pagano de nuestros días, tiene un poderoso recurso para ayudarle a cumplir este arduo deber: conocer mejor cómo fue aquel orden cristiano, que tuvo su auge en la Edad Media -ver   Lo que no debemos olvidar …: cómo fue en concreto la Civilización Cristiana, http://feedproxy.google.com/~r/feedburner/UZau/~3/0Unclbc1TeM/?utm_source=feedburner&utm_medium=email

Admirar todo lo bueno de esa realidad histórica, no con el utópico afán de copiarla, sino para inspirarse en los ejemplos de quienes modelaron esa sociedad católica, en las circunstancias concretas de la época. Pues, como enseña el gran intérprete y traductor de la Biblia Vulgata, San Jerónimo, la vida de los santos es el mejor comentario a la Palabra de Dios.

Veamos una escena de la vida de San Antonio de Padua (y de Lisboa), franciscano con espíritu de caballero andante, cruzado sin espada dotado de tal armamento espiritual y psicológico que,  por sus victorias sobre los fautores de errores de su tiempo (s. XIII), mereció ser llamado “martillo de los herejes”.

Para entender mejor el episodio, recordemos que los herejes niegan con pertinacia las verdades reveladas. Y así lo hacían los cátaros y patarinos, intoxicados de maniqueísmo y gnosis, enemigos del orden natural enseñado por la Iglesia.

Se decían “cátaros” (“puros”) y cometían los peores excesos morales –asesinatos, suicidios, pecados contra la pureza. Enemigos de la familia y la vida, rechazaban el matrimonio y la procreación, por odio al Dios creador de los seres individuales, y servían al “dios” del no ser, al demonio.

Su falso espiritualismo detestaba la belleza de los seres y todo ornato de la vida; seguían prácticas “faquíricas” de auto-aniquilación por el hambre. Miserabilistas, eran contrarios al esplendor de la liturgia, al refinamiento y a las jerarquías eclesiásticas y civiles. Su radicalidad e irracionalidad pusieron en peligro a la Iglesia y al Estado, causando desvíos, guerras y crímenes.

La Cristiandad medieval los combatió de muchas maneras hasta vencerlos, a instancias de los Papas y de los soberanos católicos, cortándole el paso a la herejía y tratando de convertir a los que habían sido arrastrados por ella.  En la infinidad de lances de esta lucha, se destaca la prédica milagrosa de San Antonio a los peces, que transcribimos, con breves comentarios.

Cómo San Antonio predicó a los peces, y por este milagro convirtió a los herejes – “Florecillas”, Capítulo XL

 

Queriendo Cristo poner de manifiesto la gran santidad de su siervo San Antonio y acreditar su predicación y su doctrina santa para que fuese escuchada con devoción, se sirvió en cierta ocasión de animales irracionales, como son los peces, para reprender la necedad de los infieles herejes, del mismo modo como en el Antiguo Testamento había reprendido la ignorancia de Balaam.

 

Fue en ocasión que San Antonio se hallabaen Rímini, donde había una gran muchedumbre de herejes.

Durante muchos días había tratado de conducirlos a la luz de la verdadera fe y al camino de la verdad, predicándoles y disputando con ellos sobre la fe de Jesucristo y de la Sagrada Escritura. Pero ellos no sólo no aceptaron sus santos razonamientos, sino que, endurecidos y obstinados, no quisieron ni siquiera escucharle; por lo que un día San Antonio, por divina inspiración, se dirigió a la desembocadura del río junto al mar y, colocándose en la orilla entre el mar y el río, comenzó a decir a los peces como predicándoles:

- Oíd la palabra de Dios, peces del mar y del río, ya que esos infieles herejes rehúsan escucharla.

No bien hubo dicho esto, acudió inmediatamente hacia él, en la orilla, tanta muchedumbre de peces grandes, pequeños y medianos como jamás se habían visto, en tan gran número, en todo aquel mar ni en el río. Y todos, con la cabeza fuera del agua, estaban atentos mirando al rostro de San Antonio con gran calma, mansedumbre y orden: en primer término, cerca de la orilla, los más diminutos; detrás, los de tamaño medio, y más adentro, donde la profundidad era mayor, los peces mayores. Cuando todos los peces se hubieron colocado en ese orden y en esa disposición, comenzó San Antonio a predicar solemnemente…

011 Comentario con águila de Piero della fr y azur La narración destaca cómo el misionero –favorecido por un gran milagro- se valió con sabiduría de un ejemplo de los seres creados, ya que la herejía tenía mucho que ver con el orden natural y los ambientes. Y “como predicándoles” a los peces, en realidad se dirigía a los que habían perdido la Fe y el sentido de las cosas. 

…diciéndoles:

- Peces hermanos míos: estáis muy obligados a dar gracias, según vuestra posibilidad, a vuestro Creador, que os ha dado tan noble elemento para vuestra habitación, porque tenéis a vuestro placer el agua dulce y el agua salada; os ha dado muchos refugios para esquivar las tempestades. Os ha dado, además, el elemento claro y transparente, y alimento con que sustentaros.

011 Comentario con águila de Piero della fr y azur San Antonio usa el arma medieval del “Pulchrum” (la Belleza), uno de los tres trascendentales de Dios,  típica del verdadero espíritu franciscano, destacando aspectos atractivos y amenos de la creación que refutaban implícitamente el amargo rechazo a lo creado por parte de los “cátaros”.

Y Dios, vuestro creador cortés y benigno, cuando os creó, os puso el mandato de crecer y multiplicaros y os dio su bendición. Después, al sobrevenir el Diluvio universal, todos los demás animales murieron; sólo a vosotros os conservó sin daño. Por añadidura, os ha dado las aletas para poder ir a donde os agrada. A vosotros fue encomendado, por disposición de Dios, poner a salvo al profeta Jonás, echándolo a tierra después de tres días sano y salvo. Vosotros ofrecisteis el censo a nuestro Señor Jesucristo cuando, pobre como era, no tenía con qué pagar.

011 Comentario con águila de Piero della fr y azur Aquí destaca con perspicacia la afinidad de la Grandeza de Dios -presentado como “opresor” por los herejes”- , con la cortesía y la bondad divina, que tantas maravillas concedió a los habitantes del mundo marino.

 

Después servisteis de alimento al rey eterno Jesucristo, por misterio singular, antes y después de la resurrección. Por todo ello estáis muy obligados a alabar y bendecir a Dios, que os ha hecho objeto de tantos beneficios, más que a las demás creaturas.

011 Comentario con águila de Piero della fr y azur Un “tiro por elevación” a los humanos que se negaban a alabar a Dios en sus criaturas y en las condiciones en que las ordenó, en su infinita Sabiduría.

 

A estas y semejantes palabras y enseñanzas de San Antonio, comenzaron los peces a abrir la boca e inclinar la cabeza, alabando a Dios con esos y otros gestos de reverencia. Entonces, San Antonio, a la vista de tanta reverencia de los peces hacia Dios, su creador, lleno de alegría de espíritu, dijo en alta voz:

- Bendito sea el eterno Dios, porque los peces de las aguas le honran más que los hombres herejes, y los animales irracionales escuchan su palabra mejor que los hombres infieles. Y cuanto más predicaba San Antonio, más crecía la muchedumbre de peces, sin que ninguno se marchara del lugar que había ocupado.

011 Comentario con águila de Piero della fr y azur Reverencia hacia Dios, cortesía, orden…, es de lo que no querían oír hablar los que se rebelaban contra el Creador y su ley, como lo hacen sus actuales continuadores, al estilo del ex Fray Boff y de las religiosas eco-feministas.

 

Ante semejante milagro comenzó a acudir el pueblo de la ciudad, y vinieron también los dichos herejes; viendo éstos un milagro tan maravilloso y manifiesto, cayeron de rodillas a los pies de San Antonio con el corazón compungido, dispuestos a escuchar la predicación. Entonces, San Antonio comenzó a predicar sobre la fe católica; y lo hizo con tanta nobleza, que convirtió a todos aquellos herejes y los hizo volver a la verdadera fe de Jesucristo; y todos los fieles quedaron confortados y fortalecidos en la fe.

011 Comentario con águila de Piero della fr y azur La contemplación de lo creado le sirvió para elevarse a los más altos misterios de la Fe. La nobleza de la predicación fue capital para la conversión de los herejes; en San Antonio, de sangre hidalga, brillaba el esplendor de la nobleza aliada a la santidad; y esto –regado por la gracia divina, a través de la Virgen medianera, vencedora del demonio y de las herejías-  atraía irresistiblemente…

 

Hecho esto, San Antonio licenció a los peces con la bendición de Dios y todos partieron con admirables demostraciones de alegría; lo mismo hizo el pueblo.

Después, San Antonio se detuvo en Rímini muchos días, predicando y haciendo fruto espiritual en las almas.

En alabanza de Cristo. Amén.

011 Comentario con águila de Piero della fr y azur Era la santa alegría medieval, que acompaña a los hombres que admiran el orden que Dios creó, opuesta a la tristeza y fealdad del miserabilismo de los gnósticos de todos los tiempos, hoy promovido por comunistas, chavistas  y  “teólogos de la liberación”.

 

Sugerimos leer la siguiente nota:

 

Teología de la LIberación

 

http://aristocraciacatolica.blogspot.com.ar/2013/10/secretos-de-la-teologia-de-la.html

 

 

{ 0 comments }

Via Crucis de N.S.J.C. – Para meditar en esta Cuaresma

14.03.2014

Via Crucis Plinio Corrêa de Oliveira Asociándonos a las conmemoraciones de la Pasión del Salvador, publicamos este inspirado Via Crucis compuesto por Plinio Corrêa de Oliveira, que conjuga una piedad seria, profunda y varonil con una extraordinaria adecuación a la situación actual de la Iglesia y el mundo.   I Estación Jesús es condenado a […]

Read the full article

Revolución y Contra-Revolución en las tres Américas (II) : Siglos XVII y XVIII: Renovación y gradual definición de caracteres – América española: gran diversidad, sólida unidad, profunda catolicidad – 7ª nota

14.03.2014

  Nobleza y élites tradicionales análogas – Revolución y Contra-Revolución en las tres Américas – Parte II: SIGLOS  XVII y XVIII: Renovación y gradual definición de caracteres–América española, gran diversidad, sólida unidad, profunda catolicidad (7ª nota)   A – América española: gran diversidad, sólida unidad, profunda catolicidad La fisonomía de las unidades políticas comienza a […]

Read the full article

Clarinadas – San Clemente María Hofbauer, Patrono de Viena – Un apóstol contrarrevolucionario -

14.03.2014

Clarinadas Retrato del santo tomado de: “Der heilige Klemens Maria Hofbauer – Ein Lebensbild” Johannes Hofer C.SS.R. – Freiburg im Breisgau 1923 – Herder A la derecha y abajo: maravillosos ambientes del Imperio Austro-húngaro, que San Clemente amaba desinteresadamente, por amor a Dios y a las esencias cristianas originadas en el Sacro Imperio San Clemente […]

Read the full article