Apoyo a nuestros hermanos católicos perseguidos en China

Declaración del Instituto Plinio Corrêa de Oliveira y de entidades co-hermanas – Adhesión de la Asociación “Fátima, la Gran Esperanza”

Emmo. Sr. Cardenal Joseph Zen Ze-kiun

Eminencia Reverendísima

El Instituto Plinio Corrêa de Oliveira, asociación cívica continuadora de la obra del insigne profesor cuyo nombre ostenta, y asociaciones autónomas y hermanadas en los cinco continentes, se dedican a defender los valores fundamentales de la Civilización Cristiana. Sus directores, miembros y simpatizantes son católicos apostólicos romanos que combaten las embestidas del comunismo y del socialismo.

La heroica Resistencia de la Iglesia Clandestina, fiel a Roma

La posición fundamentalmente anticomunista que resulta de las convicciones católicas de los miembros de nuestras organizaciones se vio fortalecida por la heroica resistencia de la “Iglesia clandestina” china fiel a Roma. Sus obispos, sacerdotes y millones de católicos rehúsan someterse a la así llamada Iglesia Patriótica, cismática en relación a Roma y enteramente sumisa al poder central de Pequín.

“Bienaventurados los que padecen persecución por la justicia: porque de ellos es el Reino de los cielos” (Mt. 5, 10); “si el mundo os aborrece, sabed que primero que a vosotros me aborreció a mí. Si fuerais del mundo, el mundo os amaría como cosa suya: pero como no sois del mundo, sino que os entresaqué yo del mundo, por eso el mundo os aborrece” (Jn. 15, 18-19).

En 1974, Declaración de Resistencia de Plinio Corrêa de Oliveira

Esas divinas palabras de Nuestro Señor Jesucristo expresan nuestra admiración a la única Iglesia Católica en la China, hoy bajo la bota comunista, y que tiene en V. Eminencia un egregio miembro y portavoz. Vemos en esos católicos perseguidos otros tantos hermanos en la Fe a quienes fue dirigida la Declaración de Resistencia, publicada en 1974 por el eminente líder católico brasileño Prof. Plinio Corrêa de Oliveira (1908-1995), fundador de la Sociedad Brasileña de Defensa de la Tradición, Familia y Propiedad, e inspirador de TFPs y entidades afines en los diversos continentes. El documento (que sigue adjunto) es intitulado La política de distensión del Vaticano con los gobiernos comunistas — Para la TFP: ¿cesar la lucha? ¿o resistir?¹ 

Como V. Eminencia podrá ver en esta Declaración datada de 1974, la diplomacia vaticana en Europa del Este y en América Latina buscaba una habilidosa política de aproximación con los regímenes comunistas, gravemente nociva para los verdaderos católicos, y que resultaría en la sumisión de la Santa Iglesia Católica a los déspotas rojos.

Simpatías hacia regímenes comunistas: perplejidad entre los Católicos

El día 7 de abril de 1974, la prensa de la mayor ciudad de América del Sur (cfr. “O Estado de São Paulo”) se hizo eco de una entrevista de Mons. Agostino Casaroli, Secretario del Consejo pasa Asuntos Públicos del Vaticano, aseverando que en la infeliz isla de Cuba, oprimida por el comunismo fidelcastrista, “los católicos son felices dentro del régimen socialista”.  Y continuaba Mons. Casaroli: “la Iglesia Católica cubana y su guía espiritual procuran siempre no crear ningún problema al régimen socialista que gobierna la isla”.

Esas declaraciones del alto enviado vaticano — que coincidían con posicionamientos de otros Prelados colaboracionistas con el comunismo, — provocaban sorpresas dolorosas y traumas morales para los católicos que seguían la inmutable doctrina social y económica enseñada por León XIII, Pío XI y Pío XII. Esta Ostpolitik, como quedó conocida, era fuente de perplejidades y angustias, y suscitaba en lo más íntimo de muchas almas el más punzante de los dramas. Pues, muy por encima de las cuestiones sociales y económicas, tocaban en lo que hay de más fundamental, vivo y tierno en el alma de un católico apostólico romano: su vinculación espiritual con el Vicario de Jesucristo.

La diplomacia de distensión del Vaticano con los gobiernos comunistas levantaba una duda supremamente embarazosa: ¿es lícito a los católicos no caminar en la dirección apuntada por la Santa Sede? ¿Es lícito cesar la resistencia al comunismo?

China hoy: Obispos presionados a renunciar

En este momento nos encontramos en una situación análoga, aunque aún más peligrosa, con la política vaticana en relación a la llamada Iglesia Patriótica sumisa a Pequín.

En efecto, causó asombro en el mundo católico la noticia de la visita de una delegación vaticana liderada por el arzobispo Claudio María Celli a China, quien, en nombre del Papa Francisco, pidió a los legítimos pastores de las diócesis de Shantou y Mindong que entregasen sus diócesis y sus rebaños a obispos ilegítimos nombrados por el gobierno comunista y en ruptura con la Santa Sede.

Extraños elogios y silencios cómplices

Como aterradora y amplificada repetición de las declaraciones de Mons. Casaroli en Cuba, llegaron las palabras de Mons. Marcelo Sánchez Sorondo, Canciller de la Pontificia Academia de las Ciencias y de la Pontificia Academia de Ciencias Sociales, conocido como cercano consejero del Santo Padre. Según el diario “La Stampa” de Turín, del día 2 de febrero, él declaró: “En este momento, los que mejor realizan la doctrina social de la Iglesia son los chinos (…) Los chinos buscan el bien común, subordinan las cosas al bien general“.

Después de visitar el país aplastado por una dictadura aún más inclemente que la cubana, Mons. Sánchez Sorondo, aún a la manera de Mons. Casaroli, agregó: “Encontré una China extraordinaria; lo que la gente no sabe es que el principio central chino es trabajo, trabajo, trabajo. No tienes ‘villas miseria’, no tienes drogas, los jóvenes no tienen droga […] [China] está defendiendo la dignidad de la persona […]”.

Ni una sola palabra sobre la persecución religiosa que el comunismo inflige a nuestros hermanos en la Fe, a los obispos, sacerdotes y fieles prisioneros, ni a la violación sistemática y universal de los derechos fundamentales del hombre creado a imagen y semejanza de Dios.

Las controvertidas y falsas afirmaciones de este alto prelado vaticano, van mucho más allá de las propias declaraciones de Mons. Casaroli en Cuba en el remoto 1974, y hieren mucho más la recta conciencia cristiana.

Frente al comunismo: resistir

El drama de la actual situación de los católicos chinos es el de todos los fieles que desean perseverar delante del Leviatán comunista. Ayer como hoy, presionados por la diplomacia de la Santa Sede para que acepten un acuerdo inicuo con el régimen comunista, enfrentan un gravísimo problema de conciencia: ¿es lícito decir no a la Ostpolitik vaticana y continuar resistiendo al comunismo hasta el martirio si fuere necesario?

 

Prof. Plinio Corrêa de Oliveira (1908-1995), fundador de la Sociedad Brasileña de Defensa de la Tradición, Familia y Propiedad, e inspirador de las TFPs y entidades afines en los diversos continentes.

En la referida Declaración de Resistencia, el Prof. Plinio Corrêa de Oliveira afirmaba (sin haber recibido ninguna objeción de Paulo VI o de sus sucesores) que para los católicos es no solamente lícito, sino hasta un deber imitar la actitud de resistencia del Apóstol San Pablo frente a San Pedro, primer Papa:

Habiendo el primer Papa, San Pedro, tomado medidas disciplinarias referentes a la permanencia en el culto católico de prácticas remanentes de la antigua Sinagoga, San Pablo vio en esto un grave riesgo de confusión doctrinaria y de perjuicio para los fieles. Se levantó entonces y ´resistió cara a cara´ a San Pedro (Gal. II,11). Este no vio, en el lance fogoso e inspirado del Apóstol de los Gentiles, un acto de rebeldía, sino de unión y amor fraterno. Y, sabiendo bien en lo que era infalible y en lo que no lo era, cedió ante os argumentos de San Pablo. Los Santos son modelos de los católicos. En el sentido en que San Pablo resistió, nuestro estado es de resistencia.

“Resistir significa que aconsejaremos a los católicos a que continúen luchando contra la doctrina comunista con todos los recursos lícitos, en defensa de la Patria y de la Civilización Cristiana amenazadas.

“Resistir significa que jamás emplearemos los recursos indignos de la contestación, y menos aún tomaremos actitudes que en cualquier punto discrepen de la veneración y de la obediencia que se debe al Sumo Pontífice, en los términos del Derecho Canónico.

“La Iglesia no es, la Iglesia nunca fue, la Iglesia jamás será una cárcel para las conciencias. El vínculo de la obediencia al Sucesor de Pedro, que jamás romperemos, que amamos con lo más profundo de nuestra alma, al cual tributamos lo mejor de nuestro amor, ese vínculo nosotros lo besamos en el momento mismo en que, triturados por el dolor, afirmamos nuestra posición. Y de rodillas, mirando con veneración la figura de S.S. el Papa Pablo VI, le manifestamos toda nuestra fidelidad.

“En este acto filial, decimos al Pastor de los Pastores: Nuestra alma es Vuestra, nuestra vida es Vuestra. Mandadnos lo que quisieres. Sólo no nos mandéis que crucemos los brazos delante del lobo rojo que embiste. A esto nuestra conciencia se opone“.

La intrépida Resistencia del entonces Cardenal Paul Yu Pin

Aún en los años 70, tuvimos la alegría de constatar, en las gloriosas filas del episcopado chino, la resistencia intrépida del ilustre compatriota de V. Eminencia, el Emmo. Cardenal Paul Yü Pin, entonces arzobispo de Nanquín, y rector de la Universidad Católica de Taipei, Formosa. (Cfr. “The Herald of Freedom” de 15/2/74, en despacho del “Religious News Service”).

Declaró el Purpurado a la citada agencia (como hoy ratifica V. Eminencia), que sería una ilusión esperar que la China comunista modifique su política anti-religiosa.

Corrobora tal aseveración el propio presidente Xi Jinping, el cual acentuó en el XIX Congreso do PCC que “la cultura (…) debe ser aprovechada para la causa del socialismo de acuerdo con la orientación del marxismo”; y que a causa de ello la religión debe tener una “orientación china” y adaptarse a la sociedad socialista guiada por el partido. (“The Washington Post”, 18/10/2017).

Dialogar con el comunismo es una ilusión

En la clandestinidad, un sacerdote enseña los rudimentos de la fe a nuevos católicos

 Volviendo al Cardenal Yu Pin, hace cuarenta años él añadió: “Queremos permanecer fieles a los valores perennes de la justicia internacional enfatizó Mons. Yu Pin. (…) El Vaticano puede actuar de modo diverso, sin embargo no nos conmoveríamos mucho con ello. Pienso que es ilusoria la esperanza de que un diálogo con Pequín ayudaría a los cristianos del continente (chino). (…) El Vaticano nada está obteniendo para los cristianos de Europa Oriental. (…) Si el Vaticano no puede proteger la Religión, no tiene mucha razón para continuar en el asunto. (…) Queremos permanecer fieles a nuestro mandato, pero somos víctimas de la represión comunista. Bajo tal acercamiento (del Vaticano con la China comunista), nosotros perderíamos nuestra libertad. Como chinos, tenemos que luchar por nuestra libertad”.

 A esas lúcidas y vigorosas observaciones, que recuerdan la “resistencia cara a cara” de San Pablo a San Pedro (Gálatas II, 11), el Prelado agregó la emocionante previsión: “Hay una Iglesia subterránea en China. La Iglesia en la China sobrevivirá, como los primeros cristianos sobrevivieron en las catacumbas. Y eso podría significar un verdadero renacimiento cristiano para los chinos”.

Nuestra Señora Emperatriz de China – En 1924, en el primer Sínodo de los obispos chinos realizado en Xangai, China, Mongólia, Tibet y Manchuria fueron consagrados a la Virgen María por 150 obispos, encabezados por el Arzobispo Celso Constantini, que era en ese entonces el delegado apostólico en China.

Manifiestan, Afirman, Elevan

Siendo así, el Instituto Plinio Corrêa de Oliveira y asociaciones autónomas y hermanadas de todo el mundo, así como los miles de católicos que unen sus firmas a este mensaje de apoyo moral:

  1. Manifiestan a Vuestra Eminencia, a toda la Jerarquía, al clero y pueblo católico de la China, su admiración y su solidaridad moral, en esta hora en que urge erguir la resistencia ante el Moloch comunista y la Ostpolitik. Los obispos y sacerdotes de la perseguida Iglesia clandestina en China que ahora resisten, están siendo para el mundo entero un símbolo vivo del “buen pastor que da su vida por sus ovejas”.
  2. Afirman que nutren aliento, fuerza y esperanza invencible del épico ejemplo de los actuales mártires que perseveran en China. Nuestras almas católicas aclaman estas nobles víctimas: “Tu gloria Jerusalem, tu laetitia Israel, tu honorificentia populi nostri” (Judith 15,10). Esos mártires constituyen la gloria de la Iglesia, la alegría de los fieles, la honra de los que continúan la lucha sacrosanta.
  3. Elevan sus oraciones para que Nuestra Señora Emperatriz de la China con su desvelo de Madre socorra y dé ánimo a sus hijos chinos que luchan para mantenerse fieles a pesar de circunstancias tan cruelmente hostiles.

San Pablo, 24 de febrero de 2018

Instituto Plinio Corrêa de Oliveira

Vea en el artículo siguiente:

SU APOYO A ESTA CARTA

¹El Manifiesto íntegro puede leerse en: http://asociacionfatima.org.ar/las-voces-no-mintieron/manifiestos/

 

 

 

Share

{ 0 comments }

S.E.R. Cardenal Joseph Zen, Arzobispo emérito de Hong-Kong

“Bienaventurados los que padecen persecución por la justicia: porque de ellos es el Reino de los cielos” (Mt. 5, 10); “si el mundo os aborrece, sabed que primero que a vosotros me aborreció a mí. Si fuerais del mundo, el mundo os amaría como cosa suya: pero como no sois del mundo, sino que os entresaqué yo del mundo, por eso el mundo os aborrece” (Jn. 15, 18-19).

Estas divinas palabras de Nuestro Señor Jesucristo expresan nuestra admiración por la única Iglesia Católica de China, hoy bajo la bota comunista, y que tiene en el Emmo. Cardenal Joseph Zen un insigne miembro y portavoz.

En efecto, el mundo católico quedó pasmado ante la noticia de la visita a China de uma delegación vaticana encabezada por el Arzobispo Claudio María Celli que, en nombre del Papa Francisco, le pidió a los legítimos pastores de las Diócesis de Shantou y Mindong que entreguen sus diócesis y sus rebaños a obispos ilegítimos nombrados por el gobierno comunista y cuyas relaciones con la Santa Sede están rotas.

Poco después, luego de su visita a aquel país oprimido por una dictadura inclemente, el Arzobispo Sánchez Sorondo, Canciller de la Pontificia Academia de las Ciencias y de la Academia Pontificia de las Ciencias  Sociales, declaró: “En este momento, los que mejor practican la doctrina social de la Iglesia son los chinos (…). Los chinos buscan el bien común, subordinan las cosas al bien general”.

 Ni uma sola palabra sobre la persecución religiosa que el comunismo inflige a nuestros hermanos en la Fe –Obispos, sacerdotes y fieles prisioneros-, ni sobre la violación sistemática y universal de los derechos fundamentales del hombre creado a imagen y semejanza de Dios.

El drama de la actual situación de los católicos chinos es el de todos los fieles que desean perseverar ante el Leviatán comunista. Hoy como ayer, presionados por la diplomacia de la Santa Sede para que acepten un acuerdo inicuo con el régimen comunista, enfrentan un gravísimo problema de conciencia: ¿es lícito decir no a la Ostpolitik vaticana y seguir resistiendo al comunismo hasta el martirio, si fuere necesario?

La solución a tal perplejidad ya fue enunciada por el eminente líder católico brasileño Prof. Plínio Corrêa de Oliveira, fundador de la Sociedad Brasileña de Defensa de la Tradición, Familia y Propiedad e inspirador de TFPs y entidades afines en los diversos continentes. El documento, publicado en 1974 bajo el título La política de distensión del Vaticano con los gobiernos comunistas – Para la TFP: ¿cesar la lucha o resistir?¹, fue divulgado en todo el orbe.

En el documento citado está demostrado que a los católicos de aquella época, como a los de hoy, como a los de mañana, no sólo les es lícito sino, inclusive, les es un deber imitar la actitud de resistencia del Apóstol San Pablo ante San Pedro, el primer Papa:

“Habiendo tomado el primer Papa, San Pedro, medidas disciplinarias referentes a la permanencia de prácticas remanentes de la antigua Sinagoga en el culto católico, San Pablo vio en esto un grave riesgo de confusión doctrinal y de perjuicio para los fieles. Se levantó entonces y ‘resistió cara a cara’ a San Pedro (Gal. II, 11). Este no vio en el lance inspirado y fogoso del Apóstol de los Gentiles un acto de rebeldía, sino de unión y de amor fraterno. Y, sabiendo bien en qué era infalible y en qué no lo era, cedió ante los argumentos de San Pablo. Los Santos son modelos de los católicos. En el sentido en que San Pablo resistió, nuestro estado es de resistencia”.

Siendo así, el Instituto Plinio Corrêa de Oliveira y las asociaciones autónomas y co-hermanas de todo el mundo, como también los millares de católicos que agregan sus firmas al Mensaje dirigido ahora al Cardenal Zen y a nuestros heroicos hermanos católicos de la “Iglesia clandestina” perseguidos en China:

  1. Manifiestan al Emmo. Cardenal Joseph Zen, a toda la Jerarquía, clero y pueblo católico de China su admiración y solidaridad moral, en este momento en que urge erguir la resistencia ante el Moloch comunista y la Ostpolitik vaticana. Los Obispos y sacerdotes de la perseguida Iglesia clandestina en China, que en este momento resisten, están siendo un símbolo vivo para el mundo entero del “buen pastor que da su vida por las ovejas”.

  2. Afirman sentirse plenos de aliento, fuerza y esperanza invencible ante el épico ejemplo de los actuales mártires que perseveran en China. Nuestras almas católicas aclaman a estas nobles víctimas:“Tu gloria Jerusalem, tu laetitia Israel, tu honorificentia populi nostri” (Judith 15,10). Estos mártires constituyen la gloria de la Iglesia, la alegría de los fieles, la honra de los que continúan la lucha sacrosanta.

  3. Elevan sus plegarias a Nuestra Señora Emperatriz de China para que, con desvelo de Madre, socorra y dé ánimo a sus hijos que luchan para mantenerse fieles a pesar de circunstancias tan cruelmente hostiles.

Para firmar esta declaración en apoyo de los católicos perseguidos en China haga clic en el siguiente link del site “Fátima, la Gran Esperanza”

 http://asociacionfatima.org.ar/entre-en-accion/

Share

{ 0 comments }

Apéndice IV de Nobleza y Elites tradicionales análogas:

La aristocracia en el pensamiento de un Cardenal del siglo XX, controvertido pero nada sospechoso de parcialidad a favor de ella (1ª nota)

Cardenal Herrera Oria

El extenso y erudito homiliario titulado Verbum Vitae—La Palabra de Cristo, elaborado por una comisión de autores bajo la dirección de Mons. Ángel Herrera Oria, [1] entonces Obispo de Málaga, presenta en las páginas 720 a 724 de su tercer tomo un esquema para orientar homilías en el que se contienen algunos puntos de la doctrina de la Iglesia sobre aristocracia. Pasaremos a transcribir párrafos del mismo, acompañándolos con algunos comentarios. [2]

El esquema comienza por considerar a la aristocracia en función de la sociedad y no en función del Estado: “La aristocracia es un elemento necesario en una sociedad bien constituida.” Y añade enseguida: “Recordemos lo que enseñan la filosofía, la teología y el derecho público cristianos acerca de la aristocracia.”

1. Sentido filosófico

‘‘Aristócratas son los mejores”, de acuerdo con el sentido etimológico de la palabra. Ésta “lleva embebida en sí la idea de perfección, la idea de virtud”.

En efecto, “la aristocracia tiene hábitos virtuosos”. Se habla aquí de hábitos “de entendimiento y de voluntad”, por los cuales “sobresale la aristocracia”.

“El tipo de aristócrata, individualmente considerado, que engendra la filosofía antigua, es el sabio.”

Son virtudes fundamentales de la aristocracia “la perfección moral y el amor al pueblo”.

2. Sentido Teológico

“La Teología arroja torrentes de luz sobre este concepto de aristocracia y pone fundamentos sólidos al derecho público cristiano.”

“Aristocracia es perfección. El aspirar a la perfección es un deber del cristiano

“a) ‘Sed perfectos, como vuestro Padre celestial es perfecto’ (Mt. 5, 48).

“b) ‘El justo practique aún la justicia, y el santo santifíquese más’ (Apoc. 22.11).

“c) ‘Camina en mi presencia y sé perfecto’, dijo Dios a Moisés.”

Ahora bien, “¿En qué consiste la perfección?

“Santo Tomás contesta:

“1. La perfección de la vida cristiana consiste principalmente en la caridad [es decir, en el amor a Dios]

“2. Porque cada uno se dice ser perfecto en cuanto alcanza su propio fin, que es la última perfección de la cosa.

“3. La caridad es la que le une con Dios, que es el último fin de la mente humana, porque ‘el que permanece en la caridad, en Dios permanece, y Dios en él’ (I Io. 4-16) (cfr.2-2q. 184 a. 1.2.3 c; ibíd., q. 81 a. 7 c).

“Por consiguiente, por la caridad especialmente se alcanza la perfección de la vida cristiana.”

De ahí se deduce que:

“Esta idea luminosa es la que se debe tener muy presente, porque ella vivifica toda la sociología y toda la política en el capítulo de la aristocracia.

“a) Aristocracia es perfección.

“b) Perfección es fundamentalmente caridad cristiana.”

ººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººº

NOTAS

[1] BAC, Madrid, 10 vols., 1953-1959.

Mons. Herrera Oria fue una de las más destacadas figuras de la Iglesia española en el siglo XX. Nació en Santander en 1886. Siendo aún seglar, fundó en 1909, en compañía del Padre Ángel Ayala, S.I. la Asociación Católica Nacional de Propagandistas. Tuvo también una marcada actuación en movimientos como Pax Romana y Acción Nacional. En 1911 dio origen al diario “El Debate”, del cual fue director hasta 1933, año en que fue nombrado presidente de la Junta Central de Acción Católica. En 1936 se dirigiría a Suiza para hacer sus estudios eclesiásticos. Ordenado sacerdote en 1940, volvió a España tres años más tarde. En 1947 fue consagrado Obispo y destinado a la diócesis de Málaga, en la cual permaneció hasta 1966, año en que renunció por razones de edad y falleció en 1968. Había sido nombrado Cardenal en 1965 por Pablo VI.

Su figura como pensador, escritor y hombre de acción fue objeto de ardientes controversias, sobre las cuales no viene al caso aquí tomar posición. Es de notar, sin embargo, que mientras sus más entusiastas admiradores se sitúan normalmente en el centro y en la izquierda, quienes con no menos calor discrepan con él forman parte habitualmente de la derecha. El texto sobre aristocracia aquí citado cuenta, pues, con la aprobación sin restricciones y quizá con la colaboración directa de un alto Prelado nada sospechoso de parcialidad a favor del estamento nobiliario.

Con respecto a su participación en la elaboración del referido homiliario, Mons. Herrera Oria hace las siguientes advertencias en el prólogo de la misma: “La obra no es mía, aunque sea mía la idea, la alta dirección y una parte del texto. La obra es fruto del trabajo de una comisión, cuyos miembros constan al final de este prólogo.” Más adelante vuelve al asunto: “La obra es fruto de un trabajo en equipo. Yo he colaborado con un grupo de personas muy competentes en sus respectivas materias.” (Op. cit., prólogo tomo I, pp. LXV y LXXI).

[2] El autor advierte que han sido realizadas dos ligeras alteraciones en el orden de presentación de los apartados con respecto al original. Este se ha hecho sin perjudicar en nada el pensamiento de los autores del esquema y permitiendo que este conserve toda su fluidez y riqueza de expresión.

 

Share

{ 0 comments }

Tocante y profundo Vía Crucis del Prof. Plinio Corrêa de Oliveira(*)

“… a dos pasos, estaba un leproso a quien había curado… más lejos un ciego a quien había restituido la vista… poco más allá un sufridor a quien había devuelto la paz. Y todos pedían su muerte, todos le odiaban, todos le injuriaban”…

http://nobleza.org/via-crucis-de-n-s-j-c-para-meditar-en-esta-cuaresma/

(*) Como todos los años, se rezará con antorchas el Jueves Santo a las 21 hs. en las calles del antiguo Mayorazgo de San Sebastián de Sañogasta -Barrios Chucuma y el Alto de los Alive (Prov. de La Rioja) 

Meditaciones sobre el Salvador y Nuestra Señora Co-Redentora, y sobre la misión del católico de hoy por el bien común

http://nobleza.org/una-lampara-que-no-titila-y-que-arde-sola-plenamente-en-la-inmensa-obscuridad-rincon-de-la-conversacion/

http://nobleza.org/vuestra-desnudez-es-un-manto-real-vuestra-corona-de-espinas-es-una-diadema-sin-precio-vuestras-llagas-son-vuestra-purpura-rincon-de-la-conversacion/

http://nobleza.org/rincon-de-la-conversacion-si-la-finalidad-es-vencer-ser-prudente-es-avanzar/

Share

{ 0 comments }

RED FEDERAL DE FAMILIAS: DECLARACIÓN DE BARILOCHE

⌈…⌉ la RED FEDERAL DE FAMILIAS (RFF) renovó su compromiso en orden al reconocimiento, difusión y promoción de la vigencia, en el orden social, de los siguientes principios no negociables (…): a) el respeto y la protección de la vida humana en todas las etapas de su desarrollo, desde la concepción y hasta la muerte natural; b) la estructura natural de la familia fundada en el matrimonio de un varón y una mujer, abierto a la transmisión de la vida; c) el derecho y deber originarios de los padres a educar a sus hijos conforme a sus convicciones morales y religiosas; y d) la procura y promoción del Bien Común como deber de gobernantes y gobernados.

(…)

Advertimos que la situación relativa a la vigencia de esos principios no sólo no ha mejorado con relación a la situación denunciada en declaraciones de congresos anteriores, sino que la “cultura” antivida y antifamilia ha avanzado de modo significativo. (…)

— El Ministerio de Salud de la Nación no solo no desautorizó, sino que mantiene en su página web el “Protocolo para la atención integral de las personas con derecho a la interrupción legal del embarazo (ILE)”, instrumento criminal que consagra en la práctica el aborto en abierta violación de todos los principios del derecho natural y del orden legal y constitucional vigente.

— A las jurisdicciones que se han adherido a ese inicuo protocolo, se sumaría próximamente la provincia de Entre Ríos, a pesar del rechazo manifestado por el pueblo entrerriano.

— Complementariamente con ello, se atemoriza a los médicos a fin de obligarlos a realizar prácticas que están en las antípodas de la Medicina y el juramento hipocrático.

— En este sentido, cabe mencionar la implementación de pseudo “cátedras de aborto” en las universidades públicas y la injusta persecución institucional y judicial a los profesionales que quieren defender la vida, cumpliendo con su misión y vocación.

— No advertimos el mismo rigor cuando se juzga a médicos abortistas, como en el caso “Keila Jones”, respecto del cual reiteramos lo que esta Red declaró el 22 de diciembre de 2015, y nuevamente deploramos ambas muertes, la de la joven madre y la de su hijo, y exigimos a las autoridades competentes el cese inmediato de la aplicación de cualquier normativa que intente darle visos de legalidad a la eliminación sistemática de seres humanos inocentes.

— El proyecto de Ley Nacional Antidiscriminatoria, que amenaza con perseguir a cualquier persona o institución que defienda el orden natural, alcanzó dictamen favorable en la Cámara de Diputados de la Nación.

— No ha detenido su avance la implementación, en distintos niveles, de la ideología de género que, en algunos ámbitos gubernamentales, busca alcanzar el rango de “política de Estado”, al punto de ornamentarse edificios públicos con el emblema del arco iris junto a la Bandera Nacional.

— Con esta ideología se busca pervertir de modo particular a los niños a través de publicidades, efemérides escolares y la mal llamada educación sexual integral que intentan imponer –incluso– en establecimientos de gestión privada.

— En ese sentido resultan escandalosos los tratamientos de hormonización de niños ya puestos en práctica en la Ciudad de Buenos Aires y extendidas ahora a la provincia de Buenos Aires, como tantos otros signos del avance de la revolución cultural en nuestra sociedad, en todos los aspectos de su vida cotidiana.

— No obstante todo esto, valoramos la buena acogida que ha tenido el Proyecto de Ley de Protección Integral de la Mujer Embarazada y del Niño por Nacer (Expte. N° 2452-D-2016), impulsado por la Red Federal de Familias, que ha alcanzado alrededor de 70 firmas de adhesión en la Cámara de Diputados de la Nación.

— Del mismo modo apreciamos el éxito de los Congresos sobre Educación en el Amor(*) organizados este año en las provincias de Jujuy y Santiago del Estero.

— Valoramos también que la Cámara de Apelaciones en lo Penal de Santa Fe haya anulado por unanimidad la injusta sanción que el Colegio de Psicólogos local había impuesto a la Lic. María Belén Catalano, por haber asistido a una menor embarazada y su familia, ayudándolas a tomar una decisión verdaderamente libre y beneficiosa para todas las partes interesadas.

En el balance de todo lo ocurrido hasta hoy, sin embargo, nos vemos lamentablemente obligados a reconocer la gravedad del estado en que se encuentra la Nación, con el orden subvertido de sus instituciones y la perversión generalizada de sus costumbres y de su inteligencia, dolorosa realidad que es necesario revertir con urgencia.

Nuevamente, empeñamos nuestro compromiso en la realización de todos los esfuerzos posibles en la restauración del orden moral, institucional y político de nuestra Patria.

San Carlos de Bariloche, 19 de noviembre de 2017.

_________________________________________

NOTIVIDA, Año XVII, Nº 1069, 19 de noviembre de 2017

ººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººº

 (*) N. de la R.: con el lema  “Restaurando los Valores de la Vida y la Familia”

Sobre la Revolución Sexual freudo-marxista recomendamos leer el vademecum “Opción preferencial por la familia – 100 preguntas y 100 respuestas a propósito del Sínodo”

http://nobleza.org/clarinadas-crecimiento-global-de-la-filial-suplica-presentacion-en-salta-del-vademecum-opcion-preferencial-por-la-familia-100-preguntas-y-100-respuestas-a-proposito-del-sinodo-cardenales/

 

Share

{ 0 comments }

 

 

¿POR QUE HABLAR DE ARISTOCRACIA?

Guillermo, un amigo y colega en la dura y noble tarea de la Docencia, después de recorrer las “Clarinadas” y otras secciones del Boletín, y un adelanto que me pasó la Redacción sobre el actual Apéndice a desarrollar, ARISTOCRACIA, me dice en un mail:

está muy interesante, actualidades internacionales en temas centrales, como el apoyo a los católicos chinos perseguidos por el régimen comunista,  meditaciones para Semana Santa,  defensa de nuestra identidad, propuestas de “Regreso al Orden”, tradiciones de los pueblos, denuncia de los ataques contra la familia y la vida, escenas de la Cristiandad en América, etc.

Lo que no me cierra del todo es hablar de aristocracia. Me suena a apología de una clase privilegiada, a algo más propio de las monarquías y los países europeos, a cosa del pasado que no afina con la democracia, que es nuestro sistema de vida. ¿Podrías explicarme un poco el sentido y la oportunidad del tema?

Con mucho gusto, Guillermo!

Tomemos un aspecto del tema de élites dirigentes a la luz de la doctrina católica; presentaremos, en este Apéndice IV de Nobleza y élites tradicionales análogas, el trabajo de una comisión de catequesis que elaboró una Enciclopedia de temas para tratar en homilías, dirigida por el Cardenal español Herrera Oria, que fue Obispo de Málaga. (¡Qué tiempos: homilías  católicas sobre la misión de las clases dirigentes tradicionales!)

Apunta al bien de la sociedad de un punto de vista católico, que es el nuestro. Y recogiendo las enseñanzas del magisterio tradicional de la Iglesia, explica qué es una verdadera aristocracia y el bien que hace a una sociedad, en nuestros días -que puede ser democrática, aristocrática o monárquica.

El Cardenal da todas las razones que lo llevan a decir que una sociedad no puede llamarse perfecta si no existe en ella la institución de la aristocracia.

Por perfecta entiende, con Santo Tomás, “lo que alcanza su fin”. Y explica que esa aristocracia genuina apunta a prestar al pueblo el mayor servicio:

“Aristócratas son los mejores”, de acuerdo al sentido etimológico de la palabra aristocracia, que  “lleva embebida en sí la idea de perfección…, de virtud”.

… “la aristocracia (digna de ese nombre, fiel a su misión) tiene hábitos virtuosos” por los cuales sobresale.
Son virtudes fundamentales de ella “la perfección moral y el amor al pueblo“.

Esto es algo del sentido filosófico de aristocracia. Veamos ahora el sentido teológico:

“La Teología (dice el Cardenal) arroja torrentes de luz sobre este concepto de aristocracia… y pone fundamentos sólidos al derecho público cristiano.”
“Aristocracia es perfección. El aspirar a la perfección es un deber del cristiano:
‘Sed perfectos, como vuestro Padre celestial es perfecto’ (Mt. 5,48).

Este es un breve pantallazo del inicio del Apéndice IV. Sobre la oportunidad de hacerlo, los hechos hablan por sí mismos:

Cuando oyes a locutores, políticos o dirigentes que degradan la cultura y la educación del pueblo con sus palabrotas y malos ejemplos; cuando los medios de comunicación promocionan estilos de vida inmorales y paganos, que endiosan a deportistas o artistas de moda, a los que hacen opinar sobre las cuestiones más complejas como si fueran sabios griegos o premios nobel, creando la apariencia de una (pseudo-) clase dirigente, que es o quiere pasar por un jet-set; cuando te enteras de la ferocidad de algunas hinchadas, la brutalidad y ensañamiento de los crímenes que se cometen a cualquier hora y en todo lugar, la inconsciencia de modernos homicidas o suicidas al volante, que creyéndose héroes de serie televisiva matan gente en las calles como en un juego; cuando ves a legisladores que tratan de justificar e imponer aberraciones legales contra la familia y  la vida…

…te das cuenta que la sociedad necesita un cambio profundo para bien, o corremos peligro de hundirnos en el caos. Y esto es urgente. ¿No te parece?

Y esa transformación sólo puede lograrse si contamos, en primer lugar con la ayuda de Dios, y luego, entre otros elementos fundamentales, con una verdadera clase dirigente.

En la informalidad de estas notas, te agrego algunos puntos:

Cuando los Papas como Pío XII (antes y después del Concilio – por ejemplo también Juan XXIII y Paulo VI), hablaron de Nobleza y de  élites tradicionales, no hicieron la apología de una clase social sino recordaron que en la sociedad, de acuerdo a los planes de Dios, debe haber en todos los sectores sociales dirigentes auténticos, que deben ser los más capaces, los más honestos, los más dedicados, los que tienen más sentido de los problemas que nos aquejan y que están dispuestos a sacrificarse para combatirlos.

Nuestra historia fue marcada por figuras nobles y patricias como San Francisco Solano, cuya madre era conocida como “la hidalga” en su Montilla natal, el ilustre vecino prominente y sacerdote mártir de Jujuy, Pedro Ortiz de Zárate, la esforzada Beata María Antonia de Paz y Figueroa, que mantuvo viva la obra de la expulsada Compañía de Jesús, San Martín en su gran gesta cordillerana, Güemes, que murió defendiendo el suelo patrio, el Presidente mártir García Moreno, que consagró Ecuador al Sagrado Corazón, increpando a los sicarios con su “¡Dios no muere!”…, y tantos otros.

Evocando la experiencia histórica, enseña el magisterio tradicional  que los países progresan cuando esos elementos destacados forman élites en todos los campos y niveles, que se articulan para el bien común. Así brilló como ninguna la civilización cristiana, y lo hará mucho más cuando se concrete –tal vez cuando menos lo esperemos- el triunfo del Inmaculado Corazón prometido en Fátima.

Entre esos dirigentes que tiene que haber para que la sociedad sea “perfecta” (alcance su fin propio) deben contarse con destaque elementos de la aristocracia, que deben hacer el “luminoso apostolado” de ser guías, siendo “excelentes en todo”.

Hablándole a la Nobleza romana y con sentido universal les dijo también Pío XII:

“Una élite bien podéis serlo. Tenéis tradiciones que representan valores fundamentales para la vida sana de un pueblo.

“Convencidos de que sólo la Fe católica puede solucionar la crisis actual, tomad a pecho abrirle camino”

Describiendo la situación contemporánea como “una sociedad inmoral o amoral que ya no distingue entre el  bien y mal” advierte que… “está camino de su ruina”. Lo dice en general a todos los católicos, y en particular a los miembros de las clases dirigentes tradicionales:

“os corresponde contribuir a la salvación de la convivencia humana”, como “excelentes colaboradores de la Iglesia, Ciudad de Dios” que, “aun en medio de las agitaciones y conflictos, no cesa de promover el progreso espiritual de los pueblos”.

En esa línea, un lado especialmente admirable de la misión de la aristocracia es su llamado a buscar la perfección en todo, y de impulsar al cuerpo social hacia arriba.

Esa búsqueda de perfección lleva a las personas y familias a mejorar en todos los campos, lo que empuja al conjunto al verdadero progreso, en contraste con el estancamiento causado por la barbarie y los sistemas anticatólicos como el comunismo y el “socialismo del Siglo XXI”, cuyos lamentables efectos vemos en Cuba, Venezuela y todos los lugares donde el despotismo igualitario se impone. Tengamos cuidado pues desgraciadamente hay en nuestra sociedad quienes quieren llevarnos en esa dirección…

Encontrarás desarrolladas estas ideas en la magistral obra del Prof. Plinio Corrêa de Oliveira  “Nobleza y élites tradicionales análogas –en las alocuciones de Pío XII al Patriciado y a la Nobleza romana”, tema central de este Boletín.

Termino con un pensamiento del autor del libro,  que no por nada fue llamado por el historiador Roberto de Mattei, en su biografía, “El Cruzado del Siglo XX”: Nada ennoblece más a una persona que practicar fielmente la Fe católica”.

En la crisis ante todo moral en que nos encontramos, atacados por una Revolución Cultural que quiere arrasar la familia y destruir la inocencia de nuestros jóvenes -con apoyos insospechables- es necesario que Argentina y todas las naciones de Iberoamérica sean fieles a su llamado de ser “continente de la esperanza”.

Hacen falta para ello personas que quieran sacrificarse para ser dirigentes en su ambiente esforzándose por buscar lo mejor. Que los miembros de las familias fieles a la tradición, especialmente las élites, asuman su responsabilidad y no sean, como advierte Pío XII, “desertores”.  Es hora de luchar, de sacrificarse, con todos los medios legítimos.

Espero tus comentarios.

Que tengas una bendecida Semana Santa con tu familia y, para el domingo 1º , que se acerca, muy felices Pascuas de Resurrección.

 

Share

{ 0 comments }

                   Una de las casas de la Isla de Sark

A nueve millas de la costa de Guernsey se encuentra una de las más pequeñas Islas del Canal, la Isla de Sark. Es oficialmente un estado feudal gobernado por un “seigneur”. Los únicos vehículos a motor permitidos en Sark son los tractores, porque no se permiten automóviles en esta isla y en su isla vecina Herm. El “taxi” de Stark es un coche tirado por caballos que lleva a los visitantes a recorrer la isla, que tiene tres millas y media de largo y media milla de ancho. En realidad Sark se compone de dos islas, Gran Sark y Pequeña Sark, que están unidas por un istmo, llamado La Coupée.

Nuestra propuesta de Estado es uno en que el principio de subsidiariedad sea practicado al máximo grado. Como consecuencia, ese Estado respetará las particulares unidades sociales que estén orientadas al bien común y reconocerá ciertos derechos, funciones y privilegios que les permitan tener su propia autonomía o inclusive derechos cuasi soberanos. De esa manera cada región desarrollará su propias leyes consuetudinarias y tradiciones. Cada gremio, cada universidad, cada asociación religiosa debe mantener su propia manera de auto-gobernarse y auto-regularse. El resultado es un conjunto heterogéneo de autoridades locales, ejerciendo a todos los niveles poderes únicos que les son propios.

David Herlihy escribe que en la sociedad medieval había una “especie de asociación para ejercer el poder”, “una jurisdicción y una autoridad compartidas” (*) que la convertía en una federación de entes sociales autónomos, cada uno adaptado a sus propias necesidades, cada uno con una inmensa riqueza social, cada uno generando verdaderas legiones de figuras legendarias.”

****************************************************

(*) David Herlihy, Historia del Feudalismo (New York: Walker, 1971), p. 207. Herlihy sostiene que “La naturaleza del gobierno feudal excluía toda posibilidad de verdadero absolutismo” (ibid).

Return to Order, el “best seller” de John Horvat (h), con más de 310.000 ejemplares difundidos!

Si desea obtener la edición digital en alemán „Rückkehr zur Ordnung“ puede solicitarla a http://www.der-adel.info/

http://www.der-adel.info/

 

 

Share

{ 0 comments }

 

“Si las élites hispanoamericanas saben asumir su deber de ser, en cuanto católicas, guías de la sociedad en la batalla contra el caos creciente de nuestros días, podrán pasar a los tiempos que se inician depuradas y regeneradas por su fidelidad en una prueba extrema, con un título por cierto mucho más honroso que el de sus remotos predecesores, los Beneméritos de Indias: los beneméritos de una nueva era histórica, artífices de la Comunidad de naciones católica e hispánica del Tercer Milenio de la Era de la Salvación (“Nobleza y élites tradicionales análogas en América Española: origen, desarrollo, situación presente”, Apéndice V de “Nobleza y élites tradicionales analogas”, de Plinio Corrêa de Oliveira, t. II, p. 145).

 

Share

{ 0 comments }

“El pueblo que habitaba en las tinieblas vio la gran luz”
Populus Qui Habitabat In Tenebris
Vidit Lucem Magnam
Plinio Corrêa de Oliveira

“Catolicismo” Nº 12, Diciembre de 1951
En la fiesta de la Santa Navidad hay varias nociones que se superponen. El nacimiento del Niño Dios nos permite ver con claridad el hecho de la Encarnación. Es la segunda Persona de la Santísima Trinidad que asume naturaleza humana y se hace carne por amor a nosotros.
Es el principio de la existencia terrenal de Nuestro Señor. Principio refulgente de claridades, que encierra una degustación anticipada de los episodios admirables de Su vida pública y privada. En lo alto de esta perspectiva está la Cruz; pero en las alegrías navideñas apenas se ve lo que hay de sombrío en esto. Vemos caer en cascada sobre nosotros la Redención.
La Navidad es así el preanuncio de nuestra liberación, la señal de que las puertas del Cielo van a abrirse nuevamente, la gracia de Dios va a difundirse sobre los hombres y la tierra y el Cielo constituirán otra vez una sola sociedad bajo el cetro de un Dios Padre y ya no apenas Juez.
Si analizamos detenidamente cada una de estas razones de alegría comprenderemos lo que es el júbilo de la Navidad, este gozo cristiano ungido de paz y caridad que hace que por unos días todos los hombres se sientan penetrados de un sentimiento raro en este triste siglo XX: la alegría de la virtud.
                                                  ♦♦♦        
La primera impresión que nos viene del hecho de la Encarnación es la idea de un Dios sensiblemente presente, muy junto a nosotros. Antes de la Encarnación Dios era, para nuestra sensibilidad, lo que sería para un hijo un padre inmensamente bueno viviendo en tierras distantes. De todas partes recibíamos los testimonios de su bondad.
Pero no teníamos la ventura de haber sentido personalmente sus suavidades, su mirada divinamente profunda posándose sobre nosotros, gravemente comprensivo, noblemente afectuoso.No conocíamos la inflexión de su voz.
La Encarnación significa para nosotros el gozo de este primer encuentro, la alegría de la primera mirada, el crecimiento cariñoso de la primera sonrisa, la sorpresa y el aliento de los primeros instantes de intimidad. Por eso, en Navidad, todos los afectos se vuelven más expansivos, las amistades más generosas, la bondad más presente en el mundo.

En la alegría navideña hay una gran nota de solemnidad. El hecho de la Encarnación trae a nuestro espíritu la noción de un Dios que asumió la miseria de la naturaleza humana en la más íntima y profunda de las uniones que existe en la creación.
Si de parte de Dios vemos la manifestación de una casi incalculable condescendencia, recíprocamente, en lo que se refiere a los hombres, hay una casi inexpresable promoción. Nuestra naturaleza fue promovida a un honor que jamás podríamos haber imaginado. Nuestra dignidad se acrecentó. Fuimos rehabilitados, ennoblecidos, glorificados.
Por esta causa hay algo de discreto y familiarmente solemne en las fiestas navideñas. Los hogares se decoran como para los días más importantes, cada uno viste sus mejores galas, la gentileza de todos se hace más quintaesenciada. Comprendemos, a la luz del pesebre, la gloria y la bienaventuranza de ser, por la naturaleza y por la gracia, hermanos de Jesucristo.
En la alegría de la Navidad hay también algo del júbilo del prisionero indultado, del enfermo curado. Júbilo constituido de sorpresa, bienestar y gratitud.
Nada hay que pueda expresar la tristeza manifiesta del mundo antiguo. El vicio había dominado la tierra, y las dos actitudes posibles ante él llevaban igualmente a la desesperación. Una consistía en buscar en él el placer y la felicidad. Fue la solución de Petronio, que murió suicidándose.
Otra consistía en luchar contra él. Fue la de Catón, que, después de la derrota de Tarsos, aplastado por la borra del imperio, puso fin a su vida exclamando: “Virtud, no eres más que una palabra!” La desesperación era, pues, el término final de todos los caminos.
Jesucristo vino a mostrarnos que la gracia nos abre avenidas de virtud, que hace posible en la tierra la verdadera alegría, que no nace de los excesos y desórdenes del pecado sino del equilibrio, de los rigores, de la bienaventuranza, de la ascesis. La Navidad nos hace sentir la alegría de una virtud que se tornó practicable, y que es en la tierra un ante-gozo de la bienaventuranza del Cielo.

No hay Navidad sin Angeles. Nos sentimos unidos a ellos y partícipes de aquella alegría eterna que los inunda. Nuestros cánticos tratan de imitar en este día los de ellos. Vemos el Cielo abierto ante nosotros, y la gracia elevándonos desde ya a un orden sobrenatural en que las alegrías trascienden todo cuanto el corazón humano puede pensar.
Es que sabemos que con ella comienza la derrota del pecado y de la muerte. Que constituye el comienzo de un camino que nos llevará a la Resurrección y al Cielo. Cantamos en Navidad la alegría de la inocencia redimida, de la resurrección de la carne, la alegría de las alegrías que es la eterna contemplación de Dios.
Y es por eso que, cuando las campanas anuncien a la Cristiandad la Santa Navidad, habrá una vez más alegría santa sobre la tierra.

 

Share

{ 0 comments }

GRAN CAMPAÑA  EN LA AVENIDA PAULISTA DEL INSTITUTO PLINIO CORRÊA DE OLIVEIRA Y MAS DE 30 ENTIDADES CO-HERMANAS DE LOS 5 CONTINENTES CONTRA LA “IDEOLOGIA DE GENERO”

Una toma de la impactante campaña

Vea la noticia completa y las fotos de la gran manifestación del Instituto Plinio Corrêa de Oliveira y más de 30 entidades co-hermanas de todo el mundo en el sitio:

https://ipco.org.br/ipco-tfpsexterior-contra-genero-1/

El viernes 15 de diciembre pdo. se llevó a cabo la gran campaña en las principales esquinas de la Av. Paulista de San Pablo, Brasil,  como parte de una campaña internacional para frenar el avance de la satánica “Ideología de Género”.

En Brasil se promoverá un mensaje firmado que será entregado al Presidente Michel Temer pidiendo que la nefasta ideología no se incluya en los Contenidos Básicos de la Educación.

Algunos militantes del movimiento homosexual que se autotitulan “defensores irreductibles” de la “tolerancia” y de la “libertad de expresión” no pudieron tolerar o respetar una campaña ordenada y pacífica en defensa de la familia (fuente: IPCO).

Share

{ 0 comments }

La Revolucion Francesa, república prototípicamente revolucionaria – León XIII interviene

20.12.2017

LAS FORMAS DE GOBIERNO A LA LUZ DE LA DOCTRINA DE LA IGLESIA – APENDICE III (entrada final) • Con la presente  entrada concluimos la difusión de este  Apéndice, magistral no sólo por la síntesis elaborada por el autor de un tema tan alto y no exento de dificultades, sino también por el análisis genial […]

Share
Read the full article

Flashes de la Jornada por la Civilización Cristiana y la Familia

20.12.2017

(II) JORNADA POR LA CIVILIZACION CRISTIANA Y LA FAMILIA  Salta, XIII Jornada de Cultura Hispanoamericana por la Civilización Cristiana y la Familia – 13 y 14 de octubre de 2017 • Organizada por el Centro Cultural Juan Ramírez de Velasco, Gobernador del Tucumán y Bastión del Norte y auspiciada por ilustres entidades • Declarada de […]

Share
Read the full article

Encantos y santidad de Mme. Louise de Francia

20.12.2017

Delicadeza, coraje y santidad de vida – Vencedora “post mortem” de los revolucionarios Venerable Teresa de San Agustín – Princesa y Carmelita – 23 de diciembre Delicadeza y frescura de la Princesa Madame Louise. Con su hermana, la Beata Clotilde de Francia, fueron punto de referencia para una acción regeneradora en la Corte de Luis […]

Share
Read the full article