Contra la Revolución “verde”  freudo-marxista, abortista y destructora de la inocencia de los niños…

Argentina marcha en defensa de la vida y dice ¡NO! al aborto –

Bajo su manto, bendiciones de la Virgen Inmaculada de Luján, nuestra Reina y Patrona, y de las veneradas Imágenes patronales del Milagro, del Valle, de Itatí, de la Inmaculada de Santa Fe, y de toda esta tierra católica y mariana 

Comentarios de Aci prensa

23 de marzo de 2019 7:36 pm | ÚLTIMA ACTUALIZACIÓN 23 de marzo de 2019 9:56 pm

Marcha por la Vida Argentina 2019 convoca más de 2 millones de personas [VIDEOS Y FOTOS]

Fuente de la nota: Redacción ACI Prensa

Este sábado la Marcha por la Vida en Argentina reunió a más de 2 millones de personas en todo el país para defender la vida del niño por nacer y de la madre, luego del debate ocurrido en 2018 en el Congreso de la Nación donde fue rechazada la legalización del aborto.

Según el comité organizador la cifra en Buenos Aires ascendió a unas 300 mil personas y hubo más de 2 millones 500 mil personas repartidas en 210 ciudades del país como Tucumán, Córdoba, Paraná (Entre Ríos), San Luis, Catamarca, Rosario, Reconquista (Santa Fe), La Rioja, Santa Rosa (La Pampa) y Salta, entre otras.

✔@aciprensa

Esta es la primera Marcha por la Vida del 2019 realizada en Argentina, y se enmarca en la celebración del Día del Niño por Nacer del próximo 25 de marzo. En el 2018, atendieron cerca de 3 millones argentinos a la marcha del mes de mayo.

En Buenos Aires la movilización de este sábado inició a las 2:00 p.m. desde Plaza Italia hasta llegar a la Facultad de Derecho, en cuyas inmediaciones se instaló escenario principal, donde varios oradores provida, médicos y educadores se presentaron para hacer una serie de reclamos a las autoridades.

ACI Prensa

✔@aciprensa

Alejandro Geyer, organizador de Marcha por la Vida Argentina, se presentó en el escenario y explicó que este año la marcha se realizó por tres grandes motivos: “El derecho de todos a nacer, el derecho de las familias de educar a sus hijos sin ideología de género y la necesidad de tomar conciencia de que en nuestro país, especialmente en este año de elecciones, nosotros definimos el futuro de la patria, de la familia y de millones de niños por nacer”.

Por eso decimos ¡No Al aborto!“, exclamó.

En otro momento, un grupo de Veteranos de Malvinas emocionó a todos al decir: “Todos somos personas ordinarias pero en algún momento de la vida estamos llamados a hacer cosas extraordinarias por la patria (…) Nosotros defendimos las dos islas. Hoy estamos acá como soldados para implorar que defendamos las dos vidas, que es salvar a las patria”.

Previo a la marcha, la organización Unidad Provida, indicó que todo el movimiento provida exige “la elaboración de políticas públicas integrales para acompañar a la mujer en situación de vulnerabilidad y la promoción y desarrollo de la infancia en riesgo, sin perder de vista que este año se renovará la mitad de la Cámara de Diputados y un tercio del Senado”.

Asimismo, se reclama “por las más recientes víctimas de la falsa Interrupción Legal del Embarazo (ILE) y las muertes inducidas a Paz, Esperanza y Faustina en Concordia, Jujuy y Tucumán” y “por el esclarecimiento del asesinato de Keila Jones, a quien en diciembre de 2015 se le suministró misoprostol en el hospital de Esquel para provocarle un aborto y murió días después desangrada”.

Otros pedidos fueron respetar el derecho a la vida en el próximo debate por la reforma del Código Penal, generar políticas públicas que prevengan el aborto clandestino y legal, promover una Educacion Sexual Integral (ESI) libre de ideología de género,  un mejor sistema de adopción y de cuidado de la maternidad vulnerable, y una lucha contra el abuso sexual.

Etiquetas: AbortoArgentinaMarcha por la VidamarchaAborto en Argentina

Noticias relacionadas »

Miles marchan en defensa de la vida en varias ciudades de Chile

Este sábado 23 de marzo miles de personas participaron de la “Marcha por las 2 Vidas” en…

Videos pro vida de Aci prensa

https://youtu.be/zae3SPwg0CY

https://twitter.com/aciprensa/status/1109530559846453248

♣ ESCENAS DE LA GRAN JORNADA RECOGIDAS POR DISTINTOS MEDIOS EN TODOS LOS PUNTOS DEL PAIS BENDECIDO POR EL MANTO DE LA VIRGEN INMACULADA Y AMPARADO POR LA CRUZ DEL SUR

♦ COMENTARIOS DE LOS LECTORES

Martín de Goñi

La ola celeste es el manto de la Inmaculada, Patrona de Argentina bajo la advocación de Luján, y las advocaciones patronales del Milagro, del Valle, de Itatí (“Reina de la Civilización en la cuenca del Plata”,  cfr. Padre Bajac), de la Inmaculada de Santa Fe,  como también de la Virgen Aparecida de Brasil. La Inmaculada Concepción Patrona también es de EE.UU., que tiene la mayor marcha pro vida del mundo, todo ello heredado de la España de Isabel y de Lepanto, donde es Patrona la Inmaculada por el milagro de la prodigiosa victoria de Epel en los Países Bajos, cuando los calvinistas soltaron el agua de las esclusas intimando rendición a los españoles bajo amenaza de ahogarlos, los que respondieron a los herejes con noble coraje : “Mañana les contestaremos…”,  refugiándose en una colina. Allí, como prenda de protección, encontraron un retablo con la Inmaculada; esa noche un viento helado congeló las aguas lanzadas contra ellos por los holandeses, y los bravos hispanos acometieron a esos rebeldes y les infligieron una tremenda derrota que hizo decir al Almirante enemigo: “Dios está con los españoles”!, gracias a su Madre Inmaculada. Estamos orgullosos los argentinos de llevar sus colores como estandarte de la ola celeste, y que nuestro Ejército haya difundido esa historia para el 8 de diciembre del año de gracia 2018.¡Viva la Inmaculada! ¡Viva la ola celeste! ¡Muera la matanza de los inocentes y la ESI, asesina de la inocencia de los niños!

Me gusta · Responder · 1 min

 

Share

{ 0 comments }


La confianza absoluta de San Pío V en la ayuda de Dios por medio de la Virgen cuando estaba en juego la Cristiandad le dio la certeza del triunfo

¡Qué maravilla es internarse en la Historia de la Cristiandad y contemplar la galería de héroes, de santos, de gigantes de la Fe y la epopeya!
Pío V acababa de ser elegido Papa. En pleno Renacimiento neo-pagano se daba un “tournant de l’histoire”, un “remolino de la historia”. A las tendencias al relajamiento y el relativismo, el afán de riquezas y placeres, al cálculo político y la razón de Estado imperantes, los Cardenales de la Curia romana, encabezados por San Carlos Borromeo, oponían en el más alto sitial del mundo a un paladín de la Fe sin concesiones, a un religioso que creaba una atmósfera sobrenatural en combate contra la lujuria, a un cruzado capaz de conclamar a toda voz a la vigilancia y al combate contra los enemigos listos para destruir la civilización cristiana.
Era hacerle frente a las tendencias desordenadas en boga, lo que al pueblo y a ciertos sectores dirigentes no les entusiasmaba. Pero él, con sentido de las realidades profundas, respondía: ¡tanto más han de sentir mi muerte! Y sin esquivar el camino sembrado de las espinas de duros deberes a cumplir, seguía adelante, bondadoso, amigable, pero irreductible.
Así presentaba a Felipe II su programa, luego de la elección: destruir las herejías, terminar con los movimientos cismáticos, establecer la concordia y la unidad en el pueblo cristiano, reducir a los rebeldes y purificar las costumbres.
Su responsabilidad por las almas de todo el mundo le causaba espanto “pues es terrible tener que dar cuenta de todos los que por incuria o negligencia mía lleguen a perderse”.
En el gobierno de la Iglesia su gran preocupación fue aplicar el Concilio de Trento, que definió para siempre las grandes verdades reveladas en contraposición a los errores protestantes. En ese espíritu de fidelidad a la Tradición promulgó el Breviario, el Misal, y el Catecismo tridentinos.
El misal de Trento, “conforme a las normas y ritos de los Padres de la Iglesia”, fue promulgado por el Vicario de Cristo para uso general: los seminarios se llenaron, los monasterios volvieron a la observancia, la Inquisición –tan desconocida y calumniada- velaba con firmeza por la unidad e intangibilidad de la Fe.
Nunca perdía de vista el engrandecimiento de la religión y de la fidelidad a la autoridad de la Santa Sede. Consideraba importante el respeto al ceremonial hasta en los detalles, exigía a los embajadores el uso de los trajes prescriptos por la etiqueta pontificia y todo desacato le desagradaba.
“Toda condescendencia con los herejes y los cismáticos le parecía una debilidad”. Su ideal político era “realizar la unidad de los príncipes cristianos para lanzarlos contra los protestantes, los cismáticos y los infieles”[1] .
Su actitud resuelta contra los errores y herejías, a través del riesgoso oficio de inquisidor, le valió ser recibido a pedradas al entrar en Como. A veces, para salvar su vida, debió esconderse como un fugitivo, de noche, en la cabaña de algún campesino. Pero no se dejaba intimidar. Amenazado por un hombre poderoso de ser arrojado al agua, respondía: Será como Dios lo quiera… Pues su confianza en la Providencia Divina en los lances por la buena causa era total; y será una marca fundamental en la epopeya de Lepanto.
El pueblo comenzó a amar al Santo Pontífice de barbas patriarcales que iba adquiriendo fama de santidad. Su sola presencia –decían- obraba conversiones en las filas protestantes. Su estilo y entereza ejercieron una influencia incalculable sobre sus contemporáneos: “su entusiasmo y su ejemplo eran ilimitadamente efectivos”, dice Ranke [2] .
En su ejemplo se veía cómo debía vivir un verdadero Pastor: sus maneras de actuar y organizar sirvieron de parámetro en todo el mundo católico (ibid.)
San Carlos Borromeo, Arzobispo de Milán, hizo pintar su cuadro para mejor imitarlo. Y habiendo este gran Cardenal tomado medidas contra religiosos rebeldes –los “Humillados”- , fue atacado a tiros durante la misa, saliendo milagrosamente ileso. Terribles pruebas y radiantes intervenciones sobrenaturales que acrecentaban la admiración de los fieles por sus pastores.
El Papa era adversario irreconciliable de los pertinaces monarcas y gobernantes enemigos de la Iglesia, en Oriente y Occidente; y era un padre con los príncipes cristianos. Enfermo Felipe II, pilar de Lepanto y la Contrarreforma, San Pío V rogó a Dios que lo curara, pidiéndole que le quitara algunos años de vida y se los diera al Rey Católico. ¡Cuánto habrán pesado semejantes gestos en lograr la “imposible alianza” entre las rivales España y Venecia!
San Pío V, que -como dice Pastor [3] – “a nada se resistía tanto como a tomar las armas”, comprendía como ningún otro en la Cristiandad la necesidad urgente de unirse y empuñarlas contra las potencias anticristianas como único medio eficaz para salvarla. No sólo como lo vería un gobernante previsor y realista sino con una visión inspirada, sobrenatural, de Vicario de Cristo. Prometió emplear todo el caudal del Papado e ir en persona a dirigir una cruzada contra la Inglaterra protestante. ¡Cuántos males se podrían haber evitado así! A los ingleses fieles les dijo que deseaba derramar su sangre por ellos .
Este era el Papa que lograría forjar una liga católica que sus contemporáneos –prelados, generales, príncipes- consideraban imposible. Parafraseando y dando su verdadero sentido a un slogan de la infecta revolución de la Sorbona (’68), podríamos expresar su idea en estos términos: “Sea realista [confíe en la ayuda de Dios por medio de María y] exija lo imposible”. Así actúan los grandes hombres inspirados por la Providencia, y vencen.
San Pío V logró formar un poder de estados cristianos hermanados impregnado de sentido católico. “Y así se llegó, en Lepanto, al día de batalla más feliz que los cristianos hayan tenido jamás” (Ranke).
Continuaremos.

*************************************************************

[1] Cfr. Fr. Justo Pérez de Urbel, “Año Cristiano”, Ed. Poblet, Buenos Aires, p. 253

[2] Leopold von Ranke, „Die Römischen Päpste in den letzten vier Jahrhunderten“, t. 1, Gutenberg-Verlag Christensen & Co., Wien, p. 206

[3] „Geschichte der Päpste – Im Zeitalter der katholischen Reformation und Restauration – Pius V (1566-1572)”, Freiburg im Breisgau 1920, Herder & Co., p. 539

Share

{ 0 comments }

Celebrándose la Fiesta de la Anunciación del Angel a María y la Encarnación del Verbo, el 25 de marzo, presentamos en desagravio:
UNA PARODIA SACRILEGA DE LA ANUNCIACION EN LA JMJ

Fra Angélico supo estampar en este cuadro lo que la piedad de los fieles esperan de la representación de la Anunciación. La Anunciación de Fra Angélico nos pone ante la escena sagrada.

Un espectáculo que puede calificarse de sacrilegio se realizó, en presencia del Papa Francisco, el 27 de enero, durante la Jornada Mundial de la Juventud en Panamá (JMJ) .[1]

Los actores ridiculizan el misterio de la Anunciación y tratan a Nuestra Señora con la mayor irreverencia.

Sin embargo, al final del musical, el Papa aplaudió y dio su aprobación levantando el pulgar (9:33 minutos del video). [2]

La Virgen Santísima es presentada como “una joven normal, una joven de hoy”, como lo dijo recientemente el Papa Francisco.[3] Así, la mujer que interpreta a “Nuestra Señora” usa zapatillas de deporte, pantalones ajustados y una camiseta holgada de color azul claro. Su cabeza está descubierta y su teléfono celular está a la vista.

Por su parte, el “Angel Gabriel” es interpretado por un joven de pantalones blancos,  camisa y  sombrero blanco, luciendo un par de pequeñas alas en su espalda.

En una parodia de la Anunciación, el “ángel” le dice a “María” que se convertirá en madre por la obra del Espíritu Santo. Ella se muestra nerviosa, casi histérica, y dice que aún no está casada con José, no está lista, tiene que ir a la universidad, tiene miedo, etc.

El “ángel” trata de convencerla y le dice que debería regocijarse. Cada vez más nerviosa, ella responde que no puede regocijarse: “¿Qué dirá José? ¿Qué pensará su madre cuando se entere? “¿Y los vecinos? “

Entonces la mujer comienza a cantar, en estilo de rap, que tiene miedo, se siente despreparada, y otras cosas. El “ángel” la toma de las manos, diciendo que ella es la elegida, y ambos comienzan a bailar. Otras “ángeles” bailarinas descalzas entran girando, con ropas flotantes reveladoras. Luego, “Gabriel” se pone unas gafas estilo carnaval.

Las otras “ángeles” bailarines hacen lo mismo y bailan alrededor, cantando letras que se parecen a palabras de las Escrituras. “María” insiste en que tiene miedo, pero luego comienza a cantar las palabras del Evangelio, siempre en ritmo pop: “Hágase tu voluntad”.

Luego, en medio de risas, levanta el teléfono celular y se toma una selfie con “Gabriel”.

https://youtu.be/PqMAmHuufLI

⇑ Video del espectáculo irreverente –  hacer click en “skip ads” para evitar los avisos 

Otras dos mujeres suben al escenario y comienzan a decir que el resto de la historia es bien conocido: que Jesús vino y nos dio sus enseñanzas, etc.

Luego, un equipo de fútbol aparece en el escenario representando a los doce Apóstoles, y comienzan a proclamar y cantar que tienen miedo de evangelizar porque serán perseguidos.

Aparece un grupo de “policías” y los “apóstoles” huyen. Los “policías” comienzan a cantar y bailar locamente y luego se van.

Los “Apóstoles” regresan al escenario y comienzan a cantar y bailar en coreografía, repitiendo siempre: “Tengo miedo”.

Después de algún tiempo bailando y cantando, “María” se acerca a ellos, los toma de las manos, los toca y dice que ya ha hablado con “Gabriel” y que todo funcionará.

Luego se oye una voz fuerte a través de altavoces, diciendo: “Recibe el Espíritu Santo, no tengas miedo, regocíjate e id a evangelizar”. Todos se arrodillan, se levantan y comienzan a cantar junto con los bailarines “ángeles” y el “ángel” Gabriel. Una danza loca comienza una canción, en la que participa “María”.

Cuando termina la parodia sacrílega de la Anunciación y Pentecostés, el Papa hace un gesto de aprobación entusiasta. Luego se levanta y saluda efusivamente a los dos actores principales.

La presencia del Papa en una presentación sacrílega sobre la Madre de Dios y, por extensión, sobre el Verbo Encarnado, es extremadamente grave, sobre todo porque al final le dio su apoyo decisivo.

Una puesta en escena de la Doctrina de Francisco 
Contenidos 
⧫Una puesta en escena de la Doctrina de Francisco
⧫“La Dignidad Real Suprema de la Madre de Dios”
⧫Notas
 
Esta puesta en escena en la JMJ de Panamá parece ilustrar la doctrina de Francisco sobre la Santísima Virgen María.

Efectivamente, el Papa Francisco ha hecho declaraciones sobre María Santísima que contradicen todo lo que veneramos y encontramos en los Evangelios, la Tradición y el Magisterio de la Iglesia, y en el sentido de los fieles. Recientemente señaló que María “no nació santa”, negando así implícitamente el dogma de la Inmaculada Concepción.[4]

Francisco resume su doctrina sobre Nuestra Señora en su libro entrevista, de la que el diario italiano Corriere della Sera publicó algunos extractos. Él dice que la Santísima Virgen María fue:

“[Una] joven normal, una joven de hoy… normal, normalmente educada, dispuesta a casarse, a tener una familia. … Luego, después de concebir a Jesús, [ella] era todavía una mujer normal. … Nada fue excepcional en su vida, [ella era] una madre normal: incluso en su matrimonio virginal, casta en ese marco de virginidad, María era normal. Ella trabajó, fue de compras, ayudó a su Hijo y auxilió a su esposo. Normal”. [5]

El hecho de que el Papa Francisco trate los temas más delicados y complejos de una manera simplista y confusa no elimina, sino que aumenta, el daño que sus declaraciones infligen a las almas, como las que se refieren a Nuestra Señora.

Su manera confusa, improvisada y contradictoria de hablar es incompatible con la enseñanza verdadera, clara y lógica de la Iglesia y con la misión del Papa de confirmar a sus hermanos en la fe. [6]

“La Dignidad Real Suprema de la Madre de Dios”
Nada es más querido para un corazón católico que el honor de la Madre de Dios, la Amada Hija del Padre Eterno, la admirable Madre de Dios Hijo y la Fidelísima Esposa del Espíritu Santo.

Al expresar nuestra indignación por la ofensa hecha a nuestra Santísima Madre en esta parodia teatral de la Anunciación y Pentecostés, organizada ante el Sumo Pontífice y que recibió su apoyo, sugerimos a todos que realicen actos de reparación por este evento.

Y cerramos estas breves consideraciones citando un extracto de la encíclica Ad Caeli Reginam, del 11 de octubre de 1954, en la que Pío XII establece la fiesta del Realeza de la Santísima Virgen María:

“Desde los primeros tiempos los cristianos han creído, y no sin razón, que ella, de quien nació el Hijo del Altísimo, recibió privilegios de gracia sobre todos los demás seres creados por Dios. … Y cuando los cristianos reflexionaron sobre la conexión íntima que se obtiene entre una madre y un hijo, reconocieron fácilmente la suprema dignidad real de la Madre de Dios”[7]

Reproducido de: ACCION FAMILIA – Chile 
TFP ‒  Luiz Sérgio Solimeo (Traducción de ACCION FAMILIA ‒ 3 de febrero de 2019)

Notas
[1] “El sacrilegio es en general la violación o el tratamiento injurioso de un objeto sagrado. En un sentido menos apropiado, cualquier trasgresión contra la virtud de la religión sería un sacrilegio”.-J. Delany, s.v. “Sacrilege,” The Catholic Encyclopedia, (New York: Robert Appleton Company, 1912), http://www.newadvent.org/cathen/13321a.htm.

[2] YouTube: https://www.youtube.com/watch?v=PqMAmHuufLI

[3] Papa Francesco: “La Chiesa è popolo, l’élite il peccato,” Corriere della Sera, Oct. 7, 2018, https://www.corriere.it/cronache/18_ottobre_07/papa-francesco-chiesa-popolo-elite-peccato-2ab8a8ce-ca64-11e8-8417-701d201b7018.shtml. Ver también, Luiz Sérgio Solimeo, Papa Francisco: el “pecado de la élite” y la nueva mariología igualitaria ‒ “https://www.accionfamilia.org/crisis-de-la-iglesia/papa-francisco-pecado-elite-nueva-mariologia-igualitaria/”

[4] El 21 de diciembre de 2018, el Papa declare a los empleados del Vaticano: “Y me diréis vosotros: ¡Anda, claro! ¡Son la Virgen y San José! Sí, pero no pensemos que haya sido fácil para ellos: los santos no nacen, se hacen, y esto vale también para ellos.” http://w2.vatican.va/content/francesco/es/speeches/2018/december/documents/papa-francesco_20181221_dipendenti-vaticani.html.

[5] Papa Francesco: “La Chiesa è popolo, l’élite il peccato,” Corriere della Sera, Oct. 7, 2018, https://www.corriere.it/cronache/18_ottobre_07/papa-francesco-chiesa-popolo-elite-peccato-2ab8a8ce-ca64-11e8-8417-701d201b7018.shtml. Ver también, Luiz Sérgio Solimeo, “Papa Francisco: ‘La Iglesia es pueblo, la élite el pecado ‒ y la nueva mariología igualitaria. https://www.accionfamilia.org/crisis-de-la-iglesia/papa-francisco-pecado-elite-nueva-mariologia-igualitaria/

[6] “Confirma a tus hermanos en la fe” (S. Lc. 22:32)

[7] Pío XII, Encíclica Sobre la Realeza de la Santísima Virgen María, no. 8, http://w2.vatican.va/content/pius-xii/es/encyclicals/documents/hf_p-xii_enc_11101954_ad-caeli-reginam.html.

 

°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°

Lo que enseñan los Santos con relación a la Ssma. Virgen

DEL MATRIMONIO ANGELICO DE LA VIRGEN SSMA. Y SAN JOSE (*)
Defendiendo la honra de la Inmaculada
San Pío X, a principios del siglo XX, denunció que la Iglesia estaba penetrada por un enemigo implacable que trama su ruina desde adentro… y que contiene, y es, el jugo y la suma de todas las herejías. Así describió el Papa santo a los modernistas. ¿Puede decirse algo más grave?

Ya San Luis María de Montfort predice, en su Tratado de la Verdadera Devoción, tiempos en que el demonio, sabiendo que le queda poco tiempo…, radicalizaría su odio hacia su mortal enemiga, la Ssma. Virgen –a quien teme más que al propio Dios pues su victoria lo humillla más-, y sus cohortes de fieles.

La propia Madre de Dios, anunció en Fátima, como signo terrible de los tiempos , ofensas que herirían profundamente el Sagrado Corazón de su Hijo. ¿Y qué puede ser más ofensivo para un tal Hijo que el ataque a la figura venerable de tal Madre, a la que en el Cielo, por piedad amorosa y filial, sigue venerando y obedeciendo como a su Madre, Reina y Señora de todo lo criado?
Una de las más infamias más ofensivas que circulan en medios católicos se reviste del ropaje agraviante de una pretendida conmiseración por la Virgen, atribuyéndole gratuitamente una situación imaginaria, soplada vaya a saber de dónde -probablemente del interior del templo por ministros tentados por las “novedades” y el maligno, a mentes simples y masificadas, incapaces de sondar el abismo que nos separa de Aquella que es la “escala de Jacob”-: una escalera que sube hasta el Cielo, por la que los Angeles suben y bajan.
En cierta provincia del Noroeste argentino, se enseñaba hace unos años el Catecismo “Tinkunaco en familia”, plagado de desviaciones, que afirma: que la Virgen era una mujer de pueblo común, igual que todas, como tu mamá…
Así, sorprende la audacia –aunque por otro lado no sorprende tanto…-que en las Fiestas Patronales, dedicándose una noche a las madres solteras –por las que debemos rezar para que logren vivir de acuerdo a la ley de Dios- en los guiones de las misas, las lectoras-catequistas  digan frases como: María sobrellevó sin avergonzarse su situación… insinuando, que concibiera a su hijo sin estar casada.
Execrables y falsas palabras, aunque quienes las dicen no lo perciban! Oigamos la voz de los santos y de autores honrados por su saber y amor a la verdad, y por referirse en un lenguaje apropiado a las cosas de Dios.
San Juan Eudes, en “El Corazón admirable de la Madre de Dios”, nos invita a celebrar con una devoción particular las Fiestas de “este Corazón augustísimo de nuestra Reina”. Destaca, entre esas festividades:
+ la de su Concepción Inmaculada, fiesta de la formación de su Ssmo. Corazón “por la omnipotente mano de Dios (que lo) llenó de gracia y de amor desde el primer instante”;
+ ”la de los deseos ardentísimos de este Corazón virginal respecto al nacimiento de nuestro Salvador”, o Expectación;
+ la Aparición de Jesús resucitado a su Santísima Madre. Y muchas otras…
Incluye con la honra que merece, entre estas maravillas, “la fiesta de su matrimonio angélico con San José, … fiesta del divino desposorio de los corazones más santos entre las puras criaturas; de dos corazones vírgenes, unidos tan estrechamente, que no son más que un solo Corazón, del cual es más amado (Dios) que de todos los corazones de los serafines juntos” (pp. 28-9).
Pues el Corazón admirable de María es el “Templo jamás profanado por pecado alguno ni por la corrupción del espíritu del mundo”. Fue así como la Sagrada Familia fue como un cielo terrenal, formado por tres, no tanto hombres -dice- sino semejantes a ángeles corpóreos, como un símbolo de las tres personas divinas, afirma el gran teólogo Cornelio a Lapide.
¿Cómo puede haber quienes se atrevan a mezclar la figura de la Inmaculada Madre con las formas de vivir actuales, que Ella increpó en Fátima?
Así, enseña el celebrado teólogo A Lápide, que la SSma. Virgen estaba “desposada” con su castísimo esposo por verdaderas nupcias y matrimonio contraído, pero jamás consumado, por el voto de virginidad de ambos cónyuges.
Por eso Jesús, Hijo del Padre, nació por obra y gracia del Espíritu Santo de su Madre, la Virgen María, única criatura que le suministró lo que en el resto de los hombres proveen el padre y la madre: su carne y su sangre.
Los Angeles del Cielo envidiaban la tierra, pues, siendo el Cielo empíreo tan superior a ella, sin embargo albergaba entonces a San José, la Ssma. Virgen y al Verbo de Dios hecho hombre.
°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°
(*) De nuestra Redacción

OBRAS CITADAS
“El Corazón Admirable de la Madre de Dios”, San Juan Eudes, Colección Cor Mariae, Ed. Co-Cul, compilada por el P. Joaquín María Alonso, CMF, Madrid, 1959
“Comentario a los cuatro Evangelios”, Cornelius A Lapide, SJ, T. I, San Mateo, Ed. Marietti, Roma, 1941

 

La Conferencia Episcopal: …la Virgen sufrió la incertidumbre de un embarazo inesperado… . ¡Qué distinto de lo que enseñan los Santos interpretando verdaderamente el Evangelio…!

Share

{ 0 comments }


Comentado por el autor de Nobleza y élites tradicionales análogas, Prof. Plinio Corrêa de Oliveira

8. La nueva aristocracia

También trata el esquema sobre aquello que llama “nueva aristocracia”.

Si se desea tener una idea exacta sobre la necesaria pero prudente renovación de las aristocracias, hay una metáfora que describiría el hecho con casi entera precisión: el método de purificación en ciertas piscinas contemporáneas. En ellas el agua se renueva incesantemente, pero de un modo tan gradual que pasa desapercibido, o casi desapercibido, para quienes tratan de observar el fenómeno. Se trata, pues, de una renovación auténtica. Sin embargo, la masa de agua está lejos de fluir rápidamente, y menos aún con una precipitación torrencial, impetuosa, revolucionaria podría decirse.

“Con casi entera precisión”, hemos dicho un poco antes, y no, “con entera precisión”, pues en la piscina, la renovación, por más lenta que sea, tiene por objetivo el desaguar de toda la masa de agua, mientras que en la renovación de la Nobleza no es precisamente eso lo que se debe desear; por el contrario, cuanto más lenta ésta sea, tanto mejor será. En efecto, la Nobleza está tan vinculada a la tradición por su propia naturaleza por lo que lo ideal sería que el mayor número posible de familias nobles se conservara indefinidamente por los siglos de los siglos, bajo la condición de que esto no se diese en beneficio de elementos esclerosados, muertos, momificados y, por tanto, incapaces de participar de manera válida en el acontecer ininterrumpido de la Historia.

Esta metáfora corresponde a lo que se ha dicho sobre esta misma materia en el presente libro, [4] y entra en entera sincronía con todo lo que se encuentra a ese respecto en la citada obra del Cardenal Herrera Oria.

“Siendo la aristocracia elemento necesario de una sociedad bien constituida, parece natural, como principio práctico, que se salven las aristocracias históricas, que de ordinario conservan grandes virtudes; y que al mismo tiempo se creen otras aristocracias.

“La aristocracia no puede ser cerrada. Una aristocracia cerrada se hace casta, que es la antítesis de la aristocracia, porque la casta como tal no conoce el principio de la caridad, que es el alma de la aristocracia.

“Desgraciadamente, no pocas veces el virus mundano, al infiltrarse en los medios aristócratas, convierte a éstos en círculos herméticos.

“El gran problema moderno en este campo es precisamente rehacer las clases aristocráticas y crear nuevas formas de aristocracia.”

De ahí nace una pregunta: si una aristocracia ha decaído, y sus miembros ya no son los mejores sino los peores, ¿qué se debe hacer?

Sería preciso crear nuevas clases aristocráticas, sin omitir que se haga lo posible para rehabilitar a la antigua aristocracia: Queda entendido, sin embargo, que si ésta no se deja levantar conviene no pensar más en ella. Si la aristocracia degenera, al cuerpo social le corresponde la misión de engendrar alguna otra salida para la situación, lo que se hará, en la mayor parte de las ocasiones, de modo instintivo y consuetudinario, buscando el apoyo de los elementos sanos que componen la sociedad.

Decimos “instintivamente” porque en las situaciones de emergencia son habitualmente más eficaces el sentido común y las cualidades del pueblo que los planes, a veces brillantes y seductores, de soñadores o burócratas, constructores de “paraísos” y “utopías”, los cuales, por no estar fundados en la realidad, sólo generan, en la mayor parte de las veces, fracasos y decepciones.

                                                                               

Pero si en la aristocracia no existen “mejores”, si no hay en la plebe quien quiera asumir, en virtud del principio de subsidiariedad, la misión de propulsar hacia lo alto, y si en el propio clero se nota una carencia análoga, parece levantarse un problema: ¿Cuál es, entonces, la forma de gobierno que puede evitar la ruina de esa sociedad, de esa nación?

Para resolver este problema no han faltado quienes se hayan puesto a elucubrar soluciones políticas en virtud de las cuales un gobierno supuestamente compuesto de hombres buenos conseguiría resolver la gran cuestión de un modo casi mecánico y desde fuera de un cuerpo social que no está en buenas condiciones.

Ahora bien, cuando todo el cuerpo social no está en buenas condiciones, el problema es pura y simplemente insoluble, y la situación se configura como desesperante: cuanto más se intenta remediarla, tanto más se enreda en sus propias complicaciones y acelera su propio fin. Las situaciones desesperantes sólo pueden resolverse cuando un puñado de personas con Fe, esperando contra toda esperanza —“contra spem in spem credidit” (Rom. IV, 18), elogio que San Pablo hace de la Fe de Abraham— continúa esperando y esperando; es decir, cuando almas llenas de Fe recurren humilde e insistentemente a la Providencia para conseguir de ella una intervención salvadora. “Emitte Spiritum tuum et creabuntur, et renovabis faciem terrae” [5] (Antífona de la fiesta de Pentecostés).

Sin ello es vano esperar que alguna forma de gobierno, sociedad o economía, la salve. “Nisi Dominus custodierit civitatem, frustra vigilat qui custodit eam” [6] (Ps. CXXVI, 1).

El denso esquema sobre aristocracia que acabamos de comentar, extraído de la significativa obra elaborada bajo la dirección del Cardenal Herrera Oria, termina con las siguientes consideraciones:

“Decir, pues, que hacen falta almas aristocráticas en nuestros días, es decir que hace falta una clase que se eleve sobre las demás por su nacimiento, por su cultura, por sus riquezas, pero antes que nada y sobre todo por sus virtudes cristianas y por su misericordia sin límites.

“Aristocracia sin reserva abundante de virtudes cristianas perfectas es rótulo vacío, historia sin vida, institución social decaída.

“Su amor, su espíritu y su vida han de ser el espíritu, la caridad y la vida de Cristo.

“En definitiva, sin perfección cristiana habrá aristocracias de hecho y de fachada, pero no aristocracias auténticas, de obras y de derecho.”

Si el lector toma en su sentido propio y natural estas últimas palabras del esquema, se dará cuenta de que está contenido en ellas un juicio sobre la aristocracia del tiempo en que el Cardenal Herrera Oria publicó su obra: “Hace falta una clase que se eleve sobre las demás por su nacimiento…”; es decir, la aristocracia de aquellos días, en concreto, no cumplía esa misión, su misión.

Si el esquema contuviese un elogio sin reservas a la aristocracia de su tiempo no hay duda de que sería acribillado con objeciones de unilateralidad, diciendo que, aunque la aristocracia tiene notables cualidades, tiene también graves defectos. Ahora bien, el presente juicio peca por unilateralidad, pero en sentido opuesto. A favor de la verdad histórica ha de decirse que si bien la aristocracia de los años 50 mostraba tener numerosos defectos, es imposible negar que afloraban en ella señaladas cualidades.

NOTAS

Las notas 1 a 3 corresponden a las anteriores publicaciones de este Apéndice IV de “Nobleza y élites tradicionales análogas…”, que pueden ubicarse en el buscador (“search”)

[4] Cfr. Capítulo VII, 9.

[5] Enviad vuestro espíritu y todo será creado; y renovaréis la faz de la Tierra.

[6] Si el Señor no guardare la ciudad, en vano vigila el centinela.

Share

{ 0 comments }

 

“Guarda, pues, y haz las cosas que el Señor Dios te ha mandado: no te apartes ni a la mano derecha, ni a la izquierda.” – Deut. 5:32

Evaluación del “cambio de paradigma” del Papa Francisco

Prof. Roberto de Mattei – R

La obra de José Antonio Ureta, comentada por el Prof. Roberto de Mattei

Entre los libros más interesantes publicados en 2018 se encuentra el trabajo del académico chileno José Antonio Ureta titulado, “Cambio de paradigma” del Papa Francisco: ¿Continuidad o ruptura en la misión de la Iglesia? Se distingue por la característica única de no sólo ofrecer una evaluación precisa de los primeros cinco años del reinado del Papa Francisco, sino que también sugiere líneas de acción útiles para oponerse a la autodemolición de la Iglesia, que este pontificado ha acelerado.

Según Ureta, el quinquenio del pontificado de Jorge Mario Bergoglio se caracterizó por un “cambio de paradigma” en la Iglesia. El término “cambio de paradigma” fue utilizado por el propio Papa Francisco en la Constitución apostólica Veritatis Gaudium (27 de diciembre de 2017) como sinónimo de su “revolución cultural” (VG, n. 3). Uno de los Cardenales más cercanos al Papa, el Arzobispo Blase Cupich, de Chicago, presentó una conferencia el 9 de febrero de 2018 titulada expresamente “La Revolución de la Misericordia del Papa Francisco: Amoris Laetitia como un nuevo paradigma de la catolicidad”, dedicada a explicar la Nueva revolución cultural “en la relación entre doctrina moral y praxis pastoral”.

El “cambio de paradigma” es un nuevo modelo conceptual de la Iglesia que reemplaza al anterior. Un área principal de clara discontinuidad con los pontificados anteriores es la de los llamados “principios no negociables”. Los valores que eran importantes para Juan Pablo II y Benedicto (familia, vida y educación) están ausentes o se reducen a un mínimo en el horizonte pastoral del Papa Francisco, quien, en una entrevista con el Corriere della Sera (4 de marzo de 2014), declaró: “Nunca he entendido la expresión ‘valores no negociables'”. El Papa Bergoglio, en cambio, ha expresado cercanía y simpatía hacia aquellos que niegan estos valores, como el líder del Partido Radical italiano Marco Pannella y Emma Bonino, partidaria del divorcio, el aborto, las uniones homosexuales, las drogas libres y la eutanasia. El Instituto Juan Pablo II sobre el Matrimonio y la Familia, que se había distinguido en su defensa de los valores no negociables, fue excluido de la organización del Sínodo sobre la familia de 2015 y fue “refundado” en septiembre de 2017 con una orientación completamente nueva. El controvertido ex Arzobispo de Terni, Vincenzo Paglia, fue nombrado como su Gran Canciller, y luego fue nombrado Presidente de la Academia Pontificia para la Vida (PAV), que también fue reestructurado y purgado de sus profesores más ortodoxos.

Un cambio político-social

Otro campo en el que el “cambio de paradigma” parece obvio es el ámbito político-social. A pesar de los resultados desastrosos del “socialismo real”, el Papa Francisco ha cultivado una relación privilegiada con aquellos regímenes que se inspiran más o menos directamente en la ideología marxista, desde Cuba hasta Venezuela, y tres veces ha recibido a los líderes de los “Movimientos populares”, de inspiración comunista, en el Vaticano. A un periodista que le comentó: “Usted es considerado un papa comunista, , populista”, el Papa Francisco respondió: “Sólo digo que los comunistas han robado la bandera” (Il Messaggero, 29 de junio de 2014). El mismo concepto se repitió en su entrevista con el intelectual francés Dominique Wolton. [1]

Para el Papa Bergoglio, “La desigualdad es la raíz de los males sociales” (Exhortación apostólica Evangelii Gaudium, n. 202), contrariamente a lo que enseña la doctrina católica, según la cual el pecado es la causa de todos los demás males, mientras que la igualdad esencial de los hombres, que son todos hijos de Dios, no se opone a la desigualdad en los accidentes. Como observa correctamente Ureta: “Esto está en desacuerdo con la doctrina social católica, que enseña que el pecado es la raíz de todo mal (incluidos los males sociales), y la igualdad esencial de todos los bautizados como hijos de Dios y herederos del Cielo no contradice la desigualdad accidental resultante de la variedad de talentos, diligencia, educación y condición “. [2]

El nuevo paradigma también se expresa en una visión “ecológica” del universo, que sostiene que el estilo de vida de los pueblos indígenas representa un modelo de sabiduría para la relación del hombre con la naturaleza. La encíclica Laudato Si, que ignora los resultados de los estudios científicos más serios, se basa en la colaboración de intelectuales como el ex religioso Leonardo Boff o Hans Schellenhuber, un defensor del control de la natalidad, a quien el Papa Francisco también nombró miembro de La Pontificia Academia de las Ciencias. La proyección del espectáculo de luces neopaganas y blasfemas en la fachada de la Basílica de San Pedro, el 8 de diciembre de 2015, constituyó una escandalosa traducción a imágenes de la encíclica papal.

Acompañamiento y pluralismo

Junto con el tema de la ecología, el tema de la pastoral del Papa Francisco es el tema del “acompañamiento” de los inmigrantes, que parece constituir el principio absoluto y “no negociable” de su pontificado. Las visitas del Papa a las islas de Lampedusa y Lesbos son episodios simbólicos que indican que para él el fenómeno migratorio parece tener una dimensión teológica verdadera y apropiada. Al recibir el Premio Carlomagno en 2016, el Papa Francisco declaró: “La identidad europea es y siempre fue una identidad que es dinámica y multicultural”. La consecuencia de este principio es el rechazo de las raíces cristianas de Europa en nombre de una caridad mal entendida, que está preparando al continente europeo para su futura sumisión al Islam. La “cultura del encuentro”, de hecho, lleva a Francisco a idealizar la religión de Mahona y exonerarlo de cualquier responsabilidad por la violencia practicada en su nombre (cf. Evangelii Gaudium, n. 253). Para el Papa Francisco, el Islam es una “religión de paz” y puede incluso llamarse un instrumento de salvación porque “Dios es sólo uno, siempre es el mismo. Algunos le rezan a Él de una manera, otros de otra ”(Discurso del 19 de enero de 2014).

La actitud del Papa Francisco hacia el Islam no es diferente de la que tomó ante otras religiones no cristianas, como se hizo evidente en el video interreligioso publicado por la Santa Sede en enero de 2016. Presentaba a un budista, un judío, un sacerdote católico, y un musulmán en sucesión: “Confío en Buda”, “Creo en Dios”, “Creo en Jesucristo” y “Creo en Dios, Alá”. Luego, el propio Papa Francisco los sigue. Aparece en el video que dice: “Muchos piensan de manera diferente, se sienten de manera diferente, buscan a Dios o se encuentran con Dios de diferentes maneras. En esta multitud, en este rango de religiones, sólo hay una certeza para todos: todos somos hijos de Dios “.

Igualmente asombrosas son las declaraciones hechas en la primera de las lamentables entrevistas del Papa Francisco con Eugenio Scalfari (1 de octubre de 2013), en las cuales el Papa declara: “Creo en Dios, no en un Dios católico, no hay un Dios católico“. Ahí está Dios “. En la misma entrevista, el Papa Francisco agrega:”El proselitismo es un sinsentido solemne, no tiene sentido (N. de la R.: ¿cómo conciliar esta afirmación con “la orden que le dio NSJC a los Apóstoles de ir a predicar al mundo entero”, cf. Rosario meditado de San Luis Ma. de Montfort?). Necesitamos conocernos, escucharnos y mejorar nuestro conocimiento del mundo que nos rodea”.

Entrevistas escandalosas con Scalfari

Al comienzo de su diálogo con Eugenio Scalfari, el Papa Francisco respondió al periodista con su “Carta a un no creyente”, en la que afirma: “No hablaría de verdades” absolutas”, incluso para los creyentes, en el sentido de que absoluto es lo que está desconectado y desprovisto de toda relación. La verdad, según la fe cristiana, es el amor a Dios por nosotros en Jesucristo. Por lo tanto, la verdad es una relación. Como tal, cada uno de nosotros recibe la verdad y la expresa desde adentro, es decir, de acuerdo con las circunstancias, la cultura y la situación de la vida, etc.”

Este relativismo filosófico conduce inevitablemente al relativismo ético, que dice que los principios morales absolutos no existen. A la pregunta de Scalfari: “Su Santidad, ¿hay una visión única del Bien? ¿Y quién decide qué es? “- Responde el Papa Francisco: “Cada uno de nosotros tiene una visión del bien y del mal. Tenemos que alentar a las personas a avanzar hacia lo que piensan que es bueno”. Y el Papa agrega:” Todos tienen su propia idea del bien y el mal y deben elegir seguir el bien y luchar contra el mal cuando él los conciba”.

La relativización de la moralidad del Papa Francisco tuvo su expresión más notable en la frase “¿Quién soy yo para juzgar?” (una persona homosexual), pronunciada en julio de 2013 cuando regresaba de su primer viaje papal a Brasil. La interpretación de esta declaración por los medios de comunicación como un “respaldo” papal a la práctica homosexual nunca fue aclarada o corregida por la Santa Sede. También indicativo de una aceptación gradual de las relaciones homosexuales ha sido el apoyo brindado al jesuita estadounidense James Martin, quien se ha comprometido durante décadas a hacer que la Iglesia acepte a la comunidad LGBT y su estilo de vida.

Amoris Laetitia – “Cambio de paradigma” por excelencia

Sin embargo, el ejemplo más sorprendente del cambio de paradigma y la revolución cultural actualmente en curso es la Exhortación apostólica postsinodal Amoris Laetitia, que preveía la posibilidad “caso por caso” de admitir a personas divorciadas y casadas de nuevo a la Sagrada Comunión. Aunque afirma que no deseaba cambiar la doctrina de la Iglesia sobre la indisolubilidad del matrimonio, el documento permite que los divorciados y casados se vuelvan a casar para ser absueltos en confesión, y para que reciban la Sagrada Comunión sin comprometerse a vivir como hermanos.

Según Ureta, el hilo que une todos los aspectos del cambio de paradigma del Papa Francisco se encuentra en el deseo de abrazar la modernidad “y alinear a la Iglesia con las revoluciones seculares y anticristianas que la mayoría de los papas condenaron en los últimos dos siglos de varios maneras” [3]. Si el origen remoto de este cambio de paradigma parece ser el Concilio Vaticano II, su origen próximo es la agenda del Cardenal Carlo Maria Martini, de quien Francisco se considera un discípulo. La manifestación al mundo moderno nacido en la Revolución Francesa está contenida en el testamento espiritual que el Cardenal Martini confió a su hermano Georg Sporschill y a la periodista Federica Radice con estas palabras: “La Iglesia debe reconocer sus propios errores y caminar de manera radical. Camino de cambio que comienza con el Papa y los Obispos […] La Iglesia lleva 200 años de atraso. ¿Por qué no se agita? ¿Tenemos miedo? ¿Es miedo en lugar de coraje?”

Para poner a la Iglesia a la par del mundo, el Papa Francisco afirma que debería avanzar para convertirse en “una Iglesia que sale”, que reemplazará tener una actitud defensiva hacia el mundo como lo es hoy. En una entrevista con el P. Antonio Spadaro, el Papa Francisco pareció sugerir una visión inmanentista y teilhardiana del universo y la historia. Él atribuyó a la acción divina los impulsos de nuevas dinámicas en la acción humana: “Dios se manifiesta en la revelación histórica, en la historia… Dios está en la historia, en los procesos. … Dios se manifiesta en el tiempo y está presente en los procesos de la historia. Esto da prioridad a las acciones que dan origen a nuevas dinámicas históricas”. [4] En Amoris Laetitia, el Papa señaló la necesidad de “centrarse en realidades concretas, ya que ‘el llamado y las demandas del Espíritu’ resuenan en los eventos de la historia. … ” (AL, n. 31). El objetivo final del Papa Francisco, según lo que le dijo a Eugenio Scalfari, es “el cumplimiento de los objetivos prescriptos por el Vaticano II y, en particular, el de que la Iglesia se encuentre con la modernidad” (Entrevista del 25 de octubre de 2015).

Ralliement (adhesión) definitivo de la Iglesia a la Revolución”

A la luz de la abundante documentación producida por el académico chileno, sólo se puede compartir su juicio concluyente de que “este pontificado puede caracterizarse como un intento de llevar a cabo una reunión definitiva de la Iglesia con la Revolución y su humanismo secularizado. Además, esta entrega de la Iglesia a la Revolución, se está haciendo mientras esta última se encuentra en un punto muerto porque, en su etapa actual -sus pasos finales-, la Revolución ya no puede ocultar la hediondez y maldad de su objetivo final “. [5 ]

Frente al nuevo paradigma del Papa Francisco, se verifica una situación paradójica: muchos conservadores, basándose en una idea errónea del Magisterio, se han quedado paralizados ante la posibilidad de estar en desacuerdo con el Papa reinante, mientras que por otro lado los progresistas se han transformado en defensores del Magisterio “vivo” del Papa Francisco hasta el amargo final. Ninguno de estos dos grupos admite que la regla de la ortodoxia es la conformidad con el Depósito de Fe, es decir, con la Sagrada Escritura y la Tradición. Ambos grupos identifican a la persona del Papa con el Magisterio de la Iglesia, olvidando que el Papa no es el sucesor de Cristo, sino sólo su Vicario.

La infalibilidad fue garantizada a la Iglesia únicamente en dos situaciones específicas: en declaraciones hechas por el Papa ex cátedra, y en la enseñanza universal ordinaria de los obispos unidos al Papa, es decir, en lo que se ha enseñado, según San Vicente de Lerins, “siempre, en todas partes, y por todos” (Conmonitorio, 2, 6). En otros casos, el Papa puede equivocarse, y cuando los fieles encuentran una contradicción entre sus palabras y el Magisterio perenne de la Iglesia, no es obligatorio errar con el Papa, y también puede haber el deber de resistirle y corregirlo fraternalmente.

Santo Tomás de Aquino, Doctor Angélico

Resistencia legítima al error: un enfoque equilibrado

¿Cómo deberíamos comportarnos en el nivel práctico? Recordando la doctrina de los autores clásicos, Santo Tomás de Aquino y San Roberto Bellarmino, Ureta propone un camino equilibrado entre dos soluciones opuestas:

“Una sería decir: ‘Después de todo, el Papa es el representante de Cristo y los obispos son los sucesores de los Apóstoles. Ellos son el magisterio vivo. ¿Quién soy yo para juzgarlos? Si el Papa y los obispos que lo apoyan están equivocados, es problema de ellos“. La otra sería decir: “Todo esto es pura herejía; por lo tanto, el que lo promueve no puede ser el Papa”. Se caería así en el sedevacantismo y librándose de resistir a un superior porque ya no se reconoce su autoridad.

Estas falsas alternativas deben ser rechazadas. Los fieles deben reconocer al Papa Francisco como el Vicario de Cristo en la tierra y a los obispos diocesanos como sucesores de los Apóstoles. A pesar de este reconocimiento, los católicos deben “resistir de frente”, como lo hizo San Pablo con el primer Papa”. [6]

Esta posición equilibrada fue sugerida en su momento por el Profesor Plinio Corrêa de Oliveira (1908-1995) a los dirigentes de la TFP chilena en la conclusión de su libro “La Iglesia del Silencio en Chile” (1976). A la pregunta, “¿Estamos obligados, según la sana doctrina, a acudir a esos pastores y sacerdotes [demoledores]…, a recibir de sus labios las enseñanzas de la Iglesia y recibir los sacramentos de sus manos?”, respondió el Profesor Corrêa de Oliveira. :

“En este sentido, es necesario señalar que:

  1. a) Para que haya una filiación eclesiástica completa… debe haber en las relaciones espirituales entre ovejas y pastores, entre hijo y padre, un nivel mínimo de confianza y armonía mutuas.

  2. b) Dada la extensión y la importancia que estos pastores y sacerdotes han asignado a la acción demoledora…, en el orden concreto no hay condiciones para el ejercicio habitual de esas relaciones. “No podemos ver cómo tal ejercicio podría dejar de traer un riesgo próximo para la Fe y graves escándalos para el bien”. [7]

Según José Antonio Ureta, el derecho al cese de las relaciones eclesiásticas diarias con las autoridades demoledoras de la Iglesia es análogo al derecho de una buena esposa que es atacada psicológicamente por un esposo abusivo, o el derecho de los hijos ante un mal padre. Sin abandonar el hogar familiar, la madre y los hijos pueden mudarse legítimamente a una parte aislada de la casa. Al hacer esto, hacen uso de su derecho de autodefensa contra los malos caminos del padre. Su retiro de la vida familiar habitual no significa que rechacen los vínculos conyugales y filiales indisolubles que los unen al esposo y al padre. Tampoco son negligentes en su deber de fidelidad a él al evitar el contacto regular. [8]

Esta actitud de auto segregación en relación a los pastores demoledores para preservar la Fe y evitar escandalizar a los débiles, que no es un tipo de “Opción Benedicto” dentro de la Iglesia católica, sino un acto supremo de resistencia a los malos pastores, no es algo nuevo: ha sido practicado por laicos buenos y fieles desde las edades tempranas de la Iglesia.

El académico chileno especifica además que:

“Esa resistencia debe ejercerse no sólo con respecto a la admisión de adúlteros al Sacramento de la Sagrada Eucaristía, sino también en defensa de la vida humana cuando está amenazada por el aborto y la eutanasia. Debería llevar a los fieles a defender el matrimonio indisoluble y oponerse al reconocimiento legal de las uniones entre personas del mismo sexo. Debería inspirarlos a defender la propiedad privada y la libre empresa contra las políticas colectivistas y los ataques de los llamados movimientos populares. Los católicos deben ser movidos a rechazar el miserabilismo y el indigenismo, que se proponen como soluciones a un calentamiento antropogénico teórico sobre el cual la comunidad científica está dividida. Los bautizados deben estar motivados para defender su identidad cristiana y su cultura nacional ante la crisis migratoria. En consecuencia, debería llevarlos a rechazar la islamización de Occidente, el relativismo filosófico y espiritual de una utopía multiculturalista, y la Ostpolitik del Vaticano con regímenes anticristianos que persiguen a los católicos.

Los católicos deben, por lo tanto, entrar en un estado de resistencia y permanecer así hasta que el verdadero paradigma católico se convierta nuevamente en la brújula que guía, inspira y vivifica toda la vida de la Iglesia” [9].

Sostenga el papado, ame a la iglesia, no abandone a ninguno de los dos

Ureta concluye su estudio renovando su fidelidad inmutable a la primacía de la jurisdicción universal del Romano Pontífice. Reafirmar esta devoción es más oportuno que nunca en un momento en que existe en los círculos tradicionalistas la tentación de reducir o anular la dimensión jurídica e institucional de la Iglesia. Nadie puede construir una Iglesia de su propia creación. Es necesario servirla y amarla tal como Nuestro Señor la fundó y la ama. Es a Su Iglesia y sólo a esta Iglesia que se ha reservado Su promesa divina: “Las puertas del infierno no prevalecerán contra ella” (Mateo 16:18).

(Traducido del italiano al inglés por Giuseppe Pellegrino. Traducción al castellano de nuestra Redacción).

Nota de la Redacción: los destaques en negrita y bastardilla son nuestros a fin de facilitar la comprensión del texto.

Los artículos y conferencias del profesor Roberto de Mattei se pueden encontrar en https://www.patreon.com/lepantofoundation.

°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°

Notas

[1] Política y sociedad: Pape François, rencontres avec Dominique Wolton, ed. L’Observatoire, París 2017, p. 227.

[2] José Antonio Ureta, “Cambio de paradigma” del Papa Francisco: ¿Continuidad o ruptura en la misión de la Iglesia? (Spring Grove: Sociedad Norteamericana de Defensa de la Tradición, Familia y Propiedad, 2018), p. 29.

[3] Ureta, op. cit., p. 129.

[4] Ibid., pp. 138-139.

[5] Ureta, op. cit., p. 141.

[6] Ureta, op. cit., pp. 165-166.

[7] Ibid., pág. 167.

[8] Cf. ibid., pp. 168-171.

[9] Ibid., pág. 165.

 

              

 

 

 

 

Share

{ 0 comments }

Oportuno y valiente pronunciamiento

de monseñor Athanasius Schneider

José Antonio Ureta

Los católicos del mundo entero deben congratularse por el oportuno pronunciamiento de monseñor Athanasius Schneider “Sobre la cuestión del Papa hereje”, divulgado el día de hoy.

La posición adoptada por el obispo auxiliar de Astana acerca de las consecuencias canónicas de la constatación pública del crimen de herejía por parte de un Papa ‒ en el sentido de negar que en cualquier eventualidad venga a perder el Papado ‒ enriquece el debate teológico y se agrega a las dos posiciones hasta ahora admitidas como teológicamente más probables, es decir, la de la pérdida automática del cargo (tesis de San Roberto Bellarmino, retomada en las últimas décadas por Arnaldo Xavier da Silveira) y la de la deposición por la Iglesia (tesis del Cardenal Cajetano, relanzada en los últimos años por John Salza y Robert Siscoe).

Más importante que ese enriquecimiento del debate, sin embargo, es la gran oportunidad de las sugerencias prácticas que propone para orientar la actitud de los fieles, válidas en cualquiera de las tres hipótesis arriba mencionadas. Tanto más cuanto, desde el punto de vista teórico, se trata de una materia opinable, puesto que la Iglesia nunca se expresó magistralmente a su respecto.

Desde el punto de vista práctico, Mons. Schneider recuerda adecuadamente que, en situaciones extraordinarias, “la salud doctrinal y moral de la Iglesia no depende exclusivamente del Papa”, ya que puede ser asegurada por “la fidelidad de la enseñanza de los obispos y, en última instancia, también por la fidelidad de la totalidad de los fieles laicos”.

El prelado también recuerda que “al lidiar con el trágico caso de un Papa herético, todos los miembros de la Iglesia, comenzando con los obispos, hasta los simples fieles, tienen que usar todos los medios legítimos, como las correcciones privadas y públicas del Papa errante, constantes y ardientes oraciones y profesiones públicas de la verdad para que la Sede apostólica pueda nuevamente profesar con claridad las verdades divinas, que el Señor confió a Pedro y a todos sus sucesores”.

Uno de los medios prácticos considerados legítimos es la obligación de apartarse del Papa para preservar la propia fe: “En el caso de un padre criminal o monstruoso, los niños deben apartarse de él o evitar el contacto con él”, afirma el Obispo Schneider en un paso

Es precisamente tal cesación de la convivencia habitual con los pastores demoledores que propone a los fieles el libro El Cambio de Paradigma del Papa Francisco: Ruptura o continuidad con la misión de la Iglesia?, basado en una sugerencia de Plinio Corrêa de Oliveira a los dirigentes de la TFP chilena, en los años Setenta, cuando el Episcopado andino colaboraba abiertamente para la escalada del comunismo en aquel país.

El libro observa que tal interrupción de la convivencia habitual es análoga al derecho de disolver la convivencia conyugal que el canon 1153 § 1 del Código de Derecho Canónico reconoce, a pesar de la permanencia del vínculo matrimonial, “si uno de los cónyuges pone en grave peligro espiritual o corporal al otro o a la prole, o de otro modo hace demasiado dura la vida en común”.

La oportuna intervención de Mons. Athanasius Schneider nos induce, pues, a reiterar lo que dijimos en la conclusión de dicha obra:

“Si llegara a ocurrir – Deus avertat! (¡Dios no lo quiera!) – que la actual división virtual en el seno de la Iglesia, favorecida por el cambio de paradigma promovido por las más altas autoridades eclesiásticas, se llegara a transformar en una escisión formal, como algunos lo temen, creemos que los católicos fieles a su bautismo deben aferrarse a la enseñanza perenne del Magisterio tradicional y a los pastores que la transmitan sin modificarla, a la espera de que el Divino Espíritu Santo haga volver al buen camino a quienes se apartaron de él. Sin embargo, dichos católicos no deben angustiarse respecto al estatuto canónico de estos últimos, materia teológico-canónica delicada que escapa totalmente a la competencia común de los fieles y que es motivo de controversia incluso entre los especialistas”.

21 de marzo de 2019.

https://www.facebook.com/ureta.jose/posts/10219002147023896

              

Share

{ 0 comments }

Las Figuras Representativas y el Estado

En un Estado orgánico hay poca necesidad de un gobierno grande, porque la autoridad compartida se expresa en todos lados. En una atmósfera así, las figuras representativas tienen un rol importante en todos los niveles sociales.

(Ilustración: George Washington y Lafayette en Valley Forge. Cuadro de John Ward Dunsmore)

De hecho, este modelo de Estado depende mucho más de las relaciones humanas que de los contratos dinerarios. Gobierna más bien por medio de su influencia que por medio de órdenes. Penetra profundamente en la sociedad aprovechando el prestigio y estatura moral de que aquellos a quienes delega sus poderes. Se integra dentro de la cultura, expresándose en términos muy humanos a través de la ceremonia, la pompa y la leyenda.

Esta forma de gobierno intensamente personal confiere a la sociedad una gran unidad, que reposa sobre los anchos hombros y el prestigio de sus figuras representativas y de sus autoridades compartimentadas. Un Estado con estas características no se convierte por lo tanto en un mal necesario sino en un gran bien, dado que une y protege a los individuos y grupos, de manera que puedan vivir juntos con gran autonomía y libertad.

¿Qué es un personaje representativo?

Un personaje representativo es una persona que percibe los ideales, principios y cualidades que son deseados y admirados por una comunidad o por una nación, y que los traduce a programas concretos de vida y cultura.

Podríamos señalar figuras famosas como el General George Patton, o también a personas menos conocidas, tales como el clero sacrificado, los maestros dedicados, los líderes comunitarios desinteresados, que reúnen y fusionan a la sociedad y que marcan el tono a sus comunidades. La cultura moderna desalienta la idea de los personajes representativos, mientras que propone otros personajes falsos y carentes de representatividad, que corresponden a nuestra sociedad de masas. 

Return to Order, por John Horvath (h)

más de 300.000 ejemplares vendidos… 

 

Share

{ 0 comments }

 OLA CELESTE BAJO EL MANTO INVENCIBLE DE LA INMACULADA CONCEPCION – “LAS DOS CIUDADES…”

En el fondo, se trata de la lucha de las dos ciudades de San Agustín, la Ciudad de Dios vs. la Ciudad del hombre, es decir la del demonio (cfr. conferencia del Dr. Miguel Beccar Varela en la UNSTA de San Miguel de Tucumán)

Link para oir la conferencia  

https://youtu.be/YdQDsp-eXxQ

****************************************************************

 MEDELLIN – COLOMBIA – CENTRO CULTURAL CRUZADA – Un estilo de vida y de lucha que recuerda las Ordenes de Caballería, adaptado al III milenio, rumbo al triunfo del Inmaculado Corazón de María prometido en Fátima

 

 ESTADOS UNIDOS:  MULTITUDINARIA MARCH FOR LIFE – Los estandartes y la fanfarria de la TFP norteamericana animan la marcha – Declaraciones de los jóvenes cooperadores, luchadores anti-aborto 

https://youtu.be/DAo8hoq4Os0

REPORTAJE SOBRE LAS DOS MARCHAS: LA  MARCH FOR LIFE Y LA MARCHA FEMINISTA: PREGUNTAS AGUDAS DE LA TFP- STUDENT ACTION Y RESPUESTAS REVELADORAS de dos Americas  en pugna

https://youtu.be/6cCQwWkIPS0

 ECUADOR: TRADICION Y ACCION: CAMPAÑA CONTRA LA DESPENALIZACION DEL ABORTO – GRAN APOYO DEL PUBLICO

https://youtu.be/uy1x1fziOCw

 MARCHE POUR LA VIE EN FRANCIA CELEBRANDO LOS COLORES ARGENTINOS Y LA OLA CELESTE

Editorial de “Le Figaro” sobre la Marche pour la Vie, ilustrado con foto de “Droit de Naître” manifestando con los colores argentinos 

 

 ARGENTINA: REPUDIO POR LA MUERTE DE ESPERANZA, LA BEBITA JUJEÑA, Y LOS PROTOCOLOS GUBERNAMENTALES DE LA MUERTE QUE DESCONOCEN EL RECHAZO DEL ABORTO EN EL SENADO – 

Lea en el blog Bastión del Norte por la Familia y la Vida:

UN ASESINATO ANUNCIADO
(JUJUY)

por Tomás I. González Pondal

jueves, 17 de enero de 2019

Un asesinato anunciado (Jujuy) – Por Tomás I. González Pondal

Manifestaciones católicas en Jujuy, apoyadas por salteños y numerosas entidades provida de Tucumán, La Rioja y otros puntos 

LLamado a los argentinos a luchar como lo hicieron los héroes de nuestra Historia:

Soledad, popular cantante de folklore, entusiasta pro vida

El pueblo argentino se moviliza inspirado por figuras católicas como el Santo Padre Pío

Share

{ 0 comments }

El autor de Nobleza y élites tradicionales análogas, Prof. Plinio Corrêa de Oliveira, comenta el texto del Cardenal español Herrera Oria

 

Casamiento de un Príncipe de la católica Casa de Baviera

Las familias de la aristocracia argentina dieron lo mejor para el esplendor del culto católico

Estancia colonial en Cruz del Eje

Aristocrática dama porteña con sus hijos

Estancia de Pedro Luro, Gobernador de La Pampa central.

Pedro Luro, creador y dueño de señoriales parques y estancias

Valentín Vergara, progresista Gobernador de la Provincia de Buenos Aires

 

 

7. Misión social moderna de la aristocracia
El esquema enumera a continuación algunas características que deben encontrarse en la moderna aristocracia: “Moderadora del poder; consejera; conocedora de las necesidades del pueblo; defensora del pueblo cerca de la autoridad suprema; educadora del pueblo; ordenadora y encauzadora de las actividades del pueblo; ha de utilizar todos los recursos de la técnica y del progreso social en beneficio, sobre todo, de las clases más necesitadas.”

Esta enumeración no es exhaustiva. Parece haberse hecho con el empeño de evitar que —como ocurre con tanta frecuencia— la aristocracia sea tachada de clase minoritaria monopolizadora de privilegios en detrimento del pueblo.

De hecho, el esquema señala desde el principio la tendencia de la aristocracia hacia la perfección en todas las cosas por amor a la Perfección absoluta que es Dios. Esto la lleva a propulsar al prójimo —inclusive por medio del decorum de la vida mediante las artes, mobiliarios, habitaciones, adornos, etc.— hacia todas las formas de perfección: antes que nada, hacia la perfección de virtud, pero también hacia la de talento, buen gusto, cultura, instrucción… y hasta la técnica. Todo ello debe difundirse por el cuerpo social entero, elevándolo a medida que la aristocracia se eleva a sí misma como tal.

Ahora bien, para que esta acción de elevarse se realice adecuadamente a través de la aristocracia es necesario ponderar que, como hemos descripto anteriormente, sus miembros han de ser aquellos “mejores”, cuya presencia en el poder como dirigentes de una nación constituye la aristocracia en cuanto forma de gobierno.

Estas consideraciones permiten observar cuánto depende la forma de gobierno de las condiciones religiosas y morales del cuerpo social, sobre todo, pero también de las de otros tipos.

Nota: en la próxima edición publicaremos el ít. 8. La nueva aristocracia, y las consideraciones finales del Prof. Plinio Corrêa de Oliveira sobre el texto del Card. Herrera Oria

Share

{ 0 comments }

 

Plinio Corrêa de Oliveira
En 1842, un hombre judío francés, de 28 años de edad, llamado Alfonso Ratisbonne estaba de visita en Roma. Era el hijo menor de una importante familia de banqueros de Estrasburgo con una estrecha relación con los Rothschild. Como sucede a menudo con los judíos de Europa, una familia toma el nombre de una ciudad. El francés Ratisbonne viene de Ratisbona, el nombre latino de Regensburg, una famosa ciudad alemana cercana a Munich. Alfonso era un judío por raza y religión, virulentamente anticatólico y libertino en sus costumbres.


La Medalla Milagrosa que Ratisbonne llevaba cuando la Virgen se le apareció
Alfonso Ratisbonne estaba haciendo una gira por Europa y Oriente antes de decidirse a casarse con su prima Flore y asumir una alianza con el banco de su tío. Por coincidencia terminó en Roma en lugar de Palermo -como lo tenía previsto-, siendo bien recibido por el círculo diplomático francés que residía allí. A regañadientes tuvo que reunirse con el barón Theodore de Bussières, un ferviente católico. A pesar de que el judío parecía bastante lejos de cualquier conversión, el barón, sin dejarse desalentar por su sarcasmo y blasfemia, vio en él a un futuro católico y lo animó en sus visitas.
Una tarde, durante una animada conversación en la que Ratisbonne ridiculizaba las supersticiones de la religión católica, el barón desafió a Ratisbonne a someterse a una simple prueba de ponerse la Medalla Milagrosa. Sorprendido, pero con ganas de demostrar la ineficacia de tales adornos religiosos, Ratisbonne consintió y permitió que la joven hija del barón le pusiera la medalla alrededor de su cuello. El barón de Bussières también insistió en que Ratisbonne recitase la oración “Acordáos” (Memorare) una vez al día. Ratisbonne prometió diciendo: “Si no me hace un bien, al menos no me hará ningún daño”.
El barón y un cercano círculo de aristocráticos amigos aumentaron sus oraciones por el escéptico judío. Es notable destacar que entre ellos había un devoto católico que estaba gravemente enfermo, el conde Laferronays, que ofreció su vida por la conversión del “joven judío”. En el mismo día Laferronays entró en una iglesia y rezó más de 20 Memorares por esta intención, sufrió una ataque al corazón, recibió los últimos sacramentos y murió.
Al día siguiente su amigo, el barón de Bussières, iba en camino para organizar el funeral del conde en la Basílica de San Andrea delle Fratte y se encontró con Ratisbonne. Él le pidió que lo acompañara y que lo esperase en la Iglesia mientras organizaba algunos asuntos con el sacerdote en la sacristía.
Ratisbonne no acompañó a su amigo a la sacristía. Deambuló por la iglesia admirando los bellos mármoles y diversas obras de arte. Mientras estaba de pie ante un altar lateral dedicado a San Miguel Arcángel, Nuestra Señora de repente se le apareció. Era el 20 de enero de 1842.

Cuadro de la Madonna del Miracolo según la descripción de Ratisbonne

De pie sobre el altar, la Virgen se le apareció con una corona y una sencilla túnica larga blanca, con un cinturón enjoyado alrededor de su cintura y un manto azul-verde que le cubría el hombro izquierdo. Ella lo miró afablemente; sus manos estaban abiertas y de ellas salían rayos de gracias. Su porte era regio, no sólo por la corona que llevaba. Su altura y elegancia daban la impresión de una gran dama, plenamente consciente de su propia dignidad. Ella transmitió su grandeza y misericordia en un ambiente de gran paz. La Virgen tenía algunas de las características de Nuestra Señora de las Gracias. Alfonso Ratisbonne vio esta figura y comprendió que estaba delante de una aparición de la Madre de Dios. Se arrodilló ante Ella y se convirtió.
Al regresar de la sacristía, el barón se sorprendió al ver al judío orando fervientemente de rodillas delante del altar de San Miguel Arcángel. Se acercó a su amigo y Ratisbonne le pidió inmediatamente que fueran donde un confesor para que pudiera recibir el bautismo. Once días después, el 31 de enero recibió el bautismo, la confirmación y la Primera Comunión de manos del Cardenal Patrizi, Vicario del Papa.

El P. Alfonso Ratisbonne

Su conversión tuvo enormes repercusiones en toda la Cristiandad. Todo el mundo católico se dio cuenta de ello y quedó impresionado. Después, Ratisbonne se convirtió en sacerdote jesuita. Diez años más tarde, él y su hermano Teodoro, quien también se convirtió del judaísmo, fundaron una congregación religiosa —la Congregación de Sion— dedicada a la conversión de los judíos.
LA IMPORTANCIA DEL MILAGRO
Poco después de la aparición, en base a la descripción del P. Ratisbonne, se pintó un cuadro que representaba a la Virgen como se le había aparecido ese día en San Andrea delle Fratte. Cuando se terminó el cuadro, él lo vio y dijo que representaba vagamente la belleza de la aparición que había visto. Esto no es difícil de creer puesto que la belleza real de Nuestra Señora debe superar cualquier mera representación. La imagen fue colocada en el lugar exacto donde se le había aparecido, y se hizo conocida como la Madonna del Miracolo, la Virgen del Milagro, en referencia al doble milagro, su aparición y la conversión instantánea de Alfonso Ratisbonne.
Obviamente, esa aparición representó un gran

Expresión patriarcal del P. Ratisbonne

beneficio para el alma de Ratisbonne. También representó un beneficio para la Iglesia Católica con la fundación de la Congregación de Sion, con su misión especial de trabajar por la conversión de los judíos. Esta congregación expresa bien la posición de la Iglesia hacia los judíos. Su posición no es odiar a los judíos sino defenderse de sus ataques. En la medida en que atacan a la Iglesia, Ella se defiende. Pero por encima de todo, Ella desea su conversión, la erradicación del judaísmo como religión y la entrada de los judíos en la Iglesia Católica, que es la verdadera continuación de la nación escogida.
Pero en el contexto doctrinal y psicológico de aquellos tiempos, el milagro con Ratisbonne tuvo un significado más profundo. En el siglo XIX, la Revolución estaba promoviendo fuertemente el racionalismo, una escuela de pensamiento que hoy se ha vuelto obsoleta. En aquel entonces, la Revolución enfatizaba el siguiente punto: el hombre racional, el hombre que trata de determinar todo de acuerdo a la razón, no puede encontrar los apoyos necesarios en la razón para creer que Dios existe, que la Iglesia Católica es la religión verdadera, y que fue fundada por Jesucristo. Por lo tanto, la Revolución concluyó que todo el edificio de la doctrina católica no puede ser aceptado por la razón humana.
Estas afirmaciones revolucionarias eran sólo mitos, como la mitología romana o las leyendas de los pueblos indígenas y africanos. La mayoría de los argumentos racionalistas eran argucias o sofismas, con sólo unos pocos procedimientos sacados de argumentos capciosos. Pero debido a que la Revolución insistió sin descanso en esos puntos y presentó un torrente de objeciones a la doctrina católica, muchas personas de ese tiempo perdieron su Fe.
Para contrarrestar esta ola incesante de ataques contra la Fe católica, la Virgen se apareció e hizo milagros en varios lugares.
El milagro de la conversión de Ratisbonne que ocurrió en Roma impactó en toda la Cristiandad. En aquellos tiempos no existía este ecumenismo maldito que estamos presenciando hoy. En ese tiempo, la separación de las religiones era mucho más profunda y, por lo tanto, era también el abismo que separa la verdad del error, y el bien del mal. Un judío rico e influyente, con absolutamente ninguna razón para favorecer a la Iglesia Católica, de repente se convirtió porque vio la Virgen. Él dio prueba de su sinceridad al renunciar a sus posiciones en el mundo y romper con sus ventajosos compromisos. Abrazó la vida religiosa y fundó una congregación religiosa para convertir a los otros judíos y luchar contra el judaísmo. Es imposible imaginar una prueba más objetiva de la verdad de la aparición. Este episodio tuvo un enorme impacto en toda Italia y Francia, y luego en todo el mundo católico.
Ello fue evidentemente un milagro, un milagro que cayó del cielo como una gota de agua sobre una humanidad sedienta que estaba siendo influenciada por los mitos racionalistas de la Revolución.
La Divina Providencia había hecho algo muy similar ya en 1830 con las apariciones en la Rue du Bac (París) a Santa Catalina Labouré. Allí, entre otras cosas, la Virgen le dio al mundo la Medalla Milagrosa, abriendo un torrente de gracias y milagros para la humanidad. Nuestra Señora también se apareció en la gruta de Lourdes en 1858, y poco después hubo informes de muchos milagros de curaciones para los que se bañaban en sus aguas. Los milagros de Lourdes constituyen la serie más larga de milagros que se hayan producido en la historia de la Iglesia. Insertado en esta secuencia general, está la aparición de la Madonna del Miracolo a Alfonso Ratisbonne.
Esta serie de apariciones y milagros fue el golpe que Nuestra Señora eligió para darle a la Revolución en ese momento. Ella contraatacó con una estrategia hábil, muy bien calculada. Fue su manera de aplastar la cabeza de la serpiente. La misma cabeza del judaísmo fue aplastada por el testimonio público de un importante judío que afirmó que la Iglesia Católica es verdadera.
Debemos, por lo tanto, analizar los milagros que la Divina Providencia da, para buscar la norma más alta que los rige. Los milagros se hacen más frecuentes en las épocas en que son más necesarios.
EL MILAGRO QUE ES NECESARIO PARA HOY
Hoy hemos llegado a la situación en la que la acción del diablo es cada vez más evidente con cada día que pasa.

Los ovnis y los hippies, manifestaciones de invasión preternatural de demonios

Me refiero no sólo a la aparición de los OVNIS y la revolución hippie. Está claro, en mi opinión, que estos fenómenos están vinculados a una invasión preternatural del demonio.
Me refiero también a la muerte de la racionalidad en la opinión pública. Los hombres de hoy efectivamente detuvieron la manera del uso de su razón —como lo hicieron en los años 80 y 90— y actúan solamente por impulsos temperamentales, lo que es algo que no puede explicarse sino por una acción especial del diablo. Él está haciendo un enorme esfuerzo para mantener la Revolución en marcha, a pesar de su incapacidad para convencer a la opinión pública. Ya que no podemos explicar esta acción preternatural, también es difícil combatirla de manera eficiente. Esta acción demoníaca continúa creciendo y está alcanzando un ápice de tal manera que me parece que es necesario un milagro asombroso.
¿Qué clase de milagro será? ¿Cuál sería el milagro que podría mover al hombre contemporáneo a volver a la Fe católica? Los misteriosos designios de Dios van más allá del conocimiento del hombre. Pero esto no nos impide especular sobre la base de lo que Él ha hecho en el pasado.
El hombre contemporáneo ha alcanzado una dureza tal de corazón que ya no se deja tocar por los milagros como el que ocurrió con Ratisbonne, ni con la serie de milagros en Lourdes.
En mi opinión, son necesarios dos milagros:
Primero, necesitamos de un milagro que mueva a los buenos católicos a no tener miedo a estar en desacuerdo con la opinión prevaleciente en el medio revolucionario que los rodea. Deben ser indiferentes ante esa opinión. Además, deben tomar la ofensiva en contra de ella. Esta es la primera parte de lo que es necesario. Eso fue lo que sucedió en Pentecostés. Lenguas de fuego aparecieron sobre los Apóstoles, y ellos dejaron el Cenáculo con el coraje de enfrentar a todos. Antes de esto, eran cobardes, pero con ese milagro se convirtieron en combatientes invencibles.
¿Fue algo interior o exterior lo que tuvo lugar allí? No lo sé. Toda la ciudad de Jerusalén escuchó una enorme explosión de sonido que venía del Cenáculo. Por lo tanto, parece que no fue sólo una acción interior dentro de sus almas, sino que estuvo precedida o seguida por algún milagro exterior. Lo que realmente sucedió allí no lo sabemos. Pero dado que hoy se conmemora a la Madonna del Miracolo, deberíamos pedirle a la Virgen que nos dé un milagro similar para transformarnos en los Apóstoles de los Últimos Tiempos como predijo San Luis Grignion de Montfort.
Segundo, esta intervención divina debería ser un castigo que caiga sobre el mundo por su aceptación y sus concesiones a la Revolución, y en especial por el pecado cometido dentro de la Iglesia Católica. Para ser más claro, por haber aceptado el progresismo dentro de la Iglesia, incluso en sus más altas cumbres.
Me estoy refiriendo al castigo que Nuestra Señora predijo en Fátima, en el que muchas naciones desaparecerán. El milagro del sol que dejó su órbita y se precipitó sobre la tierra parece prefigurar un castigo cósmico donde el equilibrio del sol puede ser modificado en obediencia a un mandato de la Virgen. ¿Cuáles serían las consecuencias en nuestro sistema solar si el sol se sacudiera y cambiara su curso por un corto período de tiempo? Tal desequilibrio cósmico podría producir todo tipo de catástrofes meteorológicas sobre la faz de la tierra, la destrucción de un sinnúmero de cosas y personas.
Incluso después de eso, muchas de las personas que sobrevivieren a esas catástrofes todavía necesitarían el milagro de la conversión como el que experimentó Ratisbonne.
Ambas perspectivas apuntan a grandiosos milagros necesarios para hacer que los hombres contemporáneos vuelvan al camino correcto y hagan posible el Reino de María, como Nuestra Señora predijo en Fátima.
Con el fin de estar preparados para ese tipo de milagros, yo les aconsejaría rezar el Acordáos, la oración que rezó Ratisbonne antes de su conversión. Debemos orar a menudo, pidiéndole a la Virgen del Milagro que nos dé estos dos milagros y obtenga la victoria de la Santa Iglesia sobre la Revolución.

Madonna del Miracolo – Ntra. Sra. del Milagro en el lugar donde se convirtió Ratisbonne

Nuestra Señora del Milagro

Múltiples fueron las formas de devoción a la Madre de Dios que el Prof. Plinio Corrêa de Oliveira cultivó durante su vida. Siempre llevó consigo una Medalla Milagrosa y rezaba con mucha frecuencia el Acordáos. En cierta ocasión, en que recordó la conversión de Alfonso Ratisbona, dirigió a la Virgen María estas palabras: “Oh Inmaculada Madre de Dios, Madonna del Miracolo, que quisísteis conquistar con un singular prodigio de vuestra misericordia al israelita Alfonso, acoged las súplicas que os presentamos con confianza, como un día acogísteis las súplicas de aquellos que a Vos recurrieron pidiendo la conversión del hijo judío. Obtenednos también una sincera y total conversión a la gracia y todos los bienes del alma y del cuerpo. Vuestra clemencia triunfó sobre Ratisbona, persuadiéndolo de que reciba el bautismo y se empeñe con voluntad seria en la observancia de los Mandamientos. Por esta conquista de vuestro amor, obtenednos la perseverancia en el cumplimiento de las promesas del bautismo. Haced que ningún obstáculo se interponga a nuestra observancia de los preceptos de Dios y de la Iglesia. Vuestras manos resplandecientes son el símbolo de las innumerables gracias que con maternal bondad dispensáis profusamente sobre la Tierra. Haced resplandecer sobre nosotros un rayo de vuestra misericordia”.

(Texto original publicado por Fátima, la Gran Esperanza – Suscríbase allí al santo de cada día)

Debemos orar a menudo, pidiéndole a la Virgen del Milagro que nos dé estos dos milagros y obtenga la victoria de la Santa Iglesia sobre la Revolución.

ACORDAOS…

“Acordáos, oh piadosísima Virgen María, que jamás se oyó decir, que ninguno de aquellos que han recurrido a vuestro amparo, implorado vuestro auxilio y reclamado vuestra intercesión, haya sido abandonado por Vos. Animado, pues, con esa confianza (que mueve las montañas), a Vos, Virgen de las Vírgenes, Madre mía, recurro,  ante Vos me presento, gimiendo y llorando (en vuestra sacral presencia) por mis pecados. No desprécieis mis súplicas, oh Madre del Verbo de Dios encarnado, sino oidlas misericordiosamente y alcanzadme lo que os ruego (y más aún). Así sea”.

 

Share

{ 0 comments }

Espíritu de caballería y fueros en el antiguo Mayorazgo de San Sebastián de Sañogasta – Fiestas Patronales

10.02.2019

ESPIRITU DE CABALLERIA Y FUEROS EN EL ANTIGUO MAYORAZGO DE SAN SEBASTIAN DE SAÑOGASTA – FIESTAS PATRONALES El verdor natural, las vertientes puras, las arboledas naturales y las frutales, antaño llamadas “de Castilla”, las rosas en los cercos, más el paisaje montañoso alrededor, hacen de Sañogasta un lugar hermoso y fresco en esta época del […]

Share
Read the full article

La leyenda de los tres Reyes Magos

06.01.2019

La leyenda de los tres Reyes Magos,  por el Abad de Marienau (s. XIV) ♦ Para despertar nuestra inocencia y amor a la sublimidad, y ser como niños, según el consejo de NSJC… Una rica leyenda escrita por un autor medieval  que recoge muchas tradiciones populares en que se combinan la imaginación,  la historia y […]

Share
Read the full article

Misión de la clase aristocrática en la vida política y social del país (5ta. nota)

06.01.2019

                Continuamos publicando el Apéndice IV de Nobleza y Elites tradicionales análogas, “La aristocracia en el pensamiento de un Cardenal del siglo XX, controvertido pero nada sospechoso de parcialidad a favor de ella” Aristocracia política Hasta aquí se ha tratado de aristocracia considerada en sí misma en cuanto clase social. De ahora […]

Share
Read the full article