LOS ESTANDARTES DE LA TFP FRANCESA ONDEAN EN PARIS EN DEFENSA DE NOTRE DAME

Resumen del artículo publicado por Marcos Machado

“Tradición, Familia, Propiedad – (TFP) francesa en campaña para salvar a Notre Dame de la ‘absurda’ reconstrucción modernista”, informa LifeSiteNews del 3 de mayo.

La tragedia del incendio de Notre Dame conmovió al mundo. Una nueva batalla comienza

“De las muchas iniciativas y peticiones que circulan por la preservación de Notre Dame de París” (…) la de “Tradición, Familia y Propiedad (TFP)” probablemente ha sido la más notoria para el público común”.

“Desde el jueves, grupos de hombres, usando las características capas rojas de la TFP, tocando gaitas escocesas y portando estandartes rojos con leones dorados, se han encontrado con los transeúntes en algunos de los más concurridos cruces  de París para pedir firmas por una restauración que  verdaderamente respete tanto la identidad espiritual como la coherencia artística del venerable edificio gótico”.

“Tradición, Familia y Propiedad” planea “lanzar iniciativas internacionales para salvaguardar la catedral, que está amenazada gravemente de una reconstrucción precipitada, y, peor aún, de la introducción del arte contemporáneo en ella, en  intento de “modernizar” el ambiente parisino”.

Una reconstrucción moderna=muerte de Notre Dame

“El presidente francés Emmanuel Macron, que claramente quiere acelerar el trabajo para tener todo listo para los Juegos Olímpicos de París en el 2024 (…), declaró abiertamente que espera que un “toque de arte contemporáneo” encuentre su lugar en la “reconstrucción” de Notre Dame” .

(…) Una reconstrucción moderna ‘sería contraria a todas las reglas y normas francesas e internacionales que rigen la restauración de los edificios históricos.’

“Notre Dame es un monumento histórico, pero además es un símbolo, un símbolo religioso de la gloria de la Cristiandad, y ciertamente no está de acuerdo con las visiones globalistas modernas”.

La campaña de la TFP intenta salvar Notre Dame

“El arte contemporáneo es a menudo una expresión carente de todo pensamiento y moral clásica que muestra claramente sus obsesiones anticristianas”.

“(…) Le Parisien, publicó diez fotografías de los planes más absurdos para construir un nuevo techo y una torre para la catedral de Notre Dame, presentada por jóvenes diseñadores y arquitectos. El Estudio NAB sugirió un techo de vidrio y una torre que permitiría la creación de un gran invernadero en el techo “.

“Jean Goyard, portavoz de la TFP, dijo a LifeSite que frente a Saint-Lazare, la estación de tren más concurrida de París, , con más de 100 millones de turistas por año, la mayoría de los transeúntes aprobó su acción a favor de restaurar  Notre Dame exactamente como era”.

Apoyo popular para preservar el simbolismo de Notre Dame

Jean Goyard “añadió que muchas personas de color francesas y del África subsahariana y Antillas se mostraron particularmente sensibles al mensaje del simbolismo espiritual de Notre Dame, diciendo que no querían que el edificio sea cambiado por algo más moderno“.

“A un nivel profesional, no menos de 1.170 curadores, arquitectos, profesores y otros expertos publicaron un artículo en Le Figaro, para recordarle a Emmanuel Macron las leyes de protección de monumentos históricos y “proporcionar un marco para la acción cuando son mutilados por los estragos del tiempo o los hombres ‘ “.

                                                                                 * * * *

Asóciese a esta oportuna, necesaria y cristiana iniciativa de fidelidad a la Notre Dame medieval. Firme la petición del Instituto Plinio Corrêa de Oliveira, disponible en nuestro sitio.

https://www.lifesitenews.com/news/frenchmen-campaign-to-save-notre-dame-from-crazy-modernist-rebuild

°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°

El Instituto Plinio Corrêa de Oliveira adhiere plenamente a la declaración de la Sociedad Francesa de Defensa de la Tradición, Familia y Propiedad, asociación hermana y autónoma del IPCO de ese país, en la tragedia que afectó a toda la Cristiandad destruyendo uno de sus mayores símbolos: la gloriosa Notre Dame de París.

Comunicado de la Sociedad Francesa de Defensa de la Tradición, Familia y Propiedad

Declaración en francés: 

http://tfp-france.org/notre-dame-de-paris-en-flammes/

PEDIDO URGENTE: ¡No a la desfiguración de Notre-Dame!

por el Instituto Plinio Corrêa de Oliveira

1° de mayo de 2019

Suscríbase y comparta este mensaje contra la pretensión de rediseñar la Catedral de Notre Dame de París, joya de la Cristiandad medieval, que fue víctima de un gran incendio el pasado 15 de abril.

¡La Catedral de Notre Dame debe ser restaurada en forma idéntica a como era!

La petición, que se entregará al Gobierno francés

El  Instituto Plinio Corrêa de Oliveira se une a la iniciativa de la  Sociedad Francesa de Defensa de la Tradición, Familia y Propiedad – TFP ,  co-hermana de la asociación IPCO, contra el intento de dañar Notre Dame de París.

Firme la petición, que será entregada al Gobierno francés por la TFP de aquel país.

Instituto  Plinio Corrêa de Oliveira
Sociedad Francesa de Defensa de la Tradición Familia y Propiedad – TFP 

http://flechenotredame.org/ 
https://campanhas.ipco.org.br/peticao-ao-presidente-da-republica-francesa-e- a-su-ministro-de-cultura

La petición, que se entregará al Gobierno francés

Texto:

Hon. Sr. Presidente,

Hon. Sr. Ministro de Cultura,

La conmoción producida en todo el mundo por el incendio de Notre Dame y la pérdida de su aguja genera, en todos los países, un impulso entusiasta de verla restaurada.

He sabido, para mi asombro, que ustedes están considerando hacer en su reconstrucción un “gesto arquitectónico contemporáneo”, y que abrirían un concurso de arquitectos con ese fin.

Introducir el arte contemporáneo en Notre Dame sería desfigurar este símbolo del arte medieval que deslumbra cada año a 13 millones de visitantes. ¡Sería un ataque a la identidad cristiana de Francia, que dejaría una mancha a su gobierno para siempre!

Me asocio a los franceses que veneran la Catedral de Notre Dame de París tal como llegó hasta nosotros en sus nueve siglos de historia, pidiéndoles que desistan de tales proyectos y la restauren de modo idéntico a lo que era.

Sr. Presidente, Sr. Ministro de Cultura, les presento también las protestas de mi elevada y atenta consideración.

(FIRMA)

Share

{ 0 comments }

Fotografía del Papa Francisco I publicada en el site oficial del Vaticano

ALERTA A LA OPINION PUBLICA: PAN-AMAZON SYNOD WATCH, CAMPAÑA CONJUNTA EN DEFENSA DE LA CIVILIZACION CRISTIANA, LA LIBRE EMPRESA Y LA PROPIEDAD PRIVADA

Visite el site del Pan-Amazon Synod Watch haciendo clic aquí ¤

El Pan-Amazon Synod Watch (Observatorio del Sínodo Pan-amazónico) es una iniciativa del Instituto Plinio Corrêa de Oliveira (IPCO) y forma parte de una campaña conjunta de las Sociedades de Defensa de la Tradición, Familia y Propiedad (TFP) y organizaciones afines para alertar a la opinión pública mundial sobre la grave amenaza que el Sínodo de la Pan Amazonia representa para la civilización occidental. Las TFP y organizaciones hermanas están presentes en más de 30 países y constituyen la mayor coalición de asociaciones católicas laicas enteramente dedicadas a la defensa de la civilización cristiana.
En fidelidad a sus principios, ellas consideran indispensable luchar contra el falso ecologismo que, so pretexto de defender el medio ambiente, pretende imponer a la sociedad, a través de los más variados “decrecimientos” actualmente en boga -poblacionales, económicos y otros, todos ellos de fondo socialista- fórmulas atentatorias contra las legítimas libertades individuales que bordean la apología del tribalismo más arcaico.
El IPCO es una asociación brasileña fundada el 8 de diciembre de 2006 por los discípulos legítimos de Plinio Corrêa de Oliveira, que permanecieron unidos en la defensa de los ideales de la Tradición, la Familia y la Propiedad contra toda forma de socialismo o de comunismo, sea en manifestaciones culturales, artísticas, políticas o incluso religiosas.
Basado en la sólida doctrina milenaria de la Iglesia y en estudios científicos serios, este sitio tiene por objetivo alertar a todos aquellos que están legítimamente preocupados por las noticias que circulan acerca del Sínodo de la Amazonia, fijado para octubre de 2019.
En efecto, se habla no sólo de una “nueva iglesia”, sino también de una nueva concepción de sociedad, con fuerte sesgo socialista e igualitario.
Para la Iglesia significaría un cambio eclesiológico profundo, que la convertiría en una organización neumática y esencialmente tribal, en clara oposición a veinte siglos de Cristianismo. La teología indígena que se está promoviendo no es sino la radicalización de la condenada Teología de la Liberación bajo máscara de ecología, ya denunciada por Plinio Corrêa de Oliveira hace más de 40 años en su libro Tribalismo indígena – Ideal comuno-misionero para el Brasil del siglo XXI .
Para la sociedad temporal, que tiende naturalmente al desarrollo y enriquecimiento de las naciones y sus pueblos, las voces del Sínodo proponen como alternativa una sociedad minimalista y anti-consumista, en el fondo opuesta a la libre empresa y la propiedad privada.
El Pan-Amazon Synod Watch  se propone reunir a personas y organizaciones contrarias a esta visión adulterada que trata de imponer a la Santa Iglesia y la sociedad temporal un modelo radical eco-tribalista.
En estricto respeto a la ley y el orden, actuaremos para preservar a Occidente y el mundo de dar un paso más hacia este nuevo paradigma que se les quiere imponer.
Lo invitamos a participar de esta lucha y a ponerse en contacto con nosotros.

Obtener actualizaciones de la web haciendo clic aquí .

°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°

◊¿Cómo es la vida cotidiana de los indígenas del Amazonas? ¿Qué concepto de misión tienen los sacerdotes encargados?  LEA  a continuación ARTICULO DE JOSE ANTONIO URETA

El modelo de evangelización del Sínodo Pan-Amazónico: una misión dónde después de 53 años de presencia nadie fue bautizado

José Antonio Ureta

CR-ESP n. 59, 14 mayo 2019

El Instituto de Misiones Consolata, originario de Turin y presente en 28 países, posee desde 1965 una misión entre los Yanomamis, actualmente dirigida por el sacerdote italiano Corrado Dalmolego, asistido por tres religiosas de la rama femenina de la misma congregación.

En una reciente entrevista al portal Religión Digital 1, el misionero de la Consolata dió interesantes detalles sobre su concepción de la misión y sus actividades misioneras, con la esperanza de que su ejemplo sirviese de modelo para el próximo Sínodo de la Pan-Amazonía. Sus asombrosas declaraciones fueron recogidas, y endosadas, por otro misionero, el sacerdote madrileño Luis Miguel Modino, activo en la Diócesis de São Gabriel da Cachoeira, estado de Amazonas (Brasil).

Para entender la trascendencia de las opiniones vertidas por el Pe. Dalmolego, conviene situar previamente el contexto de la cultura Yanomami, dentro de la cual se desarrolla su actividad misionera.

Los Yanomamis son un grupo étnico compuesto de 20 a 30 mil indígenas que viven en la selva tropical de forma muy primitiva, concentrándose en la zona de la cuenca del río Mavaca, en los afluentes del Orinoco, y en la sierra Parima, una región situada al sur de Venezuela y, en Brasil, en los estados de Amazonas y Roraima, dónde se encuentra la misión Catrimani de los misioneros de la Consolata, junto al río del mismo nombre.

Viven en aldeas pequeñas de 40 o 50 personas. Pero, en realidad, son nómades, que practican la caza, utilizando arco y flecha, y algunos cultivos, que duran dos o tres años. Cuando la tierra se agota, el poblado crea una nueva plantación en otro lugar.

Sus ropas son muy sumarias y las usan apenas como ornato en las muñecas, tobillos y un cinta en torno de la cintura. Los hombres de la tribu tienen habitualmente varias mujeres, incluyendo adolescentes desde la entrada en la pubertad. Los hombres suelen consumir la planta «epená» o virola, que contiene una sustancia alucinógena,también utilizada en rituales curativos por los chamanes para identificar la enfermedad, comunicándose con los espíritus.

El problema más grande de la comunidad es la salud, especialmente las enfermedades de tipo infeccioso y parasitario como la malaria, la cual es la principal causa de mortalidad entre los Yanomami. Le siguen la hepatitis, diarrea, tuberculosis, así como enfermedades del aparato respiratorio como las neumonías y bronquitis que sufren repetidas veces al año. El casi inexistente hábito de limpieza y cuidado de la dentición (no utilizan el cepillo) hace que la caries dental sea un problema crónico2.

Una de las “tradiciones” más arraigadas entre los Yanomamis es el infanticidio, practicado por la propia madre que se aleja para dar a luz y acoge o mata al recién nacido, enterrándolo vivo. El infanticidio es practicado para eliminar los que nacen con malformaciones o como una forma de selección (prefieren los varones a las mujeres y que el primer hijo sea varón; si nacen gemelos, sólo dejan uno vivo y si los dos son varones matan al más débil), o aun simplemente para no tener que cuidar de dos hijos simultáneamente (los amamantan por tres años, en media)3.

Los Yanomamis tienen un carácter altivo y guerrero4 y cuando matan adquieren la condición social de “unokai”. Aquellos que son más belicosos y consiguen matar más enemigos logran un mayor prestigio y más mujeres. Para atacar las aldeas de otras tribus, forman alianzas con extraños, en vez de parientes cercanos, y el botín de guerra consiste en casarse con las hermanas o hijas de sus aliados5.

Una de las costumbres más primitivas de esta etnia es la práctica del canibalismo ritual: en un ritual fúnebre colectivo de carácter sagrado incineran el cadáver de un pariente muerto y se comen las cenizas de sus huesos, mezclándolas con la pasta del «pijiguao» (fruto de un tipo de palmera), porque creen que en los huesos reside la energía vital de fallecido, que de esa manera es reintegrado al grupo familiar6. Igualmente, un Yanomami que mate un adversario en territorio enemigo practica esa forma de canibalismo para purificarse7.

De ese breve relato se infiere que los Yanomami están lejos de corresponder al bon sauvage de Rousseau…

Sin embargo, para el misionero Corrado Dalmonego, que vive en Catrimani hace 11 años y, por lo tanto, los conoce bien, ellos pueden “con la vivencia de la propia religiosidad, de la propia espiritualidad, ayudar a la misma Iglesia a limpiarse, quizás de esquemas, de estructuras mentales, que pueden haber quedado obsoletas o inadecuadas”.

En primer lugar, los yanomami ayudan a la Iglesia a “defender este mundo” y a “construir una ecología integral” al “establecer puentes entre los conocimientos tradicionales y los conocimientos modernos, ecológicos, de la sociedad occidental”.

En segundo lugar, la ayudan a mejorar sus estructuras y el ejercicio de la autoridad, por lo que la Iglesia debería “prestar atención a cómo los pueblos indígenas viven la vivencia comunitaria, las relaciones sociales, la organización del liderazgo”. “Los yanomamis son para nosotros testigos para poder apreciar ese valor de la vida comunitaria”, afirma el misionero.

Y, por último, “en las investigaciones que se realizan sobre chamanismo, sobre mitologías, sobre saberes diferentes, sobre visiones del mundo, sobre visiones sobre Dios”, la Iglesia se enriquece, pues los momentos fuertes de diálogo ayudan a los misioneros “a descubrir la esencia de nuestra fe, muchas veces encubierta por adornos, por tradiciones culturales”.

Una forma de las formas que toma ese enriquecimiento espiritual es que los yanomami “tienden a juntar las cosas”, o sea, invocan al Dios de los blancos sin renunciar a sus propias creencias. “No es necesario renunciar, simplemente es apropiarse de algo más. ¿Por qué no hacer ese ejercicio también como Iglesia, esas experiencias?”, se pregunta el religioso de la Consolata. “Esto, por un lado, puede ser acusado de sincretismo, relativismo”, concede. Pero concluye afirmando que, en todo caso, “nosotros no somos dueños de la verdad”.

De esa nueva concepción de la acción evangelizadora de la Iglesia como mero ejercicio de diálogo inter-religioso, resulta que Corrado Dalmonego se vanagloria de un hecho asombroso, al que se refiere su entrevistador, y que para cualquier misionero tradicional sería el cáliz más amargo: dirigir “una misión de presencia y de diálogo” en la cual “después de sesenta años8 nadie fue bautizado”!

Lo más grave es que el P. Dalmonego afirma que “todos los que cono[ce] que trabajaron allí, ellos admiran esa manera, participaron, formaron parte, dedicaron su vida, sus años, su trabajo, valoran esa forma de actuación, que [él] no reduciría a un testimonio silencioso, porque cuando se dialoga, se habla, cuando se habla, se anuncia”. Pero insiste nuevamente en apartar cualquier idea de “proselistismo” y “no confundir lo que es el anuncio con aquello que se considera conversión”.

Y es precisamente en ese sentido que la Misión Catrimani, podría servir como una referencia en vista del Sínodo de la Pan-Amazonía, porque “es una presencia profética para la Iglesia, que se ha puesto a la escucha de los pueblos, una presencia que no deja de ser criticada o mal entendida, acusada de omisión”.

Aparentemente, lo importante no es lo que pueda decir Jesucristo al ver incumplido su mandato de ir y evangelizar a todos los pueblos, “bautizándolos en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo”, sino lo “que alienta el corazón, da ánimo” es “escuchar a David Kopenawa9 yanomami, líder indígena de este pueblo, que dice que la Misión Catrimani hizo las cosas bien, que no lastimó a los yanomami, que no destruyó la cultura, que no condenó el chamanismo” y que “ese es el mensaje que ustedes [los misioneros] tienen que traer del Dios que les ha enviado”.

De ahí, para el misionero italiano, la importancia del próximo Sínodo, “en el que en toda la Iglesia, y también quizás fuera de la Iglesia, los ojos están dirigidos a la Amazonía”, porque “si hubiera más experiencias como éstas la Iglesia se enriquecería fuertemente”.

Ese anhelo parece enteramente conforme con los planes de los organizadores de dicho evento eclesial. El Cardenal Lorenzo Baldisseri, secretario general del Sínodo de los Obispos, declaró en la conferencia de prensa del presentación del Documento Preparatorio de la asamblea especial del próximo octubre que su objetivo es “encontrar nuevos caminos pastorales para una Iglesia con rostro amazónico, con una dimensión profética en la búsqueda de ministerios y líneas de acción más adecuadas en un contexto de ecología verdaderamente integral”.

Consciente del carácter bastante hermético de su frase, el cardenal Baldisseri esclareció: “Es el Papa Francisco quien nos indica el camino para entender la expresión ‘rostro amazónico’. De hecho, afirma en Puerto Maldonado: ‘Quienes no habitamos estas tierras necesitamos de vuestra sabiduría y conocimiento para poder adentrarnos, sin destruir, el tesoro que encierra esta región, y se hacen eco las palabras del Señor a Moisés: «Quítate las sandalias, porque el suelo que estás pisando es una tierra santa» (Éxodo 3: 5)’ ”10.

O sea, “como ha dicho el Papa Francisco, la tarea de la nueva evangelización de las culturas tradicionales que viven en el territorio amazónico y en otros territorios exige prestar a los pobres ‘nuestra voz en sus causas, pero también a ser sus amigos, a escucharlos, a interpretarlos y a recoger la misteriosa sabiduría que Dios quiere comunicarnos a través de ellos’ (Evangeli Gaudium, n° 198)”11.

Más concretamente, esa comunicación se da a través de los chamanes, porque en la subsección “Espiritualidad y sabiduría”, el Documento Preparatorio afirma que las “diversas espiritualidades y creencias” de los pueblos indígenas, “los motivan a vivir una comunión con la tierra, el agua, los árboles, los animales, con el día y la noche” y que “los ancianos sabios, llamados indistintamente payés, mestres, wayanga o chamanes – entre otros – promueven la armonía de las personas entre sí y con el cosmos”12.

El cuidado del medio ambiente, asegura el mismo documento, es una de las principales áreas donde debe cumplirse ese aprendizaje eclesial: “La conversión ecológica es asumir la mística de la interconexión y la interdependencia de todo lo creado. (…) Esto es algo que las culturas occidentales pueden, y quizás deben, aprender de las culturas tradicionales Amazónicas, y de otros territorios y comunidades en el planeta. Ellos, los pueblos, ‘tienen mucho que enseñarnos’ (EG n° 198). Ellos, en su amor por su tierra y su relación con los ecosistemas, conocen al Dios Creador, fuente de vida. (…) De allí que el Papa Francisco haya señalado que ‘es necesario que todos nos dejemos evangelizar por ellos’ y por sus culturas”13.

Los religiosos de la Consolata de la Misión Catrimani pueden dormir con la conciencia en paz: el Papa Francisco no los reprobará por no haber celebrado ningún bautismo de yanomami en 53 años. Talvez sean ellos mismo los que debieran hacerse iniciar como chamanes aprendiendo los rituales de los yanomami y siguiendo cursos de David Kopenawa…

°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°

1 https://www.periodistadigital.com/religion/america/2018/12/20/corrado-dalmonego-los-indigenas-pueden-ayudar-a-la-iglesia-a-limpiarse-de-estructuras-obsoletas.shtml

2 Débora Margarita Marchán, op. cit.

3 O alemão Erwin Frank estuda as populações indígenas da América há 30 anos. Professor da Universidade Federal de Roraima e doutor em Antropologia, ele está há dez anos pesquisando os índios da Amazônia, sobretudo os Yanomami. Em entrevista à Folha, disse ontem que o infanticídio é uma tradição bastante arraigada na cultura Yanomami.“Isso expressa a autonomia da mulher em decidir pela vida ou a morte do filho e funciona como uma forma de seleção para as malformações e para o sexo das crianças”, esclareceu.

O anterior é confirmado pelo el antropólogo Iván Soares, que colabora con el Ministerio Público del Estado de Roraima. Durante el Seminario Interamericano sobre Pluralismo Jurídico que tuvo lugar en Brasilia en noviembre de 2005 en la Escuela Superior del Ministerio Público de la Unión y en colaboración con la Sexta Cámara de Minorías de la Procuraduría General de la República, relató que las mujeres Yanomami tienen poder total de decisión al respecto de la vida de sus recién nacidos. El parto acontece en el bosque, fuera de la aldea; en ese ambiente de retiro, fuera del contexto de la vida social, la madre tiene dos opciones: si no toca al bebé ni lo levanta en sus brazos, dejándolo en la tierra donde cayó, significa que éste no ha sido acogido en el mundo de la cultura y las relaciones sociales, y que no es, por lo tanto, humano. De esa forma, desde la perspectiva nativa, no se puede decir que ha ocurrido un homicidio, pues eso que permaneció en la tierra no era una vida humana.

4 Dévora Margarita Marchén, Impacto socio-educativo de la misión salesiana entre los Yanomami del Alto Orinoco, https://www.monografias.com/trabajos75/impacto-socioeducativo-mision-salesiana-yanomami/impacto-socioeducativo-mision-salesiana-yanomami2.shtml

5 Judith de Jorge“La guerra de los yanomami: lucha conmigo y me caso con tu hermana”, El País, 28-10-2014, https://www.abc.es/ciencia/20141028/abci-guerra-yanomami-lucha-conmigo-201410281215.html

6 Jesús María Aparicio y Charles David Tilley, EL ENDOCANIBALISMO EN LOS RITUALES FUNERARIOS DEL PUEBLO YANOMAMO, http://www5.uva.es/trim/TRIM/TRIM8_files/TRIM8_4.pdf

7 Joanna Overing, “Images of cannibalism, death and domination in a «non violent» society”, Journal de la société des américanistes Année 1986, p 151, in https://www.persee.fr/doc/jsa_0037-9174_1986_num_72_1_1001,

8 En realidad son sólo 53 años.

9 David Kopenawa es conocido como el “dalai lama de la selva” y acttúa como portavoz internacional de los yanomami. En sus muy mediatizados desplazamientos por las capitales occidentales se dice aconsejado por los “xapiri” (los espíritus de la selva amazónica).

10 https://press.vatican.va/content/salastampa/es/bollettino/pubblico/2018/06/08/bal.html

11 “Nuevos caminos para la Iglesia y para una ecología integral. Documento preparatorio del Sínodo de los Obispos para la Asamblea Especial sobre la Región Panamazónica”, n° 13,http://press.vatican.va/content/salastampa/es/bollettino/pubblico/2018/06/08/panam.html

12 Ibid, n° 6.

13 Ibid, n° 13.

Jose Antonio Ureta publicado el 14

 

Share

{ 0 comments }

Cardenal Herrera Oria

SINTESIS del Apéndice IV de “Nobleza y élites tradicionales análogas”:

La aristocracia en el pensamiento de un Cardenal del siglo XX, controvertido pero nada sospechoso de parcialidad a favor de ella
En el Apéndice, el Prof. Plinio Corrêa de Oliveira comenta trechos de la enciclopedia católica “Verbum vitae – La Palabra de Cristo” (BAC, 10 vols.), escrita bajo la dirección del Cardenal Angel Herrera Oria (+ 1968), Obispo de Málaga, en el ítem aristocracia. Como todo resumen, necesariamente contiene modificaciones del texto original, al cual remitimos al lector. Los trechos entrecomillados pertenecen a la enciclopedia; los restantes, son nuestra síntesis de los comentarios del autor de “Nobleza y élites”.


Comienzan las citas de la enciclopedia con la siguiente afirmación:

“La aristocracia es un elemento necesario en una sociedad bien constituida.”

1. Sentido filosófico


“Aristócratas son los mejores”, de acuerdo al sentido etimológico de la palabra, que “lleva embebida en sí la idea de perfección…, de virtud”.

… “la aristocracia tiene hábitos virtuosos”. … por los cuales sobresale.
Son virtudes fundamentales de ella “la perfección moral y el amor al pueblo”.

  1. Sentido Teológico


“La Teología arroja torrentes de luz sobre este concepto de aristocracia y pone fundamentos sólidos al derecho público cristiano.”

“Aristocracia es perfección. El aspirar a la perfección es un deber del cristiano:
“a) ‘Sed perfectos, como vuestro Padre celestial es perfecto’ (Mt. 5,48). [ver otras citas]
“¿En qué consiste la perfección?
“Santo Tomás contesta:
“1. La perfección de la vida cristiana consiste principalmente en la caridad [el amor a Dios]
“2. …se dice ser perfecto en cuanto alcanza su propio fin…
“3. La caridad es la que le une con Dios, que es el último fin de la mente humana (I lo. 4-16…).
“Esta idea luminosa es la que se debe tener muy presente, porque ella vivifica toda la sociología y toda la política en el capítulo de la aristocracia.


“a) Aristocracia es perfección.
“b) Perfección es fundamentalmente caridad cristiana.”
3. El derecho público cristiano
“Aristocracia y propiedad. … uno de los fundamentos de la propiedad privada consiste en el deber de perfeccionarse.”
León XIII enseña en la Rerum Novarum que “los bienes se poseen como propios y se administran como si fueran comunes. … ‘satisfecha la necesidad, el decoro y la perfección’, lo que resta hay que darlo en limosna. Se habla muchas veces de la necesidad y del decoro y se olvida la perfección, que es un deber.”
El esquema pasa a hacer reflexiones que, lamentablemente, el ambiente igualitario de nuestros días va sepultando en un completo olvido.
“A los que viven en el mundo y tienen familia cumple el deber de perfeccionarla y de elevar en sus hijos el decoro y consideración social de la familia, cristianamente entendidos.


“…los padres deben procurar…que en ciencia, en arte, en técnica, en cultura, en todo, sus hijos sean mejores que ellos…para ofrecer a la sociedad, en beneficio del pueblo, generaciones más perfectas.
“Los aristócratas deben…tener muy presentes…todos los progresos…que puedan satisfacer las necesidades de las clases más indigentes.”
Estas enseñanzas hacen patente que el empeño de las aristocracias en que haya a lo largo de sus sucesivas generaciones una continua mejora de viviendas, mobiliario, trajes, vehícu­los, modales y porte personal, es un aspecto esencial de ese caminar hacia la perfección global para mayor gloria de Dios o para el bien común de la sociedad temporal.
Esto no dispensa en absoluto al perfecto aristócrata católico de ser solícito en atender celosamente los derechos de las clases necesitadas. Los aristócratas que así sean, se convierten en “los mejores”…,”elemento necesario en una sociedad bien constituida”.

  1. Aristocracia social


La familia aristocrática:

“El aristócrata, al perfeccionarse él y perfeccionar a su familia, crea una institución dentro de la sociedad, que es la familia aristocrática.”
Para ser fuente y propulsora de ese impulso hacia lo alto, la propia contextura familiar le es de gran utilidad, pues es en el seno de las familias donde se constituyen las tradiciones propias a cada una, y es en la convivencia familiar donde encuentran las mil ocasiones para comunicar a los más jóvenes sus convicciones y experiencias. Así, la acción propulsora rumbo a la “perfección” puede conseguirse en excelentes condiciones. Principal objetivo: el propio bien común de la sociedad. A la tradición le compete asegurar la durabilidad, rumbos y características de esta fuerza propulsora.


“Dijérase que las propias virtudes y la propia perfección tienden a hacerse hereditarias.
“Esa institución…debe ser eminentemente social y preocupada por el bien de los demás.”
De los principios aquí enunciados se deduce la justificación de uno de los aspectos más incomprendidos de la aristocracia: la herencia.
No pocos consideran justo otorgar título nobiliario a quienes practiquen acciones arduas y revelen destacadas cualidades, máxime cuando sirven de ejemplo y producen importantes beneficios para el bien común; pero no que se transmitan a los descendientes, pues muchas veces grandes hombres tienen hijos que no los merecen.
Este criterio impide que se formen familias nobles y hace tabla rasa de su misión propulsora para el continuo perfeccionamiento del conjunto social, elemento indispensable para la continua y arrebatadora andadura de un país rumbo a todas las formas de perfección deseadas por los que aman a Dios, que es la propia Perfección.
Es justo premiar a los grandes hombres pero no lo es ni corresponde a la realidad negar la misión de esas grandes estirpes como propulsoras.
“La llamada aristocracia histórica está basada en la naturaleza humana y es muy conforme a la concepción cristiana de la vida….
“No hay escuela comparable al hogar de una estirpe auténtica y cristianamente aristocrática.
“Cuando sabe cumplir con sus deberes, la sociedad debe respetarle aquellos medios que necesita para este supremo magisterio social.
“Palacios, cuadros, pergaminos, objetos de arte, obras maestras, viajes, bibliotecas…son elementos que pertenecen…a las grandes familias.
“… el uso de esos bienes ha de encuadrar en la doctrina ascética y social de la Iglesia.
“Cuando se usan para formar ciudadanos selectísimos en beneficio de la comunidad,…son una especie de forma de propiedad pública y colectiva, puesto que toda la sociedad se beneficia de ellos.
“La aristocracia es tan conforme a la sociedad cristiana, que una sociedad no puede llamarse perfecta sino cuando se da en ella la institución de la aristocracia. La aristocracia sana es flor y nata da la civilización cristiana.”
En la literatura católica este género de conceptos van escaseando; sin embargo, jamás han sido desmentidos por el Magisterio de la Iglesia, y no podían faltar en una obra como ésta, que afronta a la aristocracia en el contexto de la civilización cristiana, modeladora de las naciones de Occidente.

5. Aristocracia en la familia

El esquema aborda un delicado y altísimo aspecto de la vida de una clase aristocrática.


“A. Por cierta analogía se puede decir que el poder aristocrático dentro del hogar está reservado a la mujer. […]
“b)… la mujer dentro de la familia es un elemento de moderación y de consejo.
“c)… de relación entre el padre y los hijos. […]
“B. Santo Tomás dice que el padre gobierna a los hijos con gobierno ‘despótico’, en el sentido clásico de la palabra, y la mujer con gobierno ‘político’.
“a) Porque la mujer es consejera y participa del poder del padre.
“b)… tiene como la representación de la caridad dentro de la familia. Es como la personificación de la misericordia en el hogar.
“c) Es la que debe estar más atenta a las necesidades de hijos y criados y más pronta a mover al padre para que las remedie.”

“C. En el Evangelio aparece muy claro el contraste entre la falta de misericordia, de caridad, de espíritu aristocrático de los apóstoles…y la inefable misión aristocrática que desempeñó María Santísima en las bodas de Cana.
“a) Atenta a las necesidades de los demás, María se acerca a quien puede remediarlas para exponérselas.
“b) Y después se acerca al pueblo, representado en los criados, para inculcarles que sean obedientes.”
Esta comparación es un poco sorprendente pues las obras sobre aristocracia han habituado a ver en ella a la clase militar por excelencia. Pero no por ello deja de ser rica en sabiduría. La guerra se ejerce normalmente contra el extranjero; y Santo Tomás trata de la misión de la aristocracia en la vida interna normal del país y no en cuanto espada que lo defiende.
Era inherente a la aristocracia que cada familia reuniera en torno suyo un conjunto de familias de nivel social menos elevado, a ella vinculados por relaciones de trabajo, mera vecindad, etc. Era normal que se alzasen viviendas populares junto a palacios o residencias de familias acomodadas. Esta vecindad repetía la atmósfera familiar del hogar aristocrático, constituyendo un halo de afectos y dedicaciones.
Las relaciones de trabajo, por efecto de la caridad, tienden a desbordar al ámbito personal. En esa convivencia, el noble inspira y orienta a quien esta debajo de él, y éste, a su vez, le informa de sus aspiraciones y diversiones, modo de ser y circunstancias de la vida popular, y de las necesidades de los desvalidos. Constituye el circuito de interrelaciones que el Estado post-1789 procuró sustituir por burocracia, oficinas y servicios de información policial.
Es a través de esas burocracias cómo el Estado anónimo (sin hablar de las grandes sociedades anónimas macropublicitarias) propulsa y manda a la nación por medio de funcionarios también anónimos. La nación habla al Estado a través de la boca anónima de las urnas; máxime cuando el voto es secreto y el Estado ni siquiera puede saber quién ha votado de uno u otro modo. Este conjunto de anonimatos evita la presencia del calor humano en las interrelaciones del Estado moderno.
Muy distinta era la índole de los países dotados de recta aristocracia. Las relaciones eran personales, y las influencias recíprocas entre mayor y menor se fundaban en una relación de afecto cristiano; que traía como consecuencia dedicación y confianza mutuas, y llegaba a crear de hecho una sociedad entre los domésticos y patrones. Basta leer lo que dicen los verdaderos moralistas católicos sobre la sociedad heril…
En las corporaciones, la relación entre maestros, oficiales y aprendices repetía la bendecida atmósfera de la familia.
Este contacto vivo no englobaba únicamente aquello que llaman fría y funcionalmente “patrones y empleados”. Los de categoría más elevada, nobles o burgueses, acababan por conocer las familias de sus subordinados, como éstos las de sus patrones. Conforme la orgánica espontaneidad de un movimiento social bueno, esas relaciones se establecían también entre familias.
El bien es difusivo. A través de las capilaridades, el grande acababa conociendo miserias anónimas, y le era dado remediar a través de las manos delicadas de su esposa e hijas tantos dolores que de otro modo no habrían sido aliviados.
También el grande conocía horas amargas… sus enemigos lo cercaban, le agredían física o políticamente. La más firme muralla que defendía esta grandeza tambaleante eran las incontables dedicaciones que se erguían desinteresadamente para protegerle, hasta con riesgo de vida.
Así fue la vida en el feudo; y también en el campo cuando, extinguido el feudalismo, las antiguas relaciones entre señor y vasallo perdieron su alcance político pero continuaron en el ámbito del trabajo; y así continúa ocurriendo en ciertas regiones o países.
En la perspectiva del Estado monárquico con algo de aristocrático y algo de democrático considerado por Santo Tomás, la aristocracia participa en el poder del rey como la esposa en el poder del marido. Le corresponde hacer llegar al padre —al Rey— mediante una acción moderadora propia al instinto materno, el conocimiento emocionado de las necesidades de sus hijos —los pobres, pequeños y desvalidos del ámbito de influencia de su casa solariega— y conseguir del padre, ablandando su corazón, el correspondiente remedio.
… así como a la madre le cabe abrir el corazón de sus hijos para esta o aquella orden de su padre, le corresponde a la Nobleza disponer el ánimo de los estamentos subordinados para un filial acatamiento al rey.

6. Aristocracia política

– La misión de la clase aristocrática en la vida política y social del país.
A quienes les haya podido parecer excesivamente conservadora la doctrina de los anteriores apartados tal vez les sorprendan agradablemente las palabras con que el esquema aborda el tema.
“La aristocracia social tiene una función que ejercer directa e inmediatamente cerca del pueblo. Pero por ley natural ejercerá siempre una función política cerca del poder. Participará del poder en beneficio del pueblo.”
“La aristocracia, colocada entre la autoridad suprema,… y el pueblo, es elemento de moderación, de ponderación, de continuidad, de unión”.

En esa perspectiva:
“1. La monarquía sin aristocracia fácilmente conduce al absolutismo.
“2. Pueblo sin aristocracia no es pueblo; es masa.
“3. La aristocracia defiende la monarquía y la modera.
“4. La aristocracia es cabeza del pueblo, educadora del mismo, encauzadora de sus energías.
“5. Aristocracia sin pueblo es oligarquía, es decir, privilegio odioso de una casta en la sociedad.”

7. Misión social moderna de la aristocracia

La enumeración anterior no es exhaustiva. Parece hecha con el empeño de evitar que la aristocracia sea tachada de clase monopolizadora de privilegios.
El esquema señala la tendencia de la aristocracia hacia la perfección en todas las cosas por amor a la Perfección absoluta que es Dios. Esto la lleva a propulsar al prójimo -inclusive por medio del decorum de la vida- hacia todas las formas de perfección: de virtud, pero también de talento, buen gusto, cultura, instrucción… y técnica. Todo ello debe difundirse por el cuerpo social entero, elevándolo a medida que la aristocracia se eleva a sí misma.
Para ello, sus miembros han de ser aquellos “mejores”, cuya presencia en el poder como dirigentes de una nación constituye la aristocracia en cuanto forma de gobierno.
Esto permite observar cuánto depende la forma de gobierno de las condiciones religiosas y morales, pero también de las de otros tipos.

8. La “nueva aristocracia”

La prudente renovación de las aristocracias: una metáfora describiría el hecho: el método de purificación en ciertas piscinas. El agua se renueva incesantemente, pero de modo tan gradual que pasa casi desapercibido. La masa de agua está lejos de fluir rápidamente, y menos aún con una precipitación torrencial -podría decirse, revolucionaria. En la piscina, la renovación tiene por objetivo el desaguar de toda la masa de agua, mientras que en la renovación de la Nobleza no es lo que se debe desear: cuanto más lenta sea, tanto mejor será. Pues ésta está tan vinculada por naturaleza a la tradición que lo ideal sería que el mayor número posible de familias nobles se conservara indefinidamente, bajo condición de que no se diese en beneficio de elementos esclerosados, incapaces de participar en el acontecer ininterrumpido de la Historia.
“Siendo la aristocracia elemento necesario de una sociedad bien constituida, parece natural… que se salven las aristocracias históricas, que de ordinario conservan grandes virtudes; y que al mismo tiempo se creen otras aristocracias.
“…Una aristocracia cerrada se hace casta,…la antítesis de la aristocracia, porque la casta…no conoce el principio de la caridad, que es el alma de la aristocracia.
“Desgraciadamente, no pocas veces el virus mundano…[las convierte] en círculos herméticos.
“El gran problema moderno en este campo es precisamente rehacer las clases aristocráticas y crear nuevas formas de aristocracia.”
Si una aristocracia ha decaído, y sus miembros ya no son los mejores sino los peores, ¿qué se debe hacer?
Sería preciso crear nuevas clases aristocráticas, sin omitir que se haga lo posible para rehabilitar a la antigua aristocracia: si ésta no se deja levantar, conviene no pensar más en ella. Si degenera, al cuerpo social le corresponde la misión de engendrar otra salida para la situación, de modo instintivo y consuetudinario, buscando el apoyo de los elementos sanos de la sociedad.
Decimos “instintivamente”, porque en las situaciones de emergencia son más eficaces el sentido común y las cualidades del pueblo que los planes de soñadores o burócratas, constructores de “paraísos” y “utopías”, los cuales, por no estar fundados en la realidad generan fracasos y decepciones.
Pero si en la aristocracia no existen “mejores”, si no hay en la plebe quien quiera asumir, en virtud del principio de subsidiariedad, la misión de propulsar hacia lo alto, y si en el propio clero se nota una carencia análoga, ¿cuál es la forma de gobierno que puede evitar la ruina de esa sociedad?
No han faltado quienes hayan elucubrado la idea de un gobierno supuestamente compuesto de hombres buenos, que conseguiría resolver la cuestión de modo casi mecánico y desde fuera de un cuerpo social que no está en buenas condiciones.
Cuando todo el cuerpo social no está en buenas condiciones, el problema es insoluble, y la situación se configura como desesperante: cuanto más se intenta remediarla, tanto más se enreda y acelera su propio fin. Las situaciones desesperantes sólo pueden resolverse cuando un puñado de personas con Fe, esperando contra toda esperanza (Rom. IV, 18), continúa esperando y esperando; cuando almas llenas de Fe recurren humilde e insistentemente a la Providencia para conseguir de Ella una intervención salvadora. “Envía tu espíritu y renovarás la faz de la tierra” (Ant. de Pentecostés).
Sin ello es vano esperar que alguna forma de gobierno, sociedad o economía, la salve. “Si el Señor no guardare la ciudad, en vano vigila el centinela” (Ps. CXXVI, 1).
El denso esquema termina con las siguientes consideraciones:
“Decir, pues, que hacen falta almas aristocráticas en nuestros días, es decir que hace falta una clase que se eleve sobre las demás por su nacimiento, por su cultura, por sus riquezas, pero… sobre todo por sus virtudes cristianas…
“Aristocracia sin reserva abundante de virtudes cristianas perfectas es rótulo vacío,… institución social decaída.
“Su amor, su espíritu y su vida han de ser el espíritu, la caridad y la vida de Cristo.
“… sin perfección cristiana habrá aristocracias de hecho y de fachada, pero no… auténticas, de obras y de derecho.”
Está contenido en estas palabras un juicio sobre la aristocracia del tiempo en que el Cardenal publicó su obra: […] que no cumplía ésa, su misión.
Un elogio sin reservas a la aristocracia de su tiempo seria acribillado con objeciones de unilateralidad. El juicio peca por unilateralidad, en sentido opuesto. A favor de la verdad histórica ha de decirse que si bien la aristocracia de los años 50 mostraba tener numerosos defectos, afloraban en ella señaladas cualidades.

Share

{ 0 comments }

CAMPAÑA DE LA TFP STUDENT ACTION CONTRA EL “MATRIMONIO” HOMOSEXUAL

10 razones por las que el “matrimonio” homosexual es perjudicial y debe ser combatido
por John Ritchie

Una caravana de estudiantes de la TFP norteamericana (Acción Estudiantil de la TFP), realizó una gira por la costa este de los EE.UU. en campaña en defensa de la familia, amenazada por un proyecto de ley en pro del así llamado “matrimonio” homosexual.
Los jóvenes distribuían un folleto con el esclarecedor título 10 razones por el “matrimonio” homosexual es perjudicial y debe ser combatido. Siendo el tema de actualidad, result oportuno presentar la traducción de su texto.
10 razones por el “matrimonio” es perjudicial y debe ser combatido

Por TFP Student Action

1. El “matrimonio” homosexual no es matrimonio
Llamar algo de matrimonio no hace de ello un casamiento. El matrimonio siempre fue una alianza entre un hombre y una mujer, ordenada por su naturaleza a la procreación y educación de los hijos, así como a la unidad y bienestar de los cónyuges.
Los promotores del “MATRIMONIO” homosexual proponen algo completamente diferente: la unión entre dos hombres o dos mujeres. Lo que niega las evidentes diferencias biológicas, fisiológicas y psicológicas entre hombres y mujeres, que encuentran su complemento en el matrimonio. Niega también la finalidad primaria específica del matrimonio: la perpetuación de la raza humana y la educación de los hijos.
Dos cosas completamente diferentes no pueden ser consideradas una misma cosa.
2. El ” matrimonio ” homosexual viola la ley natural
La boda no es una relación cualquiera entre los seres humanos. Es una relación enraizada en la naturaleza humana y, por tanto, regida por la ley natural.
El precepto más elemental de ésta es que “el bien debe ser buscado y hecho y el mal evitado”. Por la razón natural el hombre percibe lo que es moralmente bueno o malo. Así, puede conocer la meta o propósito de cada acto y cómo es moralmente indebido transformar los medios que le ayudan a realizar un acto en propósito del acto.
Cualquier situación que institucionalice la falsificación de la finalidad del acto sexual viola la ley natural y la norma objetiva de la moralidad.
Arraigada en la naturaleza humana, la ley natural es universal e inmutable. Se aplica de la misma manera a toda la raza humana. Ella manda y prohibe de forma consistente, en todas partes y siempre. San Pablo, en la Epístola a los Romanos, enseña que la ley natural está inscripta en el corazón de todo hombre (Rom 2,14-15).
3. El “matrimonio” homosexual siempre niega al niño un padre o una madre
Lo mejor para el niño es crecer bajo la influencia de su padre y madre naturales. Regla que es confirmada por las evidentes dificultades enfrentadas por muchos niños huérfanos o creados por uno de los progenitores, un pariente, o padres adoptivos.
La lamentable situación de estos niños será la norma para todos los “hijos” de “parejas” homosexuales. Estos “hijos” se verán siempre privados o de su madre natural o de su padre natural. Serán criados necesariamente por una parte que no tiene ninguna relación de sangre con ellos. Se van a ser siempre privados de un modelo paterno o materno.
El llamado “matrimonio” homosexual ignora los intereses del niño.
4. El “matrimonio” homosexual convalida y promueve el estilo de vida homosexual
En el nombre de la “familia”, el “matrimonio” homosexual sirve para convalidar no sólo las referidas uniones, sino todo el estilo de vida homosexual en todas sus variantes, bisexuales y transgéneros.
Las leyes civiles son principios que estructuran la vida del hombre en la sociedad. Como tales, desempeñan un papel muy importante, y a veces decisivo, que influyen en los patrones de pensamiento y comportamiento. Ellas configuran externamente la vida de la sociedad, pero también modifican profundamente la percepción de todos y la evaluación de formas de comportamiento.
El reconocimiento legal del “matrimonio” homosexual necesariamente oscurece ciertos valores morales básicos, desvaloriza el matrimonio tradicional y debilita la moralidad pública.


5. El “matrimonio” homosexual transforma un error moral en un Derecho civil
Los activistas homosexuales afirman que el “matrimonio” homosexual es una cuestión de derechos civiles, semejante a la lucha por la igualdad racial en los años 1960.
Eso es falso.
En primer lugar, el comportamiento sexual y la raza son realidades esencialmente diferentes. Un hombre y una mujer que quieran casarse pueden ser diferentes en sus características: uno puede ser negro, el otro blanco; uno rico y el otro pobre; o uno alto y el otro bajo. Ninguna de esas diferencias son obstáculos insuperables para el matrimonio. Los dos individuos siguen siendo siempre un hombre y una mujer y, por lo tanto, las exigencias de la naturaleza son respetadas.
El “matrimonio” homosexual se opone a la naturaleza. Dos personas del mismo sexo, independientemente de su raza, riqueza, estatura, erudición o fama, nunca serán capaces de casarse por causa de una insuperable imposibilidad biológica.
En segundo lugar, las características raciales heredadas e inmutables no pueden compararse con comportamientos no genéticos y mutables. Directamente, no hay analogía entre el matrimonio interracial de un hombre y una mujer y el “matrimonio” entre personas del mismo sexo.
6. El “matrimonio” homosexual no crea una familia, sino una unión naturalmente estéril
El matrimonio tradicional es generalmente tan fecundo que aquellos que quieren frustrar su fin tienen que hacer violencia a la naturaleza para impedir el nacimiento de niños, usando la contracepción. Él tiende, naturalmente, a crear familias.
Por el contrario, el “matrimonio” homosexual es intrínsecamente estéril. Si los “cónyuges” quieren tener un “hijo”, deben eludir la naturaleza por medios caros y artificiales o emplear la maternidad de alquiler [ “madres de alquiler”]. La tendencia natural de tal unión no es crear familias.
Por lo tanto, no podemos llamar matrimonio la unión de personas del mismo sexo y darle los beneficios del matrimonio verdadero.


7. El “matrimonio” homosexual desvirtúa la razón por la cual el Estado beneficia el matrimonio
Una de las principales razones por las cuales el Estado confiere innumerables beneficios al matrimonio es que, por su propia naturaleza y fin, el matrimonio proporciona las condiciones normales de una atmósfera estable, afectuosa, y moral, beneficiosa para la educación de los hijos y el mutuo afecto de los padres. Él ayuda a perpetuar la nación y fortalecer la sociedad, lo que constituye un evidente interés del Estado.
El “casamiento” homosexual no proporciona estas condiciones. Su finalidad principal, objetivamente hablando, es la gratificación personal de dos personas, cuya unión es estéril por naturaleza. No tiene derecho, por tanto, a la protección que el Estado concede al matrimonio verdadero.
8. El “matrimonio” homosexual impone su aceptación por toda la sociedad
Al legalizar el “matrimonio” homosexual, el Estado se convierte en su promotor oficial y activo. El Estado exige que los funcionarios públicos celebran la nueva ceremonia civil, ordena a las escuelas públicas enseñar su aceptación por los niños, y castiga a cualquier funcionario que manifieste su desaprobación.
En la esfera privada, padres contrariados van a ver a sus hijos expuestos más que nunca a esta nueva “moralidad”; las empresas que ofrecen servicios de bodas estarán obligadas a proporcionarlos a uniones de personas del mismo sexo; y los propietarios de inmuebles tendrán que aceptar “parejas” homosexuales como inquilinos.
En todas las situaciones en que el matrimonio afecte a la sociedad, el Estado va a esperar que los cristianos y todas las personas de buena voluntad traicionen sus conciencias, cohonestando, por omisión o acción, un ataque al orden natural y a la moral cristiana.
9. El “matrimonio” homosexual es la vanguardia de la revolución sexual
En la década de 1960, la sociedad fue presionada para aceptar todos los tipos de relaciones sexuales inmorales entre hombres y mujeres. Hoy estamos presenciando una nueva revolución sexual, en la cual la sociedad está siendo invitada a aceptar la sodomía y el “matrimonio” homosexual.
Si el “matrimonio” homosexual es universalmente aceptado como la etapa presente de la “libertad” sexual,¿qué argumentos lógicos pueden ser usados para frenar las próximas etapas, del incesto, pedofilia, bestialidad y otras formas de comportamiento antinatural? En efecto, los elementos radicales de ciertas subculturas de vanguardia ya están defendiendo esas aberraciones.
La insistencia en la imposición del “matrimonio” homosexual al pueblo norteamericano hace cada vez más claro lo que el activista homosexual Paul Varnell escribió en el “Chicago Free Press”:
“El movimiento gay, ya sea que lo admitamos o no, no es un movimiento de derechos civiles, ni siquiera un movimiento de liberación sexual, sino una revolución moral destinada a cambiar la visión de las personas sobre la homosexualidad.”
10. El “matrimonio” homosexual ofende a Dios
Esta es la razón más importante. Siempre que se viola el orden moral natural establecido por Dios, se comete un pecado y se ofende a Dios. La “boda” homosexual hace exactamente eso. Así, quien profesa amar a Dios debe oponerse a él.
El matrimonio no es creación de ningún Estado. Por el contrario, fue establecido por Dios en el paraíso para nuestros primeros padres, Adán y Eva. Como leemos en el Libro del Génesis: “Dios creó al hombre a su imagen; lo creó a imagen de Dios, creó al hombre ya la mujer. Dios los bendijo: Fructificó, dijo él, y multiplicaos, llenó la tierra y la sometió “(Gen 1, 27-28).
El mismo fue enseñado por Nuestro Señor Jesucristo: “En el principio de la creación, Dios los hizo hombre y mujer. Por eso, dejará al hombre padre y madre y se unirá a su mujer “(Mc 10, 6-7).
El Génesis también enseña cómo Dios castigó a Sodoma y Gomorra, a causa del pecado de la homosexualidad: “El Señor hizo entonces caer sobre Sodoma y Gomorra una lluvia de azufre y de fuego, venida del Señor, del cielo. Y destruyó esas ciudades y toda la llanura, así como todos los habitantes de las ciudades y la vegetación del suelo “(Gen 19, 24-25).
Una posición de principios, no personal
Al escribir esta declaración, no tenemos ninguna intención de difamar o menospreciar a nadie. No nos mueve el odio personal contra ningún individuo. Al oponernos intelectualmente a individuos u organizaciones que promueven la agenda homosexual, nuestro único objetivo es defender el matrimonio tradicional, la familia, y los preciosos restos de la civilización cristiana.
Como católicos practicantes, estamos llenos de compasión y rezamos por aquellos que luchan contra la tentación implacable y violenta del pecado homosexual. Rezamos por aquellos que caen en el pecado homosexual a causa de la debilidad humana: que Dios los ayude con su gracia.
Somos conscientes de la enorme diferencia entre esas personas que luchan con sus debilidades y se esfuerzan por superarlas, y otros que transforman sus pecados en orgullo e intentan imponer su estilo de vida a la sociedad como un todo, en flagrante oposición a la moralidad cristiana tradicional y la ley natural. Sin embargo, rezamos por ellos también.
Rezamos también por los jueces, legisladores y funcionarios del gobierno que, de una forma u otra, toman medidas que favorecen la homosexualidad y el “matrimonio” homosexual. No juzgamos sus intenciones, disposiciones interiores, o motivaciones personales.
Rechazamos y condenamos cualquier forma de violencia. Simplemente ejercitamos nuestra libertad de hijos de Dios (Rom 8:21) y nuestros derechos constitucionales a la libertad de expresión y a la manifestación pública, de forma abierta, sin excusas o vergüenza de nuestra fe católica. Nos oponemos a argumentos con argumentos. A los argumentos a favor de la homosexualidad y del “matrimonio” entre personas del mismo sexo, respondemos con argumentos basados en la recta razón, en la ley natural y en la Divina Revelación.
En una declaración polémica como ésta, es posible que una u otra formulación pueda parecer excesiva o irónica. Esa no es nuestra intención.

Inglés original: 10 razones por las que el “matrimonio” homosexual es perjudicial y se debe evitar – Disponible en

http://www.tfpstudentaction.org/

 

Share

{ 0 comments }

♦ En este 3 de mayo, en que nuestro pueblo católico conmemora y venera la Santa Cruz, presentamos un modelo de sociedad en que se aprende a llevar la cruz, a amar al prójimo en la escuela que constituye la familia, y a hacer que gobernantes, clases dirigentes auténticas -integradas por verdaderos dirigentes en todas las camadas sociales- constituyan un tejido social pujante para la cristiana grandeza de un país 

Pujante, fraternal y jerárquica: LA SOCIEDAD ORGANICA

El análisis de este tema puede ser tomado desde diferentes aspectos y dar lugar a opiniones variadas. Las realidades basadas en hechos de la historia, y en las verdades de la fe, podrán ser conversadas, discutidas, interpretadas, pero lo hecho, hecho está y hay que construir para adelante. El tema no es fácil, pero es importante tocarlo porque se han silenciado muchas cosas y se ha distorsionado otro tanto. Por eso vamos a hablar desde estos dos puntos de vista: la historia y la Fe católica, que se entrelazan, y vamos a ir viendo hechos pasados  como ejemplos de que se puede vivir orgánicamente,  construyendo el futuro desde  ese punto, basándonos en el pensamiento del Prof. Plinio Corrêa de Oliveira y aportando algunos ejemplos históricos adicionales.

*SOCIEDAD: es un grupo de personas o pueblos con la identidad propia que da la tradición, las creencias, el afecto, las costumbres comunes de las familias que la forman.

*ORGANICA: es porque todos los que componen el grupo cumplen el rol que es necesario para que se desarrolle y viva, armónicamente, esa sociedad. Tomemos como ejemplo el cuerpo humano, que está compuesto por muchas partes para sustentar las diferentes necesidades del cuerpo: ojos, oídos, boca, piel, cabeza, brazos, manos, pies, corazón, sangre, venas y arterias, etc. Todas y cada una se desenvuelven en su propia función, orgánicamente, complementándose mutuamente.
Así también en una sociedad, las personas forman parte de una familia que les dio la vida y las formó. Una familia, más otra familia, más otra, en conjunto cumplen los roles que permiten cubrir las necesidades del grupo social del pueblo, de la ciudad, de la provincia, de la nación.
Esto debe darse naturalmente, según las inclinaciones, las habilidades, las capacidades de las personas o grupos, y por otro lado las tareas, oficios, profesiones, cuyos roles hace falta cubrir, tanto en el aspecto material y técnico, como espiritual.
Aquí  es fundamental tener en cuenta que hay algo que mueve todo, para que esto se dé así. ¿Qué es ese algo?
Sabemos que estamos hechos a imagen y semejanza de Dios. Dios nos hizo a Su imagen. Es nuestra tarea desarrollarnos a semejanza de Dios.
Para eso nos dio ese algo, que es LA GRACIA DE DIOS, que se difunde por un canal natural y maternal: la Virgen Madre de Jesucristo y Madre nuestra.
Para que todo salga bien en una sociedad y sea verdaderamente orgánica, es necesario: creer, pedir, confiar, ser fiel a la Gracia y ser virtuoso. Entonces la sociedad puede crecer en el bien. El bien tiende a difundirse por intercesión de la Reina de los corazones, y está presente Jesucristo cumpliendo Su promesa: “Cuando dos o más se reúnen en Mi nombre Yo estoy en medio  de ellos”.
San Agustín enseña que una sociedad bien constituida sólo es posible cuando cada uno ocupa el lugar que debe ocupar, para su propio bien y el bien del conjunto; no hay organicidad posible sin la Gracia de Dios, que es la que nos mueve y nos fortalece, nos induce y nos hace ver el camino.
¿Cuál es el órgano en el que todo esto se desarrolla y tiene vida propia?
LA FAMILIA. En la familia el padre ejerce la autoridad. Presta un alto servicio a sus hijos; no debe ser dominador, pero no hay igualitarismo. Ellos lo respetan, lo obedecen, lo reverencian. El padre debe reconocer los derechos auténticos de la mujer. Los padres deben ser APOSTOLES de los hijos para que haya un verdadero espíritu familiar. Es esencial mantener el afecto, es el lazo de unión en la familia. Y es lo que hace posible el difícil deber de amar al prójimo –segunda parte del primer Mandamiento.

Esto es la base de las instituciones y de los grupos intermedios: colegios, universidades, hospitales, clubes, corporaciones, asociaciones de cualquier tipo.
La familia ampara la vida. Es la atmósfera ideal: engendra, cuida, acompaña, forma, complementa, desde la cuna hasta la vejez honrosa de la persona. Por espíritu cristiano cobija a sus miembros y atiende sus necesidades graves.
La familia tiene que ser también una escuela de entretenimiento; los niños crecen con sus hermanos y primos, o vecinos y amigos, jugando, andando a caballo, paseando, inventando cosas, escuchando cuentos, aprendiendo de los padres  o hermanos mayores los quehaceres propios de su oficio o los de la casa.

Para estudiantes pobres y ricos lo mejor: aula medieval en la Universidad de Marburg, en lo que fue el Sacro Imperio Romano-Germánico creado por los Papas en la persona de Carlomagno y sucesores, y destruido por el revolucionario Napoleón, continuador de la Rev. Francesa⇒

En la convivencia aprenden las tradiciones familiares y las valoran. Por ejemplo de abuelos abogados, también suelen ser los hijos, los nietos y demás, de abuelas costureras aprenden las hijas y las nietas, igualmente en otras profesiones, oficios u ocupaciones; la devoción a un santo cuya imagen veneran y pasa de una generación a otra, anécdotas de antepasados, el escudo o documentos familiares si los hubiera, las joyas de las abuelas, la finca, el campo o la huerta, la casa patriarcal,  y cuántas cosas más. Todo se adecua al nivel y al ambiente de las familias.
Hay restos vivos de Civilización Cristiana que conservan la organicidad, en los pueblos y las ciudades chicas, tal vez más que en las grandes ciudades.
En las historias de las familias se refleja la historia de la nación. El conjunto de familias constituyen la patria, que es la tierra de los padres. La sociedad orgánica debe tener ante todo amor a Dios y al prójimo (primer mandamiento); carácter familiar, protección de los desvalidos, un lugar propio para cada uno, jerarquía armónica, originalidad, tradiciones vivas.
En una sociedad católica la familia de cualquier condición debe tratar de, en primer lugar, santificarse, y luego avanzar, ascender. Los padres quieren que sus hijos mejoren en todo, sin invadir el campo de otros. La tradición católica da impulso a esa fuerza de virtud fundamental para mantener el país. Para que haya ascenso general, se debe beber en la familia el amor a lo bueno, a lo excelente, a lo sublime, impulsando toda la vida hacia lo alto.
La Cristiandad produjo el tipo humano que tiene como deber de estado ser impulsor de la virtud y de un estilo de vida elevado en todo: su manera de hablar, de tratar con los demás, de organizar instituciones civiles y gubernamentales, de servir al bien común: eso es la aristocracia católica. Hay muchos ejemplos en la historia, en especial en la Edad Media; vamos a dar uno: en Hungría la realeza nació con San Esteban y su hijo San Américo, como fruto del apostolado de San Enrique, Emperador del Sacro Imperio Romano Germánico y de su mujer, Santa Cunegunda.
Gobernar desde este ángulo, mucho más que mandar y dictar leyes, consiste en favorecer la organicidad y dirigir las sanas aspiraciones de la sociedad. Todo pueblo que sea verdaderamente orgánico debe tener una buena cabeza, con arraigo, y brazos fuertes en sus componentes, que nunca deben debilitarse para que el país siga siendo fuerte. Todos han de tener conciencia de ese valor. No hay lugar en la sociedad orgánica para las aberraciones ni los avasallamientos.
En la Sagrada Familia encontramos que San José, carpintero de profesión, era Príncipe de la Casa de David y heredero legítimo del trono de Israel, usurpado por Herodes. La Virgen María también era noble; en la liturgia tradicional se canta: “María se nos manifiesta refulgente, nacida de sangre real” (León XIII, 1903, Ap. Nobleza y Elites… I, p. 288). La nobleza católica no desvirtuada ni desviada en sus costumbres y deberes, es parte de la sociedad orgánica. Las élites tradicionales ocupan ese lugar donde no hay Nobleza.
El Cardenal español Herrera Oria enseña que una sociedad no puede llamarse perfecta si no existe la aristocracia, porque es la llamada a funciones de gobierno y defensa, es la protectora natural del pueblo, y en caso de que hubiera monarquía, también es la fiel auxiliar del Rey. Según Santo Tomás (coincidiendo con Aristóteles) el mejor gobierno es la monarquía atemperada por algo de aristocracia y algo de democracia, para poner freno al absolutismo.
En una sociedad ordenada cada estamento, desde el más bajo al más alto no chocan ni envidian; se ufanan de ser lo que son y tratan de serlo con excelencia.
Ocupar el primer lugar en la sociedad es inseparable de

grandes riesgos e innumerables obligaciones. Un ejemplo: los vecinos feudatarios del Tucumán debían estar permanentemente atentos y prevenidos para defender las ciudades de los ataques inesperados de tribus levantiscas. Podían estar comiendo o durmiendo, cosechando, celebrando la Navidad o en el casamiento de una hija; debían dejar todo y empuñar las armas para la defensa, sin saber si volverían. La condición de noble o de aristócrata se logra adquiriendo un espíritu en pro del bien común, y una tradición que requiere varias generaciones.
El pueblo llano, la burguesía, no tenía esas obligaciones. Atendían sus comercios, sus fincas, sus oficios, sin las preocupaciones  de aquellos; contribuían al engrandecimiento de la nación sin riesgos.
Los pobres, en una sociedad cristiana estaban protegidos.
En la sociedad orgánica  siempre está presente la Cruz. Se puede vivir en una tapera u ocupar una cartera ministerial, pero nada ennoblece tanto el alma como la Fe Católica, especialmente a los llamados al sacrificio, al heroísmo, a la excelencia. No hay sociedad orgánica sin Cruz; ante todo está la obligación de llevar la Cruz, como la llevó Nuestro Señor Jesucristo, cumpliendo Su misión redentora, hasta dar la última gota de su sangre.
Querer disfrutar de la organicidad, con egoísmos despegados del Plan de Dios y de las grandes cuestiones, es ser deshonesto e infiel. Personajes así son los que colaboraron para destruir la Civilización Cristiana, que golpearon a la Iglesia y quebraron la organicidad.
El pueblo no se limitaba a obedecer, intervenía en la formación de las leyes, por

las costumbres, en las corporaciones de oficios, en las ferias; ejercía el  derecho a intervenir en cargos concejiles, a gobernar las ciudades libres y a representarlas como procuradores en las cortes.
El principio general era favorecer la dirección de la sociedad por los más capaces.

S.M.C. Felipe II de Austria,gran Rey Católico de España e Indias y de un Imperio fabuloso, vencedor del Islam en Lepanto obedeciendo el llamado del Papa,  impulsor de la Contrarreforma, fundador de la primera gobernación argentina, El Tucumán, devoto del Santo Rosario, silenciado por la historiografía desleal ⇒     *********************


Los demagogos castro-chavistas conquistan la masa para su propio enriquecimiento o por espíritu revolucionario, anticristiano, y constituyen factor de atraso para un país, favoreciendo o implantando una tiranía colectivista como en Cuba, Venezuela, China, aplicando “los errores de Rusia” denunciados como castigo por la Virgen en Fátima (1917)

La armonía de las clases fue rota por el absolutismo, el liberalismo y el estatismo. Los líderes políticos inauténticos, rodeados de obsecuentes que apoyan más en lo malo que en lo bueno, es el proceso que termina en gobiernos de incapaces gobernando a los capaces.
Lo orgánico es opuesto al autoritarismo. Debe haber equilibrio y templanza. La cabeza máxima del gobierno respeta las autonomías ejerciendo un poder limitado. En aquella organización feudal de la Edad Media –hoy tan distorsionada su historia por las ideologías liberales y de izquierda- el Rey no debía dominar los poderes inferiores, del mismo modo los señores que estaban por debajo del monarca, ejercían autoridad sobre otros señores, grupos intermedios y pueblo. Pero era una autoridad respetuosa, de Señor a súbditos calificados.
Es preciso que  se dé así, con gran libertad para que puedan nacer y florecer talentos de arriba y de abajo en la sociedad. Esto tiene encanto y lleva a que lo bueno sea libre todo lo posible. Ese respeto se debe aplicar en todos los ámbitos: personal, social, institucional. Esto surge del principio católico de subsidiariedad. Cada grupo humano debe hacer todo  lo que sea capaz, sin ser invadido por grupos superiores, so pretexto de hacerlo mejor. De este modo hay felicidad y progreso, las personas y las regiones brillan como piedras preciosas de diferentes tamaños, colores y formas.

La subsidiariedad  es una de las condiciones de la autonomía, válido para las instituciones, familias y personas. En una sociedad orgánica se debe educar para la autonomía, no para la dependencia del estado, ni de lo que se les dé a cambio del voto. Es la forma en que un país sea una asociación de regiones, con respeto y amor por las características propias, sus méritos, sus originalidades, porque sus diferencias son enriquecedoras para el país, tanto en cultura, costumbres, tradiciones, como en la economía.
Los pueblos o ciudades nacieron siempre por algo especial: un cruce de caminos, un lago o río navegable o con rica pesca, por ser apta para una producción determinada. En fin, así nació la primera ciudad argentina, Barco, en 1550, con mucho sacrificio y grandes sufrimientos, con tres traslados, quedando al fin con el nombre de Santiago del Estero; allí nacieron los primeros argentinos. Luego surgieron otras, siempre tomadas de la mano de la Fe católica: Todos los Santos de la Nueva Rioja, San Salvador de Jujuy, San Miguel de Tucumán y Nueva Tierra de Promisión, San Fernando del Valle de Catamarca, San Juan de la Frontera, San Luis de la Punta de los Venados, Santa Fe de la Vera Cruz, Nuestra Señora de Talavera de Esteco, Ciudad de la Santísima Trinidad de los Buenos Aires, que tomó la segunda parte de su nombre, y es el que prevaleció, porque Nuestra Señora de Bonaria (Buen Aire), patrona de los navegantes, con tradición nacida en Italia, pasó a España, de allí a América y le dio el nombre a la capital argentina.

También esto va de la mano con los tiempos en que los gobernantes eran cristianos muy virtuosos. San Luis Rey de Francia, San Fernando de Castilla, San Enrique de Alemania, San Eduardo el Confesor, de Inglaterra. Si bien había  malvados y enemigos de la Iglesia, era inmensa la cantidad de personas y familias para los que el cumplimiento de los Mandamientos de la Ley de Dios era condición esencial de la existencia humana, era el perfume de la sociedad católica, de una sociedad orgánica. Algo imposible si el hombre no está ordenado.
Hubo una Civilización Cristiana que se forjó bajo la matriz de miles de santos y católicos coherentes. Por ejemplo en el Diccionario de Biografías de la Universidad de la Sorbona se enseña que San Luis IX es el creador de Francia y “uno de los hombres que más contribuyeron a la grandeza y renombre de su país”. El gran Carlomagno, una figura exponencial, el legendario “Emperador de la  barba florida”, guerrero férreo que encabezó cincuenta y tres expediciones militares en defensa del Papa y del Imperio. Carlomagno se hacía pequeño, se sentía una criatura ante el Sagrado Corazón de Majestad infinita, Rey y centro de todos los corazones.
Nuestro Señor Jesucristo era, en la sociedad en que reinaba la Civilización Cristiana, el arquetipo de hombre que inspiraba bondad paternal con los subordinados y desvalidos, inspiraba aspiración a lo perfecto. Era el Hijo de una Madre que es la “Obra Maestra de la creación” en belleza, vigilancia y todas las virtudes. Ellos fueron el modelo inspirador de las magníficas catedrales, de los vitrales coloridos, rosáceas multicolores engarzadas en las piedras que hasta los reyes traían con sus manos para su construcción. Esta belleza hizo que Clodoveo –el primer rey católico de los francos (Alemania y Francia), cuando entró por primera vez en una de esas catedrales preguntara a San Remigio: Padre, ¿ya estamos en el paraíso?
Nuestro Señor Jesucristo no era un extraño reducido al ámbito de las iglesias, mientras la agitación de la economía, la técnica, el deporte, el espectáculo, las novelas, los teléfonos, bullen en las calles y en casi todos los ambientes. El es el camino, la verdad y la vida. Que vino para que tengamos la vida en abundancia y así era considerado.
Se construían en las ciudades grandes murallas que defendían a todas las familias de los ataques de los sarracenos, los bandidos o los vikingos.
En esos pueblos había también males y malvados como en todas las épocas. Con la diferencia de que los virtuosos prevalecían en la sociedad, y los malos eran combatidos. Esto es una realidad histórica. No se repetirá maquinalmente, pero hay elementos válidos para todas las épocas, que como dijo el Papa León XIII: “ningún artificio de los adversarios logrará corromper u oscurecer”. Hay testimonios que no se pueden borrar: arte gótico, casas populares espaciosas y señoriales, municipios que son de ensueño, castillos inexpugnables, abadías y catedrales que se elevan a lo alto. En otro aspecto tenemos: desde las “Florecillas” de San Francisco de Asís, los Espejos de sabiduría de las Sumas de Santo Tomás a las seráficas reflexiones de San Buenaventura. El “Camino de Santiago”, los “Rolands” germanos, el Mont Saint Michel, Notre Dame de París,   reflejando la idea perenne de Cristiandad. Con todo ello, conforme al Magisterio Pontificio, la filosofía del Evangelio gobernaba los estados. No es quimera. Es promesa y alivio. Es el ideal de la sociedad orgánica.
Conocer que la doctrina católica  propone este modelo de sociedad nos dice que es posible vivirla en la normalidad.
El desorden, el caos, la brutalidad, el crimen, lo grotesco y deforme, el lenguaje torpe, la inmoralidad, el igualitarismo, van ganando en nuestros días fueros de ciudadanía. Conocer la sociedad orgánica propone otra cosa, otro modelo. Cuando tuvo vigencia, dice León XIII que “dio frutos superiores a toda esperanza”.
Entonces, ¿queremos esos frutos para nuestro país, para nuestros hijos?:
¡Luchemos por la Civilización Cristiana, para que vivamos en una verdadera Sociedad Orgánica!
                                     

Elena B. Brizuela y Doria de Mesquita E.

Actualizada a mayo de 2019
Presentada por primera vez en
VII JORNADA DE CULTURA HISPANOAMERICANA POR LA CIVILIZACION CRISTIANA Y LA FAMILIA – Salta, 26 y 27 de agosto de 2008 – Cabildo histórico 

Agradecemos al blog “Aristocracia y Sociedad orgánica”

*************************************************************************************

Aspectos de devoción y sociedad orgánica en el mundo actual

martes, 14 de mayo de 2019

Fe en Fátima como faro de la humanidad actual en la Ermita de la Imagen Peregrina en Sañogasta, La Rioja

13 DE MAYO DE 2019 – ERMITA Y CALLE DE N.S. DE FATIMA PEREGRINA INTERNACIONAL – SAÑOGASTA (LA RIOJA) – NUMEROSOS FIELES SE REUNEN PARA EVOCAR CON FERVOR EL MENSAJE DE FATIMA Y REZAR EL SANTO ROSARIO
Intenciones especiales: -el pleno cumplimiento del triunfo de su Inmaculado Corazón;  -que la Virgen libre a la Argentina de toda ley o norma que atente contra las 2 vidas,  y de la perversa Educación Sexual obligatoria,  que avasalla los derechos de la familia y afecta la inocencia de los niños y la moralidad de la juventud; -pedido de consagración de la Argentina al Sgdo. Corazón por los Sres. Obispos como fue prometido en Luján si triunfaba la vida sobre el aborto, como se dio por gracia de la Virgen de Luján; -beatificación de la Ven. Sor Leonor de Santa María Ocampo OP, monja sañogasteña que dejó “un imborrable recuerdo de santidad”

Luego de evocar el Mensaje de Fátima, la visión del infierno, la difusión de las ideas comunistas y freudo-marxistas que la Virgen denunció como “errores de Rusia”, los fieles parten en concurrida procesión por la calle que lleva el nombre de la Sgda. Imagen
Rezando el Rosario en el marco de la Sa. de Sañogasta en los Nevados de Famatina, paisaje que recuerda el lugar de las Apariciones a los 3 pastorcitos
Dando la vuelta, mirando hacia el Cerro Velasco
Los fieles se acercan a la Iglesia de San Sebastián (s. XVII – MHN), a la cruz de algarrobo plantada por el misionero franciscano, P. Aimón, con fama de milagros, y piden por la beatificación de la Ven. Sor Leonor de Santa María Ocampo O.P., cuyo primer confesor fuera el santo misionero , ca. 1850 (ver art. por medio del buscador -“search” a la izq. de la página). 
La ermita de la Imagen Peregrina Internacional de la Virgen de Fátima, engalanada por los devotos. En primer plano una de las promotoras del Rosario del 13 de mayo, a quien la Sda. Imagen concedió gracias de curaciones para su madre y su persona. También estaban una madre y su hija adolescente, de Chilecito, que habían pedido curaciones  y habían sido escuchadas.
El cuadro de la Sda. Imagen con el león de la TFP por detrás y como “piedra de blasón” en la Ermita, en la sacralidad de la noche a la luz de la luna: “…bella como la luna, elevada como el sol, terrible como un ejército en orden de batalla”. Metáforas que indican el poder de Ntra. Sra. de vencer la ofensiva de la Revolución anticristiana e instaurar su reino, como lo prometió en Fátima
Noviembre de 2001. La Imagen Peregrina Internacional de N.S. de Fátima, que vertió lágrimas humanas en Nva. Orleans, interpelando al mundo por sus pecados y llamando a conversión visita La Rioja e inaugura su Ermita y calle con la bendición de Mons. Sigampa, Obispo de La Rioja. Los fieles la evocan con confianza absoluta en su intercesión ante Cristo Rey y esperan el pleno cumplimiento de sus profecías.
Share

{ 0 comments }

 

Aún cuando definimos que el Estado es la estructura a cargo del corazón y del alma de la economía, no dudamos en mencionar el rol esencial de la Iglesia en este orden orgánico. Desde nuestro punto de vista manifiestamente católico es natural que nos refiramos específicamente al rol de la Iglesia Católica.

           Ilustración: Haciendo fardos al lado de un castillo medieval, por Arnold Meermann⇑

Con más razón puesto que la Iglesia fue la primera que abrazó este sistema orgánico e inspiró las estructuras orgánicas. Por lo tanto al describir cómo la Iglesia cumplió de hecho este rol también dejamos claro porqué Ella debe ser parte del corazón y del alma del orden socio-cultural, una afirmación negada por los secularistas radicales de nuestros días.

Ilustración: Una de las muchas maneras en que la sociedad secular trata de destruir el rol de la religión en la sociedad es a través de la “guerra contra la Navidad”. Este aviso muestra el efecto de las protestas. Después de ser acusada de evitar la palabra “Navidad”, la tienda Lowe’s empezó a usar “Arbol de Navidad” en su propaganda

De la misma manera que con la idea de Estado, también encontramos errores sobre el rol de la religión en la sociedad. Están los que querrían exilar completamente a la religión de los asuntos sociales y económicos, convirtiéndola en una cuestión privada de los individuos aislados. Para otros la Iglesia como institución es (o debería ser) una pura comunidad espiritual de amor, llena de misterios sacramentales y de camaradería, pero sin proyección en el mundo diario de la producción económica y consumo. También hay otros que se imaginan a la Iglesia como una institución buscadora de poder que querría absorber al Estado y por lo tanto debe ser contenida dentro de su propia esfera.

Esta confusión sobre cómo resolver los roles de la Iglesia y del Estado está en la raíz de la Guerra Cultural que de tal manera divide a Estados Unidos. Es esencial por lo tanto que nos ocupemos sin más de este asunto, por ser de la mayor importancia en cualquier orden orgánico. 

 

Best-seller de la TFP norteamericana

por John Horvath (h)

Share

{ 0 comments }

Contra la Revolución “verde”  freudo-marxista, abortista y destructora de la inocencia de los niños…

Argentina marcha en defensa de la vida y dice ¡NO! al aborto –

Bajo su manto, bendiciones de la Virgen Inmaculada de Luján, nuestra Reina y Patrona, y de las veneradas Imágenes patronales del Milagro, del Valle, de Itatí, de la Inmaculada de Santa Fe, y de toda esta tierra católica y mariana 

Comentarios de Aci prensa

23 de marzo de 2019 7:36 pm | ÚLTIMA ACTUALIZACIÓN 23 de marzo de 2019 9:56 pm

Marcha por la Vida Argentina 2019 convoca más de 2 millones de personas [VIDEOS Y FOTOS]

Fuente de la nota: Redacción ACI Prensa

Este sábado la Marcha por la Vida en Argentina reunió a más de 2 millones de personas en todo el país para defender la vida del niño por nacer y de la madre, luego del debate ocurrido en 2018 en el Congreso de la Nación donde fue rechazada la legalización del aborto.

Según el comité organizador la cifra en Buenos Aires ascendió a unas 300 mil personas y hubo más de 2 millones 500 mil personas repartidas en 210 ciudades del país como Tucumán, Córdoba, Paraná (Entre Ríos), San Luis, Catamarca, Rosario, Reconquista (Santa Fe), La Rioja, Santa Rosa (La Pampa) y Salta, entre otras.

✔@aciprensa

Esta es la primera Marcha por la Vida del 2019 realizada en Argentina, y se enmarca en la celebración del Día del Niño por Nacer del próximo 25 de marzo. En el 2018, atendieron cerca de 3 millones argentinos a la marcha del mes de mayo.

En Buenos Aires la movilización de este sábado inició a las 2:00 p.m. desde Plaza Italia hasta llegar a la Facultad de Derecho, en cuyas inmediaciones se instaló escenario principal, donde varios oradores provida, médicos y educadores se presentaron para hacer una serie de reclamos a las autoridades.

ACI Prensa

✔@aciprensa

Alejandro Geyer, organizador de Marcha por la Vida Argentina, se presentó en el escenario y explicó que este año la marcha se realizó por tres grandes motivos: “El derecho de todos a nacer, el derecho de las familias de educar a sus hijos sin ideología de género y la necesidad de tomar conciencia de que en nuestro país, especialmente en este año de elecciones, nosotros definimos el futuro de la patria, de la familia y de millones de niños por nacer”.

Por eso decimos ¡No Al aborto!“, exclamó.

En otro momento, un grupo de Veteranos de Malvinas emocionó a todos al decir: “Todos somos personas ordinarias pero en algún momento de la vida estamos llamados a hacer cosas extraordinarias por la patria (…) Nosotros defendimos las dos islas. Hoy estamos acá como soldados para implorar que defendamos las dos vidas, que es salvar a las patria”.

Previo a la marcha, la organización Unidad Provida, indicó que todo el movimiento provida exige “la elaboración de políticas públicas integrales para acompañar a la mujer en situación de vulnerabilidad y la promoción y desarrollo de la infancia en riesgo, sin perder de vista que este año se renovará la mitad de la Cámara de Diputados y un tercio del Senado”.

Asimismo, se reclama “por las más recientes víctimas de la falsa Interrupción Legal del Embarazo (ILE) y las muertes inducidas a Paz, Esperanza y Faustina en Concordia, Jujuy y Tucumán” y “por el esclarecimiento del asesinato de Keila Jones, a quien en diciembre de 2015 se le suministró misoprostol en el hospital de Esquel para provocarle un aborto y murió días después desangrada”.

Otros pedidos fueron respetar el derecho a la vida en el próximo debate por la reforma del Código Penal, generar políticas públicas que prevengan el aborto clandestino y legal, promover una Educacion Sexual Integral (ESI) libre de ideología de género,  un mejor sistema de adopción y de cuidado de la maternidad vulnerable, y una lucha contra el abuso sexual.

Etiquetas: AbortoArgentinaMarcha por la VidamarchaAborto en Argentina

Noticias relacionadas »

Miles marchan en defensa de la vida en varias ciudades de Chile

Este sábado 23 de marzo miles de personas participaron de la “Marcha por las 2 Vidas” en…

Videos pro vida de Aci prensa

https://youtu.be/zae3SPwg0CY

https://twitter.com/aciprensa/status/1109530559846453248

♣ ESCENAS DE LA GRAN JORNADA RECOGIDAS POR DISTINTOS MEDIOS EN TODOS LOS PUNTOS DEL PAIS BENDECIDO POR EL MANTO DE LA VIRGEN INMACULADA Y AMPARADO POR LA CRUZ DEL SUR

♦ COMENTARIOS DE LOS LECTORES

Martín de Goñi

La ola celeste es el manto de la Inmaculada, Patrona de Argentina bajo la advocación de Luján, y las advocaciones patronales del Milagro, del Valle, de Itatí (“Reina de la Civilización en la cuenca del Plata”,  cfr. Padre Bajac), de la Inmaculada de Santa Fe,  como también de la Virgen Aparecida de Brasil. La Inmaculada Concepción Patrona también es de EE.UU., que tiene la mayor marcha pro vida del mundo, todo ello heredado de la España de Isabel y de Lepanto, donde es Patrona la Inmaculada por el milagro de la prodigiosa victoria de Epel en los Países Bajos, cuando los calvinistas soltaron el agua de las esclusas intimando rendición a los españoles bajo amenaza de ahogarlos, los que respondieron a los herejes con noble coraje : “Mañana les contestaremos…”,  refugiándose en una colina. Allí, como prenda de protección, encontraron un retablo con la Inmaculada; esa noche un viento helado congeló las aguas lanzadas contra ellos por los holandeses, y los bravos hispanos acometieron a esos rebeldes y les infligieron una tremenda derrota que hizo decir al Almirante enemigo: “Dios está con los españoles”!, gracias a su Madre Inmaculada. Estamos orgullosos los argentinos de llevar sus colores como estandarte de la ola celeste, y que nuestro Ejército haya difundido esa historia para el 8 de diciembre del año de gracia 2018.¡Viva la Inmaculada! ¡Viva la ola celeste! ¡Muera la matanza de los inocentes y la ESI, asesina de la inocencia de los niños!

Me gusta · Responder · 1 min

 

Share

{ 0 comments }


La confianza absoluta de San Pío V en la ayuda de Dios por medio de la Virgen cuando estaba en juego la Cristiandad le dio la certeza del triunfo

¡Qué maravilla es internarse en la Historia de la Cristiandad y contemplar la galería de héroes, de santos, de gigantes de la Fe y la epopeya!
Pío V acababa de ser elegido Papa. En pleno Renacimiento neo-pagano se daba un “tournant de l’histoire”, un “remolino de la historia”. A las tendencias al relajamiento y el relativismo, el afán de riquezas y placeres, al cálculo político y la razón de Estado imperantes, los Cardenales de la Curia romana, encabezados por San Carlos Borromeo, oponían en el más alto sitial del mundo a un paladín de la Fe sin concesiones, a un religioso que creaba una atmósfera sobrenatural en combate contra la lujuria, a un cruzado capaz de conclamar a toda voz a la vigilancia y al combate contra los enemigos listos para destruir la civilización cristiana.
Era hacerle frente a las tendencias desordenadas en boga, lo que al pueblo y a ciertos sectores dirigentes no les entusiasmaba. Pero él, con sentido de las realidades profundas, respondía: ¡tanto más han de sentir mi muerte! Y sin esquivar el camino sembrado de las espinas de duros deberes a cumplir, seguía adelante, bondadoso, amigable, pero irreductible.
Así presentaba a Felipe II su programa, luego de la elección: destruir las herejías, terminar con los movimientos cismáticos, establecer la concordia y la unidad en el pueblo cristiano, reducir a los rebeldes y purificar las costumbres.
Su responsabilidad por las almas de todo el mundo le causaba espanto “pues es terrible tener que dar cuenta de todos los que por incuria o negligencia mía lleguen a perderse”.
En el gobierno de la Iglesia su gran preocupación fue aplicar el Concilio de Trento, que definió para siempre las grandes verdades reveladas en contraposición a los errores protestantes. En ese espíritu de fidelidad a la Tradición promulgó el Breviario, el Misal, y el Catecismo tridentinos.
El misal de Trento, “conforme a las normas y ritos de los Padres de la Iglesia”, fue promulgado por el Vicario de Cristo para uso general: los seminarios se llenaron, los monasterios volvieron a la observancia, la Inquisición –tan desconocida y calumniada- velaba con firmeza por la unidad e intangibilidad de la Fe.
Nunca perdía de vista el engrandecimiento de la religión y de la fidelidad a la autoridad de la Santa Sede. Consideraba importante el respeto al ceremonial hasta en los detalles, exigía a los embajadores el uso de los trajes prescriptos por la etiqueta pontificia y todo desacato le desagradaba.
“Toda condescendencia con los herejes y los cismáticos le parecía una debilidad”. Su ideal político era “realizar la unidad de los príncipes cristianos para lanzarlos contra los protestantes, los cismáticos y los infieles”[1] .
Su actitud resuelta contra los errores y herejías, a través del riesgoso oficio de inquisidor, le valió ser recibido a pedradas al entrar en Como. A veces, para salvar su vida, debió esconderse como un fugitivo, de noche, en la cabaña de algún campesino. Pero no se dejaba intimidar. Amenazado por un hombre poderoso de ser arrojado al agua, respondía: Será como Dios lo quiera… Pues su confianza en la Providencia Divina en los lances por la buena causa era total; y será una marca fundamental en la epopeya de Lepanto.
El pueblo comenzó a amar al Santo Pontífice de barbas patriarcales que iba adquiriendo fama de santidad. Su sola presencia –decían- obraba conversiones en las filas protestantes. Su estilo y entereza ejercieron una influencia incalculable sobre sus contemporáneos: “su entusiasmo y su ejemplo eran ilimitadamente efectivos”, dice Ranke [2] .
En su ejemplo se veía cómo debía vivir un verdadero Pastor: sus maneras de actuar y organizar sirvieron de parámetro en todo el mundo católico (ibid.)
San Carlos Borromeo, Arzobispo de Milán, hizo pintar su cuadro para mejor imitarlo. Y habiendo este gran Cardenal tomado medidas contra religiosos rebeldes –los “Humillados”- , fue atacado a tiros durante la misa, saliendo milagrosamente ileso. Terribles pruebas y radiantes intervenciones sobrenaturales que acrecentaban la admiración de los fieles por sus pastores.
El Papa era adversario irreconciliable de los pertinaces monarcas y gobernantes enemigos de la Iglesia, en Oriente y Occidente; y era un padre con los príncipes cristianos. Enfermo Felipe II, pilar de Lepanto y la Contrarreforma, San Pío V rogó a Dios que lo curara, pidiéndole que le quitara algunos años de vida y se los diera al Rey Católico. ¡Cuánto habrán pesado semejantes gestos en lograr la “imposible alianza” entre las rivales España y Venecia!
San Pío V, que -como dice Pastor [3] – “a nada se resistía tanto como a tomar las armas”, comprendía como ningún otro en la Cristiandad la necesidad urgente de unirse y empuñarlas contra las potencias anticristianas como único medio eficaz para salvarla. No sólo como lo vería un gobernante previsor y realista sino con una visión inspirada, sobrenatural, de Vicario de Cristo. Prometió emplear todo el caudal del Papado e ir en persona a dirigir una cruzada contra la Inglaterra protestante. ¡Cuántos males se podrían haber evitado así! A los ingleses fieles les dijo que deseaba derramar su sangre por ellos .
Este era el Papa que lograría forjar una liga católica que sus contemporáneos –prelados, generales, príncipes- consideraban imposible. Parafraseando y dando su verdadero sentido a un slogan de la infecta revolución de la Sorbona (’68), podríamos expresar su idea en estos términos: “Sea realista [confíe en la ayuda de Dios por medio de María y] exija lo imposible”. Así actúan los grandes hombres inspirados por la Providencia, y vencen.
San Pío V logró formar un poder de estados cristianos hermanados impregnado de sentido católico. “Y así se llegó, en Lepanto, al día de batalla más feliz que los cristianos hayan tenido jamás” (Ranke).
Continuaremos.

*************************************************************

[1] Cfr. Fr. Justo Pérez de Urbel, “Año Cristiano”, Ed. Poblet, Buenos Aires, p. 253

[2] Leopold von Ranke, „Die Römischen Päpste in den letzten vier Jahrhunderten“, t. 1, Gutenberg-Verlag Christensen & Co., Wien, p. 206

[3] „Geschichte der Päpste – Im Zeitalter der katholischen Reformation und Restauration – Pius V (1566-1572)”, Freiburg im Breisgau 1920, Herder & Co., p. 539

Share

{ 0 comments }

Celebrándose la Fiesta de la Anunciación del Angel a María y la Encarnación del Verbo, el 25 de marzo, presentamos en desagravio:
UNA PARODIA SACRILEGA DE LA ANUNCIACION EN LA JMJ

Fra Angélico supo estampar en este cuadro lo que la piedad de los fieles esperan de la representación de la Anunciación. La Anunciación de Fra Angélico nos pone ante la escena sagrada.

Un espectáculo que puede calificarse de sacrilegio se realizó, en presencia del Papa Francisco, el 27 de enero, durante la Jornada Mundial de la Juventud en Panamá (JMJ) .[1]

Los actores ridiculizan el misterio de la Anunciación y tratan a Nuestra Señora con la mayor irreverencia.

Sin embargo, al final del musical, el Papa aplaudió y dio su aprobación levantando el pulgar (9:33 minutos del video). [2]

La Virgen Santísima es presentada como “una joven normal, una joven de hoy”, como lo dijo recientemente el Papa Francisco.[3] Así, la mujer que interpreta a “Nuestra Señora” usa zapatillas de deporte, pantalones ajustados y una camiseta holgada de color azul claro. Su cabeza está descubierta y su teléfono celular está a la vista.

Por su parte, el “Angel Gabriel” es interpretado por un joven de pantalones blancos,  camisa y  sombrero blanco, luciendo un par de pequeñas alas en su espalda.

En una parodia de la Anunciación, el “ángel” le dice a “María” que se convertirá en madre por la obra del Espíritu Santo. Ella se muestra nerviosa, casi histérica, y dice que aún no está casada con José, no está lista, tiene que ir a la universidad, tiene miedo, etc.

El “ángel” trata de convencerla y le dice que debería regocijarse. Cada vez más nerviosa, ella responde que no puede regocijarse: “¿Qué dirá José? ¿Qué pensará su madre cuando se entere? “¿Y los vecinos? “

Entonces la mujer comienza a cantar, en estilo de rap, que tiene miedo, se siente despreparada, y otras cosas. El “ángel” la toma de las manos, diciendo que ella es la elegida, y ambos comienzan a bailar. Otras “ángeles” bailarinas descalzas entran girando, con ropas flotantes reveladoras. Luego, “Gabriel” se pone unas gafas estilo carnaval.

Las otras “ángeles” bailarines hacen lo mismo y bailan alrededor, cantando letras que se parecen a palabras de las Escrituras. “María” insiste en que tiene miedo, pero luego comienza a cantar las palabras del Evangelio, siempre en ritmo pop: “Hágase tu voluntad”.

Luego, en medio de risas, levanta el teléfono celular y se toma una selfie con “Gabriel”.

https://youtu.be/PqMAmHuufLI

⇑ Video del espectáculo irreverente –  hacer click en “skip ads” para evitar los avisos 

Otras dos mujeres suben al escenario y comienzan a decir que el resto de la historia es bien conocido: que Jesús vino y nos dio sus enseñanzas, etc.

Luego, un equipo de fútbol aparece en el escenario representando a los doce Apóstoles, y comienzan a proclamar y cantar que tienen miedo de evangelizar porque serán perseguidos.

Aparece un grupo de “policías” y los “apóstoles” huyen. Los “policías” comienzan a cantar y bailar locamente y luego se van.

Los “Apóstoles” regresan al escenario y comienzan a cantar y bailar en coreografía, repitiendo siempre: “Tengo miedo”.

Después de algún tiempo bailando y cantando, “María” se acerca a ellos, los toma de las manos, los toca y dice que ya ha hablado con “Gabriel” y que todo funcionará.

Luego se oye una voz fuerte a través de altavoces, diciendo: “Recibe el Espíritu Santo, no tengas miedo, regocíjate e id a evangelizar”. Todos se arrodillan, se levantan y comienzan a cantar junto con los bailarines “ángeles” y el “ángel” Gabriel. Una danza loca comienza una canción, en la que participa “María”.

Cuando termina la parodia sacrílega de la Anunciación y Pentecostés, el Papa hace un gesto de aprobación entusiasta. Luego se levanta y saluda efusivamente a los dos actores principales.

La presencia del Papa en una presentación sacrílega sobre la Madre de Dios y, por extensión, sobre el Verbo Encarnado, es extremadamente grave, sobre todo porque al final le dio su apoyo decisivo.

Una puesta en escena de la Doctrina de Francisco 
Contenidos 
⧫Una puesta en escena de la Doctrina de Francisco
⧫“La Dignidad Real Suprema de la Madre de Dios”
⧫Notas
 
Esta puesta en escena en la JMJ de Panamá parece ilustrar la doctrina de Francisco sobre la Santísima Virgen María.

Efectivamente, el Papa Francisco ha hecho declaraciones sobre María Santísima que contradicen todo lo que veneramos y encontramos en los Evangelios, la Tradición y el Magisterio de la Iglesia, y en el sentido de los fieles. Recientemente señaló que María “no nació santa”, negando así implícitamente el dogma de la Inmaculada Concepción.[4]

Francisco resume su doctrina sobre Nuestra Señora en su libro entrevista, de la que el diario italiano Corriere della Sera publicó algunos extractos. Él dice que la Santísima Virgen María fue:

“[Una] joven normal, una joven de hoy… normal, normalmente educada, dispuesta a casarse, a tener una familia. … Luego, después de concebir a Jesús, [ella] era todavía una mujer normal. … Nada fue excepcional en su vida, [ella era] una madre normal: incluso en su matrimonio virginal, casta en ese marco de virginidad, María era normal. Ella trabajó, fue de compras, ayudó a su Hijo y auxilió a su esposo. Normal”. [5]

El hecho de que el Papa Francisco trate los temas más delicados y complejos de una manera simplista y confusa no elimina, sino que aumenta, el daño que sus declaraciones infligen a las almas, como las que se refieren a Nuestra Señora.

Su manera confusa, improvisada y contradictoria de hablar es incompatible con la enseñanza verdadera, clara y lógica de la Iglesia y con la misión del Papa de confirmar a sus hermanos en la fe. [6]

“La Dignidad Real Suprema de la Madre de Dios”
Nada es más querido para un corazón católico que el honor de la Madre de Dios, la Amada Hija del Padre Eterno, la admirable Madre de Dios Hijo y la Fidelísima Esposa del Espíritu Santo.

Al expresar nuestra indignación por la ofensa hecha a nuestra Santísima Madre en esta parodia teatral de la Anunciación y Pentecostés, organizada ante el Sumo Pontífice y que recibió su apoyo, sugerimos a todos que realicen actos de reparación por este evento.

Y cerramos estas breves consideraciones citando un extracto de la encíclica Ad Caeli Reginam, del 11 de octubre de 1954, en la que Pío XII establece la fiesta del Realeza de la Santísima Virgen María:

“Desde los primeros tiempos los cristianos han creído, y no sin razón, que ella, de quien nació el Hijo del Altísimo, recibió privilegios de gracia sobre todos los demás seres creados por Dios. … Y cuando los cristianos reflexionaron sobre la conexión íntima que se obtiene entre una madre y un hijo, reconocieron fácilmente la suprema dignidad real de la Madre de Dios”[7]

Reproducido de: ACCION FAMILIA – Chile 
TFP ‒  Luiz Sérgio Solimeo (Traducción de ACCION FAMILIA ‒ 3 de febrero de 2019)

Notas
[1] “El sacrilegio es en general la violación o el tratamiento injurioso de un objeto sagrado. En un sentido menos apropiado, cualquier trasgresión contra la virtud de la religión sería un sacrilegio”.-J. Delany, s.v. “Sacrilege,” The Catholic Encyclopedia, (New York: Robert Appleton Company, 1912), http://www.newadvent.org/cathen/13321a.htm.

[2] YouTube: https://www.youtube.com/watch?v=PqMAmHuufLI

[3] Papa Francesco: “La Chiesa è popolo, l’élite il peccato,” Corriere della Sera, Oct. 7, 2018, https://www.corriere.it/cronache/18_ottobre_07/papa-francesco-chiesa-popolo-elite-peccato-2ab8a8ce-ca64-11e8-8417-701d201b7018.shtml. Ver también, Luiz Sérgio Solimeo, Papa Francisco: el “pecado de la élite” y la nueva mariología igualitaria ‒ “https://www.accionfamilia.org/crisis-de-la-iglesia/papa-francisco-pecado-elite-nueva-mariologia-igualitaria/”

[4] El 21 de diciembre de 2018, el Papa declare a los empleados del Vaticano: “Y me diréis vosotros: ¡Anda, claro! ¡Son la Virgen y San José! Sí, pero no pensemos que haya sido fácil para ellos: los santos no nacen, se hacen, y esto vale también para ellos.” http://w2.vatican.va/content/francesco/es/speeches/2018/december/documents/papa-francesco_20181221_dipendenti-vaticani.html.

[5] Papa Francesco: “La Chiesa è popolo, l’élite il peccato,” Corriere della Sera, Oct. 7, 2018, https://www.corriere.it/cronache/18_ottobre_07/papa-francesco-chiesa-popolo-elite-peccato-2ab8a8ce-ca64-11e8-8417-701d201b7018.shtml. Ver también, Luiz Sérgio Solimeo, “Papa Francisco: ‘La Iglesia es pueblo, la élite el pecado ‒ y la nueva mariología igualitaria. https://www.accionfamilia.org/crisis-de-la-iglesia/papa-francisco-pecado-elite-nueva-mariologia-igualitaria/

[6] “Confirma a tus hermanos en la fe” (S. Lc. 22:32)

[7] Pío XII, Encíclica Sobre la Realeza de la Santísima Virgen María, no. 8, http://w2.vatican.va/content/pius-xii/es/encyclicals/documents/hf_p-xii_enc_11101954_ad-caeli-reginam.html.

 

°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°

Lo que enseñan los Santos con relación a la Ssma. Virgen

DEL MATRIMONIO ANGELICO DE LA VIRGEN SSMA. Y SAN JOSE (*)
Defendiendo la honra de la Inmaculada
San Pío X, a principios del siglo XX, denunció que la Iglesia estaba penetrada por un enemigo implacable que trama su ruina desde adentro… y que contiene, y es, el jugo y la suma de todas las herejías. Así describió el Papa santo a los modernistas. ¿Puede decirse algo más grave?

Ya San Luis María de Montfort predice, en su Tratado de la Verdadera Devoción, tiempos en que el demonio, sabiendo que le queda poco tiempo…, radicalizaría su odio hacia su mortal enemiga, la Ssma. Virgen –a quien teme más que al propio Dios pues su victoria lo humillla más-, y sus cohortes de fieles.

La propia Madre de Dios, anunció en Fátima, como signo terrible de los tiempos , ofensas que herirían profundamente el Sagrado Corazón de su Hijo. ¿Y qué puede ser más ofensivo para un tal Hijo que el ataque a la figura venerable de tal Madre, a la que en el Cielo, por piedad amorosa y filial, sigue venerando y obedeciendo como a su Madre, Reina y Señora de todo lo criado?
Una de las más infamias más ofensivas que circulan en medios católicos se reviste del ropaje agraviante de una pretendida conmiseración por la Virgen, atribuyéndole gratuitamente una situación imaginaria, soplada vaya a saber de dónde -probablemente del interior del templo por ministros tentados por las “novedades” y el maligno, a mentes simples y masificadas, incapaces de sondar el abismo que nos separa de Aquella que es la “escala de Jacob”-: una escalera que sube hasta el Cielo, por la que los Angeles suben y bajan.
En cierta provincia del Noroeste argentino, se enseñaba hace unos años el Catecismo “Tinkunaco en familia”, plagado de desviaciones, que afirma: que la Virgen era una mujer de pueblo común, igual que todas, como tu mamá…
Así, sorprende la audacia –aunque por otro lado no sorprende tanto…-que en las Fiestas Patronales, dedicándose una noche a las madres solteras –por las que debemos rezar para que logren vivir de acuerdo a la ley de Dios- en los guiones de las misas, las lectoras-catequistas  digan frases como: María sobrellevó sin avergonzarse su situación… insinuando, que concibiera a su hijo sin estar casada.
Execrables y falsas palabras, aunque quienes las dicen no lo perciban! Oigamos la voz de los santos y de autores honrados por su saber y amor a la verdad, y por referirse en un lenguaje apropiado a las cosas de Dios.
San Juan Eudes, en “El Corazón admirable de la Madre de Dios”, nos invita a celebrar con una devoción particular las Fiestas de “este Corazón augustísimo de nuestra Reina”. Destaca, entre esas festividades:
+ la de su Concepción Inmaculada, fiesta de la formación de su Ssmo. Corazón “por la omnipotente mano de Dios (que lo) llenó de gracia y de amor desde el primer instante”;
+ ”la de los deseos ardentísimos de este Corazón virginal respecto al nacimiento de nuestro Salvador”, o Expectación;
+ la Aparición de Jesús resucitado a su Santísima Madre. Y muchas otras…
Incluye con la honra que merece, entre estas maravillas, “la fiesta de su matrimonio angélico con San José, … fiesta del divino desposorio de los corazones más santos entre las puras criaturas; de dos corazones vírgenes, unidos tan estrechamente, que no son más que un solo Corazón, del cual es más amado (Dios) que de todos los corazones de los serafines juntos” (pp. 28-9).
Pues el Corazón admirable de María es el “Templo jamás profanado por pecado alguno ni por la corrupción del espíritu del mundo”. Fue así como la Sagrada Familia fue como un cielo terrenal, formado por tres, no tanto hombres -dice- sino semejantes a ángeles corpóreos, como un símbolo de las tres personas divinas, afirma el gran teólogo Cornelio a Lapide.
¿Cómo puede haber quienes se atrevan a mezclar la figura de la Inmaculada Madre con las formas de vivir actuales, que Ella increpó en Fátima?
Así, enseña el celebrado teólogo A Lápide, que la SSma. Virgen estaba “desposada” con su castísimo esposo por verdaderas nupcias y matrimonio contraído, pero jamás consumado, por el voto de virginidad de ambos cónyuges.
Por eso Jesús, Hijo del Padre, nació por obra y gracia del Espíritu Santo de su Madre, la Virgen María, única criatura que le suministró lo que en el resto de los hombres proveen el padre y la madre: su carne y su sangre.
Los Angeles del Cielo envidiaban la tierra, pues, siendo el Cielo empíreo tan superior a ella, sin embargo albergaba entonces a San José, la Ssma. Virgen y al Verbo de Dios hecho hombre.
°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°
(*) De nuestra Redacción

OBRAS CITADAS
“El Corazón Admirable de la Madre de Dios”, San Juan Eudes, Colección Cor Mariae, Ed. Co-Cul, compilada por el P. Joaquín María Alonso, CMF, Madrid, 1959
“Comentario a los cuatro Evangelios”, Cornelius A Lapide, SJ, T. I, San Mateo, Ed. Marietti, Roma, 1941

 

La Conferencia Episcopal: …la Virgen sufrió la incertidumbre de un embarazo inesperado… . ¡Qué distinto de lo que enseñan los Santos interpretando verdaderamente el Evangelio…!

Share

{ 0 comments }


Comentado por el autor de Nobleza y élites tradicionales análogas, Prof. Plinio Corrêa de Oliveira

8. La nueva aristocracia

También trata el esquema sobre aquello que llama “nueva aristocracia”.

Si se desea tener una idea exacta sobre la necesaria pero prudente renovación de las aristocracias, hay una metáfora que describiría el hecho con casi entera precisión: el método de purificación en ciertas piscinas contemporáneas. En ellas el agua se renueva incesantemente, pero de un modo tan gradual que pasa desapercibido, o casi desapercibido, para quienes tratan de observar el fenómeno. Se trata, pues, de una renovación auténtica. Sin embargo, la masa de agua está lejos de fluir rápidamente, y menos aún con una precipitación torrencial, impetuosa, revolucionaria podría decirse.

“Con casi entera precisión”, hemos dicho un poco antes, y no, “con entera precisión”, pues en la piscina, la renovación, por más lenta que sea, tiene por objetivo el desaguar de toda la masa de agua, mientras que en la renovación de la Nobleza no es precisamente eso lo que se debe desear; por el contrario, cuanto más lenta ésta sea, tanto mejor será. En efecto, la Nobleza está tan vinculada a la tradición por su propia naturaleza por lo que lo ideal sería que el mayor número posible de familias nobles se conservara indefinidamente por los siglos de los siglos, bajo la condición de que esto no se diese en beneficio de elementos esclerosados, muertos, momificados y, por tanto, incapaces de participar de manera válida en el acontecer ininterrumpido de la Historia.

Esta metáfora corresponde a lo que se ha dicho sobre esta misma materia en el presente libro, [4] y entra en entera sincronía con todo lo que se encuentra a ese respecto en la citada obra del Cardenal Herrera Oria.

“Siendo la aristocracia elemento necesario de una sociedad bien constituida, parece natural, como principio práctico, que se salven las aristocracias históricas, que de ordinario conservan grandes virtudes; y que al mismo tiempo se creen otras aristocracias.

“La aristocracia no puede ser cerrada. Una aristocracia cerrada se hace casta, que es la antítesis de la aristocracia, porque la casta como tal no conoce el principio de la caridad, que es el alma de la aristocracia.

“Desgraciadamente, no pocas veces el virus mundano, al infiltrarse en los medios aristócratas, convierte a éstos en círculos herméticos.

“El gran problema moderno en este campo es precisamente rehacer las clases aristocráticas y crear nuevas formas de aristocracia.”

De ahí nace una pregunta: si una aristocracia ha decaído, y sus miembros ya no son los mejores sino los peores, ¿qué se debe hacer?

Sería preciso crear nuevas clases aristocráticas, sin omitir que se haga lo posible para rehabilitar a la antigua aristocracia: Queda entendido, sin embargo, que si ésta no se deja levantar conviene no pensar más en ella. Si la aristocracia degenera, al cuerpo social le corresponde la misión de engendrar alguna otra salida para la situación, lo que se hará, en la mayor parte de las ocasiones, de modo instintivo y consuetudinario, buscando el apoyo de los elementos sanos que componen la sociedad.

Decimos “instintivamente” porque en las situaciones de emergencia son habitualmente más eficaces el sentido común y las cualidades del pueblo que los planes, a veces brillantes y seductores, de soñadores o burócratas, constructores de “paraísos” y “utopías”, los cuales, por no estar fundados en la realidad, sólo generan, en la mayor parte de las veces, fracasos y decepciones.

                                                                               

Pero si en la aristocracia no existen “mejores”, si no hay en la plebe quien quiera asumir, en virtud del principio de subsidiariedad, la misión de propulsar hacia lo alto, y si en el propio clero se nota una carencia análoga, parece levantarse un problema: ¿Cuál es, entonces, la forma de gobierno que puede evitar la ruina de esa sociedad, de esa nación?

Para resolver este problema no han faltado quienes se hayan puesto a elucubrar soluciones políticas en virtud de las cuales un gobierno supuestamente compuesto de hombres buenos conseguiría resolver la gran cuestión de un modo casi mecánico y desde fuera de un cuerpo social que no está en buenas condiciones.

Ahora bien, cuando todo el cuerpo social no está en buenas condiciones, el problema es pura y simplemente insoluble, y la situación se configura como desesperante: cuanto más se intenta remediarla, tanto más se enreda en sus propias complicaciones y acelera su propio fin. Las situaciones desesperantes sólo pueden resolverse cuando un puñado de personas con Fe, esperando contra toda esperanza —“contra spem in spem credidit” (Rom. IV, 18), elogio que San Pablo hace de la Fe de Abraham— continúa esperando y esperando; es decir, cuando almas llenas de Fe recurren humilde e insistentemente a la Providencia para conseguir de ella una intervención salvadora. “Emitte Spiritum tuum et creabuntur, et renovabis faciem terrae” [5] (Antífona de la fiesta de Pentecostés).

Sin ello es vano esperar que alguna forma de gobierno, sociedad o economía, la salve. “Nisi Dominus custodierit civitatem, frustra vigilat qui custodit eam” [6] (Ps. CXXVI, 1).

El denso esquema sobre aristocracia que acabamos de comentar, extraído de la significativa obra elaborada bajo la dirección del Cardenal Herrera Oria, termina con las siguientes consideraciones:

“Decir, pues, que hacen falta almas aristocráticas en nuestros días, es decir que hace falta una clase que se eleve sobre las demás por su nacimiento, por su cultura, por sus riquezas, pero antes que nada y sobre todo por sus virtudes cristianas y por su misericordia sin límites.

“Aristocracia sin reserva abundante de virtudes cristianas perfectas es rótulo vacío, historia sin vida, institución social decaída.

“Su amor, su espíritu y su vida han de ser el espíritu, la caridad y la vida de Cristo.

“En definitiva, sin perfección cristiana habrá aristocracias de hecho y de fachada, pero no aristocracias auténticas, de obras y de derecho.”

Si el lector toma en su sentido propio y natural estas últimas palabras del esquema, se dará cuenta de que está contenido en ellas un juicio sobre la aristocracia del tiempo en que el Cardenal Herrera Oria publicó su obra: “Hace falta una clase que se eleve sobre las demás por su nacimiento…”; es decir, la aristocracia de aquellos días, en concreto, no cumplía esa misión, su misión.

Si el esquema contuviese un elogio sin reservas a la aristocracia de su tiempo no hay duda de que sería acribillado con objeciones de unilateralidad, diciendo que, aunque la aristocracia tiene notables cualidades, tiene también graves defectos. Ahora bien, el presente juicio peca por unilateralidad, pero en sentido opuesto. A favor de la verdad histórica ha de decirse que si bien la aristocracia de los años 50 mostraba tener numerosos defectos, es imposible negar que afloraban en ella señaladas cualidades.

NOTAS

Las notas 1 a 3 corresponden a las anteriores publicaciones de este Apéndice IV de “Nobleza y élites tradicionales análogas…”, que pueden ubicarse en el buscador (“search”)

[4] Cfr. Capítulo VII, 9.

[5] Enviad vuestro espíritu y todo será creado; y renovaréis la faz de la Tierra.

[6] Si el Señor no guardare la ciudad, en vano vigila el centinela.

Share

{ 0 comments }

Fidelidad, amor a la Iglesia y al Papado, y Resistencia: “Evaluación del ‘cambio de paradigma’ del Papa Francisco” – Prof. Roberto de Mattei

25.03.2019

  “Guarda, pues, y haz las cosas que el Señor Dios te ha mandado: no te apartes ni a la mano derecha, ni a la izquierda.” – Deut. 5:32 Evaluación del “cambio de paradigma” del Papa Francisco Prof. Roberto de Mattei – R Entre los libros más interesantes publicados en 2018 se encuentra el trabajo […]

Share
Read the full article

Oportuno y valiente pronunciamiento de Mons. Schneider

25.03.2019

Oportuno y valiente pronunciamiento de monseñor Athanasius Schneider José Antonio Ureta Los católicos del mundo entero deben congratularse por el oportuno pronunciamiento de monseñor Athanasius Schneider “Sobre la cuestión del Papa hereje”, divulgado el día de hoy. La posición adoptada por el obispo auxiliar de Astana acerca de las consecuencias canónicas de la constatación pública […]

Share
Read the full article

Las figuras representativas y el Estado – Regreso al Orden

25.03.2019

Las Figuras Representativas y el Estado En un Estado orgánico hay poca necesidad de un gobierno grande, porque la autoridad compartida se expresa en todos lados. En una atmósfera así, las figuras representativas tienen un rol importante en todos los niveles sociales. (Ilustración: George Washington y Lafayette en Valley Forge. Cuadro de John Ward Dunsmore) […]

Share
Read the full article